12 de noviembre de 2010

Póntela, pónsela.

Ayer, como todos los 11 del mes 11 de todos los años, se celebró el Remembrance Day (Día del Recuerdo) en el Reino Unido, y en los países de la Commonwealth. Se celebra el día en que se firmó el armisticio de la I Guerra Mundial y se conmemora a todos los militares británicos muertos en guerras y a las 11 de la mañana del día 11 del mes 11 se guardan dos minutos de silencio. Desde unas semanas antes, casi todo el mundo lleva una amapola roja (red poppy) de papel en la solapa. La Legión Británica, que se encarga de organizarlo todo, recauda con ellos un montón de dinero que destina a ayudar a los heridos en las guerras y a los familiares de los muertos. Para ello, utilizan campañas cada vez más victimistas y lacrimógenas, como uno poniéndose una pierna ortopédica o una madre joven y su hija poniendo flores en una tumba.

La inmensa mayoría de la población asume este discurso sin inmutarse, pero yo llevo 13 años en este país y nunca me he puesto el Poppy. Que soy antimilitarista y que por sus ideas encarcelaron al, entre otras cosas, padre de mi hija ya lo expliqué una tarde (lluviosa) de Abril aquí. Pero es que además, cuando se firmó el susodicho armisticio en 1918, la proporción de muertos militares con respecto a civiles era aproximadamente de 10 a 1. Hoy en día debe ser justo al revés, unos 10 civiles muertos por cada militar, con lo que realmente habría que considerar a los militares muertos como daños colaterales: en una guerra moderna, la forma más segura de salir vivo es hacerte militar. No me gusta que se recuerde como héroes o como víctimas (¿dónde está la diferencia a los ojos de los medios?) a los militares caídos en Afghanistán o en Irak. Creo que las víctimas son otras y que los británicos que murieron allí sabían perfectamente lo que estaban haciendo. No se me escapa, sin embargo, que mucha de la milicia de hoy en día es esa parte desesperada de la sociedad que tiene muy poco donde elegir (latinoamericanos en el ejército yanki, por ejemplo). Pero la manera de ayudar a esa gente no es ponerse un Poppy que anima y jalea la guerra.


En 1926, se introdujo la iniciativa del "White Poppy" ("amapola blanca") como contraste de la roja, en rechazo de la roja, en apoyo a la paz.

Nunca, en estos 13 años, he visto a nadie con la amapola blanca. Póntela, pónsela.

31 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo contigo.
    El ejército que yo conocí, obligado claro, estaba constituido básicamente por borrachos y gandules que utilizaban palabras como patria, bandera, valor y etc mientras no daban un palo al agua.
    Unos caraduras integrales.
    Suele ser gente que huye del trabajo de verdad y que a cambio de un sueldo que complementan con asuntillos inconfesables viven más o menos bien.
    Si haca falta alquilan pobres de otros países a los que a cambio de una futura nacionalidad los envían a los peores sitios porque más vale que mueran ellos que nos los patriotas originales.
    En fin, son una lacra de la humanidad.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Oh, Di! Me ha encantado.

    Pero no funciona el enlace, con lo que me apetecía.

    No está mal que sea una amapola roja, de la que se saca el opio, porque por lo que cuentas, todo el mundo va opiado perdido con eso de homenajear a sus héroes. También los ejércitos son el opio del pueblo.

    En el fotoblog de mi admirado Juan Yanes, una entrada llevaba el título !La religión es el opio del pueblo". Debajo las fotos, y debajo este texto:

    «No siempre./ Porque,/ por ejemplo,/ en Macao,/ el opio/ es el opio del pueblo.
    Roque Dalton
    El título del poema es, Revisionismo»

    Y por ser una chica buena, y no ponerte esa poppy, te regalo la dirección del imprescindible fotoblog de JY. ¡Hasta el Peda disfrutará!

    http://eloscuroborde.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  3. Simplemente quiero decir que esos soldados, a los que parece que se homenajea, van allí mandados por el gobierno o por el parlamento, no sé en Reino Unido quién tiene que autorizar su despliegue. Gobierno o parlamento democráticos que representan el conjunto de la sociedad.

