6 de octubre de 2010

Amistad chico-chica: leyenda urbana?

En Vetustilla de la Torre, pueblecito-todo-menos-idílico donde empecé a interesarme por los "tipos humanos", observé un fenómeno digno de estudio cuasi-antropológico casi sin quererlo, que abarcó mi infancia, adolescencia y primera juventud. La niña Di tenía allí un grupo de amigas con las que iba en bici, cogía moras, buscaba renacuajos. Hasta ahí, todo como en el colegio de Vetusta, unisex hasta el COU.



De repente, el grupo de chicos que jugaba a fútbol, iba en bici y disparaba a botellas  se empezó a poner interesante (por favor, entrecomillen interesante). Empezamos a hablar con ellos y, cuando alguien nos dejó una casa vieja para las siguientes fiestas, hicimos la "peña" juntos. A Fulanito le gustaba Menganita, a Zutanita, Perikito. La "peña" era un potencial antro de perversión pues contaba con un montón de sofás destartalados en círculo en una habitación, pero nunca pasaba nada. O lo que pasaba, pasaba sobre la hierba, o incluso en un carro de alfalfa, pero esa es otra historia. La adolescente Di no estaba envuelta en estos experimentos, recordemos su pasado oscuro. En lo que estaba era en mantener conversaciones y risas con el grupo de los que no se habían "enrollado". En las noches eternas de Vetustilla, los sin-rollo encontraban momentos de "Blowing in the wind" y "Al alba" (pese al danio que hizo "Baja Dios de las nubes", Di también le daba al filón Grandes Éxitos-una pena que aún no conocía al Innombrable), irnos a mirar las estrellas (los del rollo estaban también por ahí,  mirando otras estrellas), partidas de Trivial y demás. Todo hasta las mil: eran veranos de vivir a lo vampiro, y aún quedaba un grupo mixto de criaturas de la noche.



Pero, casi sin darnos cuenta,  llegó la época en la que Fulanito empezó a salir con Menganita, y Zutanita, que nunca acabó con Perikito, trajo a su novio de un pueblo vecino. La gente se emparejó, algunos traían la novia de la propia Vetusta, y poco a poco ocurrió la escisión: regresamos a la infancia. Así que las chicas se sentaban a jugar a las cartas por un lado (nunca he podido con las cartas, fui una inadaptada) y ellos por otro, ellas se iban a pasear por la carretera hablando de sus cosas (me aburren solo "sus cosas", fui una inadaptada) y ellos a pescar al pantano... y suma y sigue. E insisto en enfatizar la tercera del plural porque, aunque me costó un poco reaccionar, empecé a correr y aún sigo en sprint en la dirección opuesta a Vetustilla.



Esa separación de chicos y chicas la he visto luego repetida en otros ambientes y no la entiendo, no me gusta. Hay personas con las que te llevas mejor por personalidad, afinidades, manera de ver el mundo, y esta persona puede ser chico o chica. Pero hay gente que lo ve distinto, sobre todo si estás en pareja.

Un estudio reciente de alguna uni de por aquí ha dictaminado que, cuando uno se enamora, pierde una media de dos amigos. Está claro que, al principio, en esa encantadora fase nadando en endorfinas del vivo-sin-vivir-en-mí a todos nos trae al pairo el amigo de turno. A ver, sigues en contacto, pero lo que realmente quieres es 1. estar mirando a los ojos al productor de tus endorfinas, o 2. quedar con tu amig@ para hablar del productor de tus endorfinas.

Cuando superas esta fase, y recuerdas que tal vez deberías seguir comiendo, andando (versus flotando) y haciendo algo con los folios que tienes delante aparte de mirar a través de ellos a una inmensidad azul donde nadáis juntos, con delfines, se plantea un problema. El generador de endorfinas ha de conocer a tus amigos.

Si esto funciona, está genial. Pero puede no funcionar por diversas causas, por ejemplo que tu amig@ del mismo género le odie furiosamente (e.g. amiga odia novio, amigo odia novia) o que quiera mantener su relación contigo como es, sin querer introducir a otr@. O puede ser que tu amig@ sea del otro género (si eres hetero, del mismo si eres homo): aquí se abre una caja de Pandora para alguna gente.

Hagamos un diavague interactivo. D&D presenta su primer test, atrévanse, queridos divagantes!

