31 de octubre de 2011

HH: "What's my name?" vs. "What's in a name?"

9 divagues
El otro día se me lanzó un capote para que me tirase a la piscina en esto de los HH (Horror Hits). Nunca he divagado un HH (sección creada por mi co-diva para la crítica destructiva de cualquier cosa musical), la razón es que no suelo divagar sobre tema artístico que no me gusta (véase libros, pelis, música). Para qué publico lo que antes escribía en docus de word? Pues por compartir lo que me gusta con quien quiera que esté al otro lado (hay alguien ahí???? que decía Eugenio). En esto soy todavía como La Pequeña Di y para mí de lo mejor de la vida es poder decir "esto me ha emocionado/movido/removido", si es posible dando saltitos. El día que se me pase, me plantearé si tomar tricíclicos, o si todo esto ya no merece la pena. Como dice mi tío Vin, "yo, como Hemingway: el día que no se me levante ya no quiero estar aquí".

Esto no quiere decir que no divague sobre cosas horribles: sobre el mundo y lo que pasa, y cómo lo veo, y mis dudas disfrazadas de certidumbres. No solo es para mí necesario, sino que creo que es un deber. Nunca me he creído a los "apolíticos", o a la gente que no se moja. Ello no implica que en mis divagues sociales yo intente que el mundo piense como yo. Que quiero cambiar el mundo, es una cosa, pero decía Spinoza:

"el deseo humano de que los otros disfruten en las bondades que uno disfruta, pero sin hacer que vivan de acuerdo con nuestra manera de pensar"

Parece que el propio filósofo sabía para qué escribo un blog. Mejor no recordar lo que oí el otro día en al radio: "Escribir no es bloguear. Bloguear es graffiti con signos de puntuación".

Pero divago. Yo estaba aquí para colgar un HH: una canción que me parece horrorosa. Y lo que amamos/odiamos, habla de nosotros más que nosotros mismos. Creo que esta ilustrará el dinosaurio (aparte del dragón) que llevo dentro. Once upon a time...

Mini, tres añitos, asiste a una guardería del establecimiento donde trabajo. Como le encanta cantar -y la farándula en general- sale cada día con diversas canciones de toda la vida tipo "Twinkle Twinkle Little Star". Lovely. Pero una tarde sale cantando

"Hey, hey, baby. UH-AH
I wanna know
if you'll be my girl"

Errr? "Dirty Dancing"???? Pero UH-AH?

-Mini, quien te ha enseñado esa canción?
-Emma*
* (una de las cuidadoras)

Me meto en google (herramienta para dinosaurios) y me encuentro con una versión de DJ Otzi culpable del UH-AH, que me suena vagamente de alguna noche de esas. Emma, bajo escrutinio explica: "Ah, sí, es de nuestro party CD". Bien, niños de tres años cantando ositos que van alrededor del jardín un minuto y el UH-AH al siguiente. Eclecticismo.

Otro día sale con "Ba ba black sheep", "The old duque of York" y con un sonsonete bastante repelente que reza:

"Ah-na-na-what's my name
ah-na-na what's my name"

Ah, una de esas canciones para estimular la comunicación social, concluye la Di erudita. Veo a los niños en círculo recitando esos versos y contestando por grupos. Satisfactorio.

Pero un sábado, en la ducha, la radio se ha desintonizado de la BBC4 (La Única) a una estúpida radio fórmula. Y cual es mi sorpresa cuando, en pleno champú oigo:

"Ah-na-na-what's my name
ah-na-na what's my name"


ARGHHHHHHHHHHHHHH (GRITO HISTÉRICO):
PEDAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!! VEN CONE L IPHONE!!!!! Y EL SHAZAM!!!

Al segundo aparece el padre de la criatura, armado de su mejor amigo (extensión de su brazo) cuya aplicación más notable (para mí, que no he sido aun abducida por el aparato) es precisamente aquella que identifica la canción que está sonando (Shazam). No, si la cantas no funciona, ni con la guitarra. Y no pregunten porqué lo sé.

Unos segundos de expectación, Mini también se acerca a la puerta del baño (no visualizar la escena: lo que viene es suficientemente doloroso así sin imaginario) y Shazam dictamina: "What's my name? Rhianna".

Rhianna???? Es un nombre que me suena vagamente, creo que porque hace poco dió un concierto en la O2 Arena y, como estrategia de marketing, viajó en metro (Jubilee Line). Y también porque-ehem-sacó al escenario a una asistente y performó una pretendida escena de sexo cutre.

-MINI: QUIÉN TE HA ENSEñADO ESA CANCIÓN?
-Ehhh... Ella*
*(otra niña)
-ELLA????? MAñANA MISMO HABLO CON EMMA!!!!!

