12 de noviembre de 2018

"Leer mejor para escribir mejor" de Elena Rius

Después del enloquecido fin de semana donde hubo todas las estaciones del año y del Via Crucis diabético, el martes tocaba disfrutar de Barcelona por sus calles y librerías. Pero además, había quedado con Elena Rius en el Ateneu! Hacía mucho tiempo que no quedaba con blogueros desconocidos en persona... la primera vez en Madrid, allá por 2011, cuando conocí a NáN y a Mo, en aquella cena de boquerones (puede ser?), luego la emboscada a Txelos organizada por No y Viveiró en Vetusta esas mismas Navidades... o sea, el Pleistoceno. 

Elena ha escrito varios libros, se lo ha leído todo y da clases de escritura creativa en el Ateneu, que tuvo la amabilidad de enseñarnos. Cuando esperábamos a la una en el hall debimos estar como un par de minutos sin identificarnos, porque ella suponía una pareja con niña [Mini, pudiéndose quedar con su tía (en casa, tocada por el virus que gentilmente me pasó para el fin de semana) y su perra, de qué va a venir con nosotros?!]. De repente, nos miramos, y estuvo claro: eres Elena? eres Di? creo que dijimos, o quizás usamos los nombres "de día"? Porque aunque resulte difícil de creer, detrás de mi yo "de noche", Di, hay una ciudadana ejemplar. Batman vs. Superman. Maléfica vs. Aurora. Gremlin punky vs. Gremlin osito. La macarra Di es una señora que nada con bolsa del super como gorro sin meter la cabeza y que ordena el contenido de su bolso como la madre de Amelie. (...) Venga, vale, ya lo dejo.

Ateneu
Elena nos enseñó el edificio: sus salas de lectura con suelo tablero de ajedrez, la cafetería, la maravillosa biblioteca en la que nos pretendimos miembros (ojalá) y por fin terminamos tomando algo en el patio encantador con palmeras, pajaritos y hasta estanque con peces de colores. La conversación, que no fue solo de literatura, fue como la que se tendría con alguien a quien se conoce de hace mucho; es curioso lo que pasa cuando, click, se conecta. 

Cuando hablamos de los cursos que da (a gente que aprende a escribir ficción), fue clara: lo primero que se necesita para escribir es estructura. Pero-intenté, así como de puntillas-no sería posible empezar así un poco a lo loco, y ver lo que pasa? (yo, que nunca he escrito en ficción nada más largo que relatos). No, me sonreía Elena, y me parecía que iba a decir, "estructura, estructura, estructura". Yo estaba, divagantes, en secreto pensando en "Serial", del que no tengo nada que se parezca una bitácora, ninguna idea de adónde va. Estructura. Con lo diver que es sentarte a escribir así como un divague, y ver qué pasa. Estructura. Y si luego quiero cambiarlo todo? No pasa nada, una estructura puede ser alterada. Y yo, que en general soy la persona más estructurada del mundo, aquí estaba revolviéndome porque quería ser anárquica. "Todos los que empiezan sin estructura se atascan a la página 40". Estructura. En fin, que igual me tengo que sentar un día con papel y boli. 

Dedicatoria
Entonces Elena me regaló su libro "El síndrome del lector", basado en su blog "Notas para lectores curiosos" que va precisamente de esa gente que no podemos concebir salir de casa sin un libro, o vivir sin paredes forradas de libros, o sin oler y tocar los libros. Y este regalo me llevó a otro suyo que encontré por la tarde en La Central de C/Mallorca (donde Nara casi nos mete en un lío por cariñosa con una Miss Trunchbull que pasaba por allí), "Leer mejor para escribir mejor".

El libro va exactamente de lo que nos cuenta el título, aunque tiene una parte inicial en la que ayuda simplemente a leer mejor, sin importar si se tiene interés de escribir ficción. A cualquier amante de la literatura, esta especie de onanismo literario (llamémoslo metaliteratura) nos apasiona. Os aseguro que he disfrutado muchísimo, primero constatando que ya había muchas cosas que hacía bien, y además aprendiendo otras. 