    Me parece muy bien que no compartáis el motivo por el que están ahí. Pero no hay que olvidar que ellos no van a donde les apetezca, sino a donde los mandan, que no es lo mismo. A mí me merece un cierto respeto el que haya gente que afronta la muerte o la mutilación porque su gobierno o su parlamento se lo pide.

    ResponderEliminar
  4. Por no hablar del respeto por los varios muertos al día en los andamios, los talleres, etc., que no seguían, en la mayoría de los casos, las leyes y reglamentos impuestos por parlamentos y gobiernos.

    No he visto misas repletas de patriotas recordando a esos que van a la muerte y la mutilación porcentualmente segura, y que van por razones mucho más importantes que un gobierno o un parlamente: la necesidad de comer caliente.

    Sería bueno elegir un día de homenaje y que todos nos pusiéramos en el ojal un cardo borriquero. Un homenaje a los que mueren sin llevar uniforme.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias a todos, ya funciona el enlace.El divague se llamaba Erase una vez los insumisos.

    No tengo tiempo, pero, sí, TORO, están todos los q dices tú, y luego todos a los q jubilan bien jóvenes y se montan una gestoría, eso sí, con el sueldo de milico completo.

    NANmil gracias por el enlace. Coincidiendo conlo q q dices, aquí ha empezado alguna tímida vocecita (pq hay muy poca voz disidente) a hablar del "poppy fascism"... Y adopto lo del cardo borriquero... parece q los muertos en la construcción son algo asumido (de esto ya hablamos hace tiempo), total, la cualpa es de ellos q van borrachos...

    NINIO, yo creo q si hay algo votado la mayoría q va en contra de los principios de uno, mi deber es luchar para q cambie. Desobediencia civil, y eso sí, asumir las penas. En relación con el enlace q adjunto, los insumisos luchaban por un mundo sin militares y no se escaqueaban de nada, asumían la cárcel y, aunuqe no lograron la desmilitarzación d ela sociedad, lograron otra cosa muy importante.

    ResponderEliminar
  6. Pero si yo no critico que estés en contra de que manden soldados al matadero ni a guerras que consideres injustas, me parece perfecto y razonable.

    Lo que no me parece bien es que pague el pato quién ha ido allí obligado. Eso es todo.

    ResponderEliminar
  7. Me ha gustado mucho la entrada de hoy, Di, y también el comentario de Toro, que se habrá quedado descansado...

    ND, parece que no te has leído el post de Di, pero te destacaré unos puntos para que reflexiones sobre ellos, y añadiré otros de mi propia cosecha:

    .-Las víctimas de las guerras hoy en día son abrumadoramente civiles.
    .-Los soldados están en el ejército porque quieren. Podrían estar fregando escaleras y no están.
    .-En el ejército se les enseña obediencia, no a pensar, luego un soldado tiene el mismo mérito que un terrorista suicida. Ninguno se cuestiona la legitimidad o moralidad de ninguna orden.
    .-Que el Parlamento o Gobierno sea o no democrático es una anécdota: muéstrame un solo caso en el que el cambio de un sistema democrático a una dictadura (o viceversa) tuvo un efecto en el alistamiento de la tropa. Las razones de los soldados para estar en el ejército pueden ser muy variadas, pero te aseguro que el que el Gobierno que lo manda sea o no democrático no es una de ellas.
    .-Si lo que más valoras en un soldado es su obediencia ciega sin preguntarse más allá si lo que está haciendo está bien o mal, le quitas toda la heroicidad que pudiera tener su decisión. La expresión "carne de cañón" es antigua y es muy triste.
    .-Resumiendo, entérate de la cifra de muertos civiles en Afghanistan y en Irak, y luego intentas exlicarme que los soldados que fueron allí a hacer esa carnicería son héroes porque los mandaron gobiernos democráticos.

    NáN, yo tambien me acuerdo de los accidentes laborales cada vez que homenajean a un soldado por hacer su trabajo...

    Por último, como decía aquel, "¿un patriota? ¡un idiota!"

