30 de abril de 2010

¡¡¡Feliz "Mini" Cumpleaños!!!

7 divagues
Aunque todavía eres muy chiquita y no sabes leer, quiero desearte que mañana pases un muy ¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS!!!!

La verdad es que iba a adornar este post con princesas, flores, butterflies, hello kitty y cosas así, pero visto como está el percal (ver posts anteriores) y sabiendo las malas influencias que ejercen tus progenitores en tu tierna cabecita, no me he atrevido. No quiero ser yo la responsable de que dentro de 3 años vayas toda de rosa o de purple.

Iba a mandarte un super mail con Winnie the Pooh cantando happy birthday, pero a última hora he cambiado de idea por evitar alguna explicación incómoda al Pedalista.

He buscado sin éxito a Paco Ibáñez versionando a Gaby, Fofó, Miliki y Fofito en el "Feliz en tu día", pero nuestro Che, estaba ocupado cantándole a la oreja a Garzón y no  ha sido factible. (Por cierto, que es una pena que se vaya perdiendo esta canción tan original y typically spanish).

Ya sabes o ya sabrás que las reinas, como la mujer del César, además de serlo tienen que parecerlo. He pensado ¡vamos a parecerlo! Así que he intentado averiguar qué es lo que le hicieron a Leonor por su cumple, para que te vayas acostumbrando y eso, por si acaso el Peda tribula y tal. Ideas me han dado muchas, pero no me llega el bolsillo.

Como lo de las Barbies a mi tampoco me va, con eso no he tenido ningún problema. Lo he descartado yo solita.

Parchis con su "Cumpleaños feliz" me traía recuerdos, pero daba mucha pereza. No obstante, estoy segura de que, si insistes un poco, papá la cantará contigo. Se la sabe, fijo.

He buscado, he googleado, he navegado por toda la red y al final me he decidido por esta canción bastante pogueable:




Por si acaso no era suficientemente appropiated te mando este video. Simple, pero con un mensaje claro:



Lo que importa es la intención. No me lo tengas en cuenta.

29 de abril de 2010

Las tribulaciones del Pedalista

9 divagues
Anda estos días preocupado el Peda y no hay manera de alegrarle el semblante. Dice que en unos años (él cree que unos 30, pero yo ya sé que andará más cerca de los 15) puede que a su hija (también conocida aquí como Mini), le dé por enamorarse. Es algo inevitable, y que todo padre debería asumir, tarde o temprano.

Sus cuitas vienen de que en estos tiempos en que el liberalismo acaba hasta con las barreras más altas, y los muros más gruesos, podría darse el caso de que Mini se fuera a la acera de enfrente a enamorarse (hay que aclarar que el Peda no sabe de los pinitos de Mini con Mateo en la guarde, ayer sin ir más lejos, se besaban en los labios y se daban la mano...), y horror de los horrores, transgresión de las transgresiones, podría caer en manos tan nocivas como las de la Infanta Leonor. (Ya ha quedado claro que desde la Casa Real se sigue de cerca este blog, ¿no?)

Sí, el Peda anda preocupado porque su hija llegue un día a ser Reina de España. Bueno, sus problemas vienen de que no tiene claro que fuera a ser realmente reina, es decir, (él se pone muy serio para explicar esto), "aquí en el Reino Unido tenemos Reina y su marido no es Rey, sino Duque, quedando claro quién manda. En España, sin embargo, hay Rey y Reina, y llegado el caso, ¿podría haber dos Reinas?, ¿podría algún día mi hija ser Reina?, ¿podría algún día yo ser padre de la Reina?".

Está como loco buscando un experto en Derecho Constitucional que le resuelva esa cuestión, así que a ver si entre los amigos del Diblogueo hay alguno que sepa, o que sepa de alguien que sepa, que me tiene en un sin vivir, a mí, la republicana.

28 de abril de 2010

Abracadabra pata de cabra: Pus, Pupús...

16 divagues
Me he cansado de ser buena. Se acabó el buen rollo. Es más divertido ser una bruja, en el sentido peyorativo de la palabra. Os voy a lanzar un maldición queridos seguidores y seguidoras. "Para todo el mundo, niños, ancianos, maestros, pescadores y futbolistas. Estrella, famoso, panadero o agricultor. Sin prejuicios, el amor fluye por las venas de todos". Aunque a juzgar por lo que acontece, parece que lo que corra por las venas sean litros de alcohol, tal y como cantaba el vanityfair de Ramoncín.

Debería incluso adoptar el personaje de mi cobloguera y transformarme en Maléfica para ejecutar tamaña vileza. Siiií, voy a ser tremenda, cruel, impasible, malísimaaaaaa. Y además por triplicado. Estoo Di, el otro día te pregunté si habías desayunado tigre, pero no me contestaste. Ahora ya sé a qué se debe. Estabas preparando el lanzamiento de tu carrera musical.

Lo que os mostraré a continuación dejará secuelas en vuestros cerebritos, escalofríos, temblores, miedo... Todo ello acompañado de una tonadilla que, con suerte, os dejará descansar pasados tres o cuatro días. ¿Cómo? ¿Qué no te lo tragas? ¿Te crees muy machote, muy osada, muy valiente? Dale al play y aguanta los 4:22 minutos que dura el famoso tema.

Yo hace dos días que lo canto. Israeeeel, Israeeeel.....



PD: Di, ¿has visto alguna vez a un judío "pogueando"?
PD: Agrimensor, toma apuntes.

27 de abril de 2010

Soy una niña: ¿hay escapatoria?

12 divagues
Los peculiares gustos musicales de Mini no podían presagiar sino su extraño paladar cinéfilo. Porque la ultima obsesión en casa pasa por el cine de animación japonés. En japonés (subtítulos en inglés, tal vez eso le aclare parte de la trama). La peli en concreto es la oscarizada (pese a esto, buena) "Spirited away" ("El viaje de Chihiro") de Hayao Miyazaki del año 2001.

Mi primer contacto con esta película fue vía una indignada compañera de trabajo. Porque ella pagó, lo intentó, no entendió nada y abandonó la sala a medias. Era extrañísima, una tomadura de pelo. Para centrar la historia, os cuento sus primeras secuencias. Chihiro, una niña de unos 10 años se pierde con sus padres y entran en un mundo paralelo. Este mundo parece inicialmente uno de esos terroríficos parques temáticos abandonados (terroríficos por abandonados: ¿podéis oír el viento jugando con una bisagra suelta?) Chihiro desde el principio piensa que no es buena idea pasar aquel túnel, pero sus padres, no solo no la escuchan, sino que se ponen a comer con la glotonería de dos cerdos en lo que debió ser un restaurante (ahora vacío). Y se transforman en cerdos.

Partiendo de este planteamiento, os podéis hacer a la idea de lo extraña y oscura que es la película. Chihiro dice "estoy soñando, estoy soñando", y es cierto que todo tiene una naturaleza onírica, como si se estuviera luchando con un mal sueño. Pero, a partir de ahí también comienza una película con un derroche de imaginación espectacular, donde las cosas más extrañas-desde los personajes medio fabulosomitológicos hasta figuras sin cara, pasando por momentos claramente escatológicos- tienen cabida. Y, para que cumpla su poder hipnótico, una debe asistir con la mente casi tabula rasa de Mini, sin preguntarse con los parámetros adultos, simplemente disfrutando de la incoherencia y la magia.

Lo único que mantiene la coherencia en esta película enloquecida es el personaje de Chihiro, la niña (Mini señala al ordenador y dice "niña, niña", cuando quiere verla). Ella representa la integridad, la falta de avaricia, la responsabilidad. Y no puedo evitar sentirme orgullosa de mi hija, porque con dos años no me pida las princesas Disney (sí, lo sé, dale tiempo), sino a Chihiro, que rechaza el oro que le da la figura de la máscara, o que va muy lejos para salvar a sus padres de su propio error.

