19 de octubre de 2010

La peli del Facebook

Por fin. A la segunda va la vencida: el sábado por la noche, tras una lucha con codos y dientes, conseguimos unas entradas para ver "The social network", la peli sobre la creación de Facebook dirigida por mi admirado David Fincher, que ha hecho antes cosas como "Seven", "The Fight Club" o "Zodiac". La sala grande de mi cine local hasta arriba me recordó aquellos momentos gloriosos de cine comunitario en, por ejemplo, El Coliseo o el Teatro Fleta de Vetusta.

Formalmente, si te gusta la fotografía, Fincher suele ser una buena apuesta. Sus imágenes siempre sorprenden (aunque sólo sea por los títulos de crédito merece la pena ver "Seven") y la verdad es que rodar una peli sobre tipos programando en una habitación y más tipos debatiendo alrededor de  una mesa de una manera visualmente original es un reto.  Creo que tiene momentos interesantes, pero no es lo fundamental. Para mí, lo más importante ha sido las cosas que he aprendido de un mundo que desconocía y, sobre todo, el interés por conocer más de Mark Zuckerberg, el (presunto) creador de Facebook.

El mundo desconocido, ese planeta donde nunca he estado es el microcosmos universitario americano, en este caso Harvard. Todo parece excesivo y te preguntas qué has hecho con tu vida. El factor "estuve allí" es lo que importa a este grupo de gente con la que cuesta empatizar: niños de élite que visten la ropa de la línea que la propia Harvard ha sacado y que se desmelenan en fiestas apoteósicas.

Dentro de ese mundo hay un submundo, o tal vez supramundo: los "final clubs". Se trata de organizaciones sociales elitistas que se iniciaron hace más de 100 años, a las que a la gente que le va cierta marcha quiere pertenecer. Hay ocho Final Clubs que son únicamente masculinos, y hace poco se han iniciado cinco femeninos. Hay algún otro con finalidades no meramente sociales sino por ejemplo, literarias, pero lo fundamental es la idea del "boys club" donde uno empieza a hacer los contactos necesarios para la vida de verdad, dentro de diez años, ahí fuera, en la jungla. Está claro que estos chavales son los que van a cortar el bacalao y, como reza el dicho "when you are not working you are networking" ("cuando no estás trabajando, estas haciendo contactos"-laborales, se entiende). Los ritos iniciatorios para pertenecer a los "final club" asustan casi tanto como las novatadas de la mili. Desde la vida adulta, imposible no preguntarse si una se hubiera dejado abusar así para pertenecer a ningún grupo por muy cool que fuera, incluso a esa edad. Inevitable también recordar a Groutxo "no pertenecería a ningún club que me aceptara como miembro". El que la flor y nata de la sociedad disfrute de humillar a los novatos como esos chicos de la underclass en el ejército es revelador.

La imagen que Fincher da de Harvard es increíblemente machista: las chicas están matriculadas, sí, pero son tratadas como floreros y mercancía sexual. Llevan bragas con el nombre de su universidad bordado en el culo, estilettos imposibles y hacen fila ante el "final club" masculino de turno para acceder a su fiesta. Ninguna  parece un modelo a seguir, tal vez la única mujer en toda la cinta que tiene dos dedos de frente es la novia de Mark Zuckerberg.

La conocemos en la primera escena, y poco más. Pero la conversación que mantienen resulta fascinante para cualquiera que le interese medianamente esto de la mente humana. El diálogo deriva en discusión, y segunda derivada,  en ruptura. En esos minutos el espectador atisba medianamente lo que debe ser vivir en la mente de Zuckerberg: un tipo con un Coeficiente Intelectual de otra galaxia, y con las habilidades sociales de un paramecio.

Mark es concreto, no puede entender porqué la gente hace cosas que él considera ilógicas. Cuando se apasiona con un tema, va a por él. Hijo de una psiquiatra y un dentista (de origen judío, pero él se considera ateo, como buen judío y como típica persona de alto CI), ya en el colegio destacó en áreas donde la lógica y los códigos son indispensables: latín y griego. Un pasito y a programar. Hay muchas escenas de Mark escribiendo códigos para Facebook con sus cascos frente a la pantalla del ordenador como en trance. "I'm wired", dice ("estoy conectado", pero casi es "cableado", sus axones neuronales entrecruzándose y formando parte del hardware del ordenador). Lo mismo el resto de los programadores: la capacidad de concentración, de abstraerse del mundo y de preocuparse solo de su "misión" de esta gente no tiene nada que ver con la del resto de los mortales. No le importa el dinero: Mark to que querría es ligar más y ser normal, no un friki. A estos comportamientos, unidos con la incapacidad para tener una “theory of mind”(ponerse en la piel de otro) a veces se les agrupa bajo la categoría de “Síndrome de Asperger”.

