14 de enero de 2010

Mi hija Mini, aprendiza de di-va

Algunas veces he hablado lateralmente de Mini, aunque no tantas como del Pedalista. Será porque este último lleva más años por aquí y habla-de momento-algo más. Mini tiene un año y medio pasados, 21 meses. Para quien no tiene hijos, esta manía de los padres de hablar en meses, y de los futuros padres de hablar en semanas es desconcertante, o por lo menos lo era para mi, que tenía que andar haciendo cálculos. Como antiguamente, cuando la gente de los pueblos hablaba en duros. Sí, veinte duros estaba claro, pero cuando se ponían con ciento cincuenta duros la cosa se complicaba, por lo menos para alguien de corazón de letras como yo.

Mini cumplirá dos años el día del trabajo. Hasta en eso comenzó con buen pie: ¿Qué mejor día para nacer?, ¿querrá decir que va a ser una chica de puño en alto? Los más prosaicos daréis la aprobación por ser día festivo, pero os recuerdo que en el Reino Unido no lo es (paíiiis!!).

Mejorando la tradición familiar (su madre nació a la orilla de un canal (imperial, eso sí) en un barrio chic de Vetusta), Mini tuvo a bien hacer u primera aparición estelar a orillas del Támesis, frente a las casas del Parlamento y el Big Ben. Aún pienso con cierta nostalgia los días mágicos (y en particular las noches) que pasé en el hospital. De día, aprendiendo a conocerla. Por las noches, cuando todos se habían ido, quedándonos mirando el parlamento iluminado, con la paz del río. Tengo una foto en la que aún no tiene 24 horas en la que mira a la cámara con unos ojos enormes y redondos. Como está recién nacida, tiene todos los estigmas de la batalla, y parece un deshollinador, un moderno Oliver Twist. Con esa mirada, no podría ser otra cosa que la niña que se ha convertido.

En muchos comportamientos, se empieza a vislumbrar la Mini que será. Es seria, pero le encanta reírse. No va a sonreir a cualquiera nada más que llegue, o porque se lo pidas para una foto. Si juegas con ella a hacer el bruto (con diferencia, su juego favorito) se reirá como si no hubiera mañana. Su risa es, definitivamente, el sonido que más me gusta de todo el mundo. Se incluye aquí Paco Ibañez, para los que han seguido otras entradas del blog.

Mini va a la guardería, y a las cuidadoras también se les cae la baba, no soy la única. Pero al que más se le cae, y no sólo metafóricamente es a Mateo, un niño de padres italianos que está loco con ella. Por las mañanas, cuando llegamos, Mateo se levanta de donde sea y viene corriendo a abrazar a Mini. Ella, como buena aprendiza de Di-va, se lo quita de encima con un empujón. Mateo sale despedido, pero le da igual: vuelve. Así son los hombres: "treat them mean, have them keen", que dicen por aquí. Yo le tengo que animar a que le devuelva los abrazos (aunque venga con mocos y babas que deja bien extendidos en su cara). Mini lo llama "Tayo" (pues su nombre entero lo pronuncian los ingleses algo asi como "Matayo") y me cuentan que hoy han estado "holding hands" (haciendo manitas) inseparables todo el día.

El Pedalista tiene sus opiniones sobre los italianos que acosan a sus mujeres, y no son del todo favorables. Esperemos que no lea hoy el blog.

24 comentarios:

  1. Perdón, pero por experiencia propia puedo certificar que tu Mini no es aprendiza de nada.
    En su calidad de fémina, la divez (tan íntimamente ligada con la brujería) la trae de serie. Lo que pasa es que se va manifestando poco a poco conforme se van desarrollando funciones accesorias como el habla o la motricidad, y por eso da la sensación de que se trata de un aprendizaje.

    ResponderEliminar
  2. Pero bueno!!!

    Pedalista, ¿dónde ha quedado el amor libre, la igualdad de derechos y todas esas cosas que, desde la barrera, esgrimías como bandera? No quiero decirte nada cuando vaya a los toros y se ponga la minifalda...

    Pero, hay alguna mujer que no se derrita cuándo oye que le dicen Ciao Bellisima! Aaay los italianos, tan guapos y con ese acento!

    Pedalista, te veo, no de Aitite sino de Nonno...., ja, ja, ja,

    ResponderEliminar
  3. Hello again everybody.
    Está claro Di, se te cae la baba, ¿no?
    Aunque no lo queráis (sobre todo el Pedalista) Mini (por cierto, no me parece un nombre muy apropiado aunque no sea el verdadero, pero allá su madre)empieza a despuntar maneras. Y no lo digo por lo de sus escarceos con los italianos, sino por lo de la fuerza bruta. Eso me hace empezar a situar a Vetusta en el mapa.
    En cuanto a sus jueguecitos en la guardería, ¿podrías aclararnos si vienen por parte de madre o de padre? (si es de el Pedalista...no cuentes detalles por favor!!!!)
    En fin, que desde luego, una gozada el traer a alguien a la vida viendo el Big Ben, lo cual hace pensar que, desde nuestro primer momento, estamos mirando el reloj para saber cuánto nos queda.
    Bye

    ResponderEliminar
  4. Querida Old,

    Sabias y verdaderas tus palabras, me ha gustadio lo del reloj...