    ResponderEliminar
  8. Pues debe ser que yo me explico muy mal.

    No creo que homenajear a los soldados que perdieron su vida o quedaron mutilados tenga nada que ver con despreciar a las víctimas civiles. Que queréis que se reconozcan esas víctimas y se les homenajee, perfecto.

    Aquí se homenajea a las víctimas de ETA que tuvieron la desgracia en muchos casos de pasar por ahí y en otros de ser militares o policías que hacían su trabajo.

    Queréis culpar al ejército de esas víctimas? Perfecto, pero a mi modo de ver quienes son culpables son quienes les mandaron allí. Queréis un ejército en el que las decisiones se tomen en asamblea y democráticamente? pues también encantado. En ese caso habrá mayor responsabilidad moral por parte de los que actúen porque será por cuenta propia.

    Respecto a lo de que son militares porque no pueden ser otra cosa, pues exactamente igual que cada uno de nosotros. Trabajamos donde trabajamos, aunque no nos guste porque nos pagan. Teníais que ver los currículums que han mandado a mi casa por el puesto de portero porque el que tenemos se jubila. Hay titulados universitarios, hay jefes de producción de fábricas, gente con estancia de años en UK que piden ser porteros. Desde luego que no es el sueño de su vida, pero cada uno trabaja en lo que puede, algunas veces además en lo que quiere, pero eso se da raras veces.

    ResponderEliminar
  9. El Ejército, que yo sepa, y algo puedo saber porque pasé mi aportación patriótica en un cuartel de castigo (ellos negaban que tal cosa existiera, así que lo llamaremos de "educación especial"), no son los soldados, sino el entramado de mandos y, aupándolo, el ánimo y complicidad de la Iglesia, siempre con el páter y las misas, más el entramado político más o menos patriótico.

    Solo cuando un soldado muere se hace el homenaje a la soldadería. Mandos, mueren más bien pocos. Al otro lado de la bocana de los fusiles, la gente de civil cae bastante más. Porque pasaban por allí. Los 600.000 de Irak no parece que fueran todos "feroces y aguerridos enemigos".

    ResponderEliminar
  10. Yo estuve en Londres hace dos años en el rememberance day y no me puse el Poppy.
    No me pegaba.

    ResponderEliminar
  11. Por cierto, nunca había visto una amapola blanca.

    ResponderEliminar
  12. Ya sabeis que soy objetor, no sé si de conciencia pero sí en conciencia. Esto ni pone ni quita a lo que voy a decir.
    Para mi, los militares son una profesión más;la fuerza del Estado organizada. Ya lo dije en aquel post o en otros por aquí, para mi los militares son trabajadores funcionarios. Punto.
    Ni hay quedarles honores especiales ni distintos,que al que pone los sellos en la ventanilla de la subvención.Pero tampoco caer en lo facilón de etiquetarlos de criminales o parecidos. Para mi un caido en guerra no difiere en nada del operario que se cae de la escalera arreglando un semáforo.
    Al guardia urbano se le puede utilizar para ordenar el tráfico, poner multas o para apalear jóvenes que hagan el botellón o se le puede utilizar para tomar la fresca con cara de maguiver y las gafitas de sol como diadema.
    Aunque hagan más lo último que lo demás eso no me hace calificarlos de chulos piscinas en general (bueno más o menos). Por lo tanto no me pondré la amapola para que quiten a estos ababoles sino para que hagan su trabajo bien.
    Y desde luego si vienen cuatro totalitarios a privarme de mi pseudodemocracia agradeceré mucho que haya unos funcionarios (militares o como se llamen) que les den estopa. Y si se están preparando en otro pais para privarme de mi relativa libertad a bombazos en el mio agradeceré que algún comando se meta en su casa y les de tres soplamocos (¿invasión?)
    Como yo no soy capaz de eso,por mi tendencia al sedentarismo, me parece un acto de concienciia social utilizar mis capacidades para otras cosas y pagarles a unos señores para que lo hagan en mi nombre, si no nos gusta llamarles militares llamemosles pacifistas coactivos pero tendrán que estar.Y por esto objeté.
    Chis pun.