El guionista Aaron Sorkin dice que intentó tomar un punto neutral al escribir, sin que por su parte hubiera “buenos o malos”, pero que venga alguien a decirme que no ha experimentado sentimientos fuertes hacia los hermanos Winklevoss, las antípodas de Mark. Como único dato compartido con Zuckerberg, los Winklevoss también destacaron en las clásicas en el colegio (le dan importancia al latín en los colegios privados de élite en los Estados Unidos mientras en nuestra pequeña península está siendo relegado a tercera fila? Interesante). Los Winklevoss son gemelos idénticos, altos, rubios e hijos de catedrático. Son el epítome del WASP, y además, reman (no pregunten por sus deltoides, arf). El nivel es olímpico, y no es metáfora: vendrán a Londinium en 2012, y, pese a las espaldas, estaré a abuchear. Porque lo importante es que este (vaya) par de gemelos no han perdido en su vida: la batalla que mantienen con Mark, feo, pequeño, raro (nerd) puede ser la primera en la que sean vencidos, y eso duele.

Sorkin dice que los grandes temas de "The social network" son tan viejos como la historia de la humanidad: envidia y admiración, traición y honestidad, falta de habilidades sociales y "ser el alma de la fiesta", carisma y aspirador-de-carisma, ganar y perder, competir y cooperar, ser distinto y conformar... Dice que Shakespeare, Esquilo y sófocles podrían haber escrito este guión "pero como no estaban disponibles, lo hice yo".

No hay nada nuevo bajo o el sol. Pero a veces bajo las nubes te encuentras con alguna sorpresa.

18 comentarios:

  1. Tu máquina de "calificar esto" no funciona. He intentado darle 10 veces a Excelente y solo me ha aceptado la primera.

    Muy interesante lo del latín. Creo que solo hay dos códigos fuente de conocimiento del mundo, el lenguaje y las matemáticas. Todo lo demás son aplicaciones secundarias. Y una buena preparación en el lenguaje sin objetivo aparente (las lenguas clásicas) amuebla muy bien la cabeza.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho. Siempre me ha sorprendido mucho, a lo mejor soy ingenua, que en las cunas del saber, en las universidades más prestigiosas se den esos casos tan terribles de clasismo, humillación, ... que tan bien describes.

    En mi ciudad natal, la gran mayoría de las chicas que se matriculaban en caminos era para pescar marido. Siempre me pareció horroroso.

    No me interesaba mucho la peli, ahora sí, mira tú. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Yo no estoy en el facebook, lo intenté, pero no es para mí, de todas maneras me interesa la película.

    Respecto a lo de las novatadas, te diré que aquí en España las pasas canutas y no de manera voluntaria para entrar en ningún club elitista, simplemente por ir a un colegio mayor ya tienes que aguantarte o ser un estigmatizado y estamos hablando de chavales de 18 años.

    A mí me empaparon el colchón con gel, espuma de afeitar y todos los líquidos que encontraron en diferentes habitaciones. Me estuvieron saliendo las sábanas azules medio año de dormir en ellas. Me desnudaron y me pintaron con rotulador el culo y el pene, me hicieron beber brebajes asquerosos que no puedo ni identificar, además de estar de chico para todo desde montar habitaciones y hacer mudanzas hasta hacer la compra o trabajos para la universidad. En fin, una maravilla y todos éramos univeresitarios.

    Ya sé que no es el tema principal de tu divague, pero al hablar de que te parecían la underclass del ejército, no es eso ni mucho menos.

    ResponderEliminar
  4. Las novatadas en los colegios mayores que comenta el niño desgraciaito. Las mias no fueron tantas, es más no hubo ninguna. Fuí a un colegio mayor para tres meses (y luego buscar un piso compartido) y tenía claro que no caeria en ellas. Les marqué (fiscamente) a un par de "veteranos", y aquellos niños "bien" se tuvieron que contener, de lo contrario ya sabían lo que había. De las de la mili, pués no la hice.

    Otra pelicula sobre novatadas ,militares, "la ciudad y los perros" de Vargas Llosa, de ella tal vez me inspiré en el personaje de El Jaguar para no sufrir novatadas.