Chihiro me hace pensar en los roles que da el cine o los medios en general a las niñas o jóvenes de hoy. En los años 50, Blancanieves entra en la casa de los enanitos y se pone a limpiar. Es lo que se esperaba entonces de ellas. Eso, y dormir hasta que el príncipe te despertara de tu letargo, porque solo en función de él, eras tú un ser que merecía estar despierto. Lo mismo se repite con "La bella durmiente", que ustedes pueden adquirir aquí por un módico precio (citen "promo divagandodivagando" para descuento adicional).


En los 90, la Bella (de "La Bella y la Bestia") es ganada por la Bestia (yo creo que la Bestia tenía su allá), por enseñarle la biblioteca del palacio, con sus paredes forradas de libros. Entonces la escoba ya era políticamente incorrecta, y lo bien mirado era leer.


Chihiro es producto de un trazo mucho menos grueso que el de Disney. Espero que el trailer, os transmita la necesidad que tenemos (por los menos las madres y padres de hijas) de más Chihiros.

26 de abril de 2010

Cuéntame un cuento

13 divagues
Hace mucho tiempo, cuando yo estudiaba y encima me lo pasaba bien, tuve un profesor (en realidad varios) de esos que da gusto tener. No recuerdo su nombre (ya estoy tomando fósforo para remediar mi problema de memoria), pero sí recuerdo la asignatura: marketing internacional. Así dicho suena muy importante y en realidad era muy interesante, él la hacía interesante, pero divago. El tío en cuestión, empezaba cada clase con un cuento. Como daba las clases en inglés, siempre decía sonriendo: "People, let me tell you a little story". Con esa frase mágica nos tenía encandilados e hipnotizados para el resto de la clase.  Le había dado al "on". Había puesto nuestras cabecitas en sintonía para ir metiendo conocimientos y aprovechaba el momento. Es curioso como lo hacía. Además sus historias solían ser muy buenas.

Aunque nos contó bastantes, sólo recuerdo una. People, let me tell you a little story:

Érase una vez un granjero llamado Humberto que tenía una granja muy grande. Todas las mañanas salía a dar una vuelta andando por sus campos para ver los animales, los cultivos... Cierto día de invierno, a pesar del frío, Humberto decidió dar su paseo habitual y hacer el rutinario reconocimiento. Al rato de caminar, oyó un pajarito que se había extraviado y piaba desesperado, aterido de frío. Humberto que tenía un gran corazón cogió al pajarito en sus grandes manos y se lo puso dentro del anorak para que entrara en calor. Así anduvieron el resto del paseo. Al cabo de un ratito, el pajarito se encontraba mejor y piaba contento dentro del anorak. Humberto sonreía mientras notaba el bultito que se movia y le hacia cosquillas.

Una vez hubo finalizada la inspección decidió que ya era hora de comenzar sus tareas. Humberto pensó que lo mejor era dejar al pajarito en un sitio caliente para no lastimarlo mientras él hacía los duros trabajos de la granja. Estuvo mirando posibles ubicaciones y las descartaba: aquí no lo encontrará su madre, aquí hace frío... Por fin, vió una enorme boñiga de vaca que estaba reciente y humeaba. Este es el sitio perfecto: calentito y de fácil acceso para su madre. Cogió al pajarito que piaba contento, le hizo un hueco en medio de la boñiga y lo depositó allí y se marchó. El pajarito, al principio se extrañó, pero poco a poco, notando el calorcito comenzó a piar de nuevo con más fuerza aún, para ver si su madre lo rescataba.

Un zorro que pasaba cerca oyó piar al pajarito. Guiándose por el sonido lo encontró y se lo comíó de un sólo bocado.

Fin

Moraleja:
  1. No siempre son tus enemigos los que te meten en la mierda.
  2. No siempre son tus amigos los que te sacan de élla.
  3. Si alguna vez estás con la mierda hasta el cuello lo mejor que puedes hacer es mantener la boca cerrada.

25 de abril de 2010

Lo mío con Bunbury

13 divagues
Los debates musicales del divlog empezaron con él. Está claro que ambas di-vas apuestan por el Rock & Roll y a las dos les gustan ciertos cantautores, aunque la sola mención de Paco Ibáñez (y el subsecuente debate de si "cabe el el iPhone") aún levanta ampollas. A Diva le va el rollo músicas del mundo, pero yo he de admitir mi falta de ilusión por las jotas, el flamenco, o las gaitas escocesas. Ambas intentamos llevar a la otra a nuestra arena bailonga o histriónico-drama-queen.

Siguiendo el divague de Diva de ayer, yo sabía que Bunbury era tema minado, pero aprovechando que el domingo todos los divagantes están en la siesta, pues ahí va esto. Antes de nada, insistir en que no soy fan ni groopie de Bunbury (sí, siempre he pensado que no pega nada ese nombre con ese apellido), así que no vais a encontrar aquí un panegírico apasionado porque no es para tanto. Nunca he pagado por un disco suyo, pero mi Naúfrado R. (¡feliz cumple Ro!), que sí que es asiduo, me pasa cosas, entre ellas el "Pequeño cabaret ambulante", su segundo disco en solitario, que me gusta. Tiembla blogosfera.

Tan tibia es mi relación que jamás le he leído una entrevista, así que realmente no sé de qué va ni qué piensa (if any). La frikez que ayer se comentaba no la he podido entonces analizar como merece, porque bien pueden ser devaneos de divo, de showman, y... nadie le dice a Robert Smith o a David Bowie que porqué me llevan esas pintas.

Mi único contacto personal con Bunbury ocurrió hace muchos años en una sala de cine. Estábaos todos sentaditos, en esos momentos maravillosos de la existencia, justo cuando van a apagar las luces, cuando oímos un clink-clink desde final del pasillo. Pasó como un vendedor de chatarra un tipo con melena, cazadora de cuero y bastante metralla y se sentó en primera fila. El lugar: los Multicines Buñuel de Vetusta (¿aún existen? no creo, en Vetusta para ir al cine ahora has de irte a 30 kms, comprar ropa, cenar en una cadena, y luego ver pelis 3D). La peli (curioso cómo trabaja mi memoria) era: "Las edades de Lulú" (Bigas Luna, 1990), basada en el mucho mejor libro del mismo título de Almudena Grandes.

La canción que incluyo, "El extranjero" me gusta. Será porque me identifico tanto con ella, porque siempre estoy "Entre dos tierras"...





Diva, aguanta... por si no puedes, aquí te va la letra, sé que te gustará...

Una barca en el puerto me espera
no se donde me ha de llevar
no ando buscando grandeza
solo esta tristeza deseo curar

Me marcho y no pienso en la vuelta
tampoco me apena lo que dejo atrás
sólo se que lo que me queda
en un sólo bolsillo lo puedo llevar

Me siento en casa en América
en Antigua quisiera morir
parecido me ocurre con África
Asila, Essaouira y el Rif.

Pero allá dónde voy me llaman el extranjero
donde quiera que estoy el extranjero me siento

También un extraño en mi tierra
aunque la quiera de verdad
pero mi corazón me aconseja:
los nacionalismos que miedo me dan

Ni patria ni bandera
ni raza ni condición
ni límites ni fronteras
Extranjero soy

Porque allá donde voy me llaman el extranjero
donde quiera que estoy el extranjero me siento

24 de abril de 2010

Burí- Burá

9 divagues
Hay veces que te hace falta que te lo digan, lo sabes, lo intuyes, lo parece, lo adivinas, lo ves, lo percibes, vale, vale, vale,  pero no es suficiente. Yo quiero que me lo digan.

Esta canción es para esos días. Para mí very uplifting, pero de otra forma. Tú ya sabes...




