22 de agosto de 2014

Acelgas en Los Angeles (WC22)

Mi verdura favorita del mundo mundial (y esto es mucho decir, porque me encanta la verdura) es la acelga. Puja muy duramente con el cardo, ahí están. Esto es sin duda lo que peor llevo del tema "emigrante": la mayoría de los españolitos en Londinium echan de menos el jamón, la tortilla de patata... Pero el jamón puedes encontrar aquí, o te trae tu suegra al vacío un montón de sobres que te duran unos meses. Sobre la tortilla, el Peda ya ha superado a La Gran Maestre, mi madre (vía mi persona, que transmitió el saber sin que pasara por mí: me mantengo virgen en esto de la spanish omelette).

Pero divago. Cuando voy a las vetustas... festival de la acelga! Mis suegros opinan que es una vedura de pobres, que no es fina (hey, con quién estoy siempre? con el proletariado!). Dicen que es más sabrosa la borraja (que también me gusta) o la vaina (que eso ya tenemos aquí, y además NO). 

Intentar su cultivo en las islas: ya lo he intentado. David tenía un alotment (huerta, de esas que le pagas a la Queen £5 al año y tú cultivas). Traje semillas de acelga y borraja. De ese proceso aprendí que la borraja (borrage, la llaman, y pensaban que era para los burros) no debe dejarse florecer. A David le salieron unas flores como lilas, y mi padre (que había ido a Gilca a por los sobres de semillas) anunció por teléfono que no, que ya era demasiado tarde (pobre hombre). Con las acelgas no sé qué pasó, pero no las probamos. 

Hace un par de años fuimos a la campiña (todo lo fuera de Londinium=la campiña) a ver a Oso y Risa. El divague se llamó "Finde de excesos", en su mayoría gastronómicos. Bien, pues Oso, natural de Guesconsin cultivaba acelgas en su jardín! Así me ganó para siempre. Pero claro: luego hay que volver a la city, un erial de acelgas.

El caso es que el año pasado, cuando Fashion y JAL aún vivían en el centro del universo (snif! si me queréis, volverse!), iban paseando cerca de Brockwell Park y en una verdulería que hay al lado del mercado callejero de Herne Hill... ENCONTRARON ACELGA!

Por si acaso, fui a comprobarlo, y efectivamente, era ACELGA! los chicos la habían identificado! A partir de ahí comenzó una relación muy peculiar con el verdulero, Spencer. Porque claro, yo no vivo por ahí e iba de propio para esa verdura extraña que no sé si lo ingleses conocen y que además, es bien cara. Spencer me dió su móvil porque no siempre tiene y le daba palo ver mi carita desilusionada cuando era que no.

A menudo le ponía un txt desde el trabajo, el viernes por la tarde.
-"Spencer, do you have swiss chard this week?"
-"Yes, love, plenty love, I'll keep it for you" o
-"No, love, nothing this week love"
Mis compas de trabajo, malos como eran, decían que aquello mas bien parecían las conversaciones que se mantienen con el camello de uno. Oídos sordos: Spencer y yo tenemos una relación saludable, claro que como dice el Peda, si fuera un auténtico comercial sería él quien me podría txt cuando tuviera acelgas. Porque además, al precio que la cobra! Ya sabíamos que era cara (la traen de Normandía, aguanta), pero lo constatamos un día en Fulham (barrio pijo del oeste) donde tras comer en casa de unos conocidos vimos las amadas hojas en una tienda de la esquina, esos pequeños supermercados que tienen los indios o pakistaníes.

Pero dejémonos de Fulham: acabamos de llegar a Los Angeles absolutamente baldados tras la jornada anterior de sol a sol en Disneyland. Tengo agujetas hasta en la coleta. Sueño con un par de días en el apartamento que hemos alquilado sin moverme del sofá... pero quién me iba  decir que el paraíso estaba realmente en la ciudad de las estrellas? Porque cuando salimos al supermercado local con la ilusión de la sandía (esto es una de las grandes ventajas de no quedarse en hotel, la sandía enorme en el frigo americano, aún más enorme)... nos encontramos.... A-CEL-GA!

En serio: quién está tan loca como para dar saltitos por ver acelga en LA y además comprarla? Mirad en imagen qué buena cara tiene... qué cenas de gozo nos dieron esas hojas, con su patatita y aceite de oliva.

LA, la meca del cine, paseo por el Hollywood Walk of Fame: el Paseo de la fama con las estrellitas y los actores, y los batman y maikeljaksons que se hacen fotos con la gente.

 LA, y ponemos una foto de acelgas. Y lo que os gusta el blog de las divas por detallitos como estos?

98 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. A mi me gustan pero me da pereza de la muerte prepararlas....y hasta aquí mi aportación de hoy. Me vuelvo a mi manta de cuadros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Luxindex...los guisantes directamente de la mata. Soy una gran cocinera pero ahora mismo me da mucha pereza todo...

      Eliminar
    3. Mira este tipo de comentario de Lux me vendría de perlas justo antes de pensar qué poner de cenar, anima bastante, caray.
      Mo...tienes tantos seguidores que si te animas a subastar mantas de cuadros modelo Mo pasa de todo, haces caja XD. Ánimo, perezosa.