Llámenme T-Rex, llámenme snob. Yo es que sigo prefiriendo:

"What's in a name? That which we call a rose
By any other name would smell as sweet."



30 de octubre de 2011

La castanyada

12 divagues
Este puente de todos los Santos se celebra en Cataluña la castañada. 

La castañada, como su propio nombre indica, es una fiesta en la que se reunen amigos y familiares o los unos o los otros en alguna casa, almacén o torre y en la que se come de todo y cosas típicas de la temporada, moniatos, moscatel, los famosos panellets y castañas crudas o asadas De ahí lo del nombre. A pesar que hubo un tiempo, en el que todos pensábamos que el nombre provenía del castañazo que pillabas en aquellas fiestas en las que las castañas brillaban por su ausencia y todo el presupuesto lo destinábamos a espirituosos. Me viene a a cabeza lo de la "asignación de recursos escasos susceptibles de empleos alternativos". Pues eso. Un dejà vu.

Hecha la introducción diré que de un tiempo a esta parte, la moda halogüinera nos está invadiendo. Por todos los sitios se ven calabazas, disfraces, telarañas... Bares, parques de atracciones, pastelerías, todos se apuntan al carro tratando de vender un poco más. La gente además la acoge con ganas, sobre todo ganas de consumir y los chinos hacen el "preagosto" que precede al "agosto" de Navidad. Hasta los pollitos quieren disfrazarse y me hablan de halogüin con una soltura... Por ahora lo de ir pidiendo dulces no se ha extendido mucho, pero al tiempo, todo se andará. 

También he visto como proliferan los vendedores de cupcakes. Los cupkakes son magdalenas de las de toda la vida, un poco más chatas (no de puyalet que dicen por mi tierra) y decoradas con una mezcla de mantequilla y azúcar que tira para atrás. Tengo que decir que hay verdaderos artistas del cupcake y la presentación suele ser temática, muy detallista, espectacular y por lo general inversamente proporcional al sabor de la magdalena (o madalena?). Podrán ser muy monos pero son muy caros y desde luego no mojan pan con los panellets que ayer me mando mi suegra. Eso si que es home made y lo demás son cuentos de brujas. Pongo foto para envidia del personal divagante.

Ayer estuve de castañada y por la noche viendo a Loquillo!




29 de octubre de 2011

Londinium: calabazas, Diwali y The Knack

8 divagues

En el parque enfrente de casa... mini-regatas.



Halloween está casi aquí, y esta es la calabaza que compré el otro día para hacer la crema que tan bien le sale a todo el mundo. Menos a mí.



Esta semana pasada ha sido el Diwali, festival hindú que Mini ha celebrado en la guarde. Hicieron un pie de vela con arcilla, comieron lentejas y pita, y unos dulces en bola que hizo la madre de uno de los ninios. Ah, y lo más importante, salieron con este antebrazo tan bonito. Mini, con lo dada que es a todo tipo de ornamento (me la cambiaron en el nido o es un gen latente?) estaba emocionada.



Esta foto, simplemente porque me gusta.







Y esta última,un empleado del metro en Victoria (estación de gran jaleo) que da indicaciones sin que se le mueva un pelo de su cresta. Que cosas como esta sean aquí normales hacen de Londinium... uno de mis lugares en el mundo. Y, de fondo, The Knack...


28 de octubre de 2011

10 años

28 divagues
Hace poco estuve de boda, bodorrio, en el mismo sitio en el que yo celebré la mía. En medio del convite la novia le cantó al novio "When you say nothing at all" y me acordé de Di y no pude menos que darle la razón. Aunque la chica no cantaba mal, me pareció de un pasteloso tal, que jamás podré escuchar de nuevo la canción sin sentir escalofríos. Además había un video de preboda (que yo no sabía ni que existía) y no se cuantos repartos de ramos, figuritas de novios etc. Un poco merengue para mi gusto, la verdad, quizá ahora se lleva eso. Pero divago. 

El estar allí, en ese sitio, me trajo muchos recuerdos del que sin duda fue uno de los días mas felices de mi vida. Suena a cursi, ya lo sé. Pero es cierto. No es por el vestido (discretillo eh?) que no llevaba. Lo mío fue chaqueta y falda. Tampoco fue por el convite, la fiesta o ser el centro de atención, que va!. Ni siquiera por irnos a vivir juntos. Por aquel entonces hacía ya 13 años que salía con Consuerte así que pocas sorpresas me iba a llevar. Lo mejor de aquel día es haber estado rodeada de tanta gente que quería (y quiero) a la vez: familia, amigos... Compartir eso fue genial. Fue una gran fiesta, la mejor que he organizado y organizaré jamás. En diciembre hará ya 10 años, (10 años!!! ) desde que me casé, que han pasado sin darnos cuenta. 

