29 de noviembre de 2010

Building up for Christmas

Cuando era pequeña, se llamaba "Adviento". Y cuando las Madres decían esa palabra mágica, era el pistoletazo de salida de unas semanas increíblemente llenas de actividad y preparación. En mi colegio, había concurso de postales Navideñas en EGB (todas las niñas teníamos que participar, nunca gané) y de relatos Navideños en BUP (ehem, compensé aquí). También estaban los adornos de las clases (tambien competición!) y del cole en general, con espumillón y mucha plata. Y por supuesto, la preparación de las obras Navideñas donde había que ir de pastoras con nueces en la cesta, y las rubias eran siempre la Virgen. En Tercero de BUP las de letras preparaban una obra de teatro (de Casona, generalmente) por ejemplo "Los árboles mueren de pie" o "La barca sin pescador". Recuerdo vivamente que la que interpretó a la abuela en la primera obra lloró de emoción en una de las escenas finales: aún se me pone la carne de gallina de pensarlo. Yo no participé porque era de Ciencias (y claro, teníamos que estudiar más, no había tiempo para ensayitos) en la superficie, de letras en el corazón (por lo que siempre me han dicho que hubiera tenido una vena dramática, -o cómica, quien sabe).

Me encantaba esa época que presagiaba las vacaciones, me encantaba el bullicio, la lista de cosas por hacer. Me gustaba planear cosas con la Fashion y hablar de los regalos con mi madre (la Reina Maga por antonomasia). Me encantaba el "Día de la Purísima", como llama la Yaya al 8 de Diciembre, un día lleno de rituales en mi casa de Vetusta. El primero era ir con mi padre a comprar el árbol de Navidad, siempre enorme, que poníamos en el recibidor de casa, con muchas bolas y luces (apra las que mi padre sacaba unos cables extraños). El segundo consistía en algo que hoy sería altamente ilegal: había una especie de acueducto del canal de Vetusta donde crecía salvajemente el musgo. Mi padre, armado de una navajuela y yo de una bolsa recogíamos trozos húmedos de las paredes de ladrillo que años después inspirarían los lofts neoyorkinos. Por la tarde, montábamos el Belén. El portal lo había hecho mi padre con maderitas, y tenía hasta lucecitas de colores. Una pasada, pero lo más era la mise-en-scene. Lo poníamos dentro de una chimenea que ya no se usa (también en el recibidor) y mi padre hacía montañas y otros accidentes geográficos, incluyendo el río con papel de aluminio, un clásico. Todo quedaba cubierto por el musgo y luego un poco de harina daba el toque nevada imprescindible. Todo muy ad hoc con lo que debía ser la orografía de Cisjordania, como se puede apreciar.

Mientras en una parte de la casa ocurría esto, el siguiente ritual "Día de la Purísima" tenía lugar en la cocina. El motivo: los pastelitos de almendra riquísimos y las rosquillas. La Yaya estaba al frente y siempre contaba que "cuando vivían en la finca", ella daba una gran fiesta, y hacía un numero mastodóntico de esos pastelitos. Es que la Purísima, también llamada la Virgen Niña, era la patrona de la finca, me explicaba. La sacaban a hombros, porque tenían hasta una figura. Siempre me fascinó, supongo que por esto, la Virgen Niña, y siempre quería saber más cosas de ella. Es curioso como funcionaba los procesos de identificación.

En Inglaterra, a estas semanas que vivimos (sin vivir en nosotros) se llaman el "building up for Christmas" (algo así como preparando la Navidad). Tienen el encanto de los viernes, el del día previo a las vacaciones, el de la víspera de tu cumpleaños. Se puede decir que empieza poco después de pasar Halloween y el "Fifth of November", que es la fecha en toda la isla se hacen fuegos artificiales. Entonces empiezan a poner las pistas de patinaje sobre hielo por toda la ciudad (son una maravilla, en sitios tan pasada como el Museo de Historia Natural en Kensington, Somerset House, Torre de Londres...) y los mercados navideños, inspirados en los centroeuropeos, con olores a canela y naranja que te transportan al centro de Munich o Viena. Extremadamente clase media y burgués, pero me gustan.