    ResponderEliminar
  5. BOn jorno, muchas gracias por los commentarios. Uno breve, no tengo tiempo, pero quería acalarar una cosa, tal vez no me he expresado. NO he querido decir q este tipo de abusos solo existían en la mili, tengo amigos q estudiaron medicina en Huesca y me contaban auténticas atrocidades. Quiero decir q en todas las casas cuecen habas. Pero no deja de ser curioso en la peli, dnde uno d elos debates entre los gemelos y un tercer amigo es si llevan a juicio a Zuckerberg o no, uno de los hermanos se resiste pq "no hacemos esas cosas en Harvard". Se entiende, pues q "son gentlemen" y están por encima de esas cosas. Por eso resulta aún más curioso q hagan este tipo de "ritos iniciatorios". Tengo mis teorías al respecto... pero eso sería otro divague.

    ResponderEliminar
  6. Siguiendo con lo de los clubs, esa búsqueda de exclusividad y pertenencia al mismo tiempo, en nuestro gobierno tenemos un par de elementos que en su día fueron miembros del Bullingdon Club de Oxford (aquí es cuando venía mi hyperlink, pero como soy un desastre os va sólo un link: http://en.wikipedia.org/wiki/Bullingdon_Club).

    Estos dos, que no saben lo qué es un cinturón, nos van a pedir ahora que nos lo apretemos hasta axfisiarnos. En aras de la justicia, eso sí.

    A pesar de tu crítica Di, no creo que vaya a verla, no me atrae mucho...

    ResponderEliminar
  7. Ya tenía ganas de verla...ahora más. Magnífica crítica del trasfondo de la peli.
    Marta

    ResponderEliminar
  8. Las novatadas no son de la universidad, es solo si quieres entrar en una sorority o fraternity, en casi todas solo se entra por invitación y puedes pasar y no se meten contigo.

    Ser joven, tener dinero de tus padres (y en America quien es rico es rico) y ser inteligente crea un: porque yo lo valgo, porque yo lo tengo, porque yo lo sé. En el consenso se mueven de maravilla. Y si te lo crees, tienes mucho ganado a la hora de hacerlo realidad. Son muy pragmáticos.

    Se estudia mucho. No ponen en peligro su futuro. No son tontos. Y en las carreras de "ciencias" se nota un montón.

    Las bibliotecas, Di, las bibliotecas. Te dejan entrar dentro y lo tienen todo. Todo.

    La crítica de cine, estupenda!

    ResponderEliminar
  9. Diva, me ha encantado tu post y también me dio que pensar el enfoque del guionista sobre los gemelos Winklevoss, que no quedan demasiado bien parados para el papel que tuvieron en la historia.

    En el libro "The accidental billionaires" que ya anticipaba una peli suculenta (aunque no pensé yo que tan pronto) dice Mezrich en el prólogo que el testimonio de Saverin fue decisivo para reconstruir toda la historia, mientras que Zuckerberg no quiso decir ni mu (se lo vería venir..). Osea que creible sí, pero imposible neutral.

    Los gemelos, al fin y al cabo, y desde su atalaya, lo quisieron fichar, le tendieron una mano, y ni se les hubiera ocurrido que aquel programador se la podía jugar, o fuera capaz de manejar él solito todo el cotarro
    (¿ingenuidad, soberbia o mix?). Era el mundo real, quizá para eso no les habían preparado. También es verdad que si le hubieran demandado antes no le hubieran podido sacar el dinero que todavía no tenía.

    Los actores genial (a Justin Timberlake le va el papel que ni pintado), y parece que estaba tirado contar una historia que podía haber sido un tostón.
    La opinión personal de Aaron sobre facebook tampoco es imparcial:

    http://noticias.labutaca.net/2010/10/13/aaron-sorkin-guionista-de-la-red-social-la-privacidad-esta-dejando-de-ser-algo-valioso/

    Y sí, lo de las novatadas, ritos iniciáticos, a más "prestigio" más duros.

    ResponderEliminar
  10. Otra a la lista de must see... A ver cuando me escapo.

    Me gustan tus divagues de cine.

    Diva
    (de incógnito)

    ResponderEliminar
  11. Perdón, a Di le llamé Diva..espero me disculpen ladies..No es lo mismo Lady Di, que Lady Go-Diva.. pero delicatessen ambas divagando.