    ResponderEliminar
  13. Aunque haya un trasfondo de antimilitarismo, pero general, no solo para España, lo que ha sacado Di es el tema de los homenajes a los soldados caídos. Y parece que tú estabas muy de acuerdo con ello y ni por asomo te planteabas que se pueda, y se deba, homenajear a otros. O mejor todavía, mucho mejor: no homenajear a NADIE que cumple lo que tiene que hacer y dejarnos de la injusticia de a unos sí y a otros no.

    Que estén esos proefsionales, pues de momento parece que tienen que estar. Pero convertirlos en héroes especiales, pues ni de coña marinera.

    Y al aceptar tan fácilmente que se les homenajee, y echar la culpa como siempre a Estado y Gobierno, te olvidas, como siempre, que el poder no está en Estado y Gobierno, sino en intereses y en aceptaciones por parte de la mayoría silenciosa.

    Al aceptar tan fácilmente ese homenaje, tú mismo daz voz a esa mayoría silenciosa y te conviertes en parte de ese Estado y Gobierno que mueve a los soldados.

    Las cosas son a veces tan sencillas que no sé cómo las complicas tanto con ese liberalismo. Como si Estado y Gobierno cayeran de un cielo negro y al defender esos homenajes, y extender ese estado de opinión, tú quedaras en el limbo de la inocencia.

    ResponderEliminar
  14. Mira el que habló de simplezas. O sea que según tú el homenaje al soldado caído está promocionado por una oscura entretela de empresas armamentísticas que extorsionan al gobierno para que instaure ese día... no lo veo.

    Y hay días de homenajes a todo el mundo: al padre, a la madre, a los abuelos, a los trabajadores, a las mujeres trabajadoras, hay hasta el día internacional del pan. No veo por qué no va a haber un día de homenaje a los soldados heridos.

    ResponderEliminar
  15. Los puntos de vista pueden ser infinitos:

    .-Matar a civiles desarmados no es digno de ningún homenaje. Lo hagan soldados o lo hagan terroristas. Lo hagan cumpliendo órdenes o lo hagan porque se lo pide el cuerpo. Lo hagan porque no encuentran otro trabajo o lo hagan por vocación. Lo hagan por la Libertad de los Pueblos Unidos y Solidarios o lo hagan por petróleo.

    .-Por cada soldado mutilado o muerto se pueden señalar 10 civiles indefensos "que pasaban por allí" mutilados o muertos, sin Legión y sin amapola. Y que estarían vivos o sin mutilar si no hubiera habido soldados obedientes.

    .-Todos, todos, todos, tenemos en último término cierta responsabilidad en lo que hacemos, por acción o por omisión, y no vale descargarla en "no hay otra cosa", "no encuentro otro trabajo", "obedezco órdenes", "yo no sabía", "lo estaban pidiendo", "todo el mundo hacía lo mismo", etc.

    ResponderEliminar
  16. Bueno, por supuesto que matar a inocentes no debe ser aplaudido, ni matar a personas por quitales sus recursos naturales, ni nada por el estilo.

    Ahora, no creo que eso descalifique a todos los soldados y más aún a gente que ha quedado tullida y discapacitada. No veo por qué no se les puede mostrar gratitud por ello.

    Que se quiera abolir a los ejércitos del mundo o que no se consideran necesarios o cualquier otra opinión respetabilísima me parece correcto.

    Que alguien no quiera homenajear a los soldados, que no lo haga, pero yo no veo mal que haya un día en el que quien quiera los homenajee recordando que parte del bienestar del que disfrutan se debe a gente que dejó su vida o parte de ella en alguna trinchera de la primera guerra mundial.

    ResponderEliminar
  17. No, ND, ese día se instaura porque hay una conciencia nacional, bien pertrechada y aireada, de la gloria de los ejércitos. Y de esa conciencia, participas tú. Si no hubiera tanta gente apoyando esas ideas en todas partes, se les caería la cara de vergüenza de hacer homenajes del Estado a unos trabajadores ("Para mi, los militares son una profesión más;la fuerza del Estado organizada. Ya lo dije en aquel post o en otros por aquí, para mi los militares son trabajadores funcionarios": gran contradicción con el respeto que muestras, luego, a los homenajes especiales) olvidando que, por otras razones, por cada uno de estos trabajadores mueren 200 sin uniforme.

