28 de noviembre de 2013

Que alguien me enseñe a ver cine clásico (Ménage à trois: Truffaut, Bertolucci, y yo)

34 divagues
Hoy ha caído en mi pantalla un blog (El bulevar de los capuchinos) que me ha recordado lo mainstream y cateta que soy en prácticamente todos los temas. En concreto, hoy la fustigación no-sé-nada ha venido por el lado cinematográfico. Mis lagunas con el cine clásico son ya tipo Ladoga, y este nuevo blog me lo ha recordado y además ha tirado por tierra, con muy buen humor, pelis que a las feministas sin imaginación nos hacen dar saltitos, como "Agora". Lo peor es que no me he podido enfadar, porque el tío, el tal Sr Snoid, se ríe en tu cara de una manera tan chic, que hasta te cae bien. Ahora que no nos lee nadie decir que en este blog seguirá siendo Lemuel, o Cesito. Pero mantengamos la farsa de Mr Snoid por un divague, por lo menos.

Total que tendré que seguir al cacareado Mr Snoid, con papel y boli, para ver si por fin alguien consigue que me siente a ver todos los clásicos del cine con la misma pasión con la que me tiro al sofá a leer los clásicos de la literatura. Algo falla para que a mí, que me encanta el cine (para los que nos gusta la fotografía, una buena peli es un festín: un encuadre tras otro), no me atrape (y hablo siempre en general, no me toquen "The wizard of Oz", "Casablanca", et al) una peli en sepia como lo hace una novela. Por supuesto que hay muchas de estas películas que son referentes, pelis que veía en casa en "Sábado cine", pero cuando un libro ha pasado el test de los años, por alguna razón entiendo y disfruto de su separación de los "del montón". Con el cine, también lo entiendo... sé que aquella peli fue la primera que filmó desde una bicicleta y esta otra la primera que plasmó en acción la sombra del cuchillo en lugar del ídem. Sí, con el cine, lo entiendo, pero a veces me parece "hard work", que dicen los ingleses.

La otra noche, viendo "Jules et Jim", el clásico de Truffaut de 1962, sentí esa desconexión. Inevitable hacer comparaciones con "The dreamers" de Bertolucci (2003), no solo por lo que me recordaban físicamente sus protagonistas (fotos abajo) sino por supuesto por algunos de los temas. Además, ambas pelis estan inspiradas en  novelas: la primera en la semi-autobiográfica del mismo título de Henri-Pierre Roché y en "The holy innocents" (de Gilbert Adair) la segunda. Añadir que la novela de Roché está basada en su relación con Franz Hessel y Helen Grund (padres del autor de "Indignaos" Stéphane Hessel, el mundo es un pañuelo).

Tanto "Jules" como "Dreamers" están muy enmarcadas en su contexto histórico: en la de Truffaut ambos chicos van a luchar a la Gran Guerra, y en la de Bertolucci tenemos de fondo el Mayo francés (ah, la pregunta de la máquina del tiempo: yo ya sé a cuándo iría).

Ambos decorados históricos son solo relativamente importantes: Jules y Jim temen haber matado al otro en batalla y los Dreamers ignoran la revolución de la calle, mirándose al ombligo (y a otras cosas) y viendo sin parar, precisamente, cine clásico. Curioso que la escena que "homenajea" Bertolucci es la de "Bande á part" corriendo por el Louvre y no la de "Jules et Jim" corriendo en el puente. Pero lo que mueve a las historias son las relaciones entre los personajes, que viven, en el fondo, separados de la realidad, en su propia burbuja. Como todas, asfixiante.
 
 Por si a alguien aún no le queda claro (pista: fotos), ambas pelis tocan relaciones a tres. No exactamente Ménage à trois ni triángulos amorosos ni tríos sexuales. Mientras lo escribo, me doy cuenta que son conceptos diferentes, y tal vez con una combinatoria básica entre amor y sexo (y amistad?), podríamos empezar a definir cada una... desde el sexo puro del trío sexual hasta.... y no sigo porque todo lo demás es complicado y no-puro (it´s complicated, como dicen por aquí), y no va de eso el divague. Pero lo que está claro es que en "Jules et Jim" no hay dos personas que quieren a una, y una que se debate entre los dos. Ahí es donde llega para mí la desconexión: si esto un día se vio como una metáfora de la libertad, de la frescura, de las posibilidades, hoy en día yo lo ví como una mujer increiblemente egocéntrica, probablemente con un trastorno de la personalidad y que no justifica con lo que piensa ni lo que hace, que haya dos tipos totalmente colgados por ella. Ah, es guapísima (Jeanne Moureau), igual eso lo explica todo (dado el nivel de la mayoría de los hombres que me rodean, tal vez eso explicaría todo). Ooops, divago.

Los dreamers son también un grupito de privilegiados que viven en su cocoon, pero a los que paradójicamente-en mi caso-una sigue con simpatía en las muchas escenas en las que juegan a pretender que están en una peli clásica. Hacen de "Freaks!" (He´s one of us, he´s one of us...), y todas esas referencias dan vida a una pelicula que sin ellas no sería lo mismo.

