7 de octubre de 2010

Les Misérables

Les Misérables son un tipo de gente concreto. Siempre que pienso en un miserable me acuerdo de Mr Bean sin su versión cómica o de Mr Burns de los Simpson.

Son rastreros, mezquinos, tacaños... Son individuos que crean mal rollo en cuanto los descubres y ya siempre los ves en ese rol.

¿Que los hace tan especiales? ¿Quieres saber cómo diferenciarlos? He aquí unas cuantas características que cumplen algunos de ellos. Como siempre no están todas las que son, pero sí son todas las que están.

Seguro que se os ocurre alguna más.

- Un miserable aprovecha a celebrar su cumple con las sobras de otra cena de amigos.

- Un miserable cuenta los vasos de plástico en las celebraciones y los pone justos.

- Un miserable siempre se olvida de llevar la merienda para su hij@ y así comparte la de los tuyos.

- Un miserable queda en traer macarrones para los niños en una comida de amigos y aparece con el paquete  de 500 gr.

- Un miserable trae los helados contados y nadie puede repetir.

- Un miserable no se compra tabaco porque así no fuma. Pero después se fuma medio paquete del tuyo.

- Un miserable no saca cosas para que no las gastemos y luego poder volver al punto 1.

- Un miserable dice que en tu coche se va muy bien y así no gasta el suyo.

- Un miserable siempre dice que lo suyo está más bueno, es más rápido, más tierno, más auténtico. Vamos siempre mejor que lo tuyo.

- Un miserable es capaz de preguntarte el precio de algo nada más conocerte.

- Un miserable se lleva rollos de papel higiénico de los restaurantes o las tiendas a su casa.

- Un miserable te cuenta una historia y hace hincapié en que cada uno se pagó lo suyo, con independencia de lo bien que se lo pasó o de lo que suceda en la historia.

- Un miserable se va de vacaciones en invierno y piensa lo que se está ahorrando de calefacción y agua caliente mientras está en el hotel a pensión completa.

- Un miserable va a ducharse al gimnasio aunque no haya hecho deporte porque está pagando una cuota.

- Un miserable coge un hotel barato a una hora de Bruselas aunque tenga que dejarse el día cogiendo autobuses.

- Un miserable se lleva ropa de una tienda y la estrena con la etiqueta puesta. Luego la devuelve.

- Un miserable es capaz de hacer un análisis DAFO para comprar una almohada.

- Un miserable compra sólo las marcas blancas cuando hace una comida para los amigos aunque para él nunca lo haga.

- Un miserable siempre escoge lo más caro en una cena a escote.

- Un miserable te hace siempre una llamada perdida para que le rellames tu y así no gastar teléfono.



Aclaración: Cuando digo "Un" quiero decir también "Una". Quelosepas...

23 comentarios:

  1. Pensaba que te ibas a referir a los miserables que disfrutan partiéndote el alma. La variedad más agarrao que un chotis, los que viven como un miserable económico sin serlo, son personas que dan pena. Pero aún así no hay quien las aguante.

    Espero que lo del paquete de macarrones no esté basado en un hecho real, porque sería para que esté cumpliendo 15 años de condena sin posibidad de salir antes en la cárcel de Dakota del Sur.

    ResponderEliminar
  2. Otra, otra: Un miserable empieza a quejarse de "es que yo no he comido postre" o "es que yo no he bebido vino" a la hora de pagar a escote en un restaurante.

    ResponderEliminar
  3. Y más: Un miserable es el que te dice "yo llevo el vino" cuando va a cenar a tu casa y te trae un tetra brick de sangría Don Simón... para siete personas

    ResponderEliminar
  4. El médico del pueblo se apunta a las rondas de vinos. Al cuarto vino se despide porque sabe, profesionalmente, que no debe pasar de ahí. Nadie duda, cabroncete, de tus conocimientos médicos, pero ¿por qué no pagas una de las 4 primeras? Al menos alguna vez. Al final se le empezó a obligar a pagar la primera y descubrió que, para su salud, lo mejor era no tomar ningún vino.

    Es una enfermedad.

    ResponderEliminar
  5. Un miserable en tiempo de crisis se desepera más que nadie. No es capaz de apretarse el cinturon.

    ResponderEliminar
  6. Dicen las malas lenguas, que los habitantes de Pasajes de San Juan llamaban a los de Pasajes de San Pedro con la palabra "miserables", por las envidias entre unos y otros. Y como que Victor Hugo que vivió en Pasajes de San Juan, se inspiró en ello para escribir su obra "Les misérables".

    K, ... yo de Orio.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo del cinturón: ¡buenísimo!

    ResponderEliminar
  8. y...esa una te lee usando el wi-fi del vecino, como si lo viera...

    ResponderEliminar
  9. Bueno lo del wifi del vecino no es de miserables, es aprovecharse del aire que es de todos y sinó que no lo inventasen.

