3 de noviembre de 2010

¿Y yo?



Muchas veces me hago esa pregunta. Retumba en mi cabeza al hilo de algún desafortunado acontecimiento. ¿Y yo? ¿Qué habrá para mí? ¿Qué me deparará la vida? Son preguntas sin respuesta pero llenas de ansiedad. No duran más que unos instantes en unos días y después se van, hasta que vuelven a aparecer de la mano de otra noticia canalla generalmente injusta.

Hoy me ha dicho una amiga que tiene cáncer.  Tiene 40 años y dos pollitos pequeños.

No debería ser así.



22 comentarios:

  1. Hola, Diva. Solo quería saber si la fotografía es tuya.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. A mi me aterra todavía más otra pregunta ¿Si ahora yo me fuera de que recordarían de mí, mis hijos?

    Permiteme una chorrada aun hablando de algo serio. Me acuerdo de una frase de Richard Chaning en Falcon Crest "La vida es como estar sentado en la rama de una higuera,por muy comodo que estés lo más probable es que se rompa"

    Qué tristes son las fotos con niebl, como en tu ciudad y la mia.

    ResponderEliminar
  3. He conseguido que Mía Lola e hijo acepten, comprendan y sientan que personalmente hay que aceptar que la vida fluya, que acepten la tormenta seguros de que el sol de después será mejor que el de antes. Despreocupados.

    Pero hay una cosa que me enfurece, la enfermedad de los jóvenes. Y es que la teoría es para dentro, no la puedes poner fuera. Acepto lo que me pase (ya tuve una parada cardio-respiratoria en la que me dieron por muerto y sé lo que es eso: un fundido en negro y se acabó), pero no lo que le pase a la gente que todavía está viviendo.

    Este caos es injusto.
    Un furte abrazo.
    No temas por ti y vive.

    ResponderEliminar
  4. No JL, la foto es "prestada" de internet.

    ResponderEliminar
  5. Es curioso Txelo´s. Yo cojo el coche cada día así que cada día me expongo a que me suceda algo y pienso: si ocurriera con qué día se quedarían mis hijos, cómo me he despedido de ellos, si les jhe dado un beso, si les he dicho que les quiero, etc. Si me acuerdo intento hacer todo eso y más. Por si acaso

    ResponderEliminar
  6. NáN, tienes razón, es como la vida al revés...

    ResponderEliminar
  7. Lo siento por tu amiga, por su familia, por ti y por toda la gente a quien le afecte.
    De hecho a mí me afecta. No te conozco, ni a tu amiga, ni a su familia pero me duele también.
    Pienso lo que debe sentir esa madre ante la posibilidad de morirse y ya no estar con sus hijos y se me parte el alma.
    Que pena...

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Qué puedo decirte, Diva. He vivido muy de cerca esa enfermedad, desde hace demasiado tiempo, y siempre pienso lo mismo, lo injusto que es. Y claro que pienso en mí. En que yo también puedo enfermar, y si eso ocurre ¿quién me cuidará? El tiene la "suerte" de tenerme a su lado, pero si me ocurre a mí, me tocará comérmelo yo sola. Ya ves, siempre puede ser peor...

    Lo raro es vivir.

    ResponderEliminar
  9. Qué pena. Lo siento un montón por tu amiga y la gente que la quiere.

    ResponderEliminar
  10. Yo también hoy, daré más besos de los habituales.

    ResponderEliminar
  11. Una dura noticia que nos recuerda que estamos de paso y no sabemos cuanto durará el camino a recorrer.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  12. Querida Teresa, cuando se vive en persona, como es tu caso, nada puede casi ni mitigar el golpe. Aunque a tu alrededor te mostremos todo nuestro aprecio y cariño. Pero ese “casi” nos lleva a seguir haciéndolo.

    ResponderEliminar
  13. El lunes veía un niño sin pelo y con el tono verdoso que la quimio le había dejado al chaval. Y comentaba lo injusto y egosita que son las enfermedades sobre todo con los niños. Y ante la pregunta de "Y yo"? o "Y los mios"? ...

    K, ... no tengo respuesta.

    ResponderEliminar
  14. No, no debería ser asi Diva...
    ¿Cuando ha sido justa la vida?

    Son enfermedades largas y dolorosas para el enfermo y los de alrededor.. recuerdo cuando mi hermando no tenia pelo y yo llevaba al cole todos los días una foto de él en la mochila. Un día una niña vió la foto y se rió porque decía que mi hermando era calvo (mi hermano tuvo cáncer cuando era pequeño), me salió de dentro tal ira que le arreé un cabezazo que seguro aun estará recordando; la profesora me castigo a mi, pero lo volvería a hacer. Cáncer de riñón con metástasis en el pulmón.

    Recuerdo a mi tía que falleció el año pasado, antes de morir.. con 5 hijos y recuerdo a mi madre llorar. Cáncer de cólon con metástasis en el hígado.

    Recuerdo con alegría a otra hermana de mi madre que estos últimos 5 años ha superado un cáncer de mama, no bien curado la primera vez.

    Recuerdo a mi abuelo que falleció cuando yo solo tenía 11 años.. y que a veces pienso que aun no he superado su muerte..puesto que ha sido y será la persona mas especial de mi vida, la única que me cuidó. Mi padrí. Cáncer de vejiga con metástasis cerebral.