Entonces, qué me pasa, doctor? Quiero ver todas estas pelis en sepia y pasármelo como con, no sé, "Hidden Dragon Crouching Tiger", "Blue Jasmine" o "Cidade de Deus". Es grave lo mío, Mr Snoid?

27 de noviembre de 2013

Curious little chicks

4 divagues
Por salud mental y por evitarnos problemas varios que el lector audaz puede intuir, los pollitos no están autorizados a ver TV entre semana, ni tocar el ordenador o la tablet. Diré que fue una medida impopular que tomamos oportunamente hace ya mucho tiempo y que ha sido de lo más acertado que hemos hecho como padres de las criaturas.

Eso es entre semana. El fin de semana se abre la veda y están autorizados a ver lo que quieran, siempre y cuando hayan hecho deberes y no estemos de parranda. Es fácil adivinar que las horas que destinan a estar delante de la caja tonta no son muchas y que comparativamente hablando se encuentran por debajo de la media con respecto a algunos de sus compis de clase que tienen (flipo!) TV en su habitación. En palabras de su madre: "Manolito se pone la TV para quedarse dormido y él sólo se la apaga. Más monooo..."

También diré que soy de las madres que suele mirar la clasificación de las películas e intento que vean aquellas para las que tienen edad. Hay una edad para cada cosa. No siempre lo consigo.

Desde mi punto de vista y hasta el momento no veo que les haya creado mucho trauma en sus cabecitas. Diría incluso que están bien.

Pero los niños hablan y comentan cosas y la curiosidad es algo innato en los pollitos.

Eso me retrotrae a mi tierna infancia. Yo también era curiosa y recuerdo en clase de Lengua, cuando nos hacían buscar en el diccionario "loma: montículo o altura pequeña y prolongada" o "pretina: correa o cinta con hebilla para sujetar en la cintura ciertas prendas de ropa", nosotras, llenas de expectativas ampliábamos conocimientos buscando palabras como: mierda, cabrón, puta, polla, maricón, follar, coño... etc, lo normal. ¡Qué risas!

Eran palabras que conocíamos a la perfección, pero nos hacía gracias ver la definición que daba la RAE. Yo creo que alguna vez nos llevamos una sorpresa. No quiero imaginar lo que hubiera sido aquella época con una conexión a internet de banda ancha... Gracias a Dios en mi época no había internet, ni instagram, ni facebook. Ahora no tenemos nada de lo que arrepentirnos.

En nuestra rigidez educativa, los pollitos no tienen perfil de facebook, instagram, mail o twitter, y por ahora tampoco tienen teléfono móvil. No sé lo que durará, pero intentamos alargarlo lo máximo posible. Sin embargo tienen un pc y una tablet a compartir y por ahora menos conocimientos que yo de informática. Tampoco sé lo que durará eso...

El caso es que el otro día que polluela pasó un día de chicas a solas con la abuela. Llego a casa y mi madre me dice:

- Le ha salido una cosa de follar a tu hija en la tablet, pobre.

- ¿Cómo? ¿qué?, pero si está capada. Yo tengo la contraseña y tiene un navegador especial.

- No sé echa un vistazo.

Miro la tablet y descubro una búsqueda: "Videos de criadas follando". Tal cual. Me parece que me quedé sin sangre. Todavía lo pienso y no me lo creo. Follar, puede ser, vale, pero ¡¡criadas!! 

Le digo a la abuela que de salir nada, que lo ha buscado ella. La abuela aún está en shock.

Menos mal que el programa funcionó y no le devolvió ningún resultado. Haced la prueba y ved que instructivo y explícito puede ser todo.

Cojo por banda a Polluela y la confieso. Me dice que en su clase hay niños ven una serie "Criadas y Malvadas", donde además de pasar la mopa por la casa, alguna de estas pornochachas se dedican a limpiar bajos y lo que haga falta, sin ningún tipo de pudor. Todo sea por conseguir su objetivo, que es fácil de adivinar limpiando en Beverly Hills.  No he visto un sólo capítulo pero imagino que no debe de ser un derroche de materia gris.

Polluela es igual de curiosa que lo era yo. Quiere estar al día. La misma curiosidad pero con distintas herramientas. Tras una conversación sobre lo que hay que preguntar y a quién, sobre lo que hay que saber a cada edad etc. zanjamos el tema.

A continuación me fui a buscar mierdaputa y mecagüentoloquesemenea en el diccionario.


25 de noviembre de 2013

Flechazo: Londinium Library

16 divagues
El jueves estuve en la Londinium Library, en St. Jame's Square, cerca de Piccadilly. Escuchen, los que seguro  tienen una foto con el angelito de Picadilly Circus: esto es un must para la próxima visita.  Un hito para turistas de tercera generación.

Pero es un secreto relativamente bien guardado: yo aún no la conocía y fue el Peda quien me pasó unas entradas para un tour con vino y canapés. Como él tenía cualquierotrosarao, me fuí con dos colegas (uno mi antiguo jefe). Los dos hablan muy alto y montan jaleo por nada, pero esta vez con razón: los tres salimos flotando. 

