27 de agosto de 2015

Cultura para todos en su horario habitual de... mes de Agosto: Shakespeare en cantonés y más

19 divagues
 









Desde que dejé a Mini en la península, mi compa de piso y yo estamos viviendo un mes extraño. Hay más tiempo para todo, aunque algunos cálculos nos han salido mal. Las tardes a la salida del trabajo que pensábamos pasar tirados en los parques de la ciudad leyendo y bebiendo Coronitas no han sido tal: olvidamos una máxima de Londinium: el verano termina, con suerte, el 15 de Agosto. 

Entonces se pone a llover y el otoño aparece. Pero una, pese a haber asumido ovejunamente su llegada,  insiste en llevar sandalias y los deditos se quedan congelados. Además aún hay mucha gente de vacaciones, lo cual es inmejorable en una ciudad superpoblada, pero tus amigos no están. Y los parques, si ha parado el aguacero, están mojados. En los cines no hay nada. Y además en el trabajo hay curro, porque tienes que terminar un paper infame que te dejaste para este mes. Y no olvidemos que hay que seleccionar las tropecientas miles fotos de las vacaciones, y divagar porque no hiciste diario... así que la melancolía se incrementa porque ya no estás en las aguas de esa cala perdida de Mani. 

A todo esto hay que añadir los seres queridos en la lejanía: los divagantes han dejado a un reducto de guardia que es lo que nos ayuda a continuar (Lux, Driver: Respect!). Otra de las fuentes de diversión, Fashion, está perdida en Bolivia y casi no da señales (seguro que secuestrada por el artista antes conocido como JAL pero hoy conocido como "Kuñao"-sí, esos cuñados malos). Hasta los padres se han ido a Polonia, y no hay a quien llamar mientras pelas una patata. El gran momento de la tarde-noche es hacer skype con Mini, que cada día esta más mayor, hablando mejor (ehem) castellano, y abrazando al portátil. También hace gesto extraños que me lleva  sospechar que en lugar de mirarnos a nosotros, sus progenitores y guías, esta mirándose a sí misma.


Para sobrellevar este hastío, nos hemos dado a la cultura, y en los últimos días hemos visto alguna cosita interesante, muchas de rabiosa actualidad:

Jueves 20:  
"Mistress America", en el cine al lado de casa. Dirigida por Noah Bauchman, el de "While we are young", que vimos hace unos meses y de la que me quedé sin hacer divague. Esta es definida como "otra comedia de cultural infatuation" por el Guardian, y nos gustó. 

Viernes 21: 
Al salir del trabajo fuimos con mis compas a tomar algo al pub de al lado, y allí me encontré con Corey, que casi merece un divague el solo. Corey trabajaba antes conmigo como administrativo del equipo pero ha progresado y ahora analiza datos. Corey es mi pareja Frida cuando yo soy Annetta de Abba en karaoke. Corey tiene un sentido del humor muy caústico que me encanta: "oh, el otro día estaba comprándome unos zapatos para animarme-qué cosa tan gay de hacer...". 

Al llegar a casa obligué al Peda a ver "Annie Hall". Todo tiene una explicación: el caso es que, en mi desasosiego estival,  estoy haciendo podcast de unos programas llamados "Todopoderosos", en los que cada día 4 frikis hablan durante tres horas de la filmografía de un director. Me doy unas sobredosis como una solo se puede dar en agosto, sin hija, sin gente, sin vida, y sin nada: me ducho con el especial de Kubrik, conduzco con él, cargo el lavaplatos... y suma y sigue. Aquellos días había escuchado el de Woody Allen y tenía muchas ganas de ver "Anie Hall" otra vez. Me reí tanto... Woody insistiendo todo el rato en ver un documental de 4 horas sobre los campos de concentración a la vital Annie. Es genial.

