8 de noviembre de 2010

De cómo el sexo bajo la lluvia se introdujo en el imaginario colectivo

Este párrafo prepara mi siguiente divague. Entono un mea culpa por ponerlo sin traducir, sé que con el google translate no va a ser lo mismo, pero así es la red. Además, como vengo diciendo, Traduttore Traditore. Para quien sepa de qué (maravilloso) libro se trata, un premio. Enjoy.

She opened the door and looked at the straight heavy rain, like a steel curtain, and had a sudden desire to rush out into it, to rush away. She got up, and began swiftly pulling off her stockings, then her dress and underclothing, and he held his breath. Her pointed keen animal breasts tipped and stirred as she moved. She was ivory-coloured in the greenish light. She slipped on her rubber shoes again and ran out with a wild little laugh, holding up her breasts to the heavy rain and spreading her arms, and running blurred in the rain with the eurhythmic dance movements she had learned so long ago in Dresden. It was a strange pallid figure lifting and falling, bending so the rain beat and glistened on the full haunches, swaying up again and coming belly-forward through the rain, then stooping again so that only the full loins and buttocks were offered in a kind of homage towards him, repeating a wild obeisance.

He laughed wryly, and threw off his clothes. It was too much. He jumped out, naked and white, with a little shiver, into the hard slanting rain. Flossie sprang before him with a frantic little bark. Connie, her hair all wet and sticking to her head, turned her hot face and saw him. Her blue eyes blazed with excitement as she turned and ran fast, with a strange charging movement, out of the clearing and down the path, the wet boughs whipping her. She ran, and he saw nothing but the round wet head, the wet back leaning forward in flight, the rounded buttocks twinkling: a wonderful cowering female nakedness in flight.

She was nearly at the wide riding when he came up and flung his naked arm round her soft, naked-wet middle. She gave a shriek and straightened herself and the heap of her soft, chill flesh came up against his body. He pressed it all up against him, madly, the heap of soft, chilled female flesh that became quickly warm as flame, in contact. The rain streamed on them till they smoked. He gathered her lovely, heavy posteriors one in each hand and pressed them in towards him in a frenzy, quivering motionless in the rain. Then suddenly he tipped her up and fell with her on the path, in the roaring silence of the rain, and short and sharp, he took her, short and sharp and finished, like an animal.

13 comentarios:

  1. Con Google ya no hay mérito. Pones una línea y sabes de qué obra se trata.

    Pero veamos, ¿nos vas a hablar de erotismo en el próximo divague? También es posible que, como veías clasismo en la discusión sobre la "ordinariez", y como esta obra escandalizó por el "ayuntamiento carnal de gentes de distintas clases", la cosa vaya de eso.

    Misterio y ya nos enteraremos.

    ResponderEliminar
  2. "and short and sharp, he took her, short and sharp and finished, like an animal"

    I like a man with a slow hand...

    ResponderEliminar
  3. Pues yo he tenido que hacer uso de google.

    De todos modos, a mí me da una pereza lo del sexo bajo la lluvia...

    ResponderEliminar
  4. Pon-no del duro!! Menos mal que no he entendido nada...

    Hay que ver los lunes que tienes y decías que el mejor día era el viernes. Pobre Peda!!! Así de flacucho está...

    ResponderEliminar
  5. Con el traductor de google se ha perdido todo el erotismo, supongo que lo tenía...

    ResponderEliminar
  6. NAN, no te emociones, voy a hablar de los 50 anios de q esa obra fuera des-censurada en el Reino Unido. Lo de la ordinariez es para un divague aparte: no se si había clasismo en la esposa de Viveiro, pero sí en el de algunos comentaristas. En un 99% de los casos, una "tía con clase" es una "tía con pasta". Qué dificil la clase ocn pan y cebolla!

    CORAGEOUS, rough and ready...

    ANI, nada de perezas, venga...

    DIVA... jo jo, qué mala eres...eso es por lo mal q cocinamos!

    Ya, CLAUDIA, si me descuido uno de lso divagantes me "pone de deberes" traducirlo...

    ResponderEliminar
  7. Di..mi ego ha subido muchos enteros después de este post: mi inglés está en un nivel más que aceptable y mi talento como bruja también..sabía que era ese libro desde que leí el título.

    " Aqui y ahora"..siempre mola..y lo de la lluvia también me va.

    ResponderEliminar
  8. Mo, yo es que hago esto por lo de vuestros egos, siempre va bien en lunes.

    Ahora hay un dilema pq tanto NAN como tú habéis ganado el premio. Podéis elegir entre compartirlo o cada uno el suyo.

    El premio es (ya lo ganó ND hace un tiempo y eligió bicis) elegir un tema cualquiera para divagar.

    Y ya sabéis q no hay temas para divagar indiscretos, sino divagues indiscretos...

    besos

    ResponderEliminar
  9. Oh que buen premio.

    Ya tengo el tema del divague: NáN.

    ResponderEliminar
  10. Hoy llueve y me está dando un frío.... En verano quizá.

    ResponderEliminar
  11. Llegó el momento de cantar la gallina del nick. Nada se puede decir de NáN más allá de lo que hay aquí, y es bastante árido.

    Dada la calidad barriobajera mitológica de los dos premiados, una pelea en un bar con serrín en el suelo sería más apropiado.

    Pero como en el fondo soy un caballero, y Molinos es una dama de pies a cabeza, que elija ella el tema siempre que sea otro.

    Hed'isho.

    ResponderEliminar
  12. Veamos, llamada a MO y NAN. Pueden aclararse ustedes, las opciones son:
    1. Cada uno pide un premio por separado, y nada de vetar al otro, Señor NaN.
    2. Si el compañero NaN sigue ens u veto, han de ponerse de acuerdo en un premio, me da igual del contexto: ring de boxeo, juzgados, disco-pub (si es bar, el almendro va a casa por navidad y mayormente gusta de estos antros).

    muxus

    Dirección

    ResponderEliminar
  13. Di..tras unas rondas nos hemos puesto de acuerdo. El tema sigue siendo NáN.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.