La biblioteca es espectacular. Si ayer hablábamos de los frikis de la lengua, hoy aseguro que no hay que ser friki de los libros (supongo) para que te salte una lágrima viendo la biblio. La sala donde nos reunimos, en madera y terciopelo rojo, recorrida por estantes y con una mezzanine está ya muy vista. Preciosa, pero esperable de un lugar fundando en 1841 (por Thomas Carlyle).

Sin embargo, cuando pasas a la zona donde están almacenados y catalogados los libros... qué emoción. Lo primero el olor:  a libro viejo, a años y años de polvo, de manos que han buscado, de tinta antigua. Luego ves las 15 millas de estanterías frente a ti y quieres morir de pura alegría. Pero entonces viene lo mejor: miras al suelo y ves pisos y más pisos de callejuelas bibliopobladas (como Shakespeare, creo que me he inventado un vocablo... él 2000). Resulta que el suelo es de hierro, para poder soportar el ingente peso de toda esa sabiduría y no es mazizo, sino agujereado... es una experiencia maravillosa. Verte rodeada de libros a los lados, por arriba, por abajo. Nota: esta zona solo aparece en el video a partir del minuto 1:36.

Nuestro tour fue de la collección en castellano. Versiones tempranas de La Celestina, El Quijote. Lo mejor: te dejan tocar todo... libros antiguos que se tocan con guantes en otros sitios, aquí los miembros se los pueden llevar prestados a casa. Fue su filosofía desde que fue fundada: "proveer a la metrópolis de Gran Bretaña con una biblioteca de la que los librtos se sacan para poder leer en casa".

Pensar que Agatha Christie, Arthur Conan Doyle, Charles Darwin, George Bernard Shaw, Kingsley Amis pasaron tiempo aquí e incluso se inspiraron entre sus pasillos me daban ganas de dar saltitos. Saber que anteriores miembros fueron gente que me han hecho tan feliz como George Eliot, Charles Dickens, E.M. Forster y Virginia Woolf, imaginarlos buscando referencias, sentados en los sillones... me daban ganas de abrazar al mobiliario.

Así que, futuro visitante de Londinium: deja que, además del cupido de la plaza, este sitio, como a mí, te atraviese el corazón.


24 de noviembre de 2013

Para los frikis de la lengua

5 divagues
... en este caso, la inglesa. Un resumen genial en el que se acaba postulando cambiarle el nombre: el inglés ya no pertenece a "Inglaterra"... a fuerza de absorber, robar, compartir, aprender, captar, incorporar, asumir... vocablos de otras lenguas, de otros formatos, de otras maneras de ver el mundo.

22 de noviembre de 2013

Mamá, estoy saliendo con una chica

23 divagues

EXCUSE MEEEEEEE!!!!!

(pero si tienes doce años, que los acabas de cumplir y eres un pipiolo, y aún no sabes que los calzoncillos se cambian cada día, y no sabes freír un huevo ni poner la lavadora, te olvidas los deberes y te tengo que recordar que te suenes la nariz o que te pongas la chaqueta que estamos a 4 grados y vas con manga corta, pe, pe, pe, pero que me estás contando??)

Tras recuperarme de la noticia, intento aparentar calma absoluta, me recuerdo que soy su madre y no su colega y ante la voluntad de continuar contándome la historia que muestra Pollito le digo:

- ¿En serio? ¿qué me dices? ¿con quién? (qué "ilusión")

- Con María.

María es su amor de toda la vida. Creo que fue la primera chica que le gustó en serio. Siempre le ha gustado. No es espectacularmente guapa ni muy popular (que yanqui suena eso), pero es muy maja y se le ve buena chica. Vamos que por ahora cuenta con el beneplácito de la suegra.

Si no recuerdo mal, el año pasado en una excursión se sentaron juntos y Pollito (no sé como porque es un cortado) le dijo que le gustaba. María muy digna ella no dijo ni que sí, ni que no. Yo alabé a Pollito su valentía y por si acaso le puse en antecedentes acerca de los fracasos amorosos, que si el mar está lleno de peces, que si eres muy joven etc...

Pero a María aquello no se le olvidó. Supongo que ver cortado a Pollito cuando aparenta ser un milhombres enternece el corazón más duro. Así que ayer, María mandó a una recadera (que suele ser una con la que no sale nadie, no me preguntéis porqué lo se) a consultar a Pollito si quería salir con ella.

- ¿Y tu que le has dicho?

 - Le he dicho que no me lo creía, que si era verdad que me lo pusiera por escrito.

Toooma!!! Pollito no se la quiere jugar. Me siento muy orgullosa de su aplomo.

- ¿Y que ha pasado entonces?

- La recadera ha venido con una nota dónde ponía todo eso de que quería salir conmigo y tal.

- Y entonces le has dicho que sí..... (suspiro). ¿Has guardado la nota? -  Ya pienso en enmarcarla...

- No, entonces le he dicho que esa letra podía ser de cualquiera y que si quería algo que me lo dijera a a cara.

Joeeeeeee, Pollito se hace de rogar... No sé si le funcionará. Me puede la intriga.

- ¿Y que ha pasado? 

- Pues que ha venido y me lo ha pedido.