    Cuando toses le mandas tus virus a tu vecino, y a continuacion te pillas la gripe, y el originador de tales toses ni te paga los medicamentos ni la baja que la cubren o bien la seguridad social o bien tu empresa, y si eres autónomo ... entonces estas jodido¡¡¡

    Con lo del wifi, 3/4 de lo mismo,por medio de la IP del propio vecino, te dediques a subir y bajar contenido cultural y luego te vengan los Hombres de Negro con una citacion en el juzgado, una multa y posible prisión. Total por no saber proteger el modem.

    K, ... según me comentaron, Ramoncín está recien jubilado (o en el caribe de vacaciones)

    ResponderEliminar
  10. Espera a que tu digas si tomas postre, para tomarlo él también y si dices "y un café", tanmbién se lo piden aunque incialmente no lo hubieran pedido.

    Uno de estos compra la botella de vino en el Carrefour o utiliza una que le han reglado y la trae en una caja del Club del Gourmet del Corte Inglesque le regalaron

    ResponderEliminar
  11. Y no sólo no se extinguen, si no que se reproducen...

    ResponderEliminar
  12. Yo tengo otra. A un miserable siempre que baja a tomarse el café con los compañeros se le olvida el monedero en la oficina.

    ResponderEliminar
  13. Ese miserable que coge el ticket del restaurante después de una jala de impresión entre amigos, y cuando todos estamos pendientes de que resuelva la división "total / gente", nos anuncia a bombo y platillo: "lo mío son 34,65. Como no tengo exacto dejo 35 y se me deben 35 céntimos".
    Él lo ve como el paradigma de la justicia máxima: él paga lo que ha consumido.
    Por eso es miserable, que no gorrón, aunque muchas de las características que has señalado, Diva, son de gorrones.
    Creo que los miserables pueden o no ser gorrones, mientras que todos los gorrones son unos miserables.

    ResponderEliminar
  14. Uf, cuantas anécdotas de miserables! Por sacar nuevos temas, alguien se ha preguntado de dónde viene esa particular manera de actuar, esa relación con el dinero? Pq lo q está claro es que ene ste tema estamos todos en un espectro, en un extremo el miserable q describís y en el otro el "la cuenta es mía". En un lado el q pasa frío por no poner la calefacción y en otro al q le quema el dinero en las manos. POr qué? sabemos q no es solo y necesariamente el haber tenido experiencias tempranas de escasez, pq hay gente q demuestar lo contrario, y viceversa. También hay factores culturales (aquí esto hablando de la relación de uno con el dinero, no la miserabilidad) pq aquí en UK se llama "go dutch" (hacer el holandés) el q cada uno se pague lo suyo: famosas son las "rondas de los pubs" en los q cada uno paga la suya, y está bien delimitado entre los ingleses los códigos del ritual. Creo q en la península hay inclsuo diferencias regionales.

    El tema del q pide lo más caro cuando está en un grupo es un buen ejemplo de lo q llevamos hablando en el divlog desde la Huelga Gral: el cómo pertenecer a un grupo. Yo más bien conozco a más gente q cuando están con un grupo se cortan de pedir algo demasiado caro del menú q si estuvieran solos pedirían. Tb hay mucha gente q, tras una cena donde lo de menos es la comida han dicho "los q no han bebido q no paguen tanto".

    ResponderEliminar
  15. Creo que el cantante Bono puede entrar en la lista:

    http://www.canalsur.es/portal_rtva/web/noticia/id/122884/portada/aseguran_que_bono_solo_gasta_en_ayudas_un_15_de_lo_que_recauda

    ResponderEliminar
  16. Creo que son personas que por lo que sea, han acabado valorando únicamente el dinero: gano o pierdo en este momento, sin darse cuenta que hay otras cosas en la vida.

    El problema no es perder con ellos, que tampoco se rompe la banca por esas miserias, es para mí, pensar que cómo me valoran, por qué me valoran. Soy más que un balance positivo.

    ResponderEliminar
  17. Son "los empresarios" miserables y explotadores? Son los que tienen que preocuparse si se gana o se pierde a cada momento. Se puede poner a todos en un mismo saco? Por qué en España la gente quiere un empleo seguro de por vida? Lo tiene el empresario? Entonces por qué lo es?

    Es una disyuntiva que utiliza también las emociones, el todos queremos más?

    Me puedo hacer estas preguntas?

    ResponderEliminar
  18. NáN, lo del paquete de macarrones está basado en un hecho real. Así, sin anestesia ni nada...

    ResponderEliminar
  19. Buenas aportaciones Dra Anchoa, miserables sin duda!!

    ResponderEliminar
  20. Muy bueno Peter... es cierto...ja,ja, esperan a ver que hacen los demás para hacerlo ellos.

    Lo de cambiar la caja también es cierto, pero yo si la botella es decente lo disculpo...

    ResponderEliminar
  21. Hola Speedy,

    Bienvenida a DD!! no te habíamos visto antes...

    Bien, bien, más heroínas para nuestro blog!!!

    Las chicas son guerreeeeeras...

    ResponderEliminar
  22. Buen apunte ababol: Diferencia clara entre gorrones y miserables.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.