      Eliminar
    4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  3. Lux, dear: porque por el precio solo pueden consumirla los que tienen cuentas en Suiza. Como dijo Capote después de la primera cena con los Kennedy: "Cualquiera puede servirte un filete excelente en una ocasión especial, pero solo los muy ricos comen las mejores verduras".

    Comparto, Di, tu amor por las acelgas y verduras. Amor, en mi caso, enfermizo. Con su patatita y su aceite de oliva del bueno, más sal y un poquitín de vinagre (en este caso, he rechazado todos los vinagres "buenos" que ha traído Ardilla y tengo para mi uso personal el de toda la vida, en botella de plástico. Y desde luego, me opongo a llamar "vainas" a las judías verdes. A una verdura tan excelente no se le puede dar un nombre que como adjetivo significa insustancial: "este tío es un vainas".

    Lo que has contado, sube mi valoración de LA como ciudad civilizada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. pues sí señor, de esos que no valen ni un euro y, además para aliñar, lo puedo añadir al agua de pasar el mocho por el suelo de madera, para que quede brillante. Una dosis pequeñísima, claro, que tampoco es plan de que huela a que se me cayó el frasco de pepinillos. El vinagre de jerez fue una de las variedades con la que fui tentado; y ni por esas.

      Y síiiii, qué emoción nostálgica me has producido. Muchas cenas de bajocas me he tomado. Pero claro, eso solo en mi terreta. No voy a ir por ahí diciendo vainas o bajocas.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  4. Queridos: vengo de tomarme dos soles y leo vuestros despropósitos.. LUX, ahí has estado bien, poniendo en su sitio a MO>.. preparación de la acelga!!!! y yo q uso olla express, es q la hago en un plis-plas. Si estuvieran introducidas en este pa ya vendrías cortadas, como la lechuga o lo q quieras...

    Ahora, difiero con los dos en lo del vinagre. Yo las como sin vinagre, y dudo q les enhace el sabor... os cuento q en vestuta hay una versión con sofrito de ajo y panceta.. excelsas! pero menso saludables. A mí ya me apsaionan sin refreír.

    AH, y yo tampoco decía vainas hasta q conocí al Peda... en vetusta es "judías verdes", luego lo q en Castilla se llama "pisto" es "fritada"

    Muxus!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  5. Ahora encuentro la diferencia, DI. Cuando las tomo hervidas en agua, ya vienen con su sal y todo. Nada de vinagre. Pero cuando las he vaporizado, o colado, es cuando hago el aliño suplementario.

    Lux, ¿por dónde exactamente estuvo? Considerando "exactamente" como una zona amplia.

    ResponderEliminar
  6. Añadamos un poco de sustancia a las verduras. Esto va dedicado a los numerosísimos amantes de Joyce que pasan por aquí.

    Estoy leyendo el estupendo tochito-estudio de Michael Millgate (traducción española de 1972) sobre Faulkner, y encuentro esta perla:

    “La esposa de Faulkner, entrevistada en 1931, dijo que él le había hecho leer Ulysses dos veces durante la luna de miel.”

    ¡Qué carácter, el del señor Faulkner! Los hombres de hoy somos unos blandos.

    ResponderEliminar
  7. Cómo me he reído con las acelgas, Di. Con tu poco amor por la cocina no te veía yo limpiando, cortando, picando, cociendo, escurriendo...XD.
    Pero hay que salir del armario también con esto. Me encantan, con pimentón. Dejaste el pabellón bien alto, ahora hay que hacerse la ruta 66 con paradas para buscar acelgas. Guías de viaje, informad!!!, parada de dos acelgas, tres acelgas, esto mola más que las estrellas michelín, que somos de bajo presupuesto...XD.
    Ah, lo de escribir algo sobre lenguaje y pensamiento, me tienta mucho. A ver si lo consigo.

    ResponderEliminar
  8. Pimentón, sí. En el agua de la cocción, además de un chorrito de aceite y sal, que no falte el pimentón.

    ResponderEliminar
  9. ¿Y habeis probado las pencas rellenas con las hojas, un poco de cebolla y unas pasas? Mi abuela las preparaba mucho y están buenísimas. Yo hace tiempo que no las preparo porque son una currada, pero me están entrando ganas...Mira que me gusta Ulises, NáN, pero el viaje de novios creo que está para otros menesteres (supongo: nunca he hecho uno...)

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lux, sigo pensando que deberías tener un blog, a modo de apartado de correos.

      Un abrazo

      Eliminar
  11. Nnca pensé que la humilde acelga iba a ser protagonista de un divague. Cosa tan rara... Y puestos a comerlas, rehogadas siempre con bien de ajos fritos en aceite de oliva virgen.

    Si ves, Di, la cesta de pimientos, calabacines, vainas (si, vainas), borrajas y ACELGAS que hemos traído para nuestra vecina te mueres de envidia.