Burí Burá es un quinteto granadino de ventipocos años de media. Se bautizaron con este nombre tras comenzar actuando y llamándose Fulano de Tal. Desde hace cinco años es uno de los grupos más singulares y respetados de la escena andaluza puesto que ellos han buscado y encontrado, una tercera vía de acercamiento entre el flamenco y el pop y las diversas músicas del mundo.

Ellos adoran a artistas como Ketama, Morente, Camarón, Compay Segundo, Gilberto Gil, Veloso, Antonio Vega, Shadows, Kiko Veneno o 091. Les gusta también el jazz clásico, el swing, el blues y la canción de autor. Todo ello determina imperceptiblemente un sonido muy peculiar, equidistante de todo lo escuchado hasta el momento. Un sonido luminoso y templado, con querencias tan sureñas como internacionalistas. Es precisamente este equilibrio entre influencias, perfectamente metabolizadas, unidas sin que se noten las costuras, la principal característica de la música de Burí Burá, que tiene en la capacidad conmovedora de su cantante seña de identidad y original banderín de enganche.

En 1998 debutaron discográficamente con 'Fulano de Tal', obteniendo una aclamación unánime de los medios por su singularidad y la elegancia con que burlaban los estereotipos y los lugares comunes del pop flamenco.

Burí Burá es un grupo que inspira confianza, que te canta al oído y se mueve como ninguno en las distancias emotivamente cortas. Gente del sur, leal, tranquila y amable cuyas canciones puedes hacer tuyas fácilmente pues cantan y cuentan cosas por las que todos hemos pasado, y lo hacen con la llaneza lírica y la potencia evocativa de los grandes poetas de esa tierra.

Extraído de su web: www.buribura.com

23 de abril de 2010

Códigos a priori indescifrables

13 divagues
De todos es sabido que el requisito fundamental para que se establezca comunicación entre un emisor y su víctima (o receptor) es que ambos tengan un mundo (o submundo) en común. Si uno no sabe leer ciertos códigos, lo que quiera que el otro aspirase a decirnos, se pierde. En ocasiones, se puede recuperar esa comunicación más tarde. En otras, los dioses son magnánimos, y no.

Ocupemos este seminario de semiótica antropológica en el estudio de dos ejemplos de comunicación retardada (o para retardados, pensará algún ácido divagante). ¡Ah, la barata anécdota! Pero así somos: baratas e impostoras.

Comencemos con el ejemplo de no-comunicación no-verbal. Hace un par de años tomaba un té con un (des)conocido cuyo bolsillo frontal de cazadora me señalaba y me llevó a una de esas flight-of-ideas o lluviasdeideasencadenadas. "Qué etiqueta más aparente mmm quépone mmm G-star mmm nombre más cutre mmm será de Tesco" (supermercado donde hasta los geeks saben que es uncool comprarse ropa). No habría desenlace a esta historia, luego comunicación, si no es porque, dándole al fast forward, nos encontramos unos días después con una conversación telefónica con La Fashion (mi piedra rosetta de la vida), que se acaba de comprar "unos G-Star" (pantalones vaqueros, para aquellos que no tengan una Fashion al otro lado del hilo telefónico). Plink! Una luz se hace en mi cabeza: "Espera, espera, dale al rewind que creo que es la marca de la etiqueta de Tesco del otro día con Fulano". La Fashion, subida por las paredes me indica que la tal "G-Star no es marca Tesco, que parece que vives anclada o varada en cualquier playa sin circulación". Que para estas cosas es para las que una necesita una hermana, para que le abra los ojos a ésta y otras verdades máximas como "no te pongas ese top" o "ese blog no hay quien lo lea, y menos quien lo comente". Volviendo a la ropa, tampoco iré de Diva: si me gusta algo de marca, por su diseño o tela, o porque me gusta, lo compro, pero condición sine quanon es que no se vea la susodicha marca. Todo lo contrario que mi conocido del té.

Nuestro siguiente ejemplo es de no-comunicación verbal. Con dos historias, que ocurren con dos grupos de gente muy diferente. El sábado pasado fuimos al Horniman Museum (no, no es de té), que tiene vistas increíbles (ah, cómo me gusta ver Londres-Londinium desde la altura) con un grupo de "gente artista" (pintor, escultora, fotógrafo, de todo...) Mientras comíamos en la terraza, uno de ellos, fotógrafo de arquitectura e interiores, comentó que era de Móstoles. No habiendo nunca vivido en la capi, sólo me suenan Malasaña ("Me gusta Malasaña, me gustas tú"), Torrelodones ("ayer el portero me echó del casino de Torrelones"), La Moraleja (donde los pijos) y, vive Dios, Móstoles. La empanadilla. Tras esta conversación, sé mucho más de este Croydon madrileño, aunque seguirá siendo La Empanadilla.

El domingo tocó picnic en Hampstead Heath. Este es mi parque favorito de Londinium, y mira que es difícil elegir. Al llegar a Hampstead ya me invade cierto ambiente keatsiano, y eso antes de ver Bright Star (Jane Campion, 2009). Oh, "Bright star, would I were stedfast as thou art", me dan ganas de recitar. Y eso sólo de pasear por sus calles, antes de iniciar la subida a la Heath. Y es que desde esta colina vemos la Londinium especular del día anterior, desde el sur de la ciudad. Cuando vas subiendo, esperando encontrar a señoras antiguas con bonnets, ya se empiezan a ver las cometas y, al final, cuando llegas arriba, da ganas de extender los brazos y gritar. Como los niños en los acantilados.


Total, que lo que pasa: justo me quedo sola con el que no conocía, del gremio marketiniano, unos segundos eternos.
-Di (tratando de romper el hielo): "¿Así que eres de Barcelona?"
-Marketiniano: "Sí, bueno, en concreto de Tres Torres".
-Di (nueva lluvia de ideas encadenadas: "Tres Torres, noloheoídoenmivida" tratando de echar mano de "Últimas tardes con Teresa" (Juan Marsé, 1971), donde aprendí lo poco que sé de barrios barcelonenses) "Ah", digo, y un alma benévola nos rescata.


El examen telefónico con la Fashion se aproxima. Tras el ritual repaso de mi desorientación vital, se me ocurre preguntarle inocentemente por "Tres Torres".
-¿¿¿Tres Torres??? -brama. –Tres Torres es lo más de lo más en Barcelona. Decir Tres Torres es dejar bien claro que tienes pasta, es... (varios minutos).
Di disocia de nuevo y piensa en la conexión Tres Torres-Richmond (algo así como la hermandad entre el Borough Market-La Boquería), a la vez se pasea por Las Ramblas con Pijoaparte y con Teresa, y piensa en lo maravilloso que es ese libro, en el que Marsé escribe cosas tan bellas como “una nueva y extraña conciencia de su cuerpo, constante y temeraria, como ciertos seres viven su juventud: como si nunca tuviera que acabarse”, “con esa fe inquebrantable y conmovedora que algunos analfabetos ponen en las virtudes redentoras de la cultura”o “No le tengas miedo a las palabras”. Un libro que va sobre la clase social, la conciencia de clase, o la falta de ella. La hipocresía, las apariencias, el dinero que lo compra casi todo, empezando por la cultura, y las cosas que el dinero no puede comprar. El abismo entre el Monte Carmelo y las torres de Pedralbes.


Y, en medio de todo esto, reaparece la imagen del marketiniano que se vio con la necesidad de aclararle, precisamente a ella, que no era de cualquier parte de Barcelona. Pero durante el picnic, Di siguió viéndolo como un chico que, tras estudiar X y hablar bien en Y se acabó colocando en la multinacional Z. Tal vez he atribuído demasiado significado a "Tres Torres", y la información que el marketiniano me transmitió es la misma que la del fotógrafo de Móstoles. Inocente, sin connotaciones.