Sabado 22. 
Concierto de las "Tres argentinas" en una galería de arte bajo los arcos del tren, donde había tambien una exposición de fotografía. Una de las argentinas es novia de una amiga y colega. Así que nos juntamos allí un grupo de gente de varios trabajos pasados y presentes. Del grupo, solo había dos argentinas, porque la vocalista estaba en Buenos Aires, así que fue instrumental. Pero muy bien. En el pub casi todo el mundo dibujó, porque David insiste siempre en compartir sus pinturas, y se habló de si los físicos teóricos piensan en números  o en palabras, en Shakespeare y la incapacidad de enterdelo. Entonces David dijo que tenía dos tickets para el domingo en The Globe, y que no podía ir. Macbeth en cantonés. Por si alguien no entiende nada, David está metido en rollos de Playblack Theatre y terapia vía teatro, de ahí que un inglés q no habla ningún otro idioma tenga tickets para teatro en chino. La tarde culminó con ese paseo encantafor desde The Shard hasta Bermondsey, del que ya he colgado fotos alguna vez. Me encanta esa parte de Londininum. 

Domingo 23
Macbeth en The Globe. Ya he hablado de "La obra escocesa" a veces en el divlog... así que quien lea esto sabrá que soy un poco viciosa. David nos avisó que eran tickets de los que estás depie bajo el escenario , lo que implica, bajo el cielo (The globe recreó lo que era el verdadero teatro de Shakespeare donde los campesinos estaban depie abajo, y el círculo de gradas estaba cubierto). Lo de estar tocando el escenario me gusta, porque eso es para mí el teatro: verlo de cerca, casi tocar a los actores. Con lo que no contábamos es que cuando llegamos llovía a mares, y tuvimos que comprar una de esas capas de plástico y plantarnos bajo la lluvia. Al principio no dabamos dos duros por nosotros mismos: una vez nos fuimos del Teatro al Aire libre de Regent's Park porque 1. no entendíamos nada, 2. estábamos lejos, 3. se puso a llover. Pero aquí 1. evidentemente, no seguíamos el cantonés, pero había unas panatallas cada cinco minutos que te contaban lo que estaba pasando "Banquo huye", "Ladymacbeth enloquece", 2. estábamos tocando el escenario y 3. aquello no era llover: diluviaba. Sin embargo, la puesta en escena era magnífica (también confesaré mis veleidades por la estética oriental-una de mis pelis favoritas "El tigre y el dragón"), los actores realmente impresionantes (Ladymacbeth dejó caer una lágrima silenciosa ahí, delante de nosotros, sin trampa ni cartón), el cantonés muy adecuado para una historia de ambición y muerte, y la experiencia, increíble. Porque además estás sin la tensión de "tengo que entederlo todo".. simplemente pones tu atención en la forma, no en el contenido. Y fue una gozada.

A la salida, la visita a Agnes Martin en la Tate Modern, que está al lado. Esta es la segunda vez que voy a esta exposición-y el Peda, la tercera. Mi compa de piso se ha enganchado a esta mujer con esquizofrenia que pintaba cuadros que yo califico como "el mal del famoso", pero que inexplicablemente, algunas de las salas me dan inmensa paz. Esto no es para que salga de este pequenio círculo de divagantes, y lo negaré en el futuro. 

Lunes 24. 
"Vértigo" de Hitchcock. Como "Annie Hall", ya la había visto hace años, pero no recordaba el final que me dejó algo KO y tirando a aterrorizada. Esa monja es EVIL!

Martes 25. 
"It follows" es una peli de terror yanki que estuvo en los cines hace unos meses y que recibió muy buenas críticas. Hace homenaje a todas esas pelis de terror adolescente, empezando por "Halloween" de John Carpenter y es muy original. La vimos aquí en el sofá con Aritz (que está ocupando la cama de Mini estos días hasta que se mueva), como buenos compas de piso adolescentes, y morimos de miedo los tres juntos. 

... Por cierto, mientra escribo esto son las 10 de la noche, estoy sola en casa y.... hay alguien que me mira y camina lentamente hacia mí...