    Y escribí "cosas sencillas", que no hablé de "simplezas", tal como tú lo has manipulado. Pero siempre que escribes de algo de estos temas parece que cojas las cosas en un punto del espacio, sin diacronía alguna, y no respondes nunca a las complejidades de la situación que se te dicen.

    Además, no hablé de "empresas armaentísticas", otra cosa que pones falsamente en mi tecleado. El ejército como algo sagrado pertecen a un espíritu que en nuestro país (siempre, en nuestro país, hay algo que hace que sea "different") viene heredado de una Dictadura Militar, y existe un grupo de opinión amplio y bien organizado, herederos directos de la Dicradura, al que solemos llamar La Caverna, y que representa muy bien Jiménez Losantros. Y parece que en estos temas siempre terminas estando en ese lado... desde una neutralidad.

    Hablas de que tus hijos recibirán educación cristiana. Y no te lo critico, pero para librarte de incoherencias de las que te han acusado, acabas haciendo un canto a la "moral cristiana", como la mejor que has conocido, y a la raíz judeocristiana de nuestra civilización, como si eso nos obligara a mantener las lozanas plantas que dan esas raíces.

    Después, Anni dice que si, por su libertad, los hijos quieren ir a misa y hacer la primera comunión, por supuesto que les llevará, cuando la pregunta es: de no haberlos llevado a esas clases, ¿qué probabilidades habría de que quisieran hacerlo? Esa sensación de hago tal cosa pero soy neutral es algo por lo que puedes esperar que choquemos una y otra vez, hasta que nos aburramos.

    Y soy una persona sencilla, que no simple, cuyo abuelo materno fue un militar de altísima graduación, que era hijo, nieto, biznieto y tataranieto de militares; y cuyo bisabuelo por parte materna fue marino de guerra, hijo, nieto, biznieto y tataranieto de marinos de guerra. No voy a hablar de ellos como personas criminales, ¿cómo juzgar otros tiempos en los que esas cosas eran normales? Pero tampoco negaré que ejercían la violencia. Claro que en aquellas guerras, los que morían eran sobre todo militares, incluidos los mandos.

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  19. Bueno, me parece muy bien que consideres que los militares son funcionarios, ni más ni menos. De hecho hay un día que es el 4 de septiembre que es el día del funcionario público en el que supongo que habrá actos en los que se homenajee a los funcionarios.

    Que te parece muy mal que se mistifique y sacralice la función del ejército en la sociedad, estupendo. Que el ejército está compuesto ni más ni menos que de personas sin ninguna particularidad que deba ser resaltada, me parece muy bien. Que ser militar no te parece algo de lo alquien pueda estar orgulloso, perfecto.

    Lo que puse por supuesto que no lo has dicho tú, pero me parecía que era lo que pensabas, me he equivocado y pido disculpas.

    Lo que no me parece bien es que se echen las culpas a los militares de cumplir órdenes que les damos nosotros. No nosotros directamente, pero sí a través de nuestros representantes legítimos. El ejército está para eso, para acatar órdenes en la cadena de mando y para conseguir los objetivos que se les manda. Que, en este, caso les asigna un gobierno legítimo. Que estés en contra de que haya víctimas inocentes, ¿quién no lo está?, pero que quien manda al ejército a luchar son los representantes de todos nosotros y desde ese punto de vista me parece lógico agradecerles el haber cumplido la misión que el Estado les ha impuesto. Que te parece que no se debería hacer y que no deberían tener más reconocimiento que el del bedel que lleva el vaso de agua a sus señorías pues me parece muy bien, una opinión muy respetable y digna, pero no creo que lo contrario, que mostrarles agradecimiento sea algo inmoral.