- ¿El qué? ¿El qué? ¿El qué?

- Que si quería salir con ella. Y le he dicho que sí. Peroooo que bueno, que yo de esto no sé mucho... Y entonces me ha despeinado, como hace siempre.

- ¿Te suele despeinar el pelo así? - le digo mientras le paso la mano por su cabeza rubia... y pienso que quien tira piedretas....

Que romáaaaaaantico... que tiernooooooo......

Continuo:

- Bah no te preocupes... no hay mucho que saber. Tu trátala como siempre. La tienes que conocer más. No dejes de tratar bien a las otras chicas, sé como siempre, igual de simpático, ayúdala si lo necesita. A lo mejor os volvéis super amigos, o a lo mejor no os caeis tan bien como os pensabais, que la vida da muchas vueltas, que si los peces y el mar, que si eres muy joven, que el corazón, las mariposas, enamorarse, bla, bla, bla.....

- No se lo digas a nadie,  ¿eh mamá?

- Tranquilo. Buenas noches.

.............................. .......................................... ......................... .................................... .......................... .............................. ................................. ........................ ................................................ ............................. ............................... ........................... ..................................... .......... .............................. ......... .......................  ............... ..................................

Telediario, doce de la noche:

"La media de edad en España para el comienzo de las relaciones sexuales es de 13 años" 

Trece, trece, flipa, si son unos críos, si con trece años aún no han salido del huevo y joer si son unos inmaduros y como avanzan los tiempos, qué barbaridad...................................... ..........................
................................. ...................................... ....................................... ...... ............................................   ................................................. ......................................... ............................. ......................... ...................................... ................................................. ................................ yo de esto no sé mucho, yo de esto no sé mucho, yo de esto....., de DE QUÉ?????  ....................... ............... ...........................................................................................................................

Mierda!! mañana me toca profundizar en qué es "esto".

21 de noviembre de 2013

Home Alone

10 divagues
Hay pocas veces en la vida de Diva que se puede quedar sola en casa. Bueno, alguna me quedo, pero suelen ser días de fiesta en los que los pollitos salen a dar una vuelta con su padre o similar. 

Hoy es diferente. Es un miércoles laboral. El mundo gira con sus engranajes, todo el mundo hace lo que se supone que debe estar haciendo, menos yo. Estoy viviendo mi otra vida, la que se quedaría en casa por la mañana. 

Todo ha sido consecuencia de una visita rutinaria al taller. Estoy sin coche y me quedo en casa hasta que me lo devuelvan. No tengo caché como para un vehículo de cortesía. Y la verdad, casi prefiero la alternativa. Prefiero no tener caché.

Me gusta no oir nada, que no me llame nadie, que ninguno sepa donde estoy. Me niego a marujear, hay muchas cosas por hacer que siempre están por hacer, siempre lo estarán. Opto por disfrutar.

He almorzado de lo lindo y he hecho unas lentejas con chorizo y jamón que hace tiempo tenía pendientes. Como sepan igual que huelen...  Me viene a la cabeza lo de Soul food. Lentejas para el corazón.

Puedo escribir mientras escucho el tic tac del reloj de la entrada , el ascensor cuando se pone en marcha y el zumbido constante de la nevera. 

Paz.

20 de noviembre de 2013

"La vida adulta era esto" (Tercera Edición Premios Divas)

42 divagues
El querido divagante Luxindex (Luxi) ganó hace unos días uno de los ansiados Premios Divas y eligió el siguiente divagable:

"un divague sobre la idea que teníamos de niños de lo que sería alcanzar la adultez y la sorpresa (si la hubo) que nos produjo ver lo equivocados que estábamos cuando hemos llegado a esa edad que hoy, más o menos, tenemos".

Nada más leerlo supe el título: "LA VIDA ADULTA ERA ESTO".  Se trata de una frase que mi compañero de piso y yo acuñamos cuando comenzamos a compartir ídem. Esto ocurrió más o menos en el Zenozoico, lo sé, no hace falta regodearse. El pistoletazo de la Vida Adulta, para mí, ocurrió a mediados de la veintena cuando me fui de casa y vine al UK, perseguida por el Peda, a los gritos de "para que no me eche un novio inglés". Yo también le quiero.

Total que el número de anécdotas que en aquel primer año nos llevó a acuñar esa frase es innumerable, problema: que ahora no me acuerdo de ninguna. Por ejemplo, si hubiera tenido blog (qué digo blog, ordenador!) en aquella época, esto no ocurriría. Por eso mantengo el divlog: para repartir suerte (mirad Luxi, un hombre feliz) y para lo del Eisenhower. 

Un divague en tiempo real: le pregunto al Peda, sentado aquí a mi lado.  "Te acuerdas de alguna anécdota de nuestro hit la-vida-adulta-era-esto?" y él, "la vida adúltera?" Y yo: "No, de cuando decíamos eso de la vida adulta etc". Y él, "ah eso era en Grimsby". 