    ResponderEliminar
  12. Mi querida e inagotable en experiencia Cesita. Creo que el Primer Encuentro de Divagantes debe celebrarse con el siguiente menú: Pencas rellenas de hojas de acelga y, de postre Alas de avispón rellenas de moras y frambuesas reducidas al moscatel. No los sé hacer con avispas normales, y no porque me tiemblen las manos (que también) sino porque me falla la vista. Lo ideal es cazar avispones europeos vespa crabro, que por su tamaño permiten un trabajo de calidad.

    Lux, la próxima vez que quedes con Fernando, avísame que voy. No me reconocerá al principio, pero seguro que lo hará cuando esté medio puesto.

    Anónimo, has dado con uno de los blogs más exquisitos y rabiosos de la blogoesfera. ¿Dónde vives? Porque me mudo a la casa de al lado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la receta es igual que la de Arguiñano, sólo que en vez del relleno de anchoas, fríes una cebolla, las hojas de acelga cortadas en trozos y unas pasas. Y rellenas con eso. ¡Están buenísimas!

      Eliminar
    2. Pero...cómo podeis recordar tantas recetas?, a mi me resulta imposible. De verdad que gran parte de mi aversión a la cocina viene de lo que me cuesta recordar una puñetera receta. Y la otra parte de lo aburridísimo, más que requeteaburridísmo, que es. Voy a despertar pasiones con este comentario.

      Eliminar
  14. Vamo a vé, Ire. Cocino con tiempo (cuando trabajaba, solo los sábados y domingos; si estaba solo, únicamente me ocupaban las cenas), me llevo una botella de rioja a la cocina, me hago tapitas y me lío cigarritos. Por la mañana, el sol entra a tope en la cocina. ¿Qué más se le puede pedir a la vida?

    ResponderEliminar
  15. Yo cocino tooodos los días. Y me encanta: cocinar es una actividad brujeril. También me hubiera gustado ser alquimista o perfumista...con pucheros encendidos y olores que se mezclan y cosas que se convierten en otras por causa del calor o del frío, o porque las emulsionas...Y mientras tanto cierras la puerta y te pones la música a tope y nadie te da el coñazo. Y luego...¡Tachaaaaán! lo llevas a la mesa y la gente disfruta como loca. Lo único que no me gusta de cocinar es el ruido de la campana estractora. (también odio limpiar la puñetera campana y el horno)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Extractora. Lo arreglo antes de que me regañe NáN

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. Rico, rico y con fundamento, Lux y C.S. Yo algunas veces las he hecho rellenas de queso, que también están muy ricas.

    Esta mañana he estado en la casa de un amigo cerca de Pamplona, y me he venido con acelgas, tomates, higos y hasta nueces. Alguna fresa también ha caído. Para mañana acelgas, chincha rabiña. Por una cuestión de tiempo, serán simples, con su patata, pero qué ricas!!!! De todos modos, ante un plato de borraja, las acelgas no tienen nada que hacer. Ya lo siento, Di. Sé de tu pasión por las acelgas, pero una borraja con sus ajillos fritos.... En fin, que estoy salivando y acabo de merendar.

    Y cocinar? Estoy con C.S. es algo brujeril. Meterme en la cocina me encanta. De hecho hace dos semanas tocó abastecernos de mermelada y cayeron sus buenos kilos de ciruelas y melocotones. Pero una manera que a mí me encanta es en compañía, en una sociedad por ejemplo. Varias personas, a veces conocidas a veces no, cocinando mientras caen cervezas o vinillos, y se habla de divino y lo humano me parece una experiencia acojonante. En casa se puede también, pero las cocinas caseras no siempre dan pie a la situación por falta de espacio.

    Y creo como Lux que preguntar gente mayor por recetas es un placer para ellos, pero para nosotras más. Mi madre me enseñó varias cosas de esas que solo se hacen para navidades o así, que requieren horas y horas. Pero verle la cara mientras me las enseñaba no tiene precio.

    ResponderEliminar
  18. A mí también me encanta preguntar recetas a la gente mayor. Es uno de los mejores recuerdos que tengo de mi abuela. Ella no le enseñó a cocinar a mi madre, que aduras penas sabe hervir agua, porque iba en contra de su ideario feminista. (Creo que su idea era que su hija fuera la primera presidenta de la República ¡Pobre! ) Luego se dió cuenta de que era un error y sí que nos enseñó a los nietos (a todos se nos da bien) De niños nos encantaba ir al mercado con ella con una cesta de mimbre enorme y pararnos en los puestos. Nos compraba zanahorias pequeñitas, guisantes y huevos de codorniz. Teníamos una cocinita de hierro con peroles pequeñitos que funcionaba con alcohol de quemar. Podías cocer en ella un huevito duro y las zanahorias. (Hoy llamarían a servicios sociales si una abuela hiciera eso) Su cocina olía de maravilla, a perfección y a países lejanos. (Tuvo que mudarse mucho de país después de la guerra y siempre se empapaba de la cocina local) También sabía coser y hacer jabón y preparaba una cera para los muebles con una receta que todo el mundo me copia. Era una mujer extraordinaria. ¡Hablar de cocina y acordarme de ella es todo uno!