Pueden un hombre y una mujer ser buenos amigos? (o el equivalente en gays y lesbianas).
a. Ni hablar, si la amiga está buena, el tipo está pensando en lo único, aunque no pase a la acción.
b. Sí, si no hay atracción sexual (o sea, si son más feos que Picio)
c. Sí, y la tensión sexual ayuda a mantener un tipo de amistad descrita por Zeldin como la "amitié amoureuse"
d. Sí y aunque te tires a tu amigo, no significa nada. El sexo es como ir a tomarse un café.

Dónde están los límites de esa amistad?
a. Si el marido/mujer conoce al amigo/a, entonces no hay límites
b. Tres son multitud.
c. Irse a cenar semanalmente con tu amig@ es un poco intenso.
d. Al marido le pone el amigo.

Qué actividades no aceptará tu pareja que realices con tu amig@ del otro género y sí del mismo?
a. Compartir habitación de hotel (la que se montó con William Hague, Ministro de Asuntos Exteriores, porque compartió habitación en un hotel durante trabajo con un asistente, que tuvo que dimitir)
b. Irse juntos al cine.
c. Irse juntos a mirar las estrellas.
e. Irse juntos de paseo en bici.
f. Largos debates sobre Karl Popper.
g. Guardar las TDK que le grabó el otro en la uni como oro en panio.
h. Irse juntos de karaoke y cantarse el "more than this" mirándose a los ojos.

Podría seguir enlazando pero al final todo se reduce a una Verdad Máxima: el amigo del otro género no es una leyenda urbana si se tiene confianza en la relación con tu pareja.

Y confianza no quiere decir SABER que no van a tener un escarceo, sino saber que ni un escarceo, ni la mayor amistad pueden, en ese momento, mover la relación.


21 comentarios:

  1. Mi respuesta global a la encuesta es:

    "Y confianza no quiere decir SABER que no van a tener un escarceo, sino saber que ni un escarceo, ni la mayor amistad pueden, en ese momento, mover la relación."

    Hay una preciosa canción de Jacques Brel, Les vieux amants, a un amor de 20 años, con un trocito muy interesante:

    "Bien sûr tu pris quelques amants
    Il fallait bien passer le temps
    Il faut bien que le corps exulte
    Finalement finalement
    Il nous fallut bien du talent
    Pour être vieux sans être adultes

    Oh mon amour
    Mon doux mon tendre mon merveilleux amour
    De l'aube claire jusqu'à la fin du jour
    Je t'aime encore tu sais je t'aime".

    Nada puede con eso.

    Dicho lo cualo y lo cuyo, desde que, como escribió Maiakovski, "Soy una nube con pantalones", la calidad y volumen de mis amistades con chicas ha subido muchísimo. Lo cual no quita que diga "Ahora te miro a la cara pero primero voy a mirarte las tetas, que con ese escote están estupendas". Puro erotismo no trascendente.

    Eso me ha traído muchas satisfacciones. Por ejemplo, hace poco, en un pequeño grupo que formamos hablando en la calle, una chica espléndida, realizadora de televisión, que entró en mi casa con 16 años como amiga de mi hijo (el cual está en el blog como una especie de fantasma), dijo a los demás. "Claro que sigo siendo amiga de Luis, pero soy mucho más amiga de Nano".

    Placeres de la segunda y media edad.

    ResponderEliminar
  2. Primera pregunta: yo marcaría la b), aunque no creo que haga falta que los dos sean más feos que Picio, pero sí, creo que en el momento en que hay tensión sexual ya no es sólo amistad.
    Segunda pregunta: d), sin duda. Pero eso sería el límite con mi novio, no con mi amigo.
    Tercera pregunta: Ninguna de las anteriores. Los mismos límites que con una amiga de mi mismo sexo.

    ResponderEliminar
  3. Posiblemente, para los que hemos tenido un amor fuerte y largo, 20 años en su canción, 37 van en mi cuenta, no hay canción tan sabia, tierna, poco hipócrita como esta.

    Les vieux amants

    Pone la letra en francés y la traducción (pierde mucha belleza pero da el sentido) al inglés.

    ResponderEliminar
  4. Recientemente Slate ha estado publicando un artículo en seis partes sobre la amistad entre sexos.
    http://www.slate.com/id/2268709/

    ResponderEliminar
  5. Di, basándome en mi experiencia personal, si se puede.

    Tengo dos amigos muy amigos, heterosexuales los dos, uno emparejado y el otro no.