Grimsby. Oh, qué recuerdos. "Great Grimsby" (el verdadero nombre de esta ciudad al norte de Lincolnshire... sin complejos) fue el lugar donde aterrizamos sin comerlo ni beberlo. Un día fue el mayor puerto pesquero del UK y ahora es un sitio decadente del que los ingleses se mofan por aquello de los significados de "grim", ninguno amable. Nosotros éramos jóvenes, indocumentados y no nos enteramos de que aquel sitio era un moridero (colombiano, a falta de palabra en castellano) hasta que estuvimos fuera.

Hasta en Grimsby, hasta en esa inmunda esquina del norte de Inglaterra había españoles. Y hablamos de 1997, cuando los que nos íbamos era por amor al arte. Y también había indios... muchos indios, y estos son los protagonistas de gran parte de las historias de "la vida adulta era esto". Porque había muchos donde yo trabajaba, y además vivíamos en una Total Institution, la residencia anexa al lugar de trabajo. Fue un intensivo en India y Pakistán, sin los problemas gastrointestinales siempre asociados con las visitas al subcontinente (a esto se le llama Positive Reframing).

Los indios de Grimsby llevaban en su mayoría bigote, unos mostachos que ríete del Movember este que se dejan los chicos ahora. No, esto era como un mapache en mitad de cara, lo que les daba, para mí, una apariencia de señores hechos y derechos. Pocas bromas. Pero algunos de nuestros retazos de conversaciones con indios -flashbacks indeseables- son de este pelo:

Un indio me comenta en un tren hacia un curso: "No sé cómo no crees en Dios. Mira los colores del campo, las florecitas, cómo es posible?" Dos estaciones más tarde: "Tengo una cinta de música española, conoces esa tan bonita que dice un torito enamorado de la luna?". Bongaa.

Un indio al Peda al final de una cena: "La vida para vosotros los no creyentes es muy fácil, hacéis lo que queréis... la vida no solo es diversión, ya lo verás... estás con tu mujer, que es joven y guapa, pero pronto será vieja y fea, entonces qué, a por otra joven y hermosa..." El pobre Peda quiere que le devuelvan su dinero.

Un indio vecino al que le ofrecí un bote de pepinillos en vinagre con una especia rara que no nos gustó, a otra gente en el cuarto del personal: "En mi equipo hay dos mujeres, las dos están enamoradas de mí... una me ha regalado un bote con pepinillos". 

Este último no tenía bigote. Pero todo esto, además de verídico, es cierto (graches Les Luthiers). Estábamos otra vez en el patio del colegio? Iban de vacile estos colegas? Pero antes de que alguien me llame racista, contaré el de saben aquel que va una inglesa, un holandés y un español?

El holandés tenía un descapotable rojo, que un día llevaba su amigo español. Después de aparcarlo apareció una chica (escenario: el lugar donde currábamos todos) que le sonrió, que cómo se llamaba, etc. El español, un malagueño con mucha gracia se apresuró: "mira, el coche no es mío, es de un amigo, también trabaja aquí... si quieres su teléfono". 

Cuando yo llegué a Grimsby ella estaba a punto de tener el primer hijo del holandés.

La vida adulta era esto. 




PS: Gracias Luxi por el gran tema. Se me van ocurriendo más y más historias (sección excesos), pero creo que ahora lo mejor será leer las vuestras. Por ejemplo cuando fuiste espadachín de la Reina Madre en Flandes.





18 de noviembre de 2013

Ser-perro y Ser-gato comparten morada en Cal Brixton

4 divagues
Sé más perro. Sé menos gato. Este es un anuncio que pusieron en el cine el otro día. Y hoy lo quiero usar para felicitar y dar las gracias a una pareja singular.

Para felicitar porque hoy le caen 33 a mi cuñado, el Joven Artista Local; los mismos que a mi hermanita Fashion el otro día. "La edad de Cristo", chatos... yo no quiero decir nada pero a partir de ahora es todo cuesta abajo y sin frenos. En todos los aspectos.

Lo del video va a modo explicativo par aquellos que aún no conozcan el concepto "ser perro" y "ser gato".

Mi hermana es gato. Mucho antes de que esta campaña existiera, ella ya se autoexplicaba como "es que soy gato", para, por ejemplo librarse de entrar al agua cuando esta no superaba la temperatura tropical. 

JAL es perro. Ha buceado en la Costa Brava en invierno, que viene siendo un sitio donde uno no se puede meter ni en verano.  Pero él lo da todo, para luego acabar viendo un par de gambas, que es lo que se ve en invierno en la Costa Brava.

Al gato tampoco le gusta bajar al parque, que es uno de los highlights del verano londinense. Tenemos unas horribles cortinas inglesas del que nos vendió el piso, que en verano (snif) extendemos junto con libros, snacks, a veces Coronitas. Son momentos de conexión con La Ciudad y El Planeta. Pero al gato "no le gusta la hierba".

Al perro le gusta dar fiestas. Este sábado montó una comida-merienda-cena en su casa (cómo calificar a algo que empieza a las 4 pm) y cocina genial. Sus lentejas son un highlight para mí, pero creo que esta vez les hizo tortilla, paella, sangría... en fin, las chorradas que hace uno cuando acaba de llegar al país (y sabe cocinar, claro, yo no he hecho una tortilla de patata completa en mi vida, y solo dos paellas).