Ayer, me dio por ver un trozo del video de mi boda. Fue un video genial que me hizo un amigo. Digo genial porque lo es, porque al ser amigo lo hizo con cariño y eso se nota, omitiendo cursiladas y poniendo al final un trozo que tiene esta banda sonora y que cada vez que lo vemos nos hace reír hasta llorar. Pues bien, viendo el video corroboré varias cosas: que fue en verdad un día inolvidable, que me lo pasé de coña, que estaba guapísima, que cuánta suerte tuve de poder celebrarlo, que mi gente (la que me quiere) se lo pasó bien y estaba conmigo, que es muy difícil que se vuelvan a dar esas circunstancias de nuevo porque... hay que ver lo que se cambia en 10 años, mucha gente ha cambiado de situación, otro tanto ya no está con nosotros (entre ellos mi padre) y que no me arrepiento en absoluto de haberlo hecho. Es más fue un absoluto acierto.

Este aniversario lo pensamos celebrar haciendo una mudanza. El viaje lo hicimos los 4 este verano. 

27 de octubre de 2011

Haced conmigo lo que queráis

12 divagues
Suena el teléfono. Mentiría si onomatopeyizara en ring-ring. El sonido es "Fountain".
-Hello?-contesto.
-Hola, sis, soy yo...(sin rodeos). Oye, qué me tienes preparado como regalo?
-Regalo? Qué regalo?
-Te recuerdo que el 27 del corriente cumplo 31 palos, y espero TU regalo con ansiedad.
-Pero no será mejor un vivalainfanta*??? Si nunca te gusta nada de lo que elijo!!!!
-Cómo que...?
-Sí, (me envalentono, todo por no lanzarme a las calles este finde), no cambiaste lo de las navidades del año pasado? El vestido aquel negro tan chulo de... (esfuerzo neuronal para el que ya no estamos)... de... de...
-De G-Star Raw, sí, pero es que me quedaba mal, Di...

*************************************************************************************
(*) cómodo ingreso bancario.

Acaban de asisitir a una conversación ritual entre la cándida Di y su hermana Fashion, cuando se avecina esta época del año. Cumple y Navidades, una combinación letal para la pobre Di, ese ser entre esfinge y estatua de hielo ante los esfuerzos de cualquier director de marketing. Letal porque la Fashion quiere algo que ponerse. Y Di no cuenta con "El Mundo De La Moda" entre sus special interests. Y claro, esto puede terminar muy nocivamente con alguien que sabe que este año es lo más ir de rosa y naranja (no hay dolor), por ejemplo. Pero no siempre fue así, y es que Fashion tiene también, cómo no, un pasado oscuro. Y quien estuvo allí desde el principio, para reportarlo hoy? Moi.

Cuando digo desde el principio, quiero decir desde El Principio de los Tiempos: los 9 años de ventaja me otorgan una posición inmejorable. Porque de bebé y en sus primeros pasitos, no sé en qué estaban los de G-Star, pero puedo decir bien alto que no en la canastilla de mi hermana. Inspiren fuerte: había-y, a fe mía, hay-en Vetusta una tienda infame donde el ropaje de los querubines no ha cambiado en 40-quizás más- años. El establecimiento se llama "Ríos", y mi madre tuvo y debe tener acciones. De otra manera, no se explica la fijación por vestirnos con los nidos de abeja y los lacitos que campan a sus anchas en cualquiera de las sucursales del negocio. La Fashion, como todo hijo de vecino, llevaba esas lindezas, que ahora he de admitir luce mi propia hija (las acciones de mi madre han de subir, entiendan) y, oiga, lo que es esto del síndrome de Estocolmo, no están del todo mal. Pero divago. El caso es que el mundo imagine a mi querida hermana en su tierna infancia vestida como si fuera un repollo, pero-atención-, con el pelo corto a lo chico. La cuestión capilar responde a una leyenda urbana de La Yaya por la cual hay que mantenerlo así hasta por los menos los 4 años para luego desarrollar una melena pantoja. Ambas hermanas tenemos una melena sana, gracias Yaya, pero qué pena de fotos infantiles.

Pero el idilio Ríos duró poco. Resulta que la Fashion pronto descubrió que el estilo niña-del-resplandor no iba con ella. Se resistió cuanto pudo, y hubo dramones mexicanos, hasta que un día, en una conversación "entre hermanas", con unos 6 añitos, me admitió la verdad:

"Di, soy heavy".