Luego empiezan la gente del trabajo a planear las fiestas de Navidad. Para mí, como estoy con dos equipos diferentes, significa doble fiestuki. Además también están los de mi misma disciplina de otros equipos, gente del pasado, los colegas del Pedalista, el "hay que verse antes de vacaciones" con la gente con la que quedas de vez en cuando los findes y el odiado "Christmas shopping". Aún no he empezado (mamá, Reina Maga, ven!).

En el trabajo, como decía Diva el otro día, es una época de estar hasta arrib
a. Se acumulan informes que escribir para enviarlos antes de las vacaciones, ocurren más imprevistos, y el frenesí es total. Si añadimos el catarro de turno, ya tenemos la combinación letal para que no se pueda mantener la presencia deseada en la blogosfera. Me fastidia porque todos estos eventos dan para contar muchas cosas, para hacer mucho análisis, para reírse. Pero faltan horas. My apologies.

También me faltan las rosquillas (Yaya, ven!), que cuando llegue a Vetusta tendré en sobredosis. Mientras tanto, vamos preparando al cuerpo para los excesos que vendrán a base de uno de mis dulces favoritos: el Panetone o el Pandoro. Ajj, qué ricos, que se quite todo el turrón! Y, mineytras tanto, ya hemos puesto el árbol... total como nos vamos pronto (excusas). De lo que no hemos tenido tiempo es de comprar sus aditamentos (más excusas), apréciese su tristeza (Papá, ven!), aunque a Mini le gusta igual.

Y, sobre todo, mientras tanto, el frío acompaña… HELP! Cualquier día me pierdo y saco el gorro boliviano.

17 comentarios:

  1. Mira tú qué apañá, que todo es darte a las voces para que vengan a hacerte las cosas. Llevaba un tiempo sospechando la localización de Vetusta, pero al clicar en gorrito bolivariano y leer lo de "chistorra congelada", ¡bingo!

    De Navidad, además de las vacaciones, el cielo de por sí, recuerdo que el día de la lotería se ponía el belén y era el encargado de ir con el bolso de todos los años a rellenarlo de arena en la playa (acompañanado de un hermano mayor que era el que lo cargaba). También el suplicio de las comidas y las cenas, porque siempre odié comer, y lo divertido de estar en familia. Y los Reyes.

    Años después, con el Luichico, volví a disfrutar bárbaramente. Para él siguen siendo las mejores fiestas, pero yo las aborrezco, con sus rituales. Mia Lola compraba todo tipo de adornos por Europa y la casa parecía una tienda. Cuando Luichico se punkó, le pedimos encarecidamente que los dejara en sus cajas, y hasta hoy (pero seguimos con los rituales que me revientan).

    Pero este año la cosa ha cambiado. Luichico tiene el billete de avión para el 24 al mediodía y es como lo del anuncio. A él le entistece (no a mí), que el 3 de enero se vuelve y no habrá ritual de Reyes: cenamos los 3 en un restaurante que les guste, nos pillamos una buena, antes de llegar a casa rematamos la faena en El Manuela; esa noche Luichico duerme en casa, pero antes de acostarnos, con buena música (no falta Kiki Veneno y Mano Negra, ponemos los zapatos, los regalos alrededor con caramelos, nos quedamos charlando y tomando otra copa L y yo hasta que Mia Lola vomita y puede domir tranquila; y a dormir. Este año serán unos Reyes aburridos y decentes.

    Ah, el año pasado fue mi mejor Nochebuena. A ML le pillaba en Niza, L, horrorizado de pasarla conmigo, se fue a casa de mi hermana. Yo me hice unas tostadas con café con leche y a las 11 estaba durmiendo. Con esto te lo digo todo sobre mi aprecio a la Navidad.