    ResponderEliminar
  20. Si se les muestra a ellos sí, pero no a otros trabajadores, se entra a formar parte del juego: considerándolos trabajadores con derechos especiales. Y eso es lo que hace girar la rueda. Ese "plus" de especial llena de sentido lo que hacen.

    Oye, y habrá que decir lo de siempre, por si asuastamos a alguien: al menos por mi parte (no podría hablar por ti), nos damos duro pero sin nada "personal". Que nadie se asuste ni piense "como un día se conozcan se matan".

    ResponderEliminar
  21. A ver si te queda claro, ND: hoy el juego de la guerra es una historia en la que los soldados se dedican a matar a civiles, y los homenajes son a soldados que matan civiles.

    Se puede mostrar gratitud por ello, no digo que no, pero que no cuenten conmigo. A mí me parece que el mundo sería mejor si esos soldados tullidos y muertos y esos civiles muertos estuvieran vivos y enteros, todos, los de un lado y los del otro.

    E insisto, esos soldados van a la guerra porque quieren. Yo no voy. Y los civiles no tiene opción.

    ResponderEliminar
  22. Pues todos de acuerdo. Sólo que es cierto que uno se hace soldado porque puede, pero no va a matar civiles indefensos porque quiera, sino porque se lo mandan.

    Por supuesto que no hay nada personal. En mi caso hay aprecio y reconocimiento, además de agradecimiento por mostrar otros puntos de vista distintos que me hacen pensar y replantearme otras posibilidades e ideas.

    ResponderEliminar
  23. Hola de nuevo, muchas gracias, y sobre todo, me gusta mucho lo último: que podamos seguir hablando de esto, tirándonos de los pelos, y luego a emocionarnos todos con una canción o una foto. Dice mucho.

    Una breve anotación sobre lo de "yo hago mejor otras cosas (bloguear, leer, ir a exposiciones), así q los q quieran, q se metan en este puesto funcionarial de defenderme de los malos" (y por malos se ha puesto como ejemplo a los q vinieran a privarnos de nuestra seudodemocracia-antes eran los franceses, y si nos invaden los franceses?). De hecho, con lo de seudo- ya has dicho mucho TXELOS.Tu sabes tan bien como yo que esto es un juego al q podemos llamar democracia (vale, es lo menos malo hasta el momento), pero no se nos llene tanto la boca, pq no sería la primera vez q estos funcionarios tan amables se rebelaran contra el pueblo al q se supone han de "defender". Otra cosa es q los q parecen tan malos (van cambiando con el devenir d elos tiempos, spr es bueno tener un grupo d emalos ahi pata elevar los nieveles de ansiedad del populo) no son necesariamente los verdaderos malos (los malos de corbata, q desde su oficina acristalada levantan el teléfono y dan un par de instrucciones a cualquiera de esos famosos gobiernos q NINIO cree están ahi para servir al pueblo. NO me trago, de entrada, ni el enemigo de turno, y mucho menos me trago q todo el mundo estaría feliz d epoder cerrar la industria armamentística. No interesa.

    Basaja, estoy en desacuerdo con tu punto de "yo no voy a la guerra, q no vayan ellos". Como he dicho, tengo mmuy poca simpatía por el estamento militar, pero he conocido a algún chaval de 17 diciendo q quería ir al ejército. No sólo eran carne de cañón, es que tenían un Coeficiente Intelectual de 70. Y, oye, mientras funcionen, a los mandos q los reclutan se la suda: mejor,cuanto mas tontos, menos van a cuestionar nada. A mí me llenan de pena las madres de chavales ecuatorianos y portorriqueños a las q se los devuleven en una caja. Es q ni las madres, ni las abuelas, ni nadie, ha leído "Sin novedad en el frente", o han visto la peli aquella de "Battle for Fallujah", o incluso la masticada "farenheit 9/11". Hay gente, q dentro d esu probreza, tiene la enorme suerte de recibir una herencia política de sus padres y abuelos ("hijo mío, yo no sé leer, pero esto es lo q pasaba cuando yo eran joven, y tú q puedes, ve al cole todo lo q puedas", ese discurso). Hay gente que tienen la edad mental de un niÑo cuanod los reclutan, y en los hombros de los mandos militares debería estar usar a esa gente... para qué?