Y es que la pobre sólo se sentiría en esa armonía con ella y el cosmos con unas malllas (ahora leggings, por qué murió la palabra malla?) negras y una camiseta de ACDC. Ya dicen que los padres se relajan al segundo hijo, porque el caso es que mi hermana llegó a tener unas mallas negras que sólo se las dejaban poner en Vetustilla los findes de invierno, que es equivalene a decir cuando no había nadie. La recuerdo escondiéndose detrás de otras niñas para que yo no me riera, pero la anécdota más entrañable de la época a ese respecto se titula "haced conmigo lo que queráis". Mis padres se la llevaron a una boda, y la compra del vestido (en Ríos, evidentemente) fue la última claudicación: tras una gran bronca esa alma heavytrona aceptó ser encerrada en un cuerpo de pija. Y así aparecen en la foto, que colgaría aquí si no estimase tanto mi vida.

La siguiente fase en esto de la expresión corporal de mi sister vino con Primero de BUP. Allí llegó el grunge. El estilo consistía en llevar un número casi ilimitado de camisetas, unas encima de otras, la superior siempre de manga corta. Esta idea, tropecientos años después, aún ha sido considerada por el Pedalista al que cacé el otro día con una camiseta vieja reivindicativa (seguro que de una lucha obsoleta) por encima de una de algodón mucho más decente. Creo que en esta etapa bupera la Fashion se agenció una melena de esas más cortas por detrás y más larga en mandíbulas. Cuando crecía un poco, yo a estos cuatro pelos los llamaba "las coletinas". La Fashion siempre ha sido mucho más lanzada que yo en aspectos estéticos, como se puede inferir.

Tal vez sería hacia el final de Bachillerato cuando comenzó el declive: "Parachute". Esto era (y es) una tienda donde vendían ropa juvenil a precios nada juveniles. La Fashion comenzó a hablar en marcas italianas e inglesas, que eran greek to me. Aunque admitámoslo, para mí todo esto era un regalo del cielo: podía abrir el armario y encontrarme con ropa sin haber pasado por el desgradable trámite de ir a comprarla (odio odio odio a peter pan, y el shopping). Elementos estrella de la época fueron algunos super-tops y, por supuesto, una especie de cazadora de ante con flecos por abajo (anécdota "te comía hasta los flecos" descata por su crudeza), que yo me reciclaba y a triunfar al Casco.

Desde que vivo en el UK, ya no puedo abrir ese armario-sueño de toda mujer. Sin embargo, como es buena, cuando hace limpieza, lo que iría para una tienda de charity va para mí. Soy su beggar. Luego en el trabajo, los ingleses, ajenos a todo, elogian mi glamour y no me queda otra que admitir:

"Es de la tienda de segunda mano de mi hermana".Felicidades Sorella. He captado que Miss Sixty ya no. De Chanel, este año, no bajo.

Y para que veas cómo estoy que lo tiro, otra cosa: si este divague tuviera banda sonora, tendría que ser esta... Mil muxus guapetona.


26 de octubre de 2011

Otoño 1- Primavera 0

11 divagues
Por el título está claro. Es mucho mejor el otoño que la primavera. La luz, los colores, las castañas, el olor a leña, el clima... Aunque vayamos de cara al invierno. La semana pasada estuve en la montaña y el espectáculo de colores estaba a punto de comenzar. Este fin de semana ya se debe de mostrar con todo su esplendor y todas las tonalidades de amarillos y rojizos. 


25 de octubre de 2011

Vergüenza ajena

14 divagues

No voy a entrar en el contenido, en el fondo, en lo que ha entrado todo el mundo ya. Me quedaré en la superficie, en las formas, en la estética ("ya que no tenemos ética" etc).

Vergüenza ajena es lo primero que sentí al ver el vídeo de La Organización ("os desea felices fiestas"). Tan grotesco, tan patético, tan ridículo: una mezcla de ku-klux-klan penitente y paleto, con el sacamantecas infantil de antaño. Que existen los pixelados: no need for that. Si no fuera por los centenares de muertos que tienen a sus espaldas, darían ganas de reír. Merece la pena pasarse por el blog de Iñigo Gurruchaga, primero porque él se ríe tan bien como siempre con sus "el de la txapela, el de la izquierda, el que mira de medio lado" pero sobre todo por comparar con el vídeo del comunicado del IRA. Las formas, por favor. Los miras, con su parafernalia y sus txapelas, los escuchas y se te cae el mundo encima: En nombre de qué ideas se han destrozado miles de familias, incluídas las suyas? Tristes oligofrénicos.


Para ilustrar un poco la mente del terrorista, un director inglés, Chris Morris, se atrevió el año pasado a hacer un película. Nada menos que una comedia. Nadie le negará tener un par, en estos tiempos que corren de viñetas de Mahoma. En Four Lions se narran las peripecias de cuatro terroristas islámicos en su entrenamiento y posterior plan para poner una bomba. No es de tirarte al suelo de risa, pero es una visión a este submundo como no se había visto antes. Y por lo que parece, bastante real: una panda bastante limitada en la sección CI.