    COn el no emparejado me he ido a Berlin este verano, hemos compartido habitación de hotel, paseado en bici, tenemos guardados todos nuestras cintas que nos regalamos hace mil años, hemos discutido sobre empatia masculina y femenina, hablamos de sexo, nos damos masajes de pies...

    Somos amigos.

    Con el emparejado no me he ido ultimamente de viaje pero también he hecho todas esas cosas mil veces.

    ResponderEliminar
  6. Esa opción amistad/chico-chica, la sitúas solo en los recuerdos de la adolescencia o en cualquier edad?

    Y no me refiero a un rollo o antigua pareja.

    Yo creo que sí se puede. Otra cosa es que tu media orange actual lo acepte bien o mal.

    Ayer noche en la tele una pelicula sobre cuatro personas que se juntan un fin de semana en una zona rural y dos de ellos (cada uno manteniendo su relacion), se enamoran "un poquito", sin ir a más. Que harías? mantener esa nueva amistad u olvidarla por completo por el bien de la relacion "oficial".


    K, ... al final es como en los post anteriores, el de enfrente te clasifica, o decide, tu media orange digo, o su relación con ella.

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que no podría ser amigo de una tia. Bueno tenía una amiga y me case con ella.
    Pero si he tenido una relación bastante próxima a la amistad con amigas de mi mujer o amigas comunes.
    Quiza ahora casado, con hijos, maduro, podría tener una amiguita...eh...no se si es eso lo que preguntabas.
    Por cierto, en las peñas de los pueblos no has contado el principal problema. En tu pueblo y en todos, un verano allá por los 16 descubrias que las tias, TODAS, las de tu peña..¡Se habian pasado a la de los mayores!.
    Y te tirabas un par de años sin tias hasta que de repente llegaban las de la peña de los pequeños...

    ResponderEliminar
  8. No me puedo creer que fueras tan recatada en tu juventud. ¿No quedamos hace poco que los de la izquierda eran tan liberales de cintura para abajo?

    Tengo que releer con calma tu post para contestar. Lo que creo es que al nivel que comenta Moli, me sería difícil tener amigos... Quizá es que nunca los he tenido compartiendo habitación y masaje incluído...

    Yo para dormir, mejor sola.

    Dormir he dicho ¿eh?

    ResponderEliminar
  9. Pues yo sí tengo amigos, aunque no sé si compartiría habitación con ellos. No por temor a que pase algo sino por pudor. Llamadme antigua.

    No encuentro respuestas adecuadas en el test. Por qué siempre me pasa esto?

    ResponderEliminar
  10. Yo creo que sí podemos ser amigos los hombres y las mujeres heterosexuales, por supuesto, yo tengo amigas aunque no al nivel de intimidad de Moli. ¿Tensión sexual? Pues sí, existe siempre en diferentes grados, los hombres somos así, nos acostamos -mentalmente- con vecinas, compañeras de trabajo, de coro, de autobús, de reunión de madres en el colegio, etcétera, es algo que no podemos evitar pero sí podemos controlar y apartar a un lado cuando, como en el caso de una amistad, es necesario hacerlo. Estamos muy acostumbrados. Creo.

    ResponderEliminar
  11. Jodé Molinos, a mí en plena adolescencia una amiga me dio una vez cariñosamente un mordisco en la oreja.
    ¡A ver!, yo nunca le había mordido una oreja a un amigo mío, ni ellos a mí... ¿cómo se supone que tenía que interpretar eso?
    Ni que decir tiene que lo interpreté mal...
    ¿Incapacidad masculina para entender cosas que en apariencia son muy simples, pero que luego resulta que no lo eran?
    ¿Incapacidad femenina para transmitir mensaje planos?
    ¿Tocamiento de güebos en toda regla?

    ResponderEliminar
  12. Distinguiría por épocas.

    En la primera juventud, cuando ves a una chica y trempas automáticamente, dejar fuera la tensión sexual es chungo. Confieso alguna cagada que otra con resultados estrepitosos (a más de extrapitosos).

    Después, aprendes que todo se ve, pero no todo se toca. Y te curtes. Y si no puedes o ella no puede permitirse el escarceo, pues lo aguantas estupendamente, porque si quieres ser amigo es por otra cosa.

    Pero la primera juventú es mu mala mala mala mu mala malísima para estas cosas (si el escarceo ha de quedar obligatoriamente fuera).