    ResponderEliminar
  19. Sí, el tema brujeril lo entiendo, pero a mi me mola más cultivar plantas. Tengo una colección de arbolitos a los que mimo lo mejor que puedo, que es poco.
    A ver, la que se puso en plan señorita feminista hace muchos años fui yo. Y teneis que entender el contexto, yo he oído la frase "la carrera de las mujeres es la bragueta", según me contó mi madre con muy poquito tacto es lo que le había dicho su cuñado cuando mi padre murió (4 hermanos, 3 de ellas chicas, yo tenía 17 años.). Me cabreé y juré que iba a cocinar ni una puta patata pa los restos. Amiguitos, eso era una guerra de trincheras, hace falta tener un pasado muy oscuro para entender cómo se puede cabrear una chica de 17 años, que tiene el futuro comprometido porque se acaba de quedar sin padre, al oír esa barbaridad.
    Yo entiendo que lo que menos culpa tenía en esta escena era la cocina, y 20 años después el cabreo está pasado, pero sigo sin apreciar nada la cocina, me aburre a morir.
    Lo del cuaderno, y entiendo de verdad Lux el cariño que has puesto en tu historia, pues no me apetece. Porque en ciertos puntos mi madre sigue en su trinchera y yo en la mía.
    Ahora, que lo de la mula maltrecha sí que me ha gustado, y mañana voy a comprarmela, junto con el cuaderno, el boli, la ventana soleada de Nán, y el libro de alquimia de Marisa y Cesuchi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dos, dos ventanas.

      Y haces requetebién. Lo bueno de la liberación feminista es que un hombre puede cocinar a gusto y una mujer, pues no. A cada uno, según sus placeres, de cada uno, según sus gustos. (Marx revisitado).

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  20. A mí me pasó en parte como a IRE, o la madre de CESITA, lo de no querer aprender... además spr habia algo mejor q hacer... pero a la vez admiro la faceta "brujería" q describís y me gustaría no exactam saber cocinar, pero sí comer cosas ricas regularmente. Y mi problema de q me aburro con el proceso se subsana con la radio, q me encanta, así q en teoríá lo podría pasar bien... pero el problema es q algo hago mal q las cosas siempre me slaen "poco agradecidas". Al otro finde pasé una eternidad haciendo berenjenas rellenas y leugo... puf, ni fu ni fa... para eso pasé ese rato? entonces me desanimo y no me pongo en varios meses... es muy dura mi vida.... mandadme guisitos!

    :)

    ResponderEliminar
  21. Me encanta. Estamos rompiendo normas de género, gracias a Ire y a ti, a Lux y a mí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡cocinar no es de género! ¡es de artistas!

      Eliminar
    2. Niego la mayor. ¿Quieres decir que los hombres no han sido artistas hasta ahora?

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. Alguna que otra cosita han hecho, NáN, eso hay que reconocerlo: ahí tienes a Cayo Apicio, Taillevent o Vatel. Eran tipos que sabían la verdad, no como el gañán español medio, que si llegaba a casa y no encontraba la mesa puesta, o se iba a la taberna o se moría de hambre. Pero está feo reirse de las minusvalías de los demás. Y uno de esos datos curiosos que le gustan a Di: hasta la revolución industrial bordar y tejer era una actividad de hombres, mientras que barnizar madera era de mujeres. También era actividad de chicas el montaje cinematográfico en los primeros tiempos del cine. Así que deberíamos revisar nuestros tópicos, porque, aparte de tópicos, la mayoría no tienen ni doscientos años.

      Eliminar
    5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    6. Pero esos que dices tú, Lux, no son los que se morían de hambre...

      Eliminar
  22. Cómo que plas, plas, plas. No. Se pide otra!!. Cesuchi, abre la academia Cesuchi sobre los tópicos de género que no tienen ni 200 años. Me apunto XD.

    Sí, sé que la cocina puede ser gratificante, pero no he encontrado la manera de que me lo sea a mi. Sobre lo que dices Di, en parte lo que te falta es maña. En los recetarios falta mucha sustancia, mucho fíjate en cuando el agua borbotea, mueve el fondo del arroz para que entre agua pero nunca revuelvas una paella o en cuanto la cebollita de los bordes de la sartén esté dorada dale una vuelta de cuchara.
    Eso mismo me falta a mi. No te desesperes, es cuestión de ir cogiendo trucos poco a poco.
    A mi me maravilla la cantidad de información que algunas expresiones demasiado tópicas esconden, a mala leche creo yo. Como eso de cocinar con amor. Sí que es cierto que hay que ponerle cariño a la cocina para fijarte en esa miriada de detalles que a ti y a mi se nos escapan porque nos aburren, pero el saber contar esos detalles, el percibirlos y hacerlos notar es lo que hace al maestro.
    No pienso que cocinar sea un arte, creo que es un craft como dicen los puñeteros ingleses, mucha más repetición que improvisación.

    Y a todos, muchas gracias por los comentarios. Sois unos soles.

    ResponderEliminar
  23. Tienes razón, Cesita. Las tradiciones ya no son lo que eran. Ahora, con que un pueblo acostumbre a lanzar un toro desde el campanario desde el año 2012, ya es una costumbre ancestral.