Morir en nombre de una gran idea, mal. Morir en manos de esos payasos. En fin.

24 de octubre de 2011

Como antes, como siempre

2 divagues
El sábado salimos a festejar el 40 cumpleaños de una amiga de las de toda la vida. El grupo era más bien heterogéneo y a mucha gente no la conocíamos. Sin embargo estábamos unas 5 amigas de las de toda la vida además de la homenajeada. Son amigas con las que siempre te lo pasas bien y con las que no necesitamos protocolos ni charlas vacías. Con ellas puedes ir al grano. Además tienen unos maridos muy comprensivos y enrollados, que no siempre es fácil. Entres esas amigas hay una en especial con la que no me hace falta hablar. Nuestra compenetración es y ha sido siempre perfecta. Juntas hemos hecho las peores fechorías y nos hemos reído siempre hasta que nos ha dolido la tripa. Salir con ella supone volver atrás en el tiempo, sentirse otra vez con dieciséis y capaz de todo. Hay que reconocer que los gintónics también ayudan. 

En la fiesta había gente con cámaras de fotos: que si ahora una de grupo, que si te pillo bailando, que si una desde abajo, que si con tu churri, que si sólo las chicas... un coñazo, la verdad. Ahora, debido a las redes sociales creo yo y a lo asequible de la fotografía, está de moda llevarse cámara de fotos a la fiesta e inmortalizar el colocón para después tuitearlo o postearlo por ahí. Esas juergas han sido causa de algún disgustillo laboral, cuando el jefe ve en el feisbuck de turno a la relaciones públicas con los ojos descolocados y montada a caballito del director financiero, por ejemplo. Pero divago. Decía que mi amiga y yo hartas de tanta foto nos hicimos en un momento dado con una de las cámaras de fotos y tras hacer unas cuantas instantáneas al uso, decidimos dejarle a una amiga unas instantáneas muy poco corrientes. Sólo espero que no decida proyectarlas delante de menores de dieciocho.

22 de octubre de 2011

Mickey

5 divagues
Me encanta esta canción, versión de Toni Basil, medio punk-rock, setentera, caniera... en fin, estas cosas que nos ponen a las div-as y no lo de ayer. Como el otro día mi yang (o será ying) divagó sobre los pros y los cons de los EE.UU, creo que ha llegado el momento de salir del armario. Ahí va: la causa principal por la que me habría gustado ser yanqui es por haber sido una de ellas: cheerleader entregada. Dándolo todo en cada partido.Viniéndome arriba y haciendo venir a la grada. Aj, esto sí que me pone carne de gallina (quedó claro que como Niguna bandera, gracias Barricada).

Merece la pena ver el video: las cheerleaders son...  like no other. Parece que van a hacer un Haka. Go girls!




21 de octubre de 2011

Modestia Aparte o HH # 9

20 divagues

Hace tiempo que no comentaba un horror hit a pesar de que abundan. 

El tema que nos ocupa hoy es de un grupo musical que no he soportado nunca: Modestia Aparte. Si alguien no lo conoce, no se pierde nada. Para ilustrar esta entrada he buceado en internet y me he topado con un video del tema en cuestión que jamás había visto y que si puedo evitarlo, no veré nunca más. Con una vez ha sido más que suficiente. El video de marras no ha hecho más que darme la razón. La voz de Fernando López, cantante de Modestia Aparte, da grima porque él también da repelús. Es el típico repelente niño Vicente. Sobre todo con la capa negra y en una tabla de surf. Perdonad que os lo muestre aquí:


La canción comienza con un "JA", recurso muy usado por el cantante en otros temas y que a mi de entrada me pone mala.

El primer párrafo da pie a esperar algo decente:

El día necesita 3 horas más 
Para que en nuestra vida 
Tengamos tiempo de respirar

Vaaaale, puede ser, tiene razón, nos falta tiempo, no podemos respirar, el ritmo de la vida, las obligaciones... A todos nos vendrían bien tres horas extras cada día. Pero no ha descubierto nada nuevo. En el mismo párrafo continúa:

Te levantas temprano para estudiar 
El modo más extraño de no ir a trabajar 

Aquí intenta solidarizarse con los estudiantes, público objetivo de su canción. Pero no creo que sea verdad que los que estudian lo hagan para no ir a trabajar. Es más si estudian es para conseguir un trabajo. Aunque es cierto que yo he conocido a alguno que lo ha alargado lo máximo posible...

