28 de enero de 2010

La Bella Durmiente en el diván-Sesión II

*Posología: Antes de meterse con esta entrada se aconseja leer primero, por este orden "Karl Popper, mosca cojonera" , "El timo del psicoanálisis" y "La Bella Durmiente en el diván. Sesión I".
**Disclaimer: Las opiniones de esta entrada, a menos que tengan un mínimo de sentido común, en cuyo caso serán mías, son de Bruno Bettelheim.

Por fín, la última entrega del monográfico "psicoanálisis y otros demonios". Estábamos con Bruno Bettelheim diciendo que el mensaje de "La Bella Durmiente" es el mismo que en "Blancanieves y los siete enanitos". Pensemos en dos chicas narcotizadas, en decúbito supino, en urna o cama, pero en todo caso esperando a que un príncipe las despierte. Para él, todo esto es metáfora de "un período de tranquilidad al final de la infancia" (ah, ¿hay luz al final del túnel?) , momento de "preparación para despertar a la vida sexual".

Bettelheim dice que, por estar la maldición de Maléfica programada para los 15 años, simboliza la menarquía o comienzo de la menstruación, que es imparable. El Rey manda quemar todas las ruecas del reino en vano, representando que los padres poco pueden hacer para proteger a sus hijos de las crisis de la adolescencia. Hay que vivirlas. Es más, los esfuerzos en postponer esta maduración puede acabar siendo un problema (simbolizado en el cuento por tener que pasar cien años durmiendo).

Cuando la princesa está a punto de convertirse en adolescente, explora las "antes inaccesibles áreas de su existencia" (simbolizado por la habitación escondida donde queda la ultima rueca del reino). Esta cámara está en una torre a la que se accede por una escalera de caracol, evidentemente. Según Freud ("La interpretación de los sueños"), este tipo de escaleras representan experiencias sexuales (no ahorro de espacio). Al final de la escalera, la princesa encuentra una puerta pequeña con una llave, que usa para abrir. Según Freud, una habitacion pequeña cerrada simboliza los órganos sexuales femeninos, y abrir la llave, el acto sexual (ah, a mí me gusta más como la usaban las feministas de aquel grupo: "la llave la tengo yo").

En la habitación, La Bella aún por dormir se encuentra a una anciana (Maléfica en una de sus múltiples presentaciones, a veces se disfraza de Di) dando vueltas a la rueca. La Bella le pregunta qué es aquello tan raro que salta. Según Bettelheim, hay connotaciones sexuales en la rueca (!sexo, sexo, sexo!). Pero desviémonos del sexo por unos instantes ("nooooooooo"-"pero dijo por unos instantes, luego vuelve", Warren Sanchez, Les Luthiers. Si no lo conocéis, ahora, aquí!) para hacer una breve divagación sobre la rueca. En inglés (distaff), para decir "por parte de madre" se puede decir "on the distaff side", todavía heredero de tiempos pasados. ¿Adivináis como se dirá la parte masculina de la familia?:"The spear side" ("literalmente, la parte de la espada). Las mujeres cosen, ellos luchan.

Tras pincharse, Maléfica seguro que se ríe muy alto y hay algún que otro trueno, y La Bella cae en un sueño de 100 años a la vez que el palacio se cubre de una impenetrable pared de espinas. Este sueño la protegerá de sus pretendientes (esto es, de los encuentros sexuales prematuros) y además simboliza que aspirar a una belleza adolescente para siempre es solo eso: un sueño. Muchos príncipes intentan llegar a la princesa a través de las espinas, y todos mueren en el intento. Esto es un nuevo aviso encubierto: empezar con el sexo antes de hora puede ser muy dañino.

Sólo cuando el tiempo adecuado ha pasado, aparece un príncipe que se parece al Pedalista y que con su espada atraviesa las espinas que se transforman en flores. Esto os parecerá una idiotez más de Bettelheim, pero éste es el párrafo con más dedos de frente de toda la entrada. Y es así porque los niños no mienten. Dejadme divagar otro poco: Patricia, la hija de mi amiga Belén conoció al Pedalista hace años, cuando ella tenía tres. Cuenta Belén que, tras nuestro finde con ellos en Gales, un día le pone "La Bella Durmiente" y Patricia dice, señalando la pantalla: "Pedalista, Pedalista". Verídico.