    Pero te pierde la sapiencia libresca. Los grandes chefs casi siempre han sido hombres. Y digo "casi" porque en mi barrio dos niños de la Guerra abrieron un restaurante moscovita y ella había sido la cocinera de Breznev. Claro que, ¿cómo pensar en delicadeza hablando de un jerarca ruso?

    ResponderEliminar
  24. Los grandes chefs si, Nan, pero no las grandes cocineras, que han sido como en tantas cosas mujeres a las que la vida no les ha servido al fama en bandeja. Simplemente se han dedicado a dar de comer a la gente sin mucho aspaviento.

    Como en tantas cosas, a las mujeres nos falta dar el salto de poner sobre la mesa todo lo que sabemos hacer. Pero no, vienen cuatro tipos simpaticotes y cuentan chistes mientras nos hacen unas acelgas y ya parece que dan permiso para que la cocina pueda ser cosa de hombres.

    Pero hombres de dios!!! Si os gustaba cocinar podíais haberlo dicho antes. No para dejar de hacer lo que nos gusta sino para hacerlo juntos. No sabeis lo divertido que es cocinar con mi partenaire, que cuando le digo una pizca pregunta cuantos gramos son eso y para cocer unos macarrones se pone un reloj.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  25. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dí que sí, es la sugerencia del chef de hoy. Seguid dándome ideas XD. Y Cesuchi, reaparecete, te plantan batalla y no soy yo, pardiez!, y si me cuentas unos cuantos tópicos más de los de antes soy tu fiel escudera.

      Eliminar
    2. Es que hoy estoy matada, Ire. ¡Si hasta ha tenido que hacer la cena el Sr. Snoid!

      Eliminar
    3. Que por cierto es un santo varón, que comería cualquier cosa, que ha tenido la suerte de que sea tú la cocinera.

      Eliminar
    4. Eso sí que es cierto

      Eliminar
  26. Marisa, la lianta de Cesita ha complicado el problema, para luego darnos la solución, al citar a grandes cocineros de la historia. También creo que por tu tierra hay clubs gastronómicos en los que las mujeres no tienen entrada.

    Históricamente, los hombres han cocinado por placer, como artistas, mientras que las mujeres lo han hecho por la necesidad de alimentar a la familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso pasa sólo en algunas sociedades. A mi que me registren porque yo no las piso, pero en general cualquiera puede entrar en la cocina y cocinar. Tienes razón, Nan, algunos hombres han cocinado por placer cuando han descubierto la cocina pero hay algo perverso en que los hombres que llegan por placer a algo que suelen hacer las mujeres por obligación (cocinar o coser, por ejemplo) son quienes después se llevan la fama y dictan las normas.

      Eliminar
  27. Históricamente ha cocinado la servidumbre (hombres y mujeres) mientras las clases privilegiadas (también hombres y mujeres) se sentaban a la mesa sin dar palo al agua. Hasta la revolución industrial la gente tenía un fuego común en las casas en el que guisaban indistintamente unas y otros. Sí que es cierto que los productos de huerta eran más "de chica" y la caza y la pesca más "de chico", pero la preparación solía se común.
    En las sociedades gastronómicas no es que no puedan entrar las mujeres, lo que pasa es que van de invitadas y ni cocinan ni friegan ni hacen nada: se sientan a que les sirvan. (Según mi santo padre esto lo hacen porque en sus casas siempre les echan a patadas de la cocina cuando intentan practicar. Y esto se lo deben haber contado sus amiguetes, porque en nuestra casa era él quien cocinaba)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. A que sirves para cocinar, y como sirviente no importa si eres mujer o hombre -sólo como sirviente, no me vuelvas a contar los sueños eróticos ni lo de Ladelino loquesea porDiosporDiosporDios-, y por tanto los hombre cocinan muy bien. O lo que sea. Pero a Ladelino no lo vuelvas a mencionar!!!.
      Qué hacemos de cenar hoy?

      Eliminar
    3. Ahí está el meollo del asunto, Ire. ¡Las clases privilegiadas no sirven para nada! Es lo que dice Lux: quien no sirve, ¡no sirve!

      Eliminar
  28. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  29. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. «Oh, Landelino Lavilla
      eres una maravilla…»
      Yo seguiría con y no tienes cara de ardilla, que pareces un Draculilla.
      Pero no sé si servirá.
      Pero qué nombre es Landelinos, porDios!, qué nombre más raro...

      Eliminar
  30. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  31. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero deberías incidir más en esa bonita aliteración que hace su nombre (seguro que sus padres pensaban en la pila del bautismo "Cuando menos, nuestro retoño sustituirá en los manuales escolares eso tan manido de -con el ala leve del leve abanico-...")

      Añadele un "lento lame las pastillas" si le quieres dar un toque gastronómico, o "lee la ley de la villa" (destacando su papel de abogado), "le lucen bien las patillas" (haciendo notar su apostura), "le enloquecen las ladillas" (más ordinario) "le iluminan las cerillas" (como metáfora de su condición de faro de la Patria)
      No sé...algo que no desdiga de la sonoridad de lo anterior...