Y yo sé que hay una chica que no me dejará 
Salir más de 2 días, no es nada fácil de llevar 

¿Qué tipo de párrafo es este? ¿Como enlaza una frase con la otra? ¿Alguien me lo puede explicar? ¿Que es lo que no deja la chica? ¿A él? ¿Que no salga? ¿Acaso la chica lo vigila y le prohibe salir?

Mientras pienso, en tus ojos, tus labios y tu forma de besar y cómo te mueves cuando hacemos el amor ha, ha, ha. Tus ojos, tus labios y tu forma de besar y cómo te mueves cuando hacemos el amor, ha, ha, ha 

¿Mientras no sale piensa en la chica que no le deja salir más de dos días? ¿O piensa en otra chica yla que no le deja salir lo sabe? Aquí el Ja, Ja, Ja, se me antoja insoportable y me empieza a dar un sudor frío. Por lo general tengo que correr a apagar la radio.

Tengo la agenda llena de cosas por hacer 
Mientras el teléfono suena ya por 6ª vez 
Lo que compro caro es algo de imaginación 
Esa idea genial es la clave de la inspiración 

Vuelve a poner de manifiesto que le faltan horas. Claro que si sale más de dos días es fácil que le ocurra. Lo que no me queda claro son las dos últimas frases. El tío no tiene imaginación, no hace falta que lo diga, se desprende de la letra. Pero ¿qué sentido tiene esa frase ahí? Se ha quedado sin ideas para poder continuar el sinsentido y lo único que le vuelve a la cabeza es como se mueve la tía en cuestión y otra vez nos machaca con el Ja, Ja, Ja 

Mientras pienso, en tus ojos, tus labios y tu forma de besar y cómo te mueves cuando hacemos el amor ha, ha, ha
Tus ojos, tus labios y tu forma de besar y cómo te mueves cuando hacemos el amor, ha, ha, ha 

El fin de traca es el siguiente:

Siempre hay un lugar donde la gente es especial
Basta con encontrar un poco de tranquilidad 
Creo que los nervios me van a traicionar 
Necesito estar sólo para poder pensar 

¿Se puede ser más obvio y a la vez más difícil? ¿Qué tiene que ver una cosa con otra? ¿Cuándo estás tranquilo todo el mundo es especial? ¿Quién no es especial? ¿Acaso no lo somos todos? ¿Es obtuso o no lo es? Definitivamente los nervios te han traicionado y has estado intranquilo de cojones porque lo que es pensar no has pensado nada. 

¡ JA! 

20 de octubre de 2011

La roja y gualda: carne de gallina, indiferencia o naúsea?

22 divagues
Queda nada para el Anio Olímpico aquí en Londinium, y la ciudad se ha empezado a llenar de pósters y autobuses anunciantes de memorabilia (compra, compra!). El slógan dice algo así como "It's time to fly the flag", porque ya se sabe cómo las gastan los ingleses con su banderita: me cuentan que para el bodorrio real (del que escapé para hacer cosas mucho más entretenidas por la península) estaba todo el centro petado de la Union Jack. Qué pereza. A mí, que no me gusta ninguna bandera territorial, esto me parece una patochada. Y uso este adjetivo sin ponernos serios y recordar algunas de las barbaries que se han hecho en nombre de este trozo de tela, porque habría otros. Claro que ahora los modelnos aseguran que su Mini Cooper la lleva en los retrovisores por el rollo musical mod y todo eso. Hay gente pa tó.

Cuando una viaja, aunque no quiera, ha de toparse con unas cuantas banderas. Desconozco lo que consume al sueco de turno que, cuando llega a la cima del Huayna Pichu, siente la necesidad de plantar ahí su trocito de patria ambulante (como si ningún otro noruego hubiera estado allí, ever). Tal vez quieren recordar al mundo que, ciertamente, son superiores? O será una promesa a la Virgen. Luego, para echarlos a comer aparte están los canadienses. Ozú, que fijación con la hojita de arce: la llevan por todos los sitios, dejan pegatinas en los armarios de hoteles de mochileros y-lo aseguro-algunos lucen una aguja de corbata que sospechosamente parece The Maple Leaf. Nunca he preguntado, pero supongo que querrán así diferenciarse del primo de zumosol, los yankis. Quién los culpa.

Y por fin (entra fanfarria tirando a inquietante) está el tema de la bandera espaniola (olé!). Si esas otras banderas tienen que ver con una persona decidiendo decirle al mundo que ha nacido entre unas coordenadas y que se identifica mucho con la gente y el paisaje de ahí y no otro (cosa que no he podido entender, porque creo las cosas más bonitas e importantes que se pueden tener en común tiene poco que ver con las coordenadas, o será que mi antinacionalismo se esta haciendo con el teclado?), la bandera espaniola tiene otras muchas connotaciones. O por lo menos para mí, vetustiana de 40, escorando a babor. Cada una es ella y su circunstancia.

