15 de diciembre de 2009

Comprar licencias y portátiles no es educar


Marcelino Madrigal es un tío que dice verdades como puños. Tiene un estilo propio, directo, a veces corrosivo pero suele dar en el clavo. Marcelino ha iniciado una cruzada contra la pornografía infantil en internet, denunciando cómo pederastas y pedófilos campan a sus anchas con total impunidad y advirtiendo de los peligros de algunas redes sociales, la privacidad y la desinformación que existe. Puedes verlo en La cara oculta de las redes sociales. Antes Marcelino tenia un blog en windows live pero tal como él dice:
"Microsoft eliminó mi blog al denunciar pederastas en su red. Según ellos fue por publicar imágenes inadecuadas a su código de conducta, aunque a día de hoy los spaces de estos tipos continuan abiertos y el mismo cerrado"
Además de esa campaña, suele arremeter contra la SGAE y la manía de interferir "peajizando" todo lo que se menea en la red. Pienso que su labor es digna de mencionar y tiene en mí una seguidora fiel. Todos sus escritos suelen ser acertados. Os copio a continuación uno que no tiene desperdicio. ¡Bravo Marcelino!

**********

  by Marcelino Madrigal

Comprar licencias de Sistemas Operativos, o entregar un portátil medio subvencionado a un crío o una cría no es educar. Es dotar. Y es diferente. Verán ustedes, llevo pensando todo el día en que esto que hacemos en España con la tecnología y los críos no es más que dar bandazos y poner en riesgo tanto su futuro como el nuestro.

Me explico. No entiendo muy bien porque aquí entendemos que tener cosas automáticamente nos capacita para realizar cosas con ellas. El Ministerio de Educación se ha preocupado de que nuestros estudiantes dispongan de cosas, pero nunca lo hace que van a hacer con ellas. Y esta fea costumbre se extiende a casi todos los ámbitos. Que los críos tengan móvil, que tengan direcciones de Messenger y hasta Tuenti, aunque no tengan edad para ello. Que tengan portátil. Que tengan Internet. Que tengan y que tengan, pero no que tengan lo principal, que es el conocimiento de para que lo van a utilizar y las responsabilidades, riesgos y ventajas de usar todo esto con lo que se han encontrado prácticamente antes de ponerlos botines.

Y pasa lo que pasa. Que los móviles se usan para grabar vídeos, las redes y los sistemas de mensajería para acosar a otros cuando uno está fuera de clase. Los portátiles para vaya usted a saber lo que, y el acceso de Internet no les quiero ni contar. Mi hija me dice que todos sus amigos tienen Tuenti. Mi hija tiene 11 años, y sus amigos la misma edad, por poner otro ejemplo. No entiendo porque, pero al preguntar a los padres de sus compañeros me dicen que la razón es que los demás lo tienen. Hoy leo que un tipo ha abusado de la confianza de los usuarios de Tuenti creando un evento falso y apropiandose y comprometiendo 4000 cuentas de esa red social que se presentaba como super-segura en evento blog. El tipo es un adolescente que dice que lo hace porque está cansado de que le inviten a eventos tontos. Y él lo hace más. Como pueden ver todo esto porque nadie ha explicado a los usuarios de Tuenti 4 normas básicas, muy básicas e imprescindibles para desenvolverse por Internet. En cambio tenemos medios de comunicación y conocidos gurús de la red hablando de la falacia de lo que ellos llaman nativos digitales.

Yo no me voy a meter en que la inversión que hace el Ministerio de Educación en el acuerdo con Microsoft sea una pasta, o si la opción del Software Libre debería haber sido contemplada, que debiera haberlo sido. Al revés, si uno compara los 3 millones y pico de Euros que va a costar este acuerdo al año, con los casi 17 Millones de euros que el alcalde de Madrid se gastó en promocionar Madrid como ciudad olímpica porque tuvo dos corazonadas, deberíamos de saber a qué plazo, si corto o largo, invertimos, y si lo hacemos en futuro, o en presente, y sobre que intereses se hace. En todo caso me gustaría leer el acuerdo en detalle, no vaya a ser como en Argentina donde gracias a un acuerdo similar, muchos profesores se encontraron con la sorpresa que la instalación de los sistemas operativos de Redmon la debía hacer ellos mismos, y no Microsoft. Muchos no estaban preparados para eso. Pienso que el problema es que mientras en Reino Unido, por ejemplo, las asignaturas de navegación en la red, donde se explican tanto la bonanza como lo malo, que lo hay, a los alumnos son obligatorias, y se van a extender todavía más. Aquí compramos un portátil para que lo lleven a casa, y listo. Pienso que la inversión en la preparación de los docentes no es la adecuada, y que se sustituye muchas veces por el esfuerzo personal de los mismos, que ya bastante tienen. Pienso que la tecnología hoy es una herramienta, como el bolígrafo o la tiza fue en su día, y que su uso se debe extender a todas las asignaturas, no ser una independiente, actividad, taller o como lo llamen. Pienso que las charlas de concienciación de los riesgos en la red son tan necesarias como las que se les da sobre la droga, el sexo o las clases de tráfico, por ejemplo, porque están abocados a circular por Internet tanto o más que por las calles. En fin, muchas cosas.

