7 de agosto de 2014

I love Seatle (WC7)

No había visto "Sleepless in Seatle" (un romcom con Tom Hanks, eso puede explicarlo todo), y lo que sabía de esta ciuad es lo mismo que todo el mundo: que aquí empezó Starbucks (un grupo de amigos querían beber buen café y abrieron la primera tienda), que aquí nació Bill Gates, que es un sitio "cool".

Escribo esto desde el tren que me lleva desde Seatle, Washington, hasta Portland, Oregon, en una tarde soleada bordeando un lago enorme, dejando el Monte Rainier de fondo, y es inevitable recordar la llegada, de noche en el ferry de tres horas que nos trajo desde Victoria, Canada. El ferry, que no llevaba coches, solo pasajeros, iba a toda pastilla, y allí conocimos a una chicas de León que iban de parques naturales. Les pregunté si eran vascas (por aquello del montanismo) y ellas, "no, no llevamos el flequillo!" Y yo.. "ya, yo lo llevo!" (bueno, no que ya me va creciendo). La mayor parte de la gente que viene a esta parte del mundo está muy interesada en el trekking natural... nosotros, en las ciudades. 

Pero divago, hablaba de salir a la cubierta del ferry al llegar a Seatle, y una imagen genial: la ciudad iluminada, con el downtown (centro) y sus rascacielos, el Space Needle, la tacky noria en la arcade q es una versión gigante de las arcades de Brighton y Cleethorpes (*arcade es un concepto intraducible, creo: en las tristes ciudades de mar inglesas hacen un paseo marítimo llamado promenade, una entrada en el mar de madera que se llama pier y luego la arcade es como un pasillo con horribles maquinas tragaperras, juegos para ninios, saca el patito, ese rollo... como unas ferias cutres-atención, cutres). 

Una entrada espectacular y lo que esperábamos iba a ser un horror en la aduana (ya nos habían hecho fotos y tomados las 10 huellas dactilares al salir de Canadá-cortesía de la poli yanki), fue un paseíllo fácil... las preguntas de rigor, que hacéis guys por aquí, tenéis familia a la que visitar, y lleváis comida en las mochilas? Comida? Perdone, soy Di, NUNCA viajaría sin comida. Viajando todo puede pasar, y una siempre ha de llevar un buen remanente. Tengo intrusiones del mito del famoso jamón que no dejaban entrar en UK en los 60. Le digo, tímida, "unos sandwiches?" y él, "oh no tranqui, productos horticulturales?" Recuerdo tres tristes albaricoques pero miento, "nooo, horticulturas noooo". Y ni nos abren las maletas (que les habían abierto a dos encantadoras ancianitas antes que nosotros).

Seatle de día es tan chula como de noche... caminamos al centro desde la 16th av donde estamos, y es cuesta abajo. Una ciudad increíblemente empinada, con arquitectura desde casitas de esas de madera y porche que salen en las pelis (en la zona que estamos), hasta los rascacielos en downtown. Antes de llegar al mar torcemos por una calle y allí ya nos encontramos con la ciudad proper. Ha quedado claro que los Pedalistas son muy de ciudades, pero es que por mucho que conozcas muchas, siempre hay cosas que te sorprenden. Una librería de misterio, una tienda de faldas para hombres, una plaza con un músico (performer). Tengo que volver a la tienda de faldas para hombres (utilikilts), porfa, gugleeen. Miles de faldas siguiendo la filosofía de una kilt (falda escocesa de hombre) de todos los colores, cinturones, y el paquete ese que llevan en el frontal. Incluso algunas con raya diplomática. Entre nosotros, las encuentro de lo más sexy (un performer de esos callejeros lleva una y son molonas todo). Le digo al Peda que se lo plantee, porque le veo, con su talante vikingo, perfectamente en el papel de leniador con falda. Pero no cuaja... ya he dicho muchas veces como mi influencia sobre mi compa de piso tiende a inexistente.

Hay un mercado en Seatle, que se llama Pike's Market. Un amigo del Peda dice que Borough Market, en Londinium (hermanado con La Boquería) está muy bien pero "le sobran 3000 personas". Es el caso de Pike's Market.. le sobran 30 mil. Pero nada más entrar te encuentras con las floristeras (muchas de ellas orientales) preparando unos ramos preciosos por $5-10!!! Calculo lo que constarían esos ramos en Londinium y me dan ganas de comprar varios. El olor de las lilies... cómo me gusta. Luego hay miles de cosas que no he visto antes: pasta con sabor a chocolate, artilugios para hacerse monios (the bum is back!), compotas que te dan a probar en palitos, y mucho más. Mi amado Brixton market se queda en aprendiz...