Yo difiero: G-Star y Tres Torres son códigos a priori cifrados, incógnitas a despejar. Y el marketiniano, aunque crea lo contrario, ha salido perdiendo cuando he resuelto la ecuación.

22 de abril de 2010

S´ha feito de nuei

16 divagues
Instrucciones para el día de mañana:

1 - Adelantar un pié.
2 - Poner los brazos en jarra.
2 - Quitarse la carraspera.
3 - Ajustarse el cachirulo.
4 - Poner mucho sentimiento y cantar fuerte... ojo a las lagrimicas.





Pa los que no sois de la región os mando también la traducción:


S´ha feito de nuei                                  Se ha hecho de noche 
tu m´aguardas ya                                    tu me esperas ya.
Lo peito me brinca                                 El pecho me brinca (salta)
en tornarte a besar.                                    al volverte a besar.

Lo nuestro querer                                       Nuestro querer
no se crebará                                          no se quebrará 
aunque charren muito                              aunque hablen mucho 
y te fagan plorar                                      y te hagan llorar.

Yo no´n quiero vier                                Yo no quiero ver
güellos de cristal                                    ojos de cristal
mullaos por glarimas                           mojados por lágrimas
que culpa no han                             que no tienen culpa.

Escuita muller                                        Escucha mujer,
dixa de plorar                                    deja de llorar
yo siempre he estao tuyo                          yo siempre he sido tuyo, 
y tu mía has de estar                               tu mía has de ser.

Dicen que un querer                            Dicen que un querer
yé de dos no más y que                               es de dos nomás y que
yé más fázil fer-lo caminar                 es más fácil hacerlo caminar
cuando l´uno caye                                          cuando uno cae 
l´otro ha de bantar                                        el otro a levantar




S´ha feito de nuei                              Se ha hecho de noche 
tu m´aguardas ya                                        tu me esperas ya.
Lo peito me brinca                             El pecho me brinca (salta)
Te quiero besar.                                        Te quiero besar.

20 de abril de 2010

Desde el lado de Artyom

6 divagues
Esta entrada viene a completar la del pasado viernes Return to sender. Está basada en datos reales extraídos de diferentes medios de comunicación y en experiencias de padres adoptivos como nosotros. Sólo había que darle un tempo. Por lo demás y tal como me temía, el viernes 16 Rusia canceló temporalmente las adopciones por parte de americanos. Probablemente afecte a otros países tal y como podéis ver en el siguiente enlace del telediario 2ª edición del 16 de abril, minuto 40.

http://www.rtve.es/alacarta/todos/ultimos/index.html#747346

Empecemos el relato:

Artyom tiene una historia difícil que le acompañará siempre. Lleva una “mochilita” emocional que va con él a todos lados. Su madre biológica, lo tuvo con 19 años y lo ha estado criando hasta que el niño tuvo 6. Es alcohólica y no podía hacerse cargo de él. Los servicios sociales rusos le quitaron la tutela. (supongo que no sólo por el hecho de ser alcohólica sino porque eso conllevaba otra serie de comportamientos).

Actualmente comparte una casa grande con otros niños y niñas de su edad. No pasa frío y tiene sus necesidades básicas cubiertas, ropa y comida, aunque lo fundamental, el cariño, se lo dosifican mucho pues las cuidadoras no dan para más.

Desde que llegó ha visto intrigado como amigos suyos se iban con unos señores que los venían a buscar, mientras que él se quedaba en casa. Enseguida comprendió que esos señores se llaman padres y que todos los niños tienen unos o deberían tenerlos. Los niños mayores se lo han explicado. De alguna manera ya es consciente de un abandono. Sabe que con su madre no puede volver, así que comienza a esperar que llegue al día en que le vengan a buscar a él. También sabe que a medida que se hace mayor, es menos adoptable y desea que vengan pronto unos padres a buscarlo. Así, a cada familia que llega al orfanato le sonríe mucho y les llama papá y mamá sin éxito. Siempre son otros los que se van.

Aunque conoce muchas cosas, ignora que si pasa a otro orfanato para mayores probablemente sufra abusos por parte de los niños de más edad. A los 17 tendrá que abandonar ese orfanato y buscarse la vida. La esperanza de vida media de esos niños no supera los 30 años (prostitución, alcohol, drogas, suicidio...).

Un día la cuidadora le llama y le dice que han venido a verle una señora. ¿Sólo una señora? ¿No voy a tener padre? La cuidadora le explica que va a ser su mamá y que hay niños que sólo tienen mamá o papá. Bueno - piensa él - es mi oportunidad.

Pasa a la sala de música donde varios desconocidos le observan de arriba a abajo. La señora le da un abrazo. Huele raro. Habla más raro aún. El sonríe mucho y le dice mamá, lo único que sabe en su idioma. Aunque no comprende nada de lo que dicen, quiere irse con ella. Oye como hace preguntas que no entiende y como la doctora las responde por mediación de un traductor, que asombrósamente, sabe hablar raro también además de ruso. Cuando la doctora se va, se queda a solas con ella y con el traductor. Durante el tiempo que está con ellos, intenta portarse bien y da las gracias cuando le da juguetes que le han traído. Al cabo de un rato la cuidadora se lo lleva a la sala con sus otros compañeros. Por el camino le va preguntando: ¿es ésa mi madre? ¿me voy a ir a América? ¿por qué no me voy ya?. La mujer viene a verlo durante cuatro días seguidos. Le trae comida, ropa, juega con él. Poco a poco le va gustando más. Parece que conectan.

Durante los dos meses siguientes (a veces puede llegar hasta un año) espera, a la que le han confirmado será su madre. Además va a tener un hermano. ¿Por qué tardarán tanto? A lo mejor no quieren que vaya con ellos, quizá se han arrepentido. A raíz de las últimas trastadas que ha hecho la cuidadora le ha dicho que no le van a venir a buscar si se porta así de mal. A lo mejor es por eso que no vienen. Decide portarse fenomenal a partir de ahora.


Un día por la mañana le llama la directora y le dice que hoy vienen su madre a recogerlo y que se va a ir con ellos. No cabe en sí de gozo. Se lo cuenta a todos los sus amigos. ¡¡¡Vienen a por mí, vienen a por mí, me voy a América!!!! Está ilusionado y a la vez nervioso, pero tiene una cosa clara, por fin tendrá una familia y podrá salir de allí como todos los otros niños.

Por la tarde lo vienen a ver. No les entiende pero no para de sonreír. La mujer le dice algo en ruso. Qué mal habla - piensa Artyom - Parece que me pregunta si tengo hambre. Le digo que no, gracias. Me ha traído ropa nueva, que me va un poco grande y zapatos nuevos. Todo huele raro. Me lo pongo todo y voy a enseñárselo a mis amigos. Me felicitan, me sonríen y se alegran por mi de que me vaya.

Me despido de mis amigos. No me da mucha pena, no soy consciente de lo que es una despedida y mi vida va a ser mejor a partir de ahora. ¡Seguro!

Artyom, no ha salido tan apenas de su casa. Además en Siberia hace mucho frío, por lo que pasan más tiempo dentro de casa que fuera. Desde el momento que abandona su hogar, trata de digerir lo que ve. Todo es nuevo para él: subir en un coche, el hotel, comer cosas distintas, la televisión, el video, el lenguaje, los gestos, subir en un avión...

Su madre le llaman Justin, en lugar de Artyom. Eso no le gusta mucho y a veces, sin querer, no contesta. En el avión se ha hecho pipí porque no sabía que había baños. Ha pasado mucha vergüenza pero no ha llorado. Llorar nunca le ha servido de nada. Las azafatas le dan caramelos y le piden un beso. Artyom no sabe dar besos.