Remontándonos unos anios (pocos eh?), recuerdo que en mi colegio, cuando andábamos por los 13, algunas ninias empezaron a venir con unas pulseras de plástico con los colores de la bandera espaniola. Nadie hablaba de lo que esto significaba, porque probablemente a esa edad nadie sabía mucho lo que era, aparte de una que nos explicó que "los fachas eran los chicos guapos que iban por Tal y Cual y los rojos los de negro que iban por el rollo". Creo que esta es mi primera memoria de tales conceptos, ya he comentado alguna vez que en mi casa no se hablaba de política. Había otra ninia que llevaba la misma pulsera de plasticorro, pero el styling en este caso eran los colores de la Falange. Las monjas no les decían nada, y nadie en realidad opinaba sobre el tema. Luego vinieron las clases de historia-sus clases de historia-, y todo lo demás. Pero divago.

Y, cómo no, también estaban las fiestas populares. Resulta que en Vetustilla había alguna gente que ponía la bandera espaniola en el balcón mientra que otros la bandera de Vetustón. Había una consigna no-hablada, pero todo el mundo sabía el mensaje que tanto unos como otros lanzaban a la calle. En mi casa no había balcón.

Luego empecé la carrera. Ya nadie llevaba idioteces del tema (no había banderas aparentes, por lo menos), salvo la multitud de gente de Navarra que venía a estudiar a Vetusta. Todos los navarricos-sin excepción- llevaban el Lauburu, un símbolo que representa las cuatro provincias vascas (Navarra una de ellas). Casi todos gente más maja que las pesetas, pero no podía dejar de preguntarme si se lo ponían en la maternidad. Por qué necesitaban todos decirnos, con el colgajo, que ellos eran vascos? Una amiga de un pueblo de la ribera me decía "pero tú de dónde eres? Cómo te ubicas? A dónde perteneces?" Y yo le trataba de explicar que, como todos los nacionalismos-incluído el vasco, el catalán, el espaniol-, me la pelaban, no podía entender porqué ellos empleaban tanta energía en "su pueblo", cuando yo lo que pensaba es que hay dos pueblos en todas partes. Y en tu posición con respecto a esos dos pueblos iba todo.

Cuando conocí al Pedalista, evidentemente venía con su lauburu de serie. Me reí con él un rato, y, cuando hubo confianza, le regalé una brujita plateada, volando en su escoba (una versión embriónica de Maléfica). Que logró su encantamiento, porque sustituyó al lauburu, y con el tiempo logró que el discurso "yo, de Pamplona a Donosti, no necesito más", se cambiara por "the world is my oyster", así en inglés. Pero algo entendí cuando me contó la historia de su tío Emilio: siendo él pequenio, jugaba un día con soldaditos que llevaban la bandera espaniola y su tío, de Donosti de toda la vida le dijo: "Qué hacen esos con la bandera espaniola?". Es que resula que el tío Emilio luchó con la República, y estuvo en la cárcel. En Mallorca. No hace falta que explique más.

Ninguna bandera me pone carne de galina, pero la espaniola mucho menos. No veo ninguna razón para celebrar un día como el del la Hispanidad (he oído que la cabra este anio estaba muy desmejorada), ni para envolverme en esos colores porque el Barca gane el mundial en Sudáfrica. Guste o no, a los que tienen un mínimo de memoria histórica (hui, qué sintagma), es una bandera que representa mucho más que unas coordenadas. Y lo que representa está en mis antípodas. Esos colores sí que no me representan.


Ninguna bandera me pone carne de gallina
ninguna bandera me pone depie


18 de octubre de 2011

Temas versus trama. Opinión versus análisis.

14 divagues
Se supone que una crítica de cine o literaria no debería describir la trama, resumir la historia. Haces un ejercicio de 5EBG y te llamas "crítico de X"? Esto es lo que perpetra en los informes mi aprendiz de brujo el griego (que ha resultado ser chipriota), que se limita a ser un amanuense poco aventajado de lo que ha oído: su trabajo lo podría hacer perfectamente uno de esos programas informáticos a los que entrenas para que con tu voz te saquen el documento. No hay reflexión, no hay ni siquiera aglutinación de conceptos bajo titulares, epígrafes que guíen la lectura. Lo mismo estos llamados críticos que no saben destilar los temas subyacentes (el famoso theme inglés). No debe ser tan difícil, cuando algunos aseguran que solo hay “siete grandes temas que se siguen repitiendo en la historia de la literatura, teatro, ópera, cine, etc “. O sea, en la historia de contar historias. Por ejemplo:

1) La búsqueda: La Odisea, Moby-Dick, El mago de Oz, El señor de los anillos.
2) De la nada a la fortuna: El patito feo, Cenicienta (Pretty woman)
3) El amor inconcluso: Romeo & Julieta, West Side Story.
4) El amor que no debía ser, pero acaba siendo. Mucho ruido y pocas nueces, Brighing up baby, la Reina de Africa.
5) La venta del alma al diablo, y sus consecuencias: Fausto, Wall Street
6) El héroe byroniano: Frankenstein, El fantasma de la ópera, Rochester.
7) El viaje como herramienta de crecimiento personal: Peter Pan, Alicia, Retorno a Brideshead, Robinson Crusoe.