    ResponderEliminar
  2. Me has recordar cuando estaba vivo.
    Disfrutaba de la Navidad.
    Si vives aún pásalo bien.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. No me puedo creer que tengas a HELLO KITTY!!!!! en el árbol. Ahora mismo me descoj... asombro mucho, juas, juas, juas...

    Donde esté el turrón que se quite el panettone que no deja de ser una ahogaperros. Haz la prueba. Dáselo a un can y observa las dificultades que tiene para ingerir la masa.

    En el cole de los pollitos la Virgen Niña fue el viernes 19 de noviembre...

    ResponderEliminar
  4. Perdona ue insista en lo de Hello Kitty y nuestra reputación....

    Diossssssss.....

    ResponderEliminar
  5. Los preparativos en casa de mis padres consistían en comprar el turrón y el cava, y una semana antes de Navidad en poner el belén. En el cole más o menos lo mismo que tú. Este es el primer año que paso fuera de casa de mis padres, y por ahora lo único que he hecho ha sido ponerme morada de turrón, que me apetece más ahora que en Navidad.

    ResponderEliminar
  6. Estoy con Diva...¿ Hello kitty en el arbol??? jajajajajajajaja...madre mía....jajajajajaja...

    no creo que me recupere de esto...

    ResponderEliminar
  7. un árbol muy personalizado !!!
    felices preparativos navideños
    Un besazo

    ResponderEliminar
  8. NAN, pero vas a ser la única persona d etoda la blogosfera q no sepa dónde está Vetusta? A ver, Vetusta no hay una, la mayoría tenemso una Vetusta en nuestra vida (seguramente por pecados en uan vida previa). Yo las llamo Vetusta sub x, sub y, etc. Creo q te equivocas ocn la de la txistorra, q esa es la Vetusta sub y, o sea, la del Pedalista. Pero no diré nada si no es en presecia de mi abogado.

    TORO, yo pasé una fase de "no me gusta la Navidad". Duró bastante, pero luego me dí cuenta q en realidad, me gustaba. Sobre todo el "building up". A veces cuanod estás metida hasta dentro, hay mucha intensidad, y "alta emoción expresada" de familia mediterránea. Pero desde q está Mini es mucho mejor: como pasan de nosotros y ella es el centro, nos dejan en paz, y enotnces nosotros a los bares con los amigos (o, en el caso de Vetusta sub y, "de visita". Somo como los Plómez, pero al revés).

    DIVA y MOLI: porfa, háganme un divague o post sobre la incoveniencia de Hello Kitty en la educación infantil (sólo necesito una prueba para ver la luz). Yo lo haría muy bien sobre Barbie. En mi defensa: la Fashion (fan de la Kitty) le trajo a Mini una cucharilla de Kitty de Japón (allí es todo Kitty). Desde entonces, está flasheada y cualquier cosa q envuleva Kitty, le gusta. LO del árbol, es q somos tan cutres, como he dicho, q no teenmos lazos ni bolas ni nada más q cuatro luces, así q puse unos cuantos peluches para hacer bulto... entre ellos, kitty-q mala pata q salga en primer plano. :) Por lo menos a ANUSKY le gusta :)

    DIVA: pero tu le das el Panetone al perro??? tú estas fatal! Es malo para ellos comer dulce! (quedan ciegos...;))NO he sido nunca demasiado turronera, auqnue no tan poco como el Peda q solo come de ese de choccolate de Suchard.

    DRA ANCHOVI, ahh, la primera Navidad fuera de casa... ja, ja,... ahora empieza la diversión, ahora verás si tu pareja está cimentada sobre roca o paja, sister: "dónde pasamos las cenitas y comiditas familiares?" A nosotros nos costó muuuuchos años solucionarlo.

    ResponderEliminar
  9. joé, pues si soy el único... ya podías ...