"Aprender a leer" (De qué hablamos cuando hablamos de leer) es la primera parte que comienza con una cita de Borges maravillosa:



"Una biblioteca es una especie de caverna mágica llena de difuntos. Y pueden ser devueltos a la vida cuando abrimos sus páginas"



Qué apropiado para estos días de muertos y cementerios, pensé el 30 de Octubre, el día que lo compré. En la misma Central me trasladé al de Vetusta-que visitaría unos días después-, donde hay algunos panteones familiares con estatuas terroríficas y maravillosas (mi favorita, una mujer con un velo que la cubre toda, cabeza mirando al cielo, viento)... solo con leer su historia, o casi solo con imaginarla, la estatua se quita el velo y camina.



Todos somos lectores, en el sentido literal de la palabra. Podemos leer un prospecto, una noticia, un periódico, una noticia. Pero la autora nos explica lo que es un buen lector: aquel que no se queda en comprender, sino que analiza, y que, importantísimo, interactúa con el texto. La manera más típica de hacerlo es leyendo con lápiz, subrayando, anotando, o con un cuaderno de notas. Supongo que habrá algunos que interactuarán solo con su cabeza-yo no puedo. Quién no se ha quedado alguna vez con el libro cerrado sobre el pecho, mirando un punto indeterminado de la pared? Pensando. Yo esto a veces me he descubierto haciéndolo mirando la foto del/@ autor@ en la contratapa. 


Yo recuerdo perfectamente el momento en el que comencé a subrayar. Fue en COU, con "El retrato de Dorian Gray". Es un libro con tantas frases épicas-ya se sabe, el ingenio de Wilde- que llegó un punto en el que había que "capturarlas" para hacer eso que a los lectores nos gusta tanto: volver al libro y mirar los subrayados. No recuerdo cuándo comencé a anotar, pero ahora es una parte indispensable de mi lectura. Tengo algunos amigos que insisten en que su libros "han de estar limpios". Yo ahora mismo estoy leyendo un libro de segunda mano anotado por un@ desconocid@ y me está encantando, así que no veo que incoveniente puede tener un libro con rayas, flechas, signos de exclamación.


La lectura no solo tiene el poder de hacernos felices, sino que ha cambiado el mundo. La ficción no solo informa, sino que transforma. Todo esto son frases de Elena, tan verdad. Porque al final lo que hace mejor un libro es que te interpele (aunque sea desde una experiencia en las antípodas a la tuya): quién no ha pensado, esto lo escribió esta persona para mí, y yo aún no había nacido? Virginia Woolf, George Elliot, Julio Cortázar... todos pensaban en mí, y seguramente en ti también-eso los hace grandes. pero al final, para qué se escribe, sino para atar al lector,que dice Vila-Matas.


Hay que hacer lectura atenta, y lectura crítica, y además, tenemos que hacernos preguntas mientras leemos, sobre distintos temas: 


    La estructura:
Por qué usa esa estructura? (estructura, estructura, estructura-volvía la intrusión de Elena en el Ateneu mientras leía esto ya en el sofá de Fashion). Por qué el autor empieza en el lugar físico que lo hace, por ejemplo en la heroica ciudad que dormía la siesta? Por qué en ese momento vital del protagonista, los 23 años de Hans Castorp (que no se me olvidan porque yo tenía esa edad al leer "La Montaña Magica") o los 27 de Ana Ozores (yo tenía 33)? O en qué momento de la historia, en un pasado remoto, en el rabioso presente como los de Jonathan Franzen o en un futuro distópico, como el de Ray Bradbury en "Farenheit 451" o Margaret Atwood en "The handmaid's tale"? Es el uso de los tiempos continuo o a saltos como el de Egan en "A visit from the goon squad"?

    El narrador:

Usa el omnisciente, tercera o primera persona o, uno de mis favoritos, el narrador no-confiable como McEwan en "Nutshell" o Coetzee en "Disgrace"? 

    El estilo: 
Qué estilo tenemos: seco, descarnado como el de Cormac McCarthy en "The Road", intimista como Joan Didion, o John Williams, periodístico, como Orwell


    Pistas y claves
Que piedrecitas nos deja el autor en el camino para que vayamos construyendo la historia? Hay palabras clave que nos pueden orientar? Aunque en mi opinión, hoy en día muchas pistas resultarán manidas (por ejemplo, Rius habla del arsénico en las botellas del farmaceútico de Madame Bovary, que todos sabemos como termina. No resultará esto un poco naive en 2018?)