      Eliminar
    2. Ya veo Lux que tu enfoque no es en absoluto intimista y no dejas en el misterio absolutamente ninguna de sus intimidades.
      Viendo que mi ilustrada amiga Cesuchi dice que lo del nombre es una aliteración, y que estamos en el blog de una ilustre amante de las acelgas,
      Oh Landelino
      lava la lechuguilla
      el puerro
      y la acelguilla.
      Per déjanos
      por lo menos
      la calderilla.

      Eliminar
  32. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es un pueblo de poetas...

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  33. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  34. Jopetas, Nan, no rompas el ritmo que me estoy riendo como hacía días. Yo no tengo la vasta culturilla de otros, y además soy de ciencias, (ya está, ya lo he dicho) y si es un verso alejandrino o un serventesio pues, oye ni pajolera idea. Pero esto es divagar y el resto es tontería. Y para terminar añadiré a tu lista, Lux, otro nombre italiano que vi este verano en Parma, en la placa que da nombre a una calle y es MACEDONIO MELLONI. ¿Qué? Se merece un soneto o dos o los versos más tristes de esta noche?.

    ResponderEliminar
  35. La oda definitiva es una llamada no sólo a Di, sino también a la siempre añorada Diva, que es la autora de un sesudo estudio sobre el poema que Lux tan rastreramete ha plagiado. ¡viva la numeración!

    ResponderEliminar
  36. Mis lovelies... entiendo q necesitáis un nuevo divague o "Health & safety" nos cierra el blog. ES q ocurre q mi compa de piso esta de viaje y además estoy currando cuando pongo a MIni a domir ( os sunea lo de los "trabajos forzados"?)

    El poema, si lo borras, LUX< te aseguro q lo cuelgo en un diavgue.. lo tengo rehén.. no hay nada q puedas hacer. Me ha encantado y sobre todo me encantaría q Landelino se gugleara a sí mismo y etc.

    Pasado más.. y además viene uno bueno q mezcla turismo callejero cutre, feminismo (ala, esto es nuevo), arte "gaudiano" y "moda"

    muxus

    di

    ResponderEliminar
  37. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  38. Ojo con quién nos metemos. Melloni es uno de los polis esenciales de la serie benemérita llamada Ley y Orden.

    Por otra parte, Lux Perpetua, ¿quién es el q. D. g. que firma lo del Pûma?

    ResponderEliminar
  39. E vero, verísimo. Tengo la foto que lo confirma. Este Melloni creo que era un físico de Parma, lo miré por curiosidad.
    La patria potestad? Y muchas más cosas, torres más altas han caído por cuestiones menos importantes. Los padres de este niño o tenían muy mala leche o la macedonia en Italia no es lo mismo que para nosotros. Todo puede ser.

    ResponderEliminar
  40. Qué opinais de las declaraciones del consejero de sanidad de la cam echándole la culpa a la enferma del fallo de protocolo?.

    Yo me esperaba que estos babosos corrieran a difamar a quien estuviera en la peor situación para correr una cortina de humo sobre esta tremenda aberración. O sea, no me ha sorprendido el maratón de declaraciones de este imbécil.
    Pero sí me ha sorprendido que la gente no es capaz de entender que el fallo cometido en el protocolo es demencial. No se previó ni pautas de atención primaria a los sanitarios en contacto con los enfermos, ni una cadena de mando para verificar el cumplimiento de las normas. Por no hablar de lo absurdamente corto de las normas.
    No me creo que esta chica no informara de su contacto con infectados de Ébola cuando fue al médico, pero es que tenía que haberse dispuesto que ante cualquier incidencia acudieran al Carlos III.

    En cualquier caso, y con pocas probabilidades, deseo que esta chica salga con vida y que esta familia pueda defender su nombre de este abuso mediático contra ella.
    Y no voy a hablar de lo del perro, porque las autoridades sanitarias ya han dejado clara su incopetencia suficientemente.

    ResponderEliminar
  41. Me da por la gana escribir (siglos llevaba deseando usar esta graciosa locución popular). No sabía sobre qué, pero todo es empezar.

    Luxy, aunque como los toreros buenos y rechulos me has cedido el segundo par de banderillas en la plaza de Molinos, me he hecho un poco el loco, porque en ese coso no se acostumbran esas cosas. Tenemos que reservarlas para el afamado Brixton's Coso, que es una auténtica House of the Commoners.

    Ire, no nos tires de la lengua que nos ponemos a opinar y luego nos caen cuatro años de cárcel por injurias a la bandera, resistencia a la Autoridad y prácticas terroristas. A mí, lo de hablar del perro me da vergüenza en esta situación... y no estoy pensando solo en "nuestra" situación, sino en la de África.

    ¿Sabéis lo que pienso que podría ser el Inicio del Terror? Si los titulares dijeran "Una trabajadora del sexo ha dado positivo. Se calcula que hay por lo menos 3 millones de clientes asiduos, muchos de los cuáles tienen a su señora en casa, que a su vez tiene al butanero, el cuál a su vez tiene a su señora, la cuál, hartita, tiene a su vecino del quinto, que a su vez ... ¡Toda España se paralizaría de miedo hasta que dijeran el lugar de trabajo. En ese momento, el ¡Uff de alivio se oiría en todo el país. Menos en esa zona, claro.