    Yo solo quiero morirme sea cuando sea; pero habiendo sido feliz antes y siendo siempre yo.

    Besos y ánimo Diva!!

    ResponderEliminar
  15. Si el tema toca a los niños ya es para volverse loco.

    No,

    Vaya experiencias más duras las que cuentas. Hay veces que uno se siente como el "capacico de las hostias" (con perdón) como dicen en mi tierra. Y parece que todo le sucede a un@.

    En fin, es una pregunta que todo el muno se hace y que te invita a aprovechar al máximo lo que de bueno tiene esta vida.

    ResponderEliminar
  16. Lo siento Diva. Yo me pregunto cómo llevaran estas cosas los creyentes. Como atea se llevan con rabia, impotencia, esto-es-una-lotería-macabra, maldito-darwin, etc. De los creyentes en la sala de espera del tanatorio he oído todo tipo de explicaciones a cual más triste, y que deja al tal Dios suyo como alguien con quien no me apetece ir a tomar un té.

    ResponderEliminar
  17. Siempre es la misma pregunta: la muerte, la enfermedad, la amenaza que se adentran en las vidas de los pequeños... De esta precariedad radical de lo que somos es de donde nacen todas las preguntas, todos los intentos de hacer habitable, aceptable la realidad y la parte de ella, pequeña, impredecible, que nos compone. Pero son intentos, nada más, bosquejos. La vida es eso en realidad: un trazo fugitivo, un esbozo indeciso, un borrador en el que nuestros hijos apenas leen sombra, a la que añaden, a su vez, la sombra apresurada de sus trazos. Un palimpsesto infinito que, en definitiva, nadie descifra ni comprende.

    ResponderEliminar
  18. Lo siento mucho Diva.

    Como dice Nan mejor vivir porque, como dice Teresa, lo raro es vivir.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Yo creo que la sentimiento de humanidad, el de duelo, el sufrimiento, el dolor, debería manifestarse naturalmente y por supuesto sin la barrera de ningún tipo de religión (muy dadas a ello..)
    La mayoría de los creyentes utilizan a dios para justificar que si se ha muerto un ser querido es porque asi lo queria dios..era su voluntad..( y es que como ha pasado a lo largo de la humanidad desde la antiguedad hasta nuestros dias; la religión no es mas que eso, una creación del hombre a su necesidad de explicar lo que no tiene explicación.. lo que no entiende..; y que respeto totalmente como creyente que soy..de mi dios particular.., otros les da por obsesiones, coleccionismos, esoterismo, papiroflexia, piedras con magnetismo y auras.. etc.. todo igual de estúpido, desde una religión a cualquier otra creencia; en el fondo solo hay necesidades humanas que al que le sirvan chapó, por eso yo respeto hasta al que crea que los elefantes vuelan..si eso le ayuda en la vida).

    Para estas cosas no sirve ninguna creencia, sirve tu interior, tu fuerza personal, tu creencia en TI MISMO (para el enfermo ya es otra cosa.. para el/ella si puede que le ayude creer en algo más..no se..).

    En que tienes que creer cuando ves que la piel se convierte en pellejo de color amarillo, cuando esa persona tiene tantas llagas en la boca que no puede comer, cuando no puede moverse o solo puede muy lentamente, cuando esta inflado/a por la quimioterapia y la radioterapia y calvo/a, cuando no quiere que nadie le vea asi, cuando llora porque se quiere morir ya de una vez...

    En esos momentos una persona creyente se caga en todo lo cagable.. y la impotencia que siente es lo que se llama rabia, porque no dejan de ser personas; pero un creyente no solo no lo dirá, sino que dira mil idioteces absurdas... o al final puede que con suerte explote de tanto callarse y se cague en todos los dioses..desde el dios Huitzilopochtli, pasando por Zeus, Buda, Alá, o por Jesucristo..)

    Los que mas... los curas en los funerales.. dicen auténticas animaladas sobre la vida y la muerte. A veces siento verguenza..

    ResponderEliminar
  20. Mi dios particular aun no ha conseguido que deje de llorar cuando recuerdo a mi abuelo, aun después de tantos años, y recuerdo como me cuidaba (el único conocimiento del cariño que tuve). Y no se lo llevó Dios, se lo llevo un cáncer..

    Si mi hermano se salvo por un milagro estando con cáncer terminal y ni los medicos supieron como pasó...el que sea creyente..que lo crea..
    (Diva, aqui tienes un ejemplo de que la esperanza nunca debe decaer, aunque a mi hermano le falte algun órgano, vive).

    También tengo una amiga mia del colegio que con una leucemia muy muy jodida...acabó saliendo además de por la medicina, mucho por su actitud y su fuerza ante la vida; se agarró como nunca he visto a nadie jamás.

    Lo siento mucho, pero ten claro que la lucha de tu amiga solo acaba de empezar (el enfermo de cáncer pasa por unas fases muy determinadas, tanto físicas como sobretodo psíquicas).

    Ánimo!!!!

    Por cierto a tu pregunta...¿Y Yo?.. ni te imaginas las veces que me la he preguntado yo con mis antecedentes familiares.. No lo pienses, no merece la pena; pero prefiero que me toque a mi que le toque otra vez a otro hermano mio.

    Besos

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.