    Motivos y simbología
Aquí es donde Freud ha podido aportar algo al mundo: el agua, la fertilidad y suma y sigue. Se me ocurre "2666" de Bolaño, que nunca explicó su título, pero nos mueve a todos algo, y no precisamente positivo. 


    El tema
Cuando divago sobre libros, siempre digo que no quitaré ningún interés sobre la trama porque no suelo contar argumentos, sino temas. Hay gente, como NáN, que lo primero que hace es enterarse del final para poder leer tranquilo, como buen lector atento y crítico que se fija en esas otras cosas. Lo cierto es que no hay nada como tener las dos cosas a la vez, pero que a veces la ansiedad de saber que pasa te hace leer demasiado rápido: como ejemplo de un libro muy bien escrito con el que me pasó eso tengo "Hoy, Júpiter" de Luis Landero. 


    El contexto

Si no se conoce la época, o tal vez la cultura a la que se refiere una novela, podemos perdernos parte de su contenido, aunque no es el fin del mundo. Yo a veces cuando leo a Zadie Smith, que es tan Londinium pienso... esto alguien que no viva aquí no lo puede entender igual, o alguien que no haya trabajado de cerca o tenido amigos negros podrá captar los matices que nos cuenta Chimamanda Ngozi Adichie o Paul Beatty. Haber viajado por California tambien te ayuda a entender a Didion o a Lucia Berlin, o por lo menos a situarte en ese escenario. 


Como decía, la segunda parte nos enseña a leer como un escritor, qué hace un buen principio (este tema tambien me fascina; en serio que me exalto con  mis favoritos, algunos dickensianos, pero el mejor sigue siendo... "Call me Ishmael"), un buen final, cómo crear un personaje, cómo darles voz (como Albert Cohen en "Bella del Señor"), cómo usar los diálogos, qué los hace memorable, cómo jugar con el tiempo, cómo construir un universo...

Un libro indispensable para cualquiera que ame la literatura, para aprender cosas nuevas y para encontrarte. Porque, si has llegado hasta aquí, estoy segura que eres un lector atento y, como todos los buenos libros, este te interpelará. 

21 comentarios:

molinos dijo...

Elena es una de las mejores "cosas" que me ha traído internet y sus dos libros son estupendos. Recuerdo cuando me envió el manuscrito de El Síndrome del lector y lo leí en verano, tirada en el cesped, con un lápiz para apuntar los comentarios que le haría luego. Qué bien que os hayais conocido.

y te falta que te recomiende sitios para viajar por Francia.. ¡los conoce todos y todas las pistas que da son buenísimas!

NáN dijo...

Ahora voy rápido. Dejo para mañana comentar lo de Elena.

Con respecto, la primera vez que leí "2666" lo entendí como "el segundo año del diablo", por la parte mexicanna.

¡Ay, he releído lo que escribiste cuando Mo y yo os conocimos! Fue estupendo. He estado a punto de escribir, a posta, "os conocimimos".

Di Vagando dijo...

hola darlings, unos conoci-mimos para los dos... si, NáN, yo tb me releí el divague con una sonrisa en la cara... le pregunté al peda, "comimos anchoas o algo así?" AL final salió la palabra boquerones, pero no lo tenemos claro (arenques?)

Y sí, el 2666 tiene algo de diabólico, desde luego. Es La Bestia ese libro. Qué grande Bolaño.

MO, ya sigo a Elena en Insta y veo sus fotos por Francia.. gracias por la recomendación de darle la brasa si algún día voy a Fran.. igual hay q decirle q se abra un blog de viajes por las galias? No sé porqué pero cada vez q un amigo mío sé q tiene mucho por decir le digo "abre un blog, porfa" (me pasó el otro día con un amigo q me reocmdendó Carrére-q ya me lo habíais recomendado vosotros) y lee un montón, y me da una rabia q no lo comparta... solo cuando nos vemos de pascuas a ramos con una coronita.

Bueno, babies q nos tenemos q ver otra vez pronto no? Cuándo fue la última? cuando yo estuve en madrid para la presentación y fuimos a comer queso (y arenques) a aquel sitio de noche? ya hace 3 anios???

love

di

Elena Rius dijo...