Tras un viaje que no acaba nunca, llega a América. Sigue sin entender lo que oye. Tiene sueño y hambre. Continúa la sobre-estimulación: aeropuertos, música, autopistas, TV, juegos, ruidos, más coches, casas, gente... El shock, el cambio, es ahora mayor. Artyom está agotado. Todavía le queda otro vuelo.

Por fin llega a lo que supone será su casa. Es muy bonita. Jamás había visto una casa tan preciosa. Tiene su propia habitación. Por un momento se siente solo.

Conoce a Logan, su hermano, y a su abuela. Artyom nunca ha visto antes a un señora tan vieja. Logan es mayor que él. A simple vista es muy fuerte y está mucho más desarrollado. No se entienden, pero les puede la curiosidad. Artyom se lo pasa bien con tanta novedad. Logan, tiene muchas cosas, muchos juguetes y se sorprende de que su nuevo hermano no conozca casi nada de lo que le enseña.

Pasan los días. Artyom acostumbrado a estar en un ambiente con niños, se queda sólo en casa con Logan y la abuela. No los llevan al colegio. Su madre se va a trabajar por la mañana y regresa tarde. Durante le día, ve la televisión y hacen homeschooling, pero no entiende nada. No sabe usar nada. En ocasiones se siente mal, frustrado. En Rusia ya leía, pero aquí las letras son distintas. A veces siente que se ríen de él, sobre todo Logan.

El cambio de alimentación le ha provocado diarrea. Se encuentra mal. Su madre, que es enfermera, lo lleva al hospital. Le hacen una revisión médica, le sacan sangre. Le ha dolido mucho, quiere irse de allí.

Tras unos días vuelta al hospital a buscar resultados. Tiene miedo. Le actualizan las vacunas. ¿Por qué le tienen que pinchar otra vez? No ha hecho nada malo. Siente rabia.

Supongo que a partir de aquí las cosas fueron a peor.

Pero nada justifica el desenlace.

19 de abril de 2010

¡Viva la República!

17 divagues
Como algunos divagantes saben, ha sido difícil que nos dejen colgar esta divagación. Parece que la familia real es seguidora asidua del divlog, lo utilizan para estar al día de la vanguardia pensante de sus súbditos. En las primeras versiones de este divague, el tono no fue entendido y se nos "invitó" a reconsiderarlo.

El pasado día 14 fue el día de la República y me hizo recordar a los amigos del International Brigade Memorial Trust:
http://www.international-brigades.org.uk/

Se trata de una organización formada por historiadores, hombres y mujeres que lucharon en España con las Brigadas Internacionales, representantes de la Marx Memorial Library, etc, que intenta "educar sobre la historia", particularmente "rescatando material y haci
éndolo disponible al público", y "promover la buena ciudadanía recordando a los que cayeron en la guerra".

Cuando vengáis a Londres, en vuestro paseo por el South Bank no dejéis de visitar los Jubilee Gardens, creados para conmemorar a los Brigadistas Internacionales, especialmente al Batallón Británico, que sufrió muchas pérdidas en la Guerra Civil. Al ladito del London Eye encontraréis la escultura de Ian Walters.

Con cada nueva estación, me llega a casa su revista, y con ella mil historias. Lo que fue de uno de los 4000 niños vascos (exiliados solos, sin sus padres, huyendo de la guerra) que acabó siendo un artista importante. La reunión en la embajada en la que dieron la nacionalidad española a lo que hoy son un grupo de ancianos. La visita obligada a un tapiz del Guernica que han colgado en Whitechapel. Inevitables obituarios. Libros, nuevas publicaciones, investigación.

Cada tres meses se me encoge el corazón pensando en aquellos hombres (¡y mujeres! véase "Doves of War" de Paul Preston) que dejaron su vida y su familia para ir a España a luchar por las vidas y las familias de otros hombres y mujeres, en otro país en el que no se entendían, desinteresadamente. Ya he divagado bastantes veces sobre estas personas que el pasado me trae a los que considero impensables en el mundo de hoy. Decir gracias es poco.

Para dos visiones distintas de lo que fueron estos brigadistas, también recomendables "Behind the Spanish Barricades" de Langdon-Davis o el famoso "Homage to Catalonia" de Orwell.


Desde aquí, mi pequeño homenaje a los Brigadistas.

18 de abril de 2010

¡Viva la Resolución!

10 divagues
No, no me he equivocado a pesar de la imagen.

Lo repito: ¡viva la resolución y la era digital! Empezando por las fotos, pasando por los documentos de texto y las hojas de cálculo y acabando por la música. De la teléfonía móvil ni hablamos.

Recuerdo comprar CD´s a 2.900 pesetas de los que a lo mejor te gustaban 2 canciones o revelar un carrete de fotos y que por lo que sea todas las fotos salieran turbias y tener que morir al palo de lo que disparabas sin poder borrar. Hablando de borrar ¿recordáis la cinta correctora de las máquinas de escribir? ¿o las gomas que borraban boli que eran tan duras? Quizá suena a paleolítico, ahora, pero recuerdo una máquina de escribir que tenía la cinta en ¡dos colores!. El no va más.

Tanto la músicia como las fotos se llevaban buena parte de mi presupuesto. Así que me considero una de las grandes beneficiadas por la digitalización.

Donde esté lo digital que se quite lo análogico, a pesar de que sea muy poético tener un cuarto oscuro y revelar las fotos y colgarlas como si fueran ropa mojada.

17 de abril de 2010

"El Continente, aislado"

10 divagues
Ya os habréis enterado: en el Continente estáis aislados. Hace un par de días que no salen aviones de la Pérfida Albión, esta isla entrañable donde el bricolaje es el deporte nacional, las sandalias con calcetines aceptables, las viejecitas te sonríen por la calle, y donde todo el mundo, hasta los hooligans, son extremadablente polite. Si se hunde el mundo, ponemos la tetera y tomamos una "nice cup or tea". Y ya se verá. Y la culpa de todo la tienen los volcanes islándicos, que no paran de darnos sustos, tanto financieros como geológicos.

No sé hasta qué punto el famoso titular "Fog in Channel: Continent Cut Off" ("Niebla en el canal: el continente aislado") de los años 30 es leyenda urbana o verdaderamente apareció en The Times o en el Daily Mirror, como asegura Mr Google. En todo caso, es un buen ejemplo de lo que más me gusta de este país: su sentido del humor. En general, autoflagelante, ácido, y muchas veces cruel.

Desde el epicentro del mundo, os mandamos nuestros saludos y conmiseraciones, tristes de que estéis incomunicados, pobrecito resto del mundo, de nosotros.

Veréis como pasa pronto. Mientras tanto, tomemos una tacita de té. Feliz finde.

16 de abril de 2010

Return to sender

26 divagues
Leo estos días, con el corazón encogido, una noticia: “Devuelve a su hijo adoptado a Rusia porque es inestable y violento”.