    Marisa, qué graciosos son los italianos: llaman Melón a un físico. Claro que mejor eso que darles nombres normales y luego obligarlos a irse de aquí para encontrar trabajo.

    ResponderEliminar
  42. Por alusiones....en mi coso podéis hacer lo que queráis....yo ya hable de mi bolso...que fue lo que Lux pidió.

    ResponderEliminar
  43. ¡No sabes dónde te has metido, Molinos!

    Luxy, vía libre.

    Lo siento pero no puedo sino poner el enlace a este despropósito que se suma a la larga cadena. En alguna tertulia seria he oído que se debía pedir ayuda al Ejército, dado que tiene una sección dedicada a estos temas que está altamente especializada. Me pareció razonable.

    Pero ahora leo esto y doy las gracias de que no lo hayan hecho:

    http://www.publico.es/politica/549230/el-ejercito-espanol-cree-que-el-ebola-se-transmite-por-el-aire

    ResponderEliminar
  44. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Las cortaremos?.
      Side note, sé lo que es un fallo médico, por desgracia a consecuencia del nacimiento de mi hijo, tuve que contemplar una cadena de fallos con él, y otras conmigo -esto nunca lo había dicho aquí-. Del primero empezamos a salir hace 2 años, casi cuatro después de su nacimiento. De lo segundo cruzo los dedos que empiece a salir ahora, y son más de cinco años de su nacimiento. He buscado información sobre un problema que me ha complicado la salud durante más de cinco años y te puedo decir que en alguna consulta me han preguntado si tomo medicación psicológica, por poner en duda algunos de los puntos que me decían que debía salir.
      Esta larga y muy dura experiencia me ha enseñado una lección muy amarga. Le quitan importancia a las cosas hasta que se complican mucho.
      ¿Por qué cuento esto?, porque esta mujer acudió al Carlos iii a decir que estaba mal, y le dijeron que a casita. Le quitaron importancia, que es una cosa que sé. Lo que hizo ella después me figuro que fue una mezcla entre querer creer lo que le dijeron, y buscar una salida por otra parte.
      Es decir que entiendo la angustia de esta mujer. Y me identifico dentro de lo que cabe con la experiencia de salir de la consulta de un médico pensando que están chalados.
      Emocinalmente, (para mi, que como he dicho he tenido que sufrir un fallo médico en mis carnes durante más de cinco años y ojalá que por fin halla encontrado la forma de superarlo), esta negligencia es temenda.
      Pero como personita que tiene dos dedos de frente, no muy inteligente, dejando las emociones aparte, esto es una negligencia tremenda y el descargo de responsabilidades culpando a la victima es para cortar cabezas ya, y en caliente.

      Eliminar
  45. Si te soy sincero, y pocas veces lo soy, creo que a los otros comentaristas les va a molestar.

    ¡Pero si tenemos este lugar DI-Vino! Y con este es el comentario 87. ¿Me vas a decir que no seremos capaces de llegar al 100?

    ResponderEliminar
  46. Yo no llevo caramelos en el bolso y el movil casi siempre en el bolsillo.

    Os traigo algo para que comprobeis hasta donde puede ser miserable una tiparraca subdirectora de informativos....

    https://www.youtube.com/watch?v=D2UOqdXYcjs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, de los periodistas hace mucho tiempo que me desintoxiqué. A estos simplemente cortarles la cabeza con guantes y desinfectarlos después. Todo lo demás lo he dicho antes, los medios están manipulados y los regionales más que ninguno.

      Eliminar
  47. Sí, Molinos, lo había visto en Público. O estoy enfermo o son algunas noticias las que me dan ganas de vomitar. Jiménez Losantros dijo, por su parte, que esta señora, al parecer no muy querida por la Caverna porque ha dejado la operación Enterremos a los Misioneros en Casa con el culo al aire, y con ello a la maravillosa gestión sanitaria del Estado y de la CAM, "en el pecado [de rozarse la cara con el segundo guante, que por cierto debería ser estéril] lleva la penitencia".

    Pido un aplauso cerrado a esa Televisión Pública de la Cospedal.

    Ya, ya, podéis sentaros y dejar de aplaudir.

    Pues sí, Ire, los fallos son terribles y estamos indefensos ante ellos. Pero como has hecho notar también, aquí ha sido un fallo sistémico, al intentar algo para lo que el Sistema Sanitario carecía de medios y de preparación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha habido un fallo tremendo de elaboración de protocolo. Ha habido una deficiencia de formación y de medios criminal. Y ha habido un imbécil que no tiene responsabilidad criminal, porque esa le incumbe a quienes cometieron los errores en el protocolo y logísitica, pero sí que es imbécil y médico, que la mandó a casa.

      Sobre los fallos, y sabes porque lo has leído que tengo motivos propios para ser muy sensible con este tema, en muchos casos el problema viene de mentalidad. Porque me ha pasado a mi que me nieguen lo que yo iba contando porque su mentalidad no les deja entender que esa posibilidad era real, y como no podían ver que yo contaba una historia cierta, lo achacaban a otros asuntos. De ahí la pregunta sobre si estoy tomando tratamiento psicológico cuando contesté a uno que lo que él pretendía estaba descartado por múltiples analíticas.
      Aparte de todos los problemas que tienen los médicos y que yo reconozco -y yo tb sufro los problemas de esta crisis, por cierto- a los médicos les falla la mentalidad.
      Ahora vendrá alguno y me llamará gilipollas, ya verás.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  48. Todavía estoy alucinando, Molinos, con la tipeja esta. Realmente, da mucha pena que algo pueda hacerse tan rematadamente mal, y nadie cargue con la cruz correspondiente.