    Solo recordar aquella frase de "si matas a uno eres un asesino, si matas a un millón, eres un héroe".

    ResponderEliminar
  24. A mí, llamándome Ababol, pues qué queréis que os diga, lo del poppy me ha llegado al alma... ¡gracias Di!

    ResponderEliminar
  25. Vuelvo a casa a estas horas jornada interminable de trabajo, y mañana y pasado también yuju yuju!!! y voy a gastar la única neurona en funcionamiento todavía para contestar.
    Es cierto que vivimos en una oligarquia donde los valores se han sustituido por intereses. (No me parece mal).Donde las relaciones gobernante-gobernado se han escalado a todos los niveles y sustituyen al obsoleto paradigma de la lucha de clases y donde se ha diseñado un sistema simbólico no violento de resolución de controversias (intereses)que se llama política, y que es aceptado por la mayor parte.

    Todo eso es cierto, pero si alguien viene a mi casa a tocar a mis hijos se llevará un guantazo.Igual le amparan mil razones de opresión social y desigualdad de la que soy culpable, igual, pero le haré pupa en la nariz... y que sepa que si le pillo maquinando para maltratar a mis polluelos iré a su casa entraré por la ventana y le calzaré una mano de hostias preventiivas.
    Sobre si es malo o bueno ese señor, que opine su confesor o su coach pero si toca a mis churumbeles (...o a mai guaif) le daré pal pelo.

    ResponderEliminar
  26. De bada ABABOL, siempre mirando por el Divagante.

    TXELOS, yo es q para esa coyuntura puntual (el malo particular, o en bandas q pueda hacer eso) llamaría a la policía, q no es q me gusten mucho, pero vaya. AUnque insisto q los malos con mayúsculas deben ser otros, y, qué casualidad, históricamente son los que siempre han sido protegidos por los "funcionarios" aquellos tan amables. El q no conoce su historia está condenado a repetirla, q dicen. Mejor no olvidemos.

    ResponderEliminar
  27. "La humanidad no existe. Sólo hay seres humanos movidos por necesidades e ilusiones contradictorias y sujetos a toda clase de trastornos de voluntad y de juicio(...)buscar un sentido a la historia es como buscar formas reconocibles en las nubes"
    Creo que alguien por aqui recomendó leer Perros de paja de John gray.Lo hice. De golpe se ha metido en mi top ten de ensayos.
    Iconoclasta radical contra esa mania de ver la historia como una lucha de clases como necesitada de un destino que como el cielo de los cristianos justifique el devenir de los hobres.
    Voy a buscar el libro cmo loco para comprarlo por quue ya lo he renovado dos veces.

    ResponderEliminar
  28. TXELOS, el libro de Gray lo recomendé yo. Gray es muy interesante, parece estar de vuelta. Crees q "el hombre viva mejor" está en su agenda?

    Yo he estado, he ido a ver, lo he masticado, digerido, he vuelto, y me sigue pareciendo q, en primer lugar, la gran mayoría debemos gratitud a toda esa "lucha de clases" o llámalo hache. Y en segundo, q si el senior Gray o alguien más tiene alguna solución mejor, q la expongan. Pero estaría bien q lo dijeran antes de q se desmorone los últims reductos q nso quedan de aquello.

    ResponderEliminar
  29. Di,o sea que eras tu la que lo recomendó.No te pega, pero te agradezco mil que lo recomendaras.Gray lo tiene claro, otra cosa es que nos guste (a mi no me gusta )su solución. Que es que un estado fuerte que ponga el marco a los desvarios libertarios.
    En esta entrevista se explica muy bien.
    entrevista john gray

    En cualquier caso me sigue entusiasmando la visión rupturista de gray. Es dificil exportar el paradigma de clases entre paises. Yo me niego a interpretar la estructura sociopolitica de otros paises.La politica comparada es sencillamnete imposible, con nuestros prejuicios ponemos formas a las nubes de los demas.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.