Permítame decirle señora Hansen que eso no se hace. Cuando uno decide ser padre o madre, lo hace con todas las consecuencias. No vale decir: “es que ya no le queremos”. Me da igual que Artyom, su hijo, haya dibujado su casa en llamas o que la pinte a usted como el monstruo que ha demostrado ser. Se merece usted eso y mucho más. 
Aunque el camino no haya sido fácil, nada, absolutamente nada, justifica el desenlace.
Los padres adoptivos tenemos algunas ventajas sobre los padres biológicos. Nosotros podemos ver la carita de nuestros hijos, conocer su historial médico, parte de su vida (lo que se pueda) y entonces decidir.  En nuestro caso particular, jamás nos han dejado elegir a uno entre varios (gracias a Dios). Siempre han sido los profesionales del centro los que nos han elegido a nosotros como padres del pollito. Eso sí, nosotros después podíamos aceptar o no esa elección. Es un momento muy difícil. Has de ser, padre, madre, psicólogo, pediatra, conocedor del lenguaje no verbal, intérprete, detective y no sé cuantas cosas más. Tienes que decidir. Es la DECISIÓN de tu vida. A partir de ahí, en el momento en que te entregan a tu hij@ y te conviertes en padre o madre, comienza la odisea. Esa odisea durará toda la vida y es un trabajo muy difícil para el que nadie está preparado: ser padres. 
Leía no se dónde que educar a un hijo es como construir un barco mientras se está navegando. Nadie te dice que va a ser fácil y sería del género tonto pensar lo contrario. Nadie está lo suficientemente preparado para la tarea, por mucho certificado de idoneidad que tengas. Tampoco es fácil para éllos. Tienen un punto de vista que quizá usted no tuvo en cuenta y que yo le contaré otro día. Puede que sea más fácil para los niños adoptados a edades más tempranas que Artyom. Cuanto más pequeños son los niños, recuerdan menos, han vivido menos. Su “mochilita” emocional es más ligera. Pero, seamos serios, a los 7 años uno aún no tiene mucho equipaje en su vida.
Sin embargo, todo cambio, todo reajuste, tiene sus dificultades. Es necesario mucha paciencia, mucha empatía y comprensión, mano izquierda, derecha y a veces hasta la boca para aguantar el pañal. Paso a paso, logro a logro. Prueba, error y corrección. Poco a poco vas marcando el rumbo, el barquito lo encuentra, lo sigue y la cosa fluye. 
El cariño y los besos acaban por obrar el milagro y al final es el niño el que te adopta a tí. Es mágnífico entonces sentirse “adoptado”. El niño, ya seguro, toma el timón de su vida y espera que estés ahí por si hay galernas.
Hay que tener cuajo para explicarle a un niño de 7 años que lleva 6 meses viviendo contigo lo que vas a hacer. ¿Qué le dijiste? ¿Para mí sólo fuiste una aventura? ¿Ya no te quiero? Que va, fuiste mucho más cobarde y le explicaste que se iba de excursión a Moscú. Eso sí, tuviste la deferencia de darle una bolsita con unos dulces y unos colores para que se entretuviera en el avión y una carta dirigida a las autoridades rusas en la que decías claramente: Devuélvase al remitente. Ya no quiero ser madre por más rato. Con dos cojones.


 
Me imagino el vuelo que tuvo el niño yendo solo  desde Tennessee a Washington y desde allí hasta Moscú, donde le esperaba el touroperador que tú, para tranquilizar la conciencia, habías contratado. Seguro estabas dispuesta a pagar lo que fuera para devolver a Artyom. Ignoro como hizo el niño para pasar los controles de aduana e inmigración. Seguramente iba bien aleccionado.
Sentirse abandonado una vez no debe ser nada reconfortante. Además todos tenemos derecho a una segunda oportunidad. Sentirse rechazado de nuevo debe de ser muy traumático. Supongo que Artyom debe de sentirse fatal. Ojalá pueda reponerse.
Pero tu hazaña, ha trascendido mucho más de lo que esperabas. Por tu culpa, el gobierno ruso congelará las adopciones rusas por parte de americanos (seguramente afecte a otros países también) hasta que haya decidido qué hacer, qué leyes derogar y cuáles aprobar para evitar casos como el que nos ocupa. 
Eso supone:

  • Retrasos en las asignaciones de menores a padres que llevan años esperando.
  • Aplazamientos en los juicios de adopción de otros niños, que ya han pasado por la asignación. Es decir, hay padres que ya han conocido a sus polluelos y que están esperando a que les llamen para ir a juicio. Si ese tiempo de espera solía ser de entre 1 mes hasta 1 año, imagino lo que puede ser que lo alarguen. El desespero de esos padres que ya conocen a su hij@ y ven cómo se va haciendo mayor lejos de casa.

  • Endurecimiento de las leyes de adopción, con el consiguiente perjuicio para los niños adoptables, que lo son menos a medida que se hacen mayores.

Me niego a creer que en el país del coaching, counseling y psiquiatring no haya encontrado usted un approaching o la ayuda necesaria para llevar a buen puerto su "barquito". Así que pensaré que simplemente ha decidido entre sus dos hijos y ha optado por despachar al que era menos suyo. Aunque, bien pensado, quizá nunca lo fue. 


Me imagino que su otro hijo no le dará a partir de ahora ningún problema. Seguro que no se atreve a portarse mal.

15 de abril de 2010

"Revolutionary Road": ¿libro o peli?

13 divagues
Hace más o menos un año vi "Revolutionary Road", de Sam Mendes basada en un libro del mismo título de Richard Yates (1961), que terminé el otro día. La primera vez que oí hablar de él (curioso cómo llegan los libros a nuestras manos) fue precisamente en otro libro, pues lo estaba leyedo uno de los cuatro potenciales suicidas de "A long way down" de Nick Hornby.

Ver la peli fue una experiencia en sí misma. Toca tantos temas que una sale apabullada de información, dilemas, y conundrums de la vida. Está interpretada por Kate Winslet y Leo DiCaprio y no entraré en análisis cinematográficamente, porque prefiero contaros (sin contaros) lo que me ha parecido el libro.

Primero, volvamos al debate forma-fondo. El contenido (o fondo) es evidentemente el mismo que el de la película. Los mismos temas que me hicieron pensar en aquella sala de cine, se repitieron en mi sofá (o el metro, que es donde realmente leo).

Saberse especiales. April y Frank son una pareja que ha acabado viviendo en suburbia (soporífero barrio dormitorio, más o menos el equivalente actual sería una urbanización), pero miran por el hombro a sus vecinos. Ellos son distintos, se creen especiales. Como le dice April a Frank al poco de conocerle "Eres la persona más interesante que he conocido nunca". ¿Pero es que hay alguien que, con su pareja, no se crea especial? Tenemos la combinación de esa persona tan interesante de la que te has enamorado y tú (segun Woody Allen, "la persona a la que más queremos"): bomba de relojería, cocktail molotov de "special ones" (como decía Mourinho).

La mentira. Tanto a su pareja como a sí mismos: April y Frank (se) mienten como cosacos. No sé cual de las dos mentiras me inquieta más. Frank miente en cosas del día a día (¿en qué mentían los hombres a sus mujeres en esa época?) y se queda tan ancho. Pero también miente sobre sí mismo, sobre quién es en realidad. Es un mediocre, pero encantador de serpientes. Vende a su mujer y a todos la moto de persona culta con el grado aceptable de subversión del que está totalmente establecido en el sistema, pero que lo critica sin ninguna intención de salir de él. "Eres el ser más interesante que he conocido" y el lector es espectador de primera fila de su superficialidad disfrazada de chispa e ingenio. Pero todo es humo.

La manipulación. April también se miente. Su valentía, su arrojo, es en realidad desesperación, pero en el fondo egoísta. Y lo disfraza de altruismo hacia su marido. Tanto "es por ti", cuando todos sabemos que es principalmente por ella. Pero no culpo su ahogo.

Feminismo. La situación vital de las mujeres acomodadas en los barrios residenciales yankis de los 50 la hemos visto mil veces en el cine o leído en la literatura. Sin ir muy lejos, dos papeles, interpretados ambos por Julianne Moore, me vienen a la cabeza. La señora casada con un homosexual que se enamora de un negro en "Far from Heaven" (Todd Haynes, 2002), o la famosa Laura Brown de "The Hours" (Stephen Daldry, 2002). Preparar una tarta, conducir esos coches americanos increíbles hacia ningún sitio, planear un suicidio cuidadosamente porque aquella vida de suburbia y ama de casa feliz es una mentira... estas eran algunas de sus actividades favoritas. A menudo me he planteado el sofoco de vivir en los años 50 (sólo el R&R me salvaría). A todas estas mujeres las entiendo, pero April juega sucio.