    Yo defendía que se trajera a quien, enfermo en otros paises, quería venir. Y lo defendía porque pienso que quien dedica su tiempo, su vida, a trabajar por aquello que otros, comodamente desde el sofá, pensamos que debe hacerse, merecen disfrutar de la sanidad que yo quiero para mí. Y luego están los matices de si religiosos o no, de si se da el mismo trato a ONG de un tipo o de otro, de si los recortes... Todo es discutible. Pero quien soy yo, para decir que una persona no pueda venir a curarse aquí?

    Sin embargo, no contaba con que el nivel de incapacidad, de estupidez era el que es. Por otro lado, simpre he creído que la práctica médica, como todas las demás, no es algo infalible. Los profesionales de la salud meten la pata como todo el mundo. Pero la mala gestión del asunto, el que haya cámaras que no graban, el que no haya material sufieciente, o protocolos que se cambian tanto como los principios de Groucho Marx, eso sí que no tiene perdón. Que esta mujer rule por los hospitales diciendo qeu tiene fiebre y nadie sospeche nada, a mi me deja perpleja. O ella no decía que había estado expuesta, o nadie le dijo que estuviera un tiempo alerta, o no se...

    Y siento lo que comentas Ire, debe ser dura la experiencia de explicar algo a personas que te miran como si fueras marciana. Que no creen lo que cuentas. Realmente, el poder del que algunos médicos se sienten imbuídos, es algo que deberían hacérselo mirar un poco.

    Aupa.


    ResponderEliminar
  49. Quizá porque lo consideré un modo de congraciarse con la Jerarquía Eclesiástica, un golpe de márketing, y sí contaba con la estupidez y la incapacidad, quedé horrorizado de que los trajeran. Los fallos encadenados del Sistema me han dado la razón. No estábamos preparados. Ahora, si al médico que estuvo 16 horas con Teresa Romero, con un traje corto de mangas, le pasa algo, ¿dirán que fue por su culpa?

    Es bonito lo que dices, pero hay intereses prioritarios. Uno de ellos: no hagas nada que sea peligroso y para lo que no estás preparados. Y además, esa voluntad de salvar a los españoles que están fuera y les pasa algo, les ha saltado en la cara con lo del espeleólogo que se rompió la espalda: fueron los espeleólogos españoles los que pusieron dinero de su bolsillo para que algunos fueran a salvarle.

    Además de la mala leche de la Telecospedal, la TVE de Somoano no se queda atrás. En un programa informativo, las imágenes de los sanitarios, con trajes y duchas chulísimos, pertenecían a un hospital alemán:
    http://www.huffingtonpost.es/2014/10/10/tve-espana-directo-_n_5964174.html?utm_hp_ref=spain

    ResponderEliminar
  50. Tienes razón Nan, y creo que lo más sangrante no es que se les traiga, sino que a otros no se les de el mismo trato. Pero te aseguro que yo conozco algún caso de cooperantes de ONGs, digamos de izquierdas, que hayan sido repatriados sin problemas.
    En todo caso, la incapacidad y la ineptitud de quienes deben gestionar estas cosas es lo que impide que cualquier plan salga adelante. Acusar a una auxiliar de infectarse a sí misma, sin tener en cuenta la escasísima preparación dada, burlarse de ella como hace esa periodiosta, las declaraciones de consejero de salud de Madrid..., es como para borrarse de este país.

    ResponderEliminar
  51. Hola, estoy un poco despistada porque tengo un buen catarro, nada importante :).

    Lux, sí, así lo veo yo también. Marisa gracias :).

    Marisa y Nán, algo había que hacer. En cualquier momento puede venir un viajero infectado, y hay que tener toda una red de respusta preparada.
    En el asunto sobre si traerlos o no, yo habría traído también a las dos monjas que se quedaron allí, Paciencia y Chantal, la que murió. Básicamente estoy de acuerdo con tu punto de vista de ayudar al que ayuda. Pero ojo, como ha dicho Lux, lejos de población y con régimen casi marcial, y el protocolo con cadena de mando al estilo militar. Ahora bien, considerad todo este párrafo como simples opiniones personales.
    Sobre el video que puso Molinos, no solo es una canalla, sino que además se regodea en serlo. Este tipo de ostentación de la baja estofa moral se ve muy favorecido en televisiones manipuladas, son gente que presume de poner las cosas claras y lo úico que hacen en realidad es poner en la picota a quien les manda su ama que pongan, provocan una reacción rápida de una parte del público que opina como ellos y se divierte con sus barbaridades. A esta le hacía comer se un par de guantes bien pringados de...(a vuestra imaginación), aparte de despedirla y que sólo pueda trabajar con guantes de limpieza el resto de su vida laboral.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.