Muchas de las cosas que dice el autor son máximas universales (e.g. nos tenemos que equivocar nosotros, los padres no deben sobreproteger, etc), pero el uso indiscriminado de los símbolos como os he descrito le quita validez. Cada uno de nosotros podríamos interpretar , por ejemplo, las escaleras de caracol, según nuestra experiencia personal, y la freudiana no tiene porqué ser "La Verdadera". No tiene nada que lo apoye como tal. Es tan cierto como un cuento de hadas.




Ref: Bettelheim, Bruno (1975). The uses of enchanment. The meanings and importance of fairy tales. Alfred Knopf: New York.

17 comentarios:

  1. Pues sí que nos ha salido cursi el pedalista. No me lo imagino bailando con la bella al lado del río....ja,ja. Felipe se llama en el cuento. Que flipe con el pedalista... Ha pasado de Stefi Graff, por Shaggy de Scobidoo y ahora es Felipe.

    Jamás podré ver esta película sin pensar en él Di. Eso no se hace. Has acabado con mi infancia, así de sopetón.

    Y Flora, Fauna y Primavera, ¿qué son? ¿ein?

    Por cierto, no me gustan nada las escaleras de caracol, nada. ¿Significa eso que no me va el triki triki? Ahora cuando vea unas escalera de ese tipo las alabaré siempre, no vaya a ser que haya un psicoanalista cerca y que además esté bueno. Que no está el patio para ir despreciando candidatos, sean psicoanalistas o no.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que tampoco podemos fiarnos mucho de Di, ¿no? Al fin y al cabo su predicamento es que no hay que fiarse de tanto "interpretador" profesional... Y para prueba las escaleras de caracol, que son más que morbosas.

    Diva, seguro que ahora las ves con otros ojos.

    ResponderEliminar
  3. Vamos, de hecho la foto de esa escalera es directamente para mayores de 18.

    Oh dear, ¿necesito tratamiento?

    ResponderEliminar
  4. Yo ya estoy en tratamiento: él trata y yo miento.... jua,jua,jua aaaaggghhhh!!!

    ResponderEliminar
  5. Diva,

    ¿Cursi, el Peda? A ver, q baila los valses como un figurín es un hecho, pero además, ahí he dejado una evidencia gráfica de su gran parecida con el príncipe. !Es que son dos gotas de agua! Y sí, te va a encantar cuando le veas cantando eso de "Once upon a dreammmm".

    Flora, Fauna y Primavera deben ser sólo de la Disney. Creo q en alguno de los cuentos clásciso había doce hadas buenas (según Bettelheim, símbolo de los meses lunares, ergo más menstruación, sexo, o así).

    A mí me encantan las escaleras de caracol estéticamente, aunque admito que funcionalmente sean incómodas. Mira la foto que he puesto, es la famosa de La Sagrada familia: una maravilla.

    Di

    ResponderEliminar
  6. Dear Basaja,

    ¿Me dirás que os interpreto yo nada? :) ¿Y qué morbo pueden dan las escaleras de caracol? ¿Por qué la escalera gaudiana es para >18? Por favor, explícanos.

    mmm cuéntenos más, muy interesante...

    Dr Di

    ResponderEliminar
  7. Querida Di:
    te acabas de librar de una buena. Después de haber escrito una retahila enorme contestando a tus gustos por el psicoanálisis, vuestro querido Blog o mi querido ordenador, ha decidido borrarlo y no publicarlo!!
    Así que, como me siento incapaz de repetir todo lo que había puesto, voy a darte la razón en todo (antes te había discutido hasta la última coma)
    Eso sí, no veo al Pedalista como príncipe (lo siento Peda) y creo que entiendo por qué llamas Mini a tu descendencia (aunque no lo comparto,...no sé porqué no te inclinaste por Bambi o Tambor!)
    Bye

    ResponderEliminar
  8. Tienes razón OH, yo creo que el Peda no se parece al príncipe de la foto. Para mi que Di esta muy pillada, por no decir locamente enamorada y todos sabemos que el amor es ciego...