La locura. ¿Es el soñar con salir de la rueda digno sólo de desquilibrados? En mi opinión, ésta es la parte que cojea del libro. El autor usa la voz de un esquizofrénico para que les diga a los personajes lo que no quieren oir. Bien clarito. Es un personaje poco creíble, y que los lectores inteligentes no necesitan para sacar sus propias conclusiones. Esa voz crítica debe ser la del lector, y es hacerle de menos dárselo todo masticado.

Entrando en la forma, el cómo está escrito el libro. Que es lo verdaderamente importante, porque como se ha visto, lo que cuenta se puede representar en una película, debatir en clase de ética o en una tertulia de la radio, o incluso divagar con ello en un blog de éxito. En mi opinión, Richard Yates escribió un libro increíble. Su uso del lenguaje, de la metáfora, o muchas otras técnicas narrativas es de estar subrayando continuamente. Sus descripciones son tan inteligentes, que a una le quitan las ganas de escribir. Un par de ejemplos descriptivos que ilustrarán su nivel de introspección en el género humano. Para contarnos cómo es un personaje jubilado dice: "parecía como si los años de tedio en la oficina lo hubieran marcado tan vívidamente como a un viejo marinero le ha marcado el viento y el sol". Simplemente, ves su cara. O, por ejemplo, para describir a la clase de gente de suburbia, nos habla de un vecino, empezando con su vida de hijo único de madre soltera que quiere reaccionar contra lo que su madre esperaba (universidad), y acaba en el ejército, donde se da cuenta, pasado un tiempo, de que tampoco es el sitio para él. Crisis nerviosa mediante, vuelve a Nueva York, donde ansía llevar esta vida cultural que perdió por rebelarse, tal vez un poco tarde porque ya está casado y con algún niño. Y se pasea por Greenwich Village, va a alguna clase nocturna, y poco más, antes de retirarse a este barrio residencial mortal de necesidad. Donde conoce a Frank y April, y se ciega con el flash que emite esta pareja que contestan rápido e ingenioso, y que a alguien como a él, se la pegan. Yates no describe, Yates disecciona.


Diseccionad el libro, los que no lo hayáis hecho aún. Qué envidia me dais...

14 de abril de 2010

Angel de la Guarda

15 divagues
Internet es lo que tiene. Una comienza buscando, por ejemplo, guardamuebles y de una página pasa a otra, de esa a un link, de ese link a otra página. De refilón ve que mencionan un video gracioso y se pone a verlo. No era para tanto, sin embargo se ha abierto un pop que promete. Hago click sobre él y no está mal. Cierro la página y vuelvo a la anterior. Veo la referencia a un blog, clickeo encima, me abre otro blog de nosequé, bah! boring. Le doy a "siguiente blog" a ver que pasa, una, dos, tres...muchas veces. Me sale de todo: costura, fotografía, en inglés, francés, poesía, viajes... Algunos desactualizados o abandonados, otros interesantes. A través del de la fotografía, llego hasta un par más muy buenos. Cierro páginas y vuelvo a la del guardamuebles.

Ha pasado una hora. Sigo navegando y me llama la atención un link en el que hablan del angel de la guarda. Sí, ya sabéis, dulce compañía, que no nos deja solos ni de noche ni de día. Me meto en él y veo con asombro una página dedicada a los nombres que tienen los ángeles de la guarda. No tenía ni idea de que tuvieran nombre. Me puede la curiosidad. ¿Cómo se llamará el mío? Me dicen que se llama Nemamiah y pertenece al coro de los arcángeles. O sea que canta, como yo, Diva. Ahora cuadra todo. De todos modos, vaya nombre feo. Es mejor que Kevin, pero me imaginaba algo más poético, más etéreo.

Sigo a la deriva en la páginas de los ángeles de la guarda. Hay de todo. Observo que todos los nombres son iguales de feos. De repente caigo en una página que promete que siguiendo unas indicaciones, veré a mi angel de la guarda. ¡Vaya tela! Pero, que pierdo por intentarlo... Allá voy.

Visualización para conocer a su ángel de la guarda


* * * * * * * * * * * * * * * * * *

"Ver" a nuestro ángel de la guarda es tarea sencilla. Empecemos pues.

Sin embargo, para lograrlo debemos comportarnos con humildad y aceptación verdaderas.

Si imponemos condiciones o esperamos manifestaciones de poderes angélicos determinadas (que el ángel vuele, por ejemplo) o no sentimos profundo deseo de conocer a nuestro custodio, nada va a suceder, simplemente porque no estamos preparados. Si lo veo y se pone a volar me muero de miedo, fijo. Nos olvidamos del aleteo a lo colibrí.
Listos ?
Nos acompañamos con música celestial y  (Ostras!!! música celestial no tengo. Me pongo lo primero que se me ocurre y que más indicado parece: "Angel" de Robbie Williams)
* Cómodamente recostados sobre el piso, dejamos que los pensamientos se aquieten acudiendo a la relajación. Me gusta la palabra aquieten.
* Con los ojos cerrados, imaginamos que estamos en el campo, caminando, una noche bajo el cielo estrellado. De pronto, detenemos la mirada en una estrella que comienza a hacerse cada vez más grande y se aproxima.  La veo, la veo, cada vez más grande y más y más...
* La compañía de la luz es agradable y cálida, no nos ocasiona miedo, ni percibimos la incomodidad. Por el contrario, sentimos un bienestar que maternalmente nos rodea. La experiencia es muy gratificante ! Igual que tomar el solecito en primavera
La disfrutamos y no deseamos salir de este estado.

* Sin temor a que la estrella se aleje, prestamos atención a la forma que la luz va cobrando. Primero, se vuelve ovalada luego se angosta un poco, en la parte superior. En el momento siguiente advertimos que una cara empieza a formarse allí. A ver, a ver...

Como si se tratase de un juego de realidad virtual, observamos la transformación de la luz en la cara y el cuerpo de un ángel. Permanecemos tranquilos pues sabemos que estamos a punto de presenciar una revelación. Vemos los ojos formarse, la boca, la nariz. Ya está listo. Se ha completado todo y contemplamos el resultado con admiración y alegría. Alegría, sobre todo alegría ¡¡¡¡Joeeeer, si lo llego a saber te invoco antes!!! Cómo estás Nemamiah.

Podemos ver nítidamente los gestos de nuestro ángel de la guarda : la sonrisa tierna, la mirada acogedora, la dulzura que tanto amor nos inspira. No sigas, no sigas enumerando.


* Visualizamos a nuestro ángel. No precisamos presentarnos pues él nos conoce muy bien. Quizá sí, pero yo como él no he conocido ninguno. Cuando la imágen del ángel comienza a desvanecerse, desde nuestro corazón le decimos:
Gracias...Hasta pronto. ¡¡¡¡Vuelve, vuelve, no me hagas esto. No me dejes así!!! ¿teléfono?
Esperamos unos segundos y vemos como recobra la forma y la ubicación de la estrella. Lo pierdo, lo pierdo, lo pierdooooooo. Otro que me deja...
Felices por el encuentro, caminamos unos pasos en ese paisaje y, poco a poco, abrimos los ojos. El bienestar logrado durante la experiencia nos acompañará cada vez que decidamos evocarlo. Si tú lo dices.
En el futuro, no precisaremos repetir la visualización; escucharemos la música elegida y al convocar a nuestro ángel de la guarda inmediatamente lo veremos.