    ResponderEliminar
  12. Basaja, en el Bullington Club de oxford se corrían unas fiestas salvajes Cameron (el primer Ministro q este país ha votado) y George Osborne (el de economíá, q maniana precisamente publica la Expense Review: miedo). También Boris, el alcade. Dicen q en las fiestukis dejaban el local en estado penoso (muebles a la basura), pero q los papis pagaban (esto será propaganda, claro).

    Gracias Marta y Diva, espero q os guste.

    Ay Corageous, esas bibliotecas... casi comoo las de la uni de Vetusta q tenían 4 libros y todos estudiábamos con apuntes dictados en clase... libros, para qué? Así salimos...

    Elena, muchas gracias por el enlace, donde el guionista dice los siguiente dsobre Facebook (y apliquese mientras se lee a los blogs):

    "Permite que la gente se socialice a solas, en sus habitaciones. Presentamos sólo lo que queremos que se vea, como una especie de interpretación de nosotros mismos. Publicas algo, no sabes quién lo lee, pero sabes que será mucha gente. Tratas de escribir algo divertido, gracioso, interesante; es curioso, porque es lo que hago yo en mi trabajo. A mí me encantaría que la gente pensara que soy tan rápido, listo y encantador como mis personajes, así que entiendo el deseo de querer comunicarse de esa manera. Pero no es sincero, es una falta de humanidad. Y yo soy pro-humano."


    Interesante.

    Hugs

    ResponderEliminar
  13. No me atrae nada la pelicula,te tienes que updatar un poco en Vetusta hay biblios que están muy bien,Sra Nito la gafotas es Di no diva (diva mata pavos y escucha country)!!!, no sé que es más chorrada si el feisbuk o las hermandades toi modo kaskarrabias y no me apetece ni poner el usuario y lo único que me gusta de las pelis americanas de universidad son las animadoras hala!!!!!

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. La canción del trailer, muy bien elegida para el mensaje de la peli:

    "I don´t care if it hurts
    I want to have control
    I want a perfect body
    I want a perfect soul
    I want you to notice
    when I´m not around
    You´re so fucking special
    I wish I was special
    But I´m a creep
    I´m weirdo
    What the hell am I doing here
    I don´t belong here.."

    ¿No son estos deseos humanos también? ¿Querer mostrar una versión mejorada de uno mismo?

    Hugs and bye bye!

    ResponderEliminar
  16. Jei, Txelo's, aunque vayas con pasamontaniaas te reconozco, así q cuidadín... las biblios de Vetusta... me gusta la del paraninfo, pero en la uni eran más "salas de lectura" q auténticas biblios. En derecho no estuve nunca... ya conoces la reputación de los de derecho... ehem...

    Gracias José Luis.. voy a intentar poner más fotos mías. La verdad es q me enamoré de esa pared nada más verla. Le hice unas cuantas fotos... ese tipo de sencillez me atrae mucho al fotografiar.

    Tienes razón Elena, y además no deja de ser curioso que el tipo q ha creado la mayor red social no tenga él mismo hbilidades sociales. Pparadojas.

    Hugs

    ResponderEliminar
  17. Te updato un poco...
    La Ricardo magdalena (osease el antiguo matadero) es una preciosidad construida por Ricardo magdalena como su propio nombre indica. te adjunto foto
    Los pasillos de la segunda planta de la facultad de dercho eran también preciosos (hasta que se fueron abajo); entre sus mesas y el bar pasé mis primeros años de carrera.(simepre me ha gustado estudiar por los pasillos, la memoria hay que probarla en situaciones extremas) otra cosa es que algunas solo fuerais a la "pecera de derecho" para intimar pero eso es otra guerra.

    La sala de estudio más peculiar era el aula de las vacas de veterinaria donde deglutí mis años de deposiciones, que era un antiguo establo reconvertido y fue la primera en zaragoza en abrirse por la noche. snifff mierda de nostalgia que me encharca los ojos.

    Salas de estudio y bibliotecas... lo unico de lo que puedo hablar con propiedad algun dia me marcaré una entradita.

    ResponderEliminar
  18. La película es mala pero porque no podes hacer una "buena" peli, es sobre facebook, una red social enorme que habita media internet. Sirve para entender el proceso pero no es para ir al cine a ver nada increíble, creo que eso debería estar claro.
    Hoy todo pasa por facebook o twitter, miren si será así que justo estaba usando una apli de adidas para fb para pintar los muros de nuestros amigos, en fin les dejo para que se diviertan http://www.originals-artistcollaboration.com
    un abrazoo

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.