28 de noviembre de 2010

Los premios Mastropiero




Antes

Lo tenemos todo planeado. Dejaremos a los pollitos con su abuela y nos vamos a Vetusta después de comer. Los culpables son argentinos y me han gustado desde hace mucho tiempo. Los conocí gracias a una amiga canaria de la universidad y desde entonces les he sido fiel. Los empecé a escuchar en grabaciones de cassete y cuando pude me compré algunos videos (que no DVD).  En directo los ví hace cuatro años en Madrid justo cuando Consuerte cumplía los 40. Ahora los voy a ver de nuevo gracias a él que tuvo la idea y financió los tickets. Llegaremos a Vetusta, ciudad patria de mi insigne cobloguera, nos daremos una vuelta por el centro y después veremos el show. Más tarde regresaremos a tierras catalanas por la autopista comentando las mejores jugadas con una sonrisa en la boca.


Después

No diré que me han decepcionado. Sería injusto. Pero sí que no ha sido su mejor performance. Nos gustaron más en Madrid a pesar de que la gente en Vetusta aplaudió mucho. Por cierto que me pareció enorme Vetusta. Supongo que eso nos pasa a los que somos de provincias.
Les Luthiers siguen con su humor habitual, su ingenio e ironía y los juegos de palabras. Las canciones fueron geniales. Probablemente cuando vuelva a ver el espectáculo a través de youtube me guste más. Y es que hay que estar muy atento para no perderse detalle en el directo. Repitieron algún sketch viejo, ya conocido (Terpsicore).  De lo mejor de la actuación el final, cuando tocan todos los instrumentos que fabrican. Regresar por la autopista a las 12 de la noche fue duro y ...es que estamos desentrenados.

13 comentarios:

  1. Esa sensación la he tenido alguna vez.
    Y no sé si ocurre por exceso de expectativas o porque con el tiempo hemos cambiado.
    Me temo que lo segundo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. A mí me gustan mucho también y los he visto creo que cuatro veces y sí que he tenido la sensación de que van perdiendo gas, pero aún así son fantásticos.

    ResponderEliminar
  3. A mi me encantan..pero es verdad que la última vez los ví pelín más flojos...

    De todos modos siempre molan.

    ResponderEliminar
  4. Entrada de disenso por mi parte: nunca los he soportado.

    ResponderEliminar
  5. Me gustan y tuvieron gags geniales.

    Lo que no soporto es la gente que ya está riéndose antes de que salgan al escenario y cuando salen se descojonan de tal manera que no te dejan escuchar la mitad. ¿ De qué se rien si no pueden escuchar nada?

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo Peter. Hay gente que va predispuesta a reirse y esos dan pol saco.
    No señor, yo me río si me hacen gracia pero no porque los veo. Para eso ya me reí con los Morancos.

    ResponderEliminar
  7. Toro,

    Seguro que había expectativas también. Uno se hace de ilusiones y aluego se lleva de chascos.

    ResponderEliminar
  8. Niño,

    Quizá les faltó mejor sonido o a mi mejor butaca...

    ResponderEliminar
  9. Moli,

    Sí, yo algunos gags o gracias las encontré demasiado obvias.

    ResponderEliminar
  10. Supongo que el tiempo pasa para todos, para ellos también, y que no siempre es fácil estar "on the top", pero el espectador no se merece menos.

    La próxima, deberíais hacer noche.

    ResponderEliminar
  11. Qué suerte Diva!!! En primer lugar, y para que se confirme q NáN y yo somo dos cuerpazos (como dice él), yo AMO a Les Luthiers (claro q podría ser tb un truco para despistar).

    Les conocí cuando me regalaron la cinta de "Muchas gracias de nada" de adolescente, y a partir de entonces, me hice con todo lo suyo. Eran los mentores intelectuales de mucha peña de "Radio La Granja" y parte de sus frases pasaron a ser bromas internas repetidas hasta la saciedad "en pleno siglo dieciveinte", "caramba, que coincidencia", "yo era un desgraciado", "en su horario habitual de las 3 de la mañana" etc. Les ví dos veces en Vetusta, en el Principal y en el auditorio... lloraba de risa. Ver a Marcos Mundstock parado en su atril con la carpeta roja sin decir nada podría llegar a hacerme reír, lo confieso (es un reflejo pauloviano, para los q se ponen enfermos, es como lo de la insalivación y la campanilla). Siempre me han parecido de las pocas muestras de humor en castellano que se asemejan al humor inglés (infinitamente más inteligente q el nuestro, nos guste o no).

    Hace siglos q no les veo, y tal vez sea cierto, Diva, q si los has visto mucho se empiecen a repetir (vi en internet "los jóvenes de hoy en día" y noté algunos chistes de warren sanchez, en concreto). Pero creo q se lo perdonaría todo. Con ellos crecí y me enseñaron q hay otra cosa que los chistes del gangoso o imitar a la folklórica, el reírse DEL otro, de una manera zafia, y sin gracia(q es lo peor en un humorista, claro).

    me encantaría q vinieran por aqui. Seguro q llenaban.

    Besos de domingo

    di

    ResponderEliminar
  12. Diva, vetusta es enorme...incluso de tamaño.
    Me uno al maestro NaN... nunca les he visto la gracia.
    Consuerte es de la quinta de mai guaif!! igual eran amiguitos por vetusta cuando nosotrs eramos unos niños.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.