Muchísimas gracias por tus comentarios, Di, casi me sonrojo. Cuando estás ante tu ordenador escribiendo lo que luego será el libro, nunca te imaginas cómo lo van a recibir los lectores (o sí, más bien piensas "¿esto a quién le va a interesar?"), así que me llena de satisfacción ver que hay lectores a los que les gusta y les es útil. Ya sabes, la próxima vez que vengas por Barna, quedamos de nuevo en el Ateneu, que ese jardín romántico no se puede desaprovechar.
Aprovecho desde aquí para decirle a Moli que he hecho un par de descubrimientos estupendos en el sur de Francia. ¡Cuando queráis, guía turística a vuestro servicio!

NáN dijo...

Qué estupendo ese encuentro con Elena, que me parece sabia y cercana.

Lo de leer primero el final no lo hago siempre. Sólo cuando una historia muy concreta me hace pensar en sus posibles finales. Eso me resulta un incordio un modo de eliminarlo consiste en ir al final, leerlo y disfrutar del desarrollo de la historia.

Me resulta difícil escribir un relato si no lo he pensado de principio a fin. O sea: tengo la estructura, los huesos, y también partes importantes de la carne. Pero eso no significa que me atenga siempre a ella: la escritura misma provoca cambios.

Los relatosmque más disfruto son los que he escrito paseando. Un paseo, dos o tres párrafos. en el siguiente, otros. Los repito mientras ando y los recuerdo con los puntos y las comas. Al llegar a casa solo tengo que teclear lo que he pensado.

Desde marzo no he ido a ningún taller, pero el próximo iré con un relato escrito. Estoy feliz, escribiéndolo ya a ratos, después de tanto tiempo sin hacerlo.

NáN dijo...

seguimiento

Di Vagando dijo...

Hola darlings,

ELENA.. fíjate si eso pasa cuando escribes un post, q se tiene mas o menos respuesta inmediata, cuando se escribe un libro, lo de pensar "esto interesara a alguien" tiene q ser mucho más intenso... de ahí las famosas crisis enmedio del libro de la q hablan algunos autores... la desesperación de pensar q todo está dicho y q no aportarás nada nuevo. Bueno, en tu caso, ya ves q no es así: se aprende y se tranquiliza una leyendo tu libro. Mil gracias! Y en mi próxima visita Barna, nos vemos en el Ateneu para hablar de libros y Francia! :)

NáN, te vendrías? (ya sé que no, q es difícil sacarte de la M30...tendremos q ir a verte a Madrij, cosa q tb me apetece mucho). Quede claro q entiendo perfectamente lo q dices de alguna vez querer saber la trama para disfrutar con la escritura. A mí por ej me engancha mucho de mala manera Jonathan Franzen... tengo un libro suyo aquí de los primeros aun no leídos ("the 27th city") y lo voy retrasando pq sé q, una vez lo empiece, no haré otra cosa q obsesivamente intentar terminarlo... y ahora justo estoy en un momento q no puedo...

Tienes mucha más experiencia q yo escribiendo relatos, yo creo q siempre lo he hecho sin estructura (así han salido) y ese proceso em ha divertido (a mí, claro, otra cosa es al lector). Pero me doy cuenta q ese proceso igual me haya divertido pq he escrito poco y ha sido sorpresivo, pero q cuando escirbes más, esa magia o lo q sea pasa... pq a mí me ha parecido un poco magia, por eso estoy enganchada a empezar sin saber el final. A menudo, con los divagues, uso sin planearlo una técnica q tb ha descrito elena en su libro, q es "cerrarlo, conectarlo con el principio".. esto está en nuestro subconsciente pq hemos leido a Cortázar y otros genios y tal.. pero quiero decir q cuando lo empiezo no sé q va a terminar así, se me ocurre al final. Interesantísimo q Elena dice q algunos autores cambian el principio tras tener el final... eso no lo había pensado... a mí me parecía q tras pensar muchísmo la primera frase/párrafo, eso se quedaba ahi ("It was the best of times, it was the worst of times" etc).

por ciertto y yéndome de tema... he corregido un examen de comprensión de Mini para sus exámenes de secundaria (tiene 10 anios)... sabéis de que libro era un extracto? precisamente, de "A tale of 2 cities", hablanod de los highwaymen... os aseguro q era un reto incluso para mi... imaginad para los de 10-11...