    Después (bastante después), cambias un polvo por unas risas sin pensártelo dos veces.

    ResponderEliminar
  13. Ah, y una nota complementaria. Digan lo que digan las pelis de hollywood, unos amigos de toda la vida no pueden, al cabo de los años, escarcear por mucho que lo intenten. Antes o después se revuelcan de risa.

    ResponderEliminar
  14. Oye NáN, acaso eres el guionista de la serie Friends?

    ResponderEliminar
  15. un voto de mi parte para Miramón...
    edc... trabajando duramente y
    haciendo breve pausa de recreo.

    ResponderEliminar
  16. Anínimo, sé que esto te va a doler porque no podías esperar que en el mundo se arrastrara un ser así: no he visto más de 3 capítulos.

    Pero pregúntame de Los Soprano, pregúntame.

    ResponderEliminar
  17. Me parece que llegado un punto alguno de los dos amigos malinterpreta el asunto y quiere más. Si los dos lo malinterpretan y resuelven su tensión sexual, o bien se convierten en follamigos o dejan de ser amigos.

    Yo, como Annie, no se que opciones elegir. Di, por qué nos has acotado tanto?

    ResponderEliminar
  18. Estoy ex-tática... resulta q tenemos abuelo y NOS VAMOS AL CINE!!!! El Peda y yo, sí, no con ningún amigo. Igual el fondo de la cuestión es q, si tienes q elegir entre un amigo y tu pareja para ir al cine, te vas a quedar con tu pareja, por muy bueno q sea el amigo. El cine tiene un grado de intimidad q es idóneo para estar en contacto físico con alguien (darse la mano, no penséis más!). Con un amigo no te das la mano.

    El cuestionario era un poco para jugar. Claro q hay miles d eotras opciones, podéis aniadir las q queráis.

    Otro tema es q la "tensión sexual" yo la defino como esa especie de complicidad q surge solo ocasionalmente, pero ni d elejos con la mayoría de los amigos. En imnglés se llama "banter" y conlleva el meterse uno con el otro, en plan conia. Alguien ha leído/visto "Muchos ruido y pocas nueces": pues lo de Benedict & Beatrice es puro banter y de lo más divertido que puede haber.

    Y hablo desde el punto d evista de las tías, pq está claro q los divagantOs han dejado otras opciones. Sra la testosterona q domina mucho.

    Gracias nano por la canción, no la conocía, y Miedoslibres por el link, q lo leeré.

    Me voy!!!! Yujuuuuu. Y voy a ver una peli q pinta muy muy bien.. la cuento maniana.

    ResponderEliminar
  19. Pues pásalo bien en el cine ¿no irás a ver una maletines no?

    Para mí es distinto eso del banter (lo desconocía, gracias) de la tensión sexual. Yo me meto de coña con todos mis amigos, hombres y mujeres. Es más, creo que los considero amigos cuando sé que puedo permitirme eso. Pero no suelen ser bromas sexuales y, desde luego, no ocultan intenciones.

    ResponderEliminar
  20. Ani, yo tb me meto con mis amigos y tienes razón q eso lleva consigo el "Si te puedo decir todo esto y lo aguantas es pq me quieres mucho". Es mi manera de decirle a alguien q le aprecio pq con los piropos (o compliments) lo llevo peor.

    El banter es exactamente eso. No tiene porqué ser sexual, ni bromas sexuales de mal gusto. Para ser buen banter ha de ser sofisticado.

    AHora q no nos oye, Diva y yo estamos todo el día de banter (quien lo tome literal, va listo). En nuestro caso (y nos pongo medallitas) tiene mucho mérito pq no nos vemos día a día (bueno, y nunca!) y leer entre líneas a través de una pantalla es mucho más difícil. Puedes meterte con esa persona cara a cara y ver inmediatamente su reacción. Con Diva, sobre todo al princiipio, nos lanzábamos las dos a picar a la otra probablemennte pq esto es lo q hacemos con nuestros amigos. Y funciona. Pero podía haber sido un fracaso estrepitoso con alguien con menos sentido del humor q ella.

    Yo solo la he visto una vez pero la quiero mucho, a la Diva.

    ResponderEliminar
  21. Creo que es más fácil determinar cual es el comportamiento de una persona controladora.

    Personalmente, me preguntaría dónde se apoya emocionalmente mi pareja, en qué aspectos y por qué.

    Me sentiría mal si fuera un extra en su película.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.