7 de enero de 2010

Reciclando


En estos tiempos en los que andamos preocupados por el destino de las bolsas del súper (aunque creo yo que el tema ha sido reducir costes y no preocupación por el  medioambiente), existen contenedores para el reciclaje de vidrio, otros para cartón y papel, para los envases de plástico, materia orgánica, compostaje, pilas, ropa etc., En estos tiempos, decía, desde esta humilde tribuna voy a romper una lanza en favor del reciclaje de… REGALOS. Sí. sí, como lo oyen.


¿Que no sabes que hacer con lo que te tocó en el amigo invisible, lo que te dio la suegra o te trajeron por Reyes?. Reciclar es la solución y además de ecológica te ahorra un pastón.

Basta observar unas sencillas normas para este “momento reciclaje”, que como casi todas las normas importantes son diez:

1- Hay que tener un poco de sentido común. A saber, no puedes encasquetarle a tu suegro un regalo que era para tu hermana, salvo que compartan aficiones. Por ejemplo en el caso de ropa interior no cuadraría o….sí, vete a saber. Enterarse previamente de gustos y tendencias.

2- Es necesario tener memoria y en caso contrario una buena agenda dónde anotar qué y quién te ha regalado. Si no, os podéis encontrar con que le regales a tu madre algo que el año pasado te regaló ella a ti o en cualquier otra situación similar y particularmente difícil dentro del ámbito familiar.

3- Hay que abrir los paquetes con mucho cuidado, intentando dañar cuanto menos los envases susceptibles de ser envueltos de nuevo. Quedan muy mal los pegotes de celo. Sospechad siempre de los que abren los paquetes con tanto cuidado porque es un reciclador, ¡fijo!

4- Una vez decidido el reciclado, no olvidarse de revisar dentro de la caja o en los bolsillos o en aquellos rincones en los que dejar mensajes de amor o de lo que sea. No está bien que regales algo con una nota que no corresponde firmada por tu cuñada, o con una tarjeta de visita que no es la tuya. Queda feo. Canta.

5- Hay determinados regalos, como los que provienen de empresas importantes o entidades bancarias tipo La Faixa que gustan de grabar en sus presentes su anagrama. Mucho ojito, con dártelas de que te has gastado una pasta en un reloj y que por detrás ponga por ejemplooooo…. Sancaja. Así que a verificar que no hay logos, anagramas o eslóganes.

6- Fundamental no olvidarse de reciclar en un período breve de tiempo, por lo general menor de un año. Hay regalos que caducan o pasan de moda, como por ejemplo unos calentadores, o la Cursie Mariposa

7- En el caso de la colonia o parfum es primordial no abrir el celofán porque después queda cutre si lo re-regalas. Así que si te preguntan por qué no la abres puedes decir que es porque ya la conoces, ya la ha usado y que es buenísima.

8- Tener respuestas preparadas para preguntas tipo: ¿Qué tal te va la yogurtera que te regalé? Yogurtera, yogurtera….si no lo has pensado, te quedas en blanco porque hace meses que se la diste a tu enemiga invisible y te pillan. Hay que elaborar una historia de antemano.

9- Hacer cómplice a quién pueda cagarla como por ejemplo el consuerte, o los polluelos, para que no digan cosas de tipo: mamá, ¿nosotros no teníamos una lámpara así antes en el comedor? (basada en un hecho real, yo era la receptora y ví como el contrario cambiaba de color mientras tartamudeaba una excusa).

10- Atentos a las grabaciones con las cámaras, fotos y demás pruebas que pueden ponerse en tu contra cuándo menos te lo esperes. Mejor de espaldas a las mismas. Que no queden evidencias.

Así que ya lo sabéis: Observad a vuestro alrededor, identificad posibles recicladores y estad alerta de lo que os cae en suerte por si acaso alguien más recicla.

Que ustedes reciclen bien.

10 comentarios:

  1. ¡Los calentadores sí están de moda!

    ResponderEliminar
  2. Que inmenso este post, Diva. No puedo estar mas de acuerdo y lo he practicado. Te ries mucho.

    Con respecto al punto 4, tengo una anecdota. Una vez, dias mas tarde de comprame unos vaqueros, me meto la mano al bolsillo de atras y habia un papelito. Ponia: "Ti amo!" dentro de un corazon (lo habia comprado en Palermo).

    El Pedalista me asegura que no sabe italiano.

