8 de febrero de 2012

Happy Birthday, Mr Dickens



"It was the best of times, it was the worst of times, it was the age of wisdom, it was the age of foolishness, it was the epoch of belief, it was the epoch of incredulity, it was the season of Light, it was the season of Darkness, it was the spring of hope, it was the winter of despair, we had everything before us, we had nothing before us, we were all going direct to heaven, we were all going direct the other way - in short, the period was so far like the present period, that some of its noisiest authorities insisted on its being received, for good or for evil, in the superlative degree of comparison only".



Tal día como hoy, hace 200 años nacía Charles Dickens, uno de los escritores británicos más emblemáticos, uno de esos que han logrado, con sus descripciones, que la Inglaterra victoriana flote de alguna manera en el subconsciente colectivo. Como no tengo la suerte del Peda, que anoche mismo terminó en verdadero éxtasis "Oliver Twist" (y asegura que no fue calculado), me limito a celebrarlo con el principio fastuoso de "A Tale of Two Cities" (1859), a riesgo de repetirme porque, considerando el párrafo de arriba uno de los más grandes comienzos de la literatura, tal vez lo haya ya divagado antes. Un texto que habla de una época, que ya Dickens decía no debía ser tan distante a la suya y que, oh, sorpresa, parece exactamente describir el armaggedon que vivimos hoy.

Múltiples celebraciones este año para conmemorar al autor. Parece que el domingo hubo un paseo literario, con su tataranieto, en el cementerio de Highgate. Gran parte de su familia yace en el glorioso camposanto donde se encuentran, por ejemplo, gente tan admirada como George Elliott, o el propio Karl Marx. En todo caso, pasear por Highgate con la nieve que teníamos el domingo es una de esas cosas que una ha de hacer antes de morir, buscando los fantasmas de algunos de los ilustres residentes. Dickens descansa en la “poets corner” de Westminster Abbey. Las vistas no se pueden ni comparar...
Felicidades y gracias Señor Dickens: Londinium no sería la misma sin usted.

6 comentarios:

  1. Me encanta le cominezo de "historia de dos ciudades", totalmente aplicable!

    ResponderEliminar
  2. 1. Ese comienzo me suena a Kerouac.

    2. Ardilla está feliz como una perdiz (en libertad), atragantándose con David Copperfield.

    3. Había pensado en Dickkens desde muchas pewrspectivas; pero nunca lo había considerado un Julio Verne que hablara del futuro (nuestro presente).

    ResponderEliminar
  3. Dentro de dos libros y esperándome con ansias ya en mi libreria está "Los papeles póstumos del Club Pickwick".
    Solo puedo decir que Dickens....me encanta!!

    ResponderEliminar
  4. ¿Pero esa banderola no es francesa?

    Como te pillen, ya verás...

    ResponderEliminar
  5. Igual te apetece ver "Saber y Ganar" por internet. Ayer y hoy (yo creo que dijeron que toda la semana) lo están dedicando a Mr Dickens y seguramente te gustará.

    ResponderEliminar
  6. DIVA, dile al BASAJA de que va la novela, anda, q en el bosque aún no se han enterado... aunque hay en el ardillas lectoras (quién es la roedora NAN?). Me alegro NO, yo tengo Pickwick aqui esperándome... dicen q te ríes mucho.

    Y mil gracias SINUBE!!! Lo voy a buscar ahora mismo, está muy bien q aún haya programas así... Viva la 2...

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.