El gato también sufre de vértigo.Tengo múltiples ejemplos gráficos. El más entrañable es uno con unos 18 años abrazada, enmedio de un ataque de pánico, al tambor de una torre del Castillo de Lincoln. Tiene la ecuación de la cantidad de "hormigón armado" por metro cuadrado necesaria para no hiperventilar.

Pese a todo, el ser-perro y el ser-gato no se llevan como el perro y el gato, sino más bien como la trucha y el trucho. 

Felichidades guapos y sobre todo MIL GRACIAS por todas vuestras tardes de merendolas con Mini y Nara. La "Cueva de Alí-Babá" (cajón-bomba donde guardan todo tipo de bollería industrial) entra dentro del talante perro o gato?




17 de noviembre de 2013

Maléfica: La Peli

8 divagues
Molinos es mi agente. Bueno, en realidad no: Mo lo que hace es que me manda la foto y el tráiler de la peli de Maléfica, y se desentiende. Que digo yo que si fuera una agente como la ocasión lo requiere, me haría la campaña de márketing, me arreglaría ruedas de prensa, estrenos y tal. En su lugar, me manda el material y ale, promociónate tú pispa. No es serio.

Pues aquí estamos, de promo. La primicia es que me va a interpretar Angelina, y que me apasionan los cuernos que le han puesto. Ahora, se han pasado tres pueblos con el photoshop de los pómulos y el verde de los ojos pero que no me voy a quejar, claro, la Diva es mi co.

Así que de mayor voy a seguir queriendo ser Maléfica (atención divagantes, esta entrada del divlog es mi segundo divague más visitado de la historia-no entiendo nada, mi primero es el de las "50 sombras de shit"). Pero me quedo con la de mi avatar, el clasicismo me puede... y da más miedo. HA HA HA.


15 de noviembre de 2013

Cuando un libro escuece

22 divagues
Soy de las que dejan los libros. Sin problemas, sin traumas. No pasa frecuentemente, pero pasa. No me siento mal, ni derrotada, ni pienso, como alguna gente, "tal libro pudo conmigo". No: no era mi momento, consideré que estaba mal escrito... en fin, un número de razones.

Sin embargo, no entendí nada cuando, hará unos meses, dejé una novela de uno de mis autores contemporáneos (que leo poco, y él es uno de ellos) favoritos. Una amiga me regaló el último de Julian Barnes "Levels of life" ("Niveles de vida"? no sé cómo lo traducirán) y ya he contado aquí el entusiasmo que me causó su "The sense of an ending" ("El sentido de un final"). He leído muchos otros suyos y, aunque ninguno ha llegado al nivel de "The sense", en general me han interesado/movido/inspirado. Me gusta formalmente, tiene unos insights sobre la vida geniales, y su sentido del humor es... inglés.

"Levels of life" comienza hablando de globos aerostáticos. Una empieza a leer y piensa, interesante, a ver dónde nos lleva la metáfora. Porque debe ser una ídem, piensa una mientras avanza y sigue con la historia de los globos aerostáticos, y los pioneros del vuelo en globo aerostático, y el globo aerostático más rápido y... sopor. Le doy unas buenas decenas de páginas y me siento incapaz de seguir con un ensayo sobre un tema que no me interesa (otra cosa sería si se hablara con extremo detalle de ballenas, por ejemplo, eso me lo empollaría todo) y ni el autor logra inocularme (por contraposición a Melville, que hace amante de los cetáceos a cualquiera que comience a leer El Libro).

Pero divago. Casualmente, el otro día terminé "Talking it over" ("Hablando del asunto" lo titularon en castellano, oh dear), escrito por un Barnes mucho más joven, en 1991. En las reseñas lo venden como "un triángulo amoroso". Diez años después, Barnes escribió la segunda parte: qué ha pasado con los tres personajes en tiempo real, una especie de "Before sunrise/sunset/midnight" literario.

El libro tiene, como siempre con él, reflexiones interesantes sobre el amor, las relaciones, la vida... pero no es un triángulo. Y además, las relaciones no se desarrollan así. Las relaciones suelen ser el resultado de interacciones. Ay, mira lo que ha dicho. Oh, qué mirada me ha echado. Aj, qué sonrisa. Me encanta como piensa. Está bien buen@. No estoy de acuerdo, pero qué bien expone su punto. Le gusta Cortázar!! Hace fotos! Qué gracios@ es, me parto de risa. Las relaciones, desde luego, pueden empezar con que un@ tí@ que te ha visto un par de veces hinque la rodilla y te exponga un pedrolo, pero no suele pasar. O flores. O bombones. No: la gente se enamora y liga tras una serie de transacciones personales. Así que ese es para mí el primer fallo de guión.

Pero si olvidamos la trama, Barnes habla de conceptos interesantes, por ejemplo el "proceso del amor": de "fall in love", a "be in love" a "love" a "fall out of love"- enamorarse, estar enamorado, amar, desenamorarse. La prota ama a su marido, pero se está enamorando del amigo de su marido. Como está en la primera fase de ese guiso, y la memoria se ve embotada por los neurotransmisores de lámour, no se da cuenta de que se sigue un proceso, y luego estará enamorada del amigo, para pasar, con suerte, a amarle, con una dosis mucho menor de neurotransmisores. Nuevamente, una vida tranquila, paseo en barca versus la montaña rusa inicial. Hay gente que va a la feria y prefiere la barca. 