Pienso que no lo estamos haciendo bien. Que seguimos empeñados en que tener es poder y eso no es lo correcto.

Creo en definitiva, que comprar licencias y portátiles no es educar. Es sacarse fotos, y de eso, ven que hay muchos interesados en ello. En las fotos, digo.

11 comentarios:

  1. ¿Y desde cuándo la labor del Estado es educar?

    ResponderEliminar
  2. Buenaaaas,
    La partida asignada al minsitero de educación para el 2010 supera los 3.000 mm de euros. Con eso se puede hacer algo más que comprar PCs.
    Si bien la educación debe ser tarea de los padres, debería complementarse en el colegio. Claro que para eso también deberías poder escoger colegio, pero eso es otro divague.

    Bienvenid@ al blog!

    ResponderEliminar
  3. Educación para la Ciudadanía, perhaps?
    Antes me lo he callado, pero ahora no lo haré. No sé si esa entrada es una copia literal o no, pero el artículo tiene faltas y fallos de lectura. Entiendo que el autor quiere ponerse como ejemplo del fracaso educacional del Estado, pero entonces se sigue que su opinión no debe tener mucha validez, ¿no? Yo al menos no se la doy.

    ResponderEliminar
  4. Personalmente no estoy a favor de que nadie meta a mis polluelos según que tipo de ideas en la cabeza. Además, pienso que yo sé administrar mi dinero muuuuuuuuucho mejor de lo que lo hace el estado. Mi consuerte y yo nos sobramos para eso.Sin embargo, en este país, hay un exceso de confianza en las capacidades del estado y sus competencias. No sé si será exceso de confianza o de comodidad por parte nuestra. Tengo la suerte (y que me lo curré)de que mis pollitos asisten a un colegio en el que la ciudadanía la imparten como yo lo haría.

    En cuanto a la entrada es una copia literal de su artículo desde el momento en el que aparece la foto del PC. Lo de antes no.

    ResponderEliminar
  5. Saludos Diva
    Estimado Basajaun seguro que puedo cometer alguna falta ortográfica, pero he de señalarte que si hay una "falta de lectura" no culpes. Yo no soy el responsable de como leas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Marcelino, Marcelino, me refería a cosas como esta:
    "Pienso que el problema es que mientras en Reino Unido, por ejemplo, las asignaturas de navegación en la red, donde se explican tanto la bonanza como lo malo, que lo hay, a los alumnos son obligatorias, y se van a extender todavía más."
    O esta:
    "El Ministerio de Educación se ha preocupado de que nuestros estudiantes dispongan de cosas, pero nunca lo hace que van a hacer con ellas."
    Claro que si la culpa es siempre de los demás...

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola, Diva! De acuerdo con tu opinión de que una niña-niño de 11 años no necesita tener móvil ni entrar en tuenti, ni en facebook, porque son eso: niños. A ver cuánto tiempo aguantas en esa firmeza de no regalar un móvil a tu hija. Los amigos, el ambiente, el colegio arrastran mucho.

    A Basajaun: Vuelve a leer tu última opinión. Como en la anterior te quejas de faltas ortográficas... ¿cuentan los acentos? Sin acritud.

    ResponderEliminar
  8. Hola de nuevo,

    ya lo sé, vuelves a tener razón...
    Sin embargo vamos a estirarlo todo lo que podamos y más.

    Por lo demás el problema reside más en la falta de conocimiento de lo que ocurre en determinadas redes sociales tipo windows live que en el posible uso que hagan de ellas nuestros polluelos. Tienen que saber, que además de para hacer amigos, estar conectado y mandar sms, hay gente que las usa para ponerse a tono y contactar con niñ@s, quedar con ellos y lo que venga.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo, los acentos cuentan, sí, y mi comentario tiene faltas, ya me había dado cuenta.

    Yo, en general, suelo desestimar, ignorar, o despreciar, dependiendo del día, escritos con faltas. Soy así, y no creo que vaya a cambiar a estas alturas de partido. Pero no me parece bien que se escriban faltas en un escrito criticando lo poco que educa el Gobierno o quien sea, creo que precisamente se debería tener más educación y estilo.

    Es más, en este caso tiendo a pensar que el firmante es un pepero que critica simplemente porque son los otros los que lo hacen y que si lo hicieran los suyos no criticaría.

    ¿Que me puedo equivocar? Sí, claro, pero creo que no molesto mucho, ¿no?

    ResponderEliminar
  10. ¡Basajaun...! ¿Pepero yo? Me parto de la risa.

    Un besito por si te he ofendido. No era mi intención. Ha sido un gusto leer tu comentario tan bien puntuado. Cuando quieres...

    ResponderEliminar
  11. Anónimo, estaba hablando de Marcelino Marcelino, de su mensaje y de mi reacción... Ya veo que para comunicar bien no sólo hace falta puntuar bien...

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.