Desde entonces que no paro de darle al play y ...nada oye. Nemamiah no se presenta. Y eso que me gusta hasta el nombre ahora.




http://www.angeline.com.ar/page32.html

13 de abril de 2010

Érase una vez... los insumisos

46 divagues
En un país muy lejano, hace muchos muchos años, querida Mini, hubo un grupo de gente que soñó con otro mundo y, arriesgando muchas cosas, lucharon por conseguirlo. Y, como otras veces, mereció la pena. Desde que David ganara la batalla a Golliat, estas historias de gente pequeña que se une para conseguir algo se han repetido a lo largo de la historia. Porque, ¿sabes, Mini? “La unión hace la fuerza; Coopera y vencerás”. Son más que frases.

Antes de conocer al Aitá, la Ma se empezó a interesar por un grupo de chavales que decían que no creían que la guerra fuera la manera de solucionar los problemas, y que no se debían crear problemas para alimentar las fábricas de la guerra. Para que todos lo oyeran, estos chicos diseñaron una estrategia, que es como cuando tú pones un taburete para alcanzar la estantería del baño donde la Ma tiene su crema hidratante, aquella que te gusta abrir, meter los dedos y embadurnar lo que toque.

La crema hidratante que estos chicos querían conseguir no estaba tan a su alcance. Resulta que en aquella época, todos los chicos de 18 años tenían que pasar un año aprendiendo qué hacer en una supuesta guerra. Al final era todo mentira, porque lo que hacían era estar de campamentos unas semanas (donde los que habían sido infelices de pequeños porque sus padres no les habían querido como debían, aprovechaban para hacer infelices a los demás) y el resto del año diversas labores tan edificantes como ser chóferes de los militares que tenían más estrellitas en su chaqueta. Igual que tus estrellas de portarte bien: esos militares se habían portado muy bien en su mundo belicoso.

Hubo un grupo de chicos que dijo que no iban a participar de este teatro porque era rídiculo. Otros, porque su conciencia no les permitiría matar si viniese una guerra. Algunos, porque empuñarían un arma con los zapatistas, pero no con el ejército. Hubo tantas razones como personas, pero todos tenían en común, de una manera u otra, el rechazo del militarismo.

La manera como posicionaron el taburete para hacerse con la crema fue también diferente. Hubo unos que se hicieron “objetores de conciencia” y asumieron las labores sustitutivas que el gobierno estableció en lugar de “la mili”. Estas tareas que, como Ixo Rai cantaba, se podían resumir así: "Sólo hay trabajo si te haces objetor / Trabajas gratis pa'la administración".

Pero hubo otros cuyo plan fue más arriesgado, entre los que se incluye el Aitá. Ellos pensaban que, haciendo estos trabajos, en el fondo se estaba legitimando el sistema (este concepto no lo entenderás hasta dentro de muchos años, pero aquí lo dejo, esperándote). Y decidieron no someterse, y por eso se llamaron "insumisos". Al negarse a hacer la prestación, eran juzgados y encarcelados, y asumían el castigo al estilo Gandhi, que era un señor indio que estudió Derecho aquí cerca de casa, en UCL y que para defender su causa usó la Resistencia No Violenta (es la técnica que tú utilizas cuando no quieres irte de los columpios, y te pones de rodillas colgada de mi mano) y la Desobediencia Civil ("Quit India"), que ha inspirado también a otros movimientos.

Los insumisos no consiguieron su objetivo final: la abolición de los ejércitos. Pero juntos dieron y dimos un primer pasito muy importante. Y es que juntarte con tus amigos para dar estos primeros pasitos siempre merecerá la pena.

Buenas noches, chiquitina, chuiks, chuiks.

12 de abril de 2010

Guau Wow Wang Ouah Bau Gav Hau Au Woef

8 divagues
Madrid o Barça (pollito es del Barcelona así que empiezo a comulgar con la escuadra de Guardiola); Tigres o Leones (cuando Torrebruno, yo era de los tigres); Rojo o Azul (Azul es mi color, ya lo sabéis); Whisky o Ginebra (antes whisky ahora ginebra), Perros o Gatos , sin dudarlo perros. Desde siempre.





11 de abril de 2010

Sunday Morning

3 divagues
Esta canción no es "uplifting" pero le va que ni pintada a esos domingos por la mañana de cama, pereza y sol.

10 de abril de 2010

Del revés

15 divagues


˙osǝıɟuoɔ oΙ


˙ǝɔouoɔǝɹ ǝs ou ˙səʌǝɹ Ιǝp oɯoɔ ɒʇsǝ ɐun ǝnb uǝ sɐḷp ʎɐɥ

˙ɹɐʇıʌǝ opǝnd oΙ ou ˙Ιɐqsıq pıʌɐp ǝp sǝuoıɔuɐɔ ɹɐʇuɐɔ ǝp oɹɐd ou ǝnb sɐḷp soun oʌǝΙΙ

˙uɐʇΙnsǝɹ ǝnb sɐzıpɐƃǝd sǝuoıɔuɐɔ sɐun ǝuǝıʇ oɹǝd 'ǝʇuɐɔuǝ ǝɯ Ιɐʌɐɥɔ Ιǝ ǝnb sǝ ou

˙ɐsoʇuǝʌɐds pɐpıΙıɔɐɟ ɐun uoɔ uɐƃǝd ǝs sɒɯǝpɐ

˙opɐıΙ soɯǝɥ ɐΙ ɐʎ 'ɹǝɹǝnb oɾǝp ǝɯ oʎ ǝnb ʎ osǝ ǝɹʇuǝ 



sǝɯɐ ǝɯ ǝnb ɐɹɐd ɹɐsɐd ǝnb ǝuǝıʇ oɹƃɐΙıɯ ǝnb
ɹǝɔuǝʌuoɔ ǝʇɹǝpod ɐɹɐd ɹǝɐɔ ǝp ɐɥ oΙǝıɔ Ιǝp ɐΙΙǝɹʇsǝ ǝnb
ɐΙos ɐɯΙɐ ıɯ ɐʇuǝıs ou ǝnb
ɹǝɔǝɥɔouɐ ouɹǝʇǝ ǝʇsǝ ǝp ǝɯɹɐdɐɔsǝ oɹǝınb

uɐɹoΙΙ ɐɔunu sǝɹqɯoɥ soΙ ǝnb ǝʇuǝƃ ɐɥɔnɯ ǝɔıp
sɒɯ zǝʌ ɐun zǝṵıu ıɯ ɐ ɹǝʌΙoʌ ǝnb opıuǝʇ ǝɥ oʎ oɹǝd
opuɐɯɐ oƃıs ǝʇ ǝnbɹod opuɐʇunƃǝɹd oƃıs ǝɯ
sɐpıɹǝɥ sıɯ opuɐɹƃuɐsǝp sɐɾǝp ʎ







9 de abril de 2010

Friday I'm in Love!

26 divagues
Me gusta esta canción casi tanto como los viernes. Cuando divagaba en el pasado sobre canciones "uplifting" (que son una inyección en vena de subidón de ánimo), me refería a canciones como ésta.

Si es viernes y los días son largos, como ahora, ya es el éxtasis. Sales de trabajar y no vas a casa, sino a bucear en tu ciudad o tu campo. Y te olvidas de que el lunes fue blue...

Because it's Friday I'm in love!

Feliz finde, carpe diem.


8 de abril de 2010

Pollitos de Pascua

16 divagues
Al final, esta Semana Santa hamos estado, los 4 días de rigor, de playita.



Los primeros días de playa siempre se cogen con gusto y más cuando acompaña el tiempo.



Uno se olvida del estrés, de las tensiones y aprovecha para soñar. Que nadie me rescate por favor.



Me encanta ver la playa desierta.



Los pollitos tal cual, disfrutando de las olas, del sol, ajenos a todo, mientras su madre los inmortaliza.



Contrastes, cosas sencillas, pero qué bonitas.



El estar a dieta no impide ver el menú. Momento "haka". Para mí la han mejorado.