    Muac

    ResponderEliminar
  5. Sus desplantes al pobre italiano delatan su sangre navarra.

    ResponderEliminar
  6. Querido Divagueando,

    Has tenido, entonces, suerte con las mujeres con las que te has cruzado. Discrepo: la di-vez no esta ni siquiera normalmente distribuida entre la poblacion femenina. Hay muchas de aquellas que "es que el dice q no me quiere, pero yo veo en sus ojos que si" (esto es veridico, dicho por una highflier conocida mia), muchas de aquellas que "quieren demasiado" (pq se quieren muy poco a ellas mismas), muchas que gustar y complacer a un tipo es su objetivo vital.

    Asi que felicitate por haber estado entre mujeres asertivas, de rompe y rasga... en fin,de las nuestras.

    Di+

    ResponderEliminar
  7. Diva,

    El Pedalista, cuando le conoci decia "para mi es lo mismo echarse un cafe cque un polvo". Ahora dice "por eso no quiero que te eches cafes!".

    Tu conoces su ironia y mala leche. Creo q acabara aceptando un yerno mafiosi.

    Di

    ResponderEliminar
  8. Querida Old Hip,

    Me tiene intrigada porque "Mini" no es apropiado. Tengo una hipotesis, pero quiero que me la confirmes o disconfirmes.

    Todos los escarceos seguro viene de su padre, no hay duda.

    Di

    ResponderEliminar
  9. Ay ay ay que me parto, Estafeakoa! ?Muchos desplantes por parte de mujeres navarras? Ya te dije que las olvidaras, que las surenias somos mas faciles...

    ResponderEliminar
  10. Pues a mi "Mini" me gusta. Voy a pensar nombres yo para los míos...

    ResponderEliminar
  11. Dedos de porcelana15 de enero de 2010, 15:28

    A mi "Mini" tambien me gusta, un prefijo te permite el lujo de añadirle a mini todo lo que tu quieras que sea o lo que veas que es. Mini puede y seguro que es un montón de cosas; una pequeña mil cosas, esta genial!!.

    Lo que mas me gusta sin duda...es que ya de primeras frene lo que le llega sin permiso y de sopetón (o no, si es reiterativo) sea bueno o malo; porque entonces será ella siempre la que decida, después de comprobar si le interesa. Es Minipoderosa. Me encanta.

    ResponderEliminar
  12. Mini en tamaño pero apunta maneras de Di-Va o, lo que es lo mismo, de fuerte personalidad!!!!!!

    ResponderEliminar
  13. Mini es un nombre prometedor, como prometedora es su portadora. Para su segundo cumpleaños, una cafetera de juguete, para ver si su padre sigue pensando lo mismo de echarse un café, dicho sea con todo el respeto del mundo ¿eh?

    ResponderEliminar
  14. Pues a mí Mini me suena a nombre de coche. Y Clío también.

    El Pedalista ya empieza a apuntar maneras. Ojalá le salga una hija torera y cafetera que abuse de todos los italianos (e italianas) con las que se tope. Por bocas.

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias Dedos de Porcelana. Me ha gustado mucho lo de Minipoderosa... me suena a una superheroína con superpoderes.

    Me pregunto cuales serán.. ay, qué miedo!

    Besos grandes

    Di

    ResponderEliminar
  16. Gracias Clio... necesitamos muchas así. Viva la asertividad!

    Vuelve a visitarnos!

    Di

    ResponderEliminar
  17. Ay qué bueno, Amanita... anoto lo de la cafetera! Muchas gracias por la idea. He de decir q a mi no me gusta el café... y esto ya antes del Pedalista, pero a Mini le tocará rebelarse.

    Aquí lo que sí he visto es teteras de juguete (bueno, todo el juego, da mucha risa).

    Abrazos

    Di

    ResponderEliminar
  18. Basajaun: le saldrá una hija que se querrá casar por la iglesia con un militar!!! Ay, qué disgusto para sus padres.

    ResponderEliminar
  19. Basajuan, Clio muuuuuuuuuuucho antes fue la "musa de la Historia". Sólo una mente corrompida por el materialismo puede ver en Clio una marca de coche!!!!! je, je, je

    ResponderEliminar
  20. Di, se lo tiene bien merecido...

    Clio, ¡materialista pero con ideas!

    Nike siempre será una marca deportiva...

    ResponderEliminar
  21. Cierto, pero siempre estará en deuda con la diosa Niké, a la que le copiaron hasta el famoso logo que imita la "V" de victoria...

    ResponderEliminar
  22. Observación: Pedalista = punto de inflexión. ¿Me equivoco?

    ResponderEliminar
  23. Divagueando: ¿Punto de Inflexión? ¿En lo del café o los italianos?

    :):)

    Di

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.