    Di

    PS: Quien pillara unos calentadores con la que nos esta cayendo, Estafetakoa!

    ResponderEliminar
  3. Hi again.
    En primer lugar, un "caluroso" saludo para los de Londinium, el frío que estáis pasando es como para pedirle al Pedalista unas vacaciones en la Toscana, ¿no?
    En fin, a lo que estamos. ¡Pedazo de entrada Diva! Desde luego de acuerdo. Yo tengo un amigo que tiene una suegra que le devuelve siempre todos los regalos de amigo invisible. Yo le digo que lo hace por joder (porque para eso están las suegras, ¿no?. Buen tema para un post Di-vas)y que no es que su gusto esté desviado. Pero la verdad, lo que debería de hacer es pasar de regalar nada.
    Yo soy de no regalar, lo siento. Me incordia las aglomeraciones, el comprar por comprar, el "me acuerdo de ti", "felicidades", "feliz navidad", ... y todas esas frases manidas incluidas en el papel dorado de El Corte Inglés (que también lo odio)
    Sí, ya sé que no destilo espíritu navideño, ... pero es que la Navidad se ha acabado ya!!!! (por si no os habíais enterado)
    En fin, qué lo voy a hacer, soy de los que disfruta cuando, un día cualquiera, le regalan un libro, un ramo de flores, o un té traído de un país lejano.
    Pero dejadme que me repita: "Diva, lo has clavado"
    Bye
    PD: en cuanto a los calentadores, nunca les he encontrado gracia (ni siquiera cuando los llevaba Eva Nasarre)

    ResponderEliminar
  4. Casi no me atrevo a preguntarlo... ¿tan mal se han portado los Reyes? ¿Ves ahora ese aspirador gigante con otros ojos?

    ResponderEliminar
  5. Vayamos por partes:

    Estimado Estafetakoa, no me extraña lo de los calentadores viendo lo guapismos que estabais en noche vieja. Por cierto, en Pamplona cuando es carnaval ¿tomáis las uvas y el cotillón?

    Querida Co-Divagante (casi parece bogavante lo que he dicho). Al pedalista le sobra talento para un "Ti Amo" si fuera un "Ti voglio bene" podríamos empezar a dudar... pero a ese nivel de italiano sí llega, no seas tan dura con él.

    Mi fiel, Old Hippie. Yo también odio el papel dorado de El Corte Inglés. No hay cosa peor que acabe la Navidad y te den todavía la bolsa navideña. Hoy he estado en la ciudad condal (da para un post todo lo que nos ha pasado a consuerte y a mí) y hemos topado con el boom de las rebajas y el temporal de frío polar. Sobran los comentarios.
    En cuanto a lo de los calentadores debo de confesar que yo llevaba unos de colores a juego con un jersey.

    Por último, carísimo Basajaun, los reyes me trajeron el último libro de Isabel Allende, que no sé si me va a gustar o no, pero ante cualquier otro objeto susceptible de reciclaje apostaron por decorar mi librería y por ahora, acertaron. También nos trajeron a consuerte y a mi un saquito de carbón, para que vieran los polluelos que los mayores también nos equivocamos y no todo lo hacemos bien.

    Dos pares de besos.

    ResponderEliminar
  6. PD: Estoy oyendo ahora en las noticias que 1 de cada 3 regalos se descambia y doy fé de ello. En Barcelona en la FNAC, hoy había una cola inmensa para devolver los regalos que no gustaron...

    Por cierto, me he comprado un "gadget rosa" precioso.

    Reciclen, reciclen...

    ResponderEliminar
  7. Estimada Diva: en Pamplona no hay carnaval, sólo cuaresma. Y ya estamos inmersos en ella. Usted misma debería saberlo.

    ResponderEliminar
  8. Sí, lo sé. Tanto es así que un año para carnaval me hallaba yo en Pamplona y decidimos junto a dos amigas disfrazarnos. Fue muy divertido ser las únicas disfrazadas de toda la rúa. Menos mal que llevábamos la cara pintada y así no nos conocía nadie...

    ResponderEliminar
  9. ¿Se puede saber qué es ese gadget rosa?

    Simple curiosidad, no más.

    ResponderEliminar
  10. Querido Basaja,

    Todo a su tiempo, no tenga prisa por crecer, ya le llegará.

    ¡Lástima que no era azul! Pero a mi polluela le encantó así.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.