Pasear, discurrrir es la mejor manera de pensar, ... yo a veces tb pienso historias de ficción increíbles, memorables, excelsas justo antes de dormirme... por la mañana... dónde estáN? ha ha ha No digas q fue un sueño...

muxus a los dos!

di

Elena Rius dijo...

Di, lo veo cada día con mis alumnos: se necesita una estructura, pero el propio proceso de escritura hace que vayas modificado lo que habías pensado. Es más, diría que si alguien no hace cambios en su estructura (los personajes no son exactamente como uno pensaba que serían, la historia toma alguna deriva tan inesperada como inevitable, al llegar a ella...)es que no está "escuchando" lo que el propio relato le pide. Y sí, hay algo de magia (o de subconsciente, como le quieras llamar) pero necesitas partir de algo sólido, no se crea en el vacío.

Muy cierto -y lo suscribo- lo que dice Nán sobre el paseo y la creatividad. De hecho, muchos escritores eran grandes paseantes, hay bastante literatura sobre ello.

Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Di Vagando dijo...

Gracias ELENA... qué sabios consejos. ya me dijiste in situ q la estructura estaba para saltársela si era necesario... cuanod pueda, me pongo con una :)

LUX!!! Pero dónde te has metido? Nunca se me ocurre q estás malito, sino q la vida nos lleva a todos por remolinos y nos hace desasparecer de disitntos escenarios algun tiempo... te acuerdas del "paper"? (q me mantuvo un tiempo en hibernación). Bueno pues... HA VUELTO! (voz Poltegeist). Me han llegado lso coments de lso reviewers y la verdad es q muy bien, ha sido aceptado con minor revisions, eso queire decir q me tengo q poner de nuevo a currar un poco con ello por las tardesnoches... pero vamos, no a lo bestia. Tengo q presnetarlo de nuevo para la semana q viene... grr.

Sobre lo de no pensar, o la habilidad de ponerse en blanco, o resetear, q dices, yo ya he dicho a veces q me cuesta muchísimo. Todo el rato pienso, y lo peor es cuando lo hago intrusivamente, sobre todo con cosas del curro, ahora lso examenes de MIni y tal... neuróticos anon somos incapces de hacer mindfulness.

Sobre la estructura, te acuerdas q tú fuiste el primero (y unico) q pregunto de alguna manera sobre la estructura de "Serial"? Me gusta loq dices de q sea sencilla y tus comparaciones con las construcciones. Yo no tengo ni idea de si se hace con unos puntos en plan listado, y subpuntos y tal, o si hay q expandir mas. Creo q lo haré con puntos. pero ahora tengo el paper.

Ah y lo del Quijote hegeliano... has d ehacer un paper!

Love

di

Driver dijo...

Bien,ha llegado el momento de describir de forma científica mi método creativo.
Aprovecho que Lux está malito y asumo el riesgo de que me plagie el método,lo comercialice y me estafe. Riesgos de compartir.
...
Acumulación implosiva.
Nàn nunca entenderá este método, pues al no traspasar la M30, es imposible que se haga una idea. Tranquilo, muchacho. Lo asumo.
...
Bien.
El método consiste en chuparte un atascazo del copón en la M40 (mientras Nan pasea plácidamente por su barrio y se atiza un ron de 8 años).
Hay que sufrir durante el atasco, maldecir al destino, dar golpes en el volante y ponerse de muy mala leche.
Entonces, una vez alcanzado el punto de ebullición y con el cerebro roto para los restos, engañas al cerebro.
Le dejas un atisbo de salida.
Es fácil.
Piensas en que vas corriendo en pelotas por una playa.
O te recreas en que manejas un hidroavión en mitad del Océano Pacífico.
O simplemente te pillas el arcén y te saltas tres kilómetros de códigos de circulación.
El cerebro es listo, y durante unos minutos se agarra al clavo ardiendo de la libertad.
...
Cuando consigues llegar a casa, necesitas escribir todo lo que has sentido.
Y entonces el cerebro lo expulsa todo, todito.
Vomita las ideas, cual volcán en erupción.
...
Al día siguiente, el cerebro ve otro atasco y se libera.
Pensando en otra idea que le salve el culo.
Simple cuestión de supervivencia.