Un tal Christopher Booker describió algunos de estos, otros se me han ido ocurriendo sobre la marcha, pero realmente, hay muchos más, cientos de temas que puede tocar una historia: la pérdida, la culpa, los celos, la venganza, el orgullo, la injusticia... que, inmediatamente hace que te atraiga o no.



Pero no queda ahí la cosa. El siguiente nivel está en la dicotomía “opinión versus análisis”. Por ejemplo, cuando escribo un divague sobre un libro o una peli, doy mi opinión. No, a ver, exactamente-soy plenamente consciente de ello-hago una entrada muy personal de diario sobre ese libro en relación a mí, me, moi, en ese preciso instante de mi vida. Porque creo que estas cosas han formado y forman parte de mi biografía, los encuadro en el contexto en el que me ha tocado leerlos: cómo llegaron a mí (muy importante), porqué ese tema me toca más o menos en relación con otros, y por supuesto mi opinión sobre el continente y el contenido (aunque hubieran corrido ríos de tinta-si esto se escribiera con pluma- con algún que otro bloguero que considera que no son dos conceptos). Porque esto es un blog, el ejercicio de egocentrismo máximo, no una columna de un periódico.

Pero en mi divagues no hago lo que académicamente se llama análisis-de esto tambien soy consciente. Eso es mucho curro: que otros escriban las tesis doctorales. Me explico: hace unos años hice un curso de cine en el que nos enseñaban las herramientas básicas para desentrañar una peli: cinematografía, mise-en-scene, planos, ese tipo de principios que rigen la narrativa, que crean distintos estados de ánimo en la audiencia, etc. Así que, con todas esos conceptos, un crítico de cine puede analizar si una peli es correcta, o tan incorrecta que es una innovación que cambiará la historia del cine. Lo mismo aplica una crítica literaria, de cocina, musical, fotográfica... Yo, que soy como dicen los ingleses "Jack of all trades and master of none" solo me considero apta para analizar -porque tengo tengo tengo la cajita de herramientas tras la friolera de 14 añacos 8 horas diarias-, temas en relación con mi profesión. Además, por algo les pago religiosamente las cuotas, que pertenecer al club no es solo el examen de ingreso, allá en el Pleistoceno, sino pase por caja anualmente y bailenos una muñeira que nos demuestre que está al día. Por eso, a veces, cuando podcasteo la radio española y escucho a todos esos comentaristas que saben de todo, si alguna vez han hablado del tema que creo dominar pienso: "ay, cómo nos la están metiendo con todo que voy d epuntillas, de aficionada". Por eso hay que saber diferenciar.


Aunque hay algunos que aún no distinguen entre hechos y opinión: tendría que haber empezado el divague por ahí, me he saltado dos pantallas.

Ἓν οἶδα ὅτι οὐδὲν οἶδα"

"Sólo sé que no sé nada"

(incluyendo griego clásico)

16 de octubre de 2011

15-O: People of the world, rise up!

25 divagues
El capitalismo nos ha acostumbrado a vivir con normalidad que una proporción ingente del planeta sobreviva en condiciones vergonzosas. Y a vivirlo sin verguenza.

Pero, como dice el filósofo Santiago Alba Rico en este artículo "Crisis en el capitalismo", el problema es que La Máquina quiere más. Y ahora viene a por nosotros, a por nuestros hospitales, colegios y derechos laborales. Y viene en serio. El capitalismo es un sistema que respondería al perfil psicopático: no le importa quien vaya cayendo mientras él engorda. Y como dice Alba Rico, es un sistema que, en esto, es increíblemente eficaz: "que haya cada vez más alimentos y cada vez más hambre, más medicinas y más enfermos, más casas vacías y más familias sin techo, más trabajo y más parados, más libros y más analfabetos, más derechos humanos y más crímenes contra la humanidad".

No queremos esto: estamos un montón que lo rechazamos. Venimos cada uno de un sitio. Hoy se ha juntado mucha gente por todo el globo para decirlo. Y me han gustado los pósters que han usado para convocar: es cierto, una vez más, que unas imágenes valdrán más que mil de mis palabras.

Salud, compañeros!