    ¿Logroño, la Vetusta verdadera ovetense, Santander...?

    ResponderEliminar
  10. Pero ¿no falta muchísimo para la Purísima? ¿O vivo demasiado al día?

    ResponderEliminar
  11. Diossss, ¡cuánto materialismo encierra este divague! y qué mal gusto después de todo lo que nos habéis hecho reflexionar sobre el ajuste de cinturón que hay que practicar...
    Una cosa Di, ¿habéis pensado esto? seguramente son momentos de recordar las posibles frustraciones de vuestros inicios londinuniniunuiienses, cuando no tendríais a ni Cristo con quien ir a cenar en el buildinap ese, creo que es bueno echar la mirada atrás y reafirmarse en comentarios que se escucharían en aquel entonces sobre que poco a poco estaremos mejor, etc.
    Diva, me encantan Les Luthiers y salí un poco decepcionado de la entrega de los premios Mastropiero, pero también salí hace poco de Faemino y Cansado insistiendo en que son cojonudos pero con cara de póquer... me habían gustado menos que la última vez...

    ResponderEliminar
  12. LOGROñO, NAN????? (altos decibelios) Joer, igual he sido demasiado cruel con mi Vetusta. Tamos mal, pero no tanto. Para q cante tendrás q ganar algún concurso... :)

    AMANITA, a ciertas edades dicen q el tiempo vuela ;) Te aseguro q esta aquí en un plis-plas y q es un día muy importante para las Divas, purísima dinamita nosotras.

    ABABOL, me haces reír, pero no pillo lo del "buildinap". Ni de typo.

    ResponderEliminar
  13. NaN eres un genio mosqueando a Di. Vetusta es mondoñedo claramente.

    Nosotros ponemos al pato donald pero nunca lo he confesado porque pensaba que era el único.

    Amanita qué opinas de que las rubias sean virgenes???

    navidad me gusta porque señala que solo faltan 6 meses para el verano.

    ResponderEliminar
  14. He solucionado yo solito lo de tu procedencia, Di. Ni concursos ni leches.

    Eres de Sevilla y no se hable más. Que está muy bien comunicada.

    Te gusta enredar con los gitanos de Granada, que tejen mimbres, se suenan los mocos sin pañuelo y cantan hondo mientras fuman, con el cigarrillo en la boca. Pero no soportas a los gitanos playeros de Bolonia, que hacen palmas de aire que se esfuman.

    Tienes querencia por los poetas viejos de Málaga, yonquis ayer, hoy desdentados, que saben poner la mano sobre un papel y todos vemos los hijos perfectos que no quisimos tener.

    Después te das una vuelta por Cádiz, para que te dé el aire por los dos lados. Y desde ahí al mundo, donde quiera que estés.

    Te cuento todo esto porque a lo mejor eres de esas personas despistas que se olvidan de lo suyo.

    ResponderEliminar
  15. jay payo que bonito lo cas ecritooo a la paya Di!!!
    vente un dia con nosotros a la calle oviedo y le levantamos pelucos a algun payico tonto que paaase,luego nos escuchamos a camela y nos rezamos en er curto.

    er niño del opel kadet.

    ResponderEliminar
  16. NAN y TXELOS... qué gitanada he escrito? Soy incapaz (por razones obvias) de releerme el divague y así, despitada, no veo por dónde vais ninguno (robar musgo es de gitanos? el espumillón? pero es q hablamos de los 80!).

    NAN, lo de Sevilla seguro q es por mi gracia natural, pero sigues sin ganar concurso y porque La Otra Di mítica es de esta ciudad. Además demuestras no estar al día en divilandia como TXELOS, q con su pasamontañas, gafas oscuras y gabardina tiene el máster.

    ResponderEliminar
  17. Que de Sevilla. Y asunto zanjáo.

    ¿O crees que me voy a pasar la vida preguntando lo que no me vas a decir?

    Pero si es mejor ser de Sevilla.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.