Los personajes de la novela van contando su experiencia en primera persona, así que oyes todas las voces. Es un proceso interesante, aunque al principio me exaspera que los dos hombres tienen personalidades muy marcadas ("Un matrimonio siempre se compone de un moderado y un militante") y ella parece gravitar enmedio con trazo más grueso. Otros personajes, amigos, familia, también hablan. Los padres de ella, por ejemplo: franceses, el padre dejó a la madre por una alumna de 17 años. La madre reflexiona: "solo hay una regla inmutable del matrimonio: el hombre nunca deja a su mujer por una mujer mayor". Otro personaje dice "Dejé ese matrimonio porque ella dejó de ser divertida, empezó a ser una persona de mediana edad que se tomaba muy en serio". La gente cambia, y aquí estamos para ser felices, y reír... se tiene UNA vida. You Only Live Once. YOLO. Porque, como dice otro personaje, "a medida que pasa el tiempo con alguien, poco a poco pierdes el poder de hacerles feliz, pero tu capacidad para hacerles daño permanece inalterable". Ah y luego está el cínico: "El amor es solo un sistema para hacer que la gente te llame cariño después del sexo", "si el dinero se compara con el amor, el matrimonio es la cuenta"."No ha terminado hasta que deja de doler".

Termino la novela. Pero no me duele, ni siquiere escuece: me quedo sin curiosidad de saber qué les pasa a esos tres en diez años ("Love, etc." se titula la secuela) y, pese a las ideas, sigo pensando que Barnes no ha bordado la trama esta vez. No será mi año-Barnes, me pregunto.

Pasan unos días.

"Levels of life" y sus globos aerostáticos, ahí semiabandonado en mi estantería, es rescatado por alguien. Es lo que tiene tener los libros: tal vez algún día alguien los mire y les de una segunda oportunidad. 

Me llega un mensaje del rescatador: "He llegado a la tercera parte de Barnes, tras el rollo de los globos aerostáticos... cómo me he puesto de llorar en el metro... lo escribe tan bien, es tan salvaje lo que cuenta". Me pongo a llorar yo misma, dentro del coche, porque tengo una idea -conociendo su biografía- de cual puede ser el tema de fondo, y es de verdad salvaje. Cuando recupero el libro de nuevo a mi estatería, abro al azar la tercera parte y leo:

"En la vida, al principio el mundo se divide a grosso modo entre los que han tenido relaciones sexuales y los que no. Más tarde, entre los que han conocido el amor y los que no. Y más tarde aún (...), el mundo se divide entre los que han sufrido Dolor, y los que no. Estas divisiones son absolutas: son trópicos que cruzamos".


Esta frase sí me ha escocido.




13 de noviembre de 2013

Will you still love tomorrow

23 divagues
Es una de mis canciones favoritas. Un oldie de los 60 interpretado a la perfección por The Shirelles y banda sonora de Dirty Dancing. Es una canción muy versionada: Elton John, Cher, Roberta Flack, Bruce o los Bee Gees han hecho versiones de la misma con más o menos éxito. Depende del gusto de cada uno. Todas se pueden escuchar en youtube si os queréis pasar un ratico entretenido.

Por hacer una criba y nombrar tres ganadores me atrevo a poner que los míos serían:


Amy Winehouse - Con una voz inconfundible y unos graves que ponen los pelos de punta. Una guitarra y ella. No hace falta más.




Bryan Ferry - Con ese toque Slave to Love tan suyo. Inconfundible.




Herman Brood - Por alternativa, ochentera y rockabilly. Yes, there ´s another way!



11 de noviembre de 2013

Actualizamos, luego existimos

10 divagues
Oh, que alegrón! Un alma caritativa llamada Matti me ha sacado de esta Siberia blogueril.... oh felicítennos, divagantes perdidos, por fin el divlog se actualiza en los blogs amigos, luego alguien, aparte de los cuatro (y son KU-A-TRO literalmente, y malos) saben que estamos aquí. Los Kuatro, los Okupas, los ex-perrakas hipánikas, estaban ya neuróticos perdidos, retándose a duelos entre ellos, discutiendo indumentarias y desbarrando en petit-comité. Ya acabaron esos días: no somos más apestadas. El bacilo de Koch del blogger ha sido derrotado. Gracias Matti.

Tras esta anuncio, una breve anécdota reciente antes de meternos en harina de divlog. De la Pirámide de Maslow (y su vigencia) ya se hablo aquí "La Pirámide de Maslow, tan actual", así que hoy no abrasaré de nuevo con la jerarquía de necesidades humanas básicas (una es que se actualice tu blog). Hoy vengo con un valiente testimonio; hoy vengo, amigos, a compartir mi diagnóstico. Porque si sufres de inatención, falta de focus y atolondramiento vital, este es tu blog. 