NáN dijo...

Ay, Lux, con ese nombre, ¿cómo se te ocurre tener problemas de vista? En este caso has llevado demasiado lejos tu querencia por la tradición.
Por mi parte, voy con una muleta, pero no porque tenga dolores sino porque he perdido 2´5 cm de altura por una operación en una pierna y, sin una sujeción, camino bamboleándome estilo zombi. ¿Ves? Yo no soy contradictorio: me llaman Nano o Nan y, en caso de dificultades, tiendo al enanismo.
¡Si viviéramos en la misma ciudad podríamos cooperar! Podríamos hacer paseos cooperativos. Yo me sujetaría sin muleta, cogiéndome de tu brazo, y te podría relatar todo lo que fuera memorable del paseo, para que no te lo perdieses. En caso de no tener nada que no vieras y yo pudiera relatarte, podrías hacer larguísimos posts orales. Con la ventaja de que no tendrías necesidad de borrarlos.
Sería el principio de una bella amistad. Y nos haría famosos. “Mira, dirían, ahí van el ciego y el cojo, dos cuerpos en uno monstruoso”.

Driver. Es muy interesante, para los que somos de centro extremo, todo lo que cuentas de los atascos. Se me ocurre que, pensando en gente como yo, podrían salir de Sol autobuses de turistas de atascos. La línea contaría con diversos trayectos: “Atasco en la Nacional 1”, “Atasco en Radial 17”...
No me parece coherente que urbanitas como yo nos perdamos experiencias tan comunes y simpáticas.

NáN dijo...

"Tradición" = "contradicción"

Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
NáN dijo...

Me parto con lo de la muleta sobaquera. Tienes razón, en el barrio solo la llevan dos... ¡y son yonquis! Con uno me llevo muy bien, un chico joven del barrio al que dejé de ver y luego volví a verlo con una pierna de menos, por un accidente de coche, y la muleta de pícaro. Como te digo hablo con él, y si voy bien de dinero le subvenciono una dosis media. Le pusieron muchos analgésicos fuertes hasta que dejaron de recetárselos. Y entonces se los buscó él. Una pena. Me parto con lo de la muleta sobaquera.

Llevo la canadiense, pero el sábado el zapatero me dará el zapato patoso. Estoy delgado y con la musculatura perdida... salvo en el antebrazo derecho, que se me está poniendo tipo Popeye de aguantar todo el peso.

Todo bien, ¿qué remedio? Casi nunca con dolor, como mucho alguna molestia si he caminado mucho. Un verano fresquito, mucha lectura, mis balcones dan a un jardín, con lo que los vecinos de enfrente están a 60 metros o más, y con skiline del oeste de Madrid.

Cerca ya de cambiar la muleta por un bastón. ¿Qué se puede pedir más?

Driver dijo...

Estriquin urbano ?
Donde esté el castizo término de "pelota picada", que se quiten los infames términos de la lengua de Chéspir.
Y sí, lo has adivinado, he vuelto a suspender inglés.

Driver dijo...

Los del extrarradio siempre hemos sido urbanitas de categoría asfaltera.
No te has perdido nada interesante.
No sufras por el atasco perdido.

Di Vagando dijo...

Darlings, sigo con el paper.. pero quería tanto enseniaros un sitio q he visitado hoy q he hecgho un divague rápido... ya está colgado...

LUX... espero q no me lleve 8 horas... son muy menores las sugerencias, pero por supuesto me lo tengo q leer entero (a estas alturas, ya zzzz) y cambiar un poco el tono de alguna cosa...Lo del ajedrez no lo sabía. SI llegas a venir, nos podríamos encontrar con antifaz!

DRIVER, no te creas q LUX es motero... no sé, no lo veo. En cuanto a tu método, oh, qué desesperación. Pero te entiendo: yo una vez escribí un divague en el teléfono sabes dónde? Esperando la fila de una atracción de Disneyland Tokyo... os acordáis? Fueron 2 horas de espera: no puedo entenderlo. Lo q una hace por una hija.

NáN, aúpa con todo y sobre todo con ese humor negro de tus paseos con Lux, los dos liasiados... Las ideas de relatos con muleta -sobaquera o no- salen igual.

Os mando un gran hug

di