    ResponderEliminar
  9. Dear Jipi,

    Tengo un amigo que dice q este blog es un rollo pq no nos dais nada de caña y todo el mundo está de acuerdo en todo. Yo pensé... "habrá leído a Jipi, mi némesis?" :)

    Joooo, qué pena q se haya borrado! Hubiera disfrutado destrozándote cada argumento q me discutías.

    Lo de Mini, eres PERVERSA... aún no me lo has contado y ale, venga a columpiarte.

    Y no se llama Bambi pq, siento chafarte el final, pero es q la madre muereeeeeeeeee!

    Muchos besos

    Di

    ResponderEliminar
  10. Diva,

    Que no lo digo yo! Que lo dice una niña de 3 años!!!

    Será q no has visto al Peda con el sombrero con pluma! (gana mucho)

    xxx

    ResponderEliminar
  11. Chasco.
    Tenía ya bastante avanzado el retrato robot del Pedalista pero me lo habéis echado por tierra con tanta información.
    Para mí el Pedalista siempre será como yo me lo he imaginado, por mucho que ahora intentéis enseñarme cómo es.
    Esto... Diva, te acabo de poner en bandeja un tema para el blog: el clásico encasillamiento que hacemos de actores en papeles de malo, que luego aunque hagan de bueno no te quitas de la cabeza esa imagen previa. Lo podrías adornar con una lista de los que más te han impactado incluyendo sus fotos.

    ResponderEliminar
  12. Divagueando,

    Una anécdota del Pedalista. En la convención europea de un anterior trabajo, su jefa le presentó a una compañera basada en Barcelona con la que él había hablado mucho por teléfono. La catalana comentó: "Vaya, nunca te hubiera imaginado así". A lo que la jefa (inglesa) contestó: "¿Lo ves?, Peda, siempre decepcionando".

    Así q te lo puedes seguir imaginando como quieras: para eso es el blog, para imaginar (violines).

    ...Pero está bueno de cojones!

    ResponderEliminar
  13. Hola Di og Diva

    No se cual es cual, pero lo de malefica me parece que me recuerda a alguien conocido... como os meteis con en pobre pedalista con lo buena persona que es! Hace anhos que no oia hablar de Kortatu, barricada etc se ve que me hago vieja! yo ni os cuento lo que oigo en cuestiones de musica porque me bloqueais la entrada a vuestro blog de manera permanente! en fin que tambien es bueno con eso de la variedad. Estoy pensando en ponerme un nombre para eso del blog y no se me ocurre otro mejor que "sindi" y cada uno que piense lo que le de la gana del nombre, que hasta puede teber doble sentido y todo por eso de a la vejez viruela como se dice por el sur de Europa. En fin queridos compatriotas que no creo estar a la altura de vuestro nivel de blog, me tendre que poner un poco las pilas para pillar algo! pero ya intentare tener algun comentario fugaz inteligente cuando el trabajo, la familia, los tarbajos cientificos, el trabajo social, el calculo de la hipoteca, el jardin, el calculo de la pension y la vida social me dejen tiempo libre para filosfar y divagar. Saludos a Pedalista y Malefica de "Sindi la vikinga"

    ResponderEliminar
  14. Dear Sindi-la-vikinga,

    No veas cuanto me gusta tu nombre. Primero por lo del vikinga, claro. Y sengundo por lo de sindi(calista), sindi(crawford), sindi(no habia una muñeca?), sindi(ospatrianirey). En cualquier caso, esperamos verte por aqui de vez en cuando: seguro que durante la jardineria se te ocurren todo tipo de provocaciones.

    Besos

    Di

    ResponderEliminar
  15. como te atreves a hacer burla de Freud y del Psicoanalisis que a ti no parezca no quiere decir que este erroneo y lo rudiculices, es mas las imagenes que empleaste para tu articulo son de Disney que esa versión no tiene que ver con el relato original.

    ResponderEliminar
  16. como te atreves a hacer burla de Freud y del Psicoanalisis que a ti no parezca no quiere decir que este erroneo y lo rudiculices, es mas las imagenes que empleaste para tu articulo son de Disney que esa versión no tiene que ver con el relato original.

    ResponderEliminar
  17. Sí, MIO AKIYAMA, es lo q tiene... esto es un blog y OSO, ME ATREVO a opinar. Y lo argumento. Va de eso.

    Salud, di

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.