La semana pasada alguien me hizo llegar esta nueva versión de la Pirámide de Maslow, y, sintiendome graciosa, decido rebotarsela a todo mi equipo con un inocuo "tras lo que hablamos ayer" (pa' habernos matado con el comentario adjunto, pero un ángel me sobrevoló). 

Pasa la mañana y oh, si tengo un email del Director de Recursos Humanos: 

-"Di, no entiendo este mensaje". 

ARGHHH. Cómo que no entiende, pero por qué me contesta el DIRECTOR DE RECURSOS HUMANOS??? Arghhh. A quién le he enviado el email? 

Un largo nanosegundo después: Oh-My-fucking-God... una trainee que está rotando se llama de apellido como él de nombre... Oh y la pobre trainee no ha recibido el chiste, se sentirá excluída? estooo digo: Le he enviado el chiste al DIRECTOR DE RECURSOS HUMANOS de una organización con casi 5000 empleados. Oh dear.

Pero no ha sido nada. No ha recomendado que me medique lo mío. Solo que "esto es Maslow adaptado al Siglo XXI!". A mí me ha parecido graciosísimo, O NO?

6 de noviembre de 2013

Los veleros se mueven: es un hecho

37 divagues
 Las aventuras de Di, Perro de Mar, y su tripulación, empiezan a tener un aire nebuloso, medio de sueño que nunca ocurrió. Eso es lo que pasa cuando una no puede dar rienda suelta a su obsesión de grabar momentos, como ha pasado en este viaje. La experiencia demuestra que, oh, la mayoría de las imágenes desaparecen-quedan las fotos, y los recuerdos... empiezan ya a estar tan apilados en el desván que apenas si hay sitio para los que más ruido hacen. Y en nuestra semana del barco parece como que las sirenas se hubieran puesto de acuerdo para que nos llevásemos más bien poco de allí: la cámara dejó de funcionar, y se hizo evidente que iba a ser imposible escribir una bitácora desde dentro del barco. Se mueve.

 Dice un gurú de esos que hoy abundan que hemos de salir de nuestra "zona de confort" más en la vida, no limitarnos a lo seguro, a lo conocido. Estas vacaciones en el velero de F (un amigo al que conocimos viajando, y que se dedica a navegar) suponían para mí una salida de esa zona. Y si me mareo? Y lo que no se sabe hasta que se está allí: Y si luego el mundo se mueve bajo tus pies? 

Porque sí, luego la Tierra se mueve, ahí, bajo tus pies. En inglés tiene un nombre: "Sea legs", en castellano aún no lo sé, porque F, él sí Lobo de Mar, se dedicó a humillarme cruelmente con lo de "sí, estamos en una isla, las islas se mueven" (perdón, VI-Vo en una isla). El sea legs es una "ilusión vestibular" de que el suelo se levanta y baja. Lo viví la primera vez en un restaurante donde, con la carta en la mano, empecé a notar "que el suelo estaba blando". Luego, la cosa fue cuesta abajo y muchas veces me sentía flotando, arriba abajo-en el mejor de lso casos. No todo el rato, no entrar en pánico. Pero lo peor era cuando los sealegs te pillaban desprevenida: por la noche. Aseguro que no había bebido cuando, una par de días tras haber vuelto a esta isla, trastabilé de pared a pared por el pasillo en busca del baño a medianoche

Este pequeño trozo de la bitácora se lo he robado a las sirenas, que deben querer que todo quede allí. Y esta es su banda sonora, claro:

1 de noviembre de 2013

Quién es Mini-Maléfica? (Confesiones halloweeneras)

9 divagues
Estoy con cuerpo de fiesta. Cuando llegan las Navidades, ya estoy harta de todas las noches de cena con zutano y mengano, pero ahora, cuando el pistoletazo de salida aún no ha sonado, ahora tengo yo ganas de juerga.

Me suele entrar esto por Halloween, será porque me encanta disfrazarme, porque se hace de noche enseguida, porque no hay de nada que me guste más vestirme (no es disfraz, ji) que de bruja. Me pregunto cómo, habiendo brujas, hay gente que se disfraza de zombie? Cómo, estando Maléfica, hay gente que se viste de tela de araña? 

Ayer no fui a ninguna fiesta de Halloween, ni fui de Maléfica. Por primera vez, hice aquello tan yanqui de ir con Mini y un grupo de horribles enanos por las puertas esperando que nos sacaran chuches. Las casas con calabaza en la puerta eran nuestra víctima... casas que se transformaron en terribles castillos encantados por unas horas: murciélagos en la puerta, telas de araña colgando de las lámparas, calabazas, zombies, tumbas, genial.

Y, fantástico, los cazadores cazados: los malditos mocosos fuerona  su vez víctimas de los mayores ("adults strike back" decían)...  lo mejor de la noche fueron  un par de casas de gente respetable en las que abrieron la puerta unos personajes terroríficos, un viejo con la cara quemada, encorvado y con farol y todo, y un jorobado arrastrando hacha de verdad. Los dos gritando como descosidos. Y los enanos corriendo, petrificados. Qué risa.

Aquí dejo unas fotos... alguien ve a Mini-Maléfica?