10 de agosto de 2015

Si hoy es martes, esto debe ser Bélgica

5 divagues

Queridos divagantes. STOP.  La Doble Agente Di fue vista por última vez en boda griega comunista. STOP.  17 de Julio 2015. STOP.  Día de vuelo-retrasado- Londinum a Atenas. STOP.  2 de Agosto las Agentes Mini y Di vuelan (tres horas retrasadísimas) de Atenas a Barcelona. STOP.  Rémora Pedalista enviado a continuar misión en Londinium. STOP. Ciudad Condal son recogidas por Agentes JAL y Fashion (aka Los Jekes). STOP.  Automóvil viejo viejo, probablemente robado. STOP. Varias imágenes en autopista hacia punto indeterminado de la Costa Brava. STOP. Agentes JAL y Di grabados con cámara comprando un roscón. STOP. Agente Mini cortada, solo se ve sombrero. STOP. Más imágenes en cámaras de heladerías de Girona. STOP. Agente Mini haciendo prácticas de escalada- suponemos para próxima misión- en Gnomo Park, Lloret de Mar. STOP. Banios en playas refrescantes. STOP. Fashion (aka Gato) permenece en orilla, seguramente custodiando microchips. STOP. Paellas de tres para cuatro, finalidad aún desconocida. STOP.  Al desenmascarar a Ripodas, nuestro contra-agante, Agentes Mini y Di se esfuman, verdaderos camaleones, como de la nada en un AVE vespertino a Vetusta. STOP. Perdemos la pista. STOP. Infiltrados especulan huída a escondrijo impenetrable: Vetustilla de la Torre. STOP. Atados de pies y manos ante donde la cobertura de telefonía móvil depende el viento. STOP. Domingo 9 Agosto. STOP. Aeropuerto de Vetusta, en una cámara de perfil localizamos fugazmente a la Agente Di, con peluca, sombrero y un pequinés. STOP. Retrasamos vuelo Londinum una hora. STOP. La dejamos sin móvil. STOP. La dejamos sin Oyster card. STOP. Pero se sospecha que, la muy osada, usando una cabina y dinero suelto (!!!) hace una llamada. STOP. Volvemos a perderla. STOP.
Se cree que en esta fuente bebieron las dobles agentes Mini y Di






....Si hoy es lunes 10, esto debe ser Londinium.

1 de agosto de 2015

... hasta pronto, Grecia! (P16 & P17)

5 divagues

Lo primero, mil gracias a Lux por este maravilloso collage de David Hockney, Gregory in the Swimming Pool (Los Ángeles, 1982). Parece un punto final perfecto para estas vacaciones griegas que han sido muchas cosas, entre ellas un azul verdoso tan transparente como este azul hockneiano

Del 1 de Agosto de 2015 tengo pocas fotos: baño en la pisicna de Thanos Village, empacar y autopista por el ecuador del Peloponeso hacia Atenas. Nada que ver con las carreteritas de la costa que hemos bordeado estas dos semanas, aunque igualmente hay puestos ambulantes vendiendo fruta y miel.

Llegamos a Atenas por la tarde, y cruzarla es el caos esperable: buscamos el hotel cercano al aeropuerto que hemos reservado porque volamos el domingo por la mañana, y hay que devolver el coche y esas comedias. Tras perdernos entre el tráfico, el ruido, lo excesivo de la capital, llegamos al hotel que está junto al mar, pero que es uno de esos horribles resorts llenos de franceses, donde la gente va a toque de corneta: Toca piscina! Toca desayuno! Toca cena! El shock de encontrar a toda esa gente "divirtiéndose" es considerable. Tras un chapuzón  y comprobar que el "talaso-spa" que tiene por nombre es solo pagando adicionalmente lo que ya nos parece una barbaridad (para nuestros estándares peloponesinos), nos vamos a cenar a una taberna típica a la que se llega por una camino oscuro. El lugar se acaba llenando, pese a estar en a mitad de la nada. Para elegir pescado, nos llevan a un frigorífico y nos los enseñan allí, tiesos. Yo no soy una madre, nunca he sabido ir a la pescadería y mirar a los ojos a los pobres bichos. 

Una noche sin novedad, y una mañana (P17), con los nervios típicos del día de devolver el coche (sorprendentemente no nos penalizan por su estado lamentable de polvo, ramas, patatas fritas, arena), esquivar a los secretas y volar. Esta vez el grupo se escinde en dos, con dos destinos: el Peda a Londinium, Mini y la que escribe a Barcelona, donde... la aventura continua. 

Gracias Grecia, por no fallarnos nunca y por estos días. Gracias divagantes por haberlo leído, o mirado las fotos- meses después. Una vez en el avión comienzo a intuir que tal vez, puede ser posible, quién sabe si la memoria me falla, quizás sea mucho decir... pero, sumándolo todo,  este ha sido el mejor viaje de nuestra vida.