Antes de entrar en Pikes Market paramos a tomar el Mocca Frapuchino en starbucks. Ya habré contado alguna vez lo que me gustan estos batidos con hielo y nata por encima, pero cómo en Londinium no entro en Starbucks por lo del boikot. Starbucks no paga impuestos en UK, pero parece q debe pagar algo en los US.... bueno, la cosa es  q aquí no hay Costa o Neros como allá, y la vida del turista sin los frapucchinos sería aún más dura. Total que paramos en uno justo antes del mercado que creemos es el primero que se abrió... pero no, es otro dos manzanas más abajo. Esto nos lo cuenta un tipo con el que hablamos. Lo cierto es que es imposible no hablar: un ratito en los sofás y la gente entabla conversación contigo. En general quieren saber de dónde somos. Les cuesta mucho adivinar, el de ayer pensó que el Peda era inglés, precisamente, y todos quieren saber la ruta que llevamos y si nos está gustando. Primero hablamos con una familia que venía de Sacramento, California, y luego con uno que era yanki pero vivía en Amsterdam. 

Luego entramos en "Left Bank", una librería de... lefties (rojeras). Nos encanta entrar en librerías... esta está llena de pegatas reinvidicativas de cualquier lucha del mundo mundial, libros tipo anarquismo, feminismo, anticapitalismo o "descubre el placer anal" (escrito por un catedrático, existe esa cátedra?!). Las que lo regentan son lesbianas tatuadas, de lo más cool que te puedas echar... de fondo, un par de banderas sandinistas. Y lemas: "Si has de robar libros, que sea de una gran librería corporativa".:)

Hay en Seatle mucho beggars, homeless (gente sin casa). La mayor parte de la gente joven lleva tatuajes. Son tipo ultra-cool, el chaval con cascos bebiendo algo en su monopatin, el motero con coleta y gafas de sol... y tatoos, cómo no... todos los llevan. Paramos a comer algo en un césped frente al agua... el tío de la falda toca "I'd walk 500 miles, and I'd walk 500 more"... grupos de gente tirada, una gaviota que sobrevuela... 

Caminamos a la Escultura Olímpica y de allí al "Seatle Centre", una especie de expo donde está el famoso Seatle Space Needle...el pirulí icono de la ciudad que lleva allí desde los anios 60! (yo pensaba que era más reciente, pero hasta Elvis lo ha visitado... sí, el verdadero, y luego 17 disfrazados). Lo que hay por abajo tambien merece la pena, sobre todo si se lleva ninia: museo de los children, todo muy interactivo, y una de esas fuentes-para-jugar que ya vimos en Canadá (cuándo llegará esto a Europa?). Preparados ya llevamos el baniador en la mochila (aunque se ha baniado en bragas algún otro día). Un museo que es tipo Gugen for fuera, un escenario donde unas bailarinas ensayan pasos... y por fin subimos al pirulo. 

De nuevo, como Vancouver, esta es una ciudad sobre un marco natural espectacular. Porque se ve bien claro desde lo alto cómo Seatle está rodeada por agua casi 360 grados: la bahía por la que llegamos, de repente el Lake Union (donde dijo la del ascensor que vivía uno de los personajes de la peli, en una casa flotante-que se comunica con la bahía por un canal...los rascacielos de downtown y, LO MEJOR, el Mount Rainier de fondo... A ver cómo lo explico. En Vancouver nos costó verlo, pero al llegar a aquella montania mirador descubrimos que lo que pensábamos eran nubes en el fondo... era la cima nevada de una montania como de peli de princesas. En Seatle, lo mismo.... al fondo de la ciudad está esta cima nevada que lo preside todo: se está baniando tu hija en una fuente, vas con tirantes, te tomas un helado... y de fondo nieves perpetuas. Todo así, sencillo. Por algo... esto es América!









3 comentarios:

  1. Me ha encantado utilikilts. El modelo con bolsillos para llevar la herramienta me lo compraría ahora mismo. (¿Tendrán tallas pequeñas?) Tengo que averuguar de dónde procede ese prejuicio acerca de los hombres con falda. ¡Están fantásticos! desde el legionario romano hasa el beduino pasando por el impagable escocés, les queda estupendamente. Recuerdo que mi amor platónico infantil era Michael York desde que le ví con un kilt y un jersey de cuello vuelto en la peli "Zeppelin". (También me encantan los zapatos. tuve unos rojos de pequeña que aún recuerdo con nostalgia) En cuanto al Peda, quizá le convenzas si le compras uno de esos modelitos para ezpatadantza que llevan ¡hasta puntillas!

    ResponderEliminar
  2. Por fin la esperada crónica larga.

    Como las que mandabais hace unos años cuando andabais pateando el sur. Entonces solos y ahora con Mini, inoculándole bien pronto el veneno de la pasión por los viajes...

    ResponderEliminar
  3. Por fin una crónica larga de vuestras andanzas por el mundo.

    Como las de hace unos años cuando pateabais sudamérica. Entonces solos y ahora con Mini inoculándole bien pronto el veneno de la pasión por los viajes...

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.