25 de julio de 2016

La mejor playa de Europa? (IJ11)


Lunes, 25.07.16, Playa de Myrtos, Cueva de Megalissi, Sami, Castillo de Assos
 

Hoy empezamos por la playa de Myrtos, dicen que ha sido votada "la mejor de Europa", pero esto suena un poco como "el pub más antiguo de Inglaterra". Todos los pueblos tienen el "pub más antiguo de Inglaterra". Yo cuando viví en Nottingham y era joven e indocumentada, me creía que "Ye Olde Trip to Jerusalem" era el "pub más antiguo de Inglaterra".

En principio, la susodicha playa está muy cerca de Assos: es cuestión de subir el zigzag y luego tirar por una carretera que bordea la costa-desde una gran altura, maravillosa- hasta la playa: unos pocos kms. Pero, claro, no iba a ser tan fácil: la carretera está cortada, puede ser que por desprendimientos. Qué mala suerte hemos tenido, no? Pues no: en un punto, preguntamos en un restaurante y el camarero duda, dice que esperemos y vuelve con la solución: "lleva 2 años cerrada".

Así que tenemos que ir vía monte: subir hasta Patripaka, bajar a Divarata y por fin Myrtos.  A la que se accede por un nuevo zigzag que está, su parte más cercana a la playa, lleno de coches. Aún así, no se nota tanta gente porque es grande. Su azul parecido a Lefkas, hay olas. Estamos un rato, nos bañamos, y nos subimos a comer a una taberna en Divarata, bajo las parras, rodeados de gatos locales.

El siguiente destino es Megalissi, la enorme cueva con agua transparente, que hoy en día tiene un agujero enorme por arriba, pero no recuerdo si se cayó en un terremoto. El gondolero que nos lleva es muy simpático, canta, fotografía y hace bromas.

cueva

Nueva playa, la de Adessamos, detrás de Sami, también con una bajada espectacular, pero al llegar vemos mucha gente y otro plan, menos salvaje, una playa civilizada: así que nos damos la vuelta.

Sami y panadería, con moderado éxito y, un poco después, en otro pueblo, nueva panadería enorme donde, además de empanadas, nos hacemos con blakava y nos quedamos un rato a comer un helado, frappé y fredo.

Vuelta a Assos por donde volvimos el otro día, con Itaka a un lado y atardeciendo, con cabras en medio del camino: nos encanta.
Itaka, desde Kefalonia

 A las ocho y pico, ya en Assos nos vamos al castillo a ver si podemos llegar a la puesta de sol en el mar por el otro lado: es lo que tiene Assos, con la isla allí, no se ve el sunset en el mar.  A mitad de subida tomamos un atajo de cabras con muy buenas vistas pero que casi se convierte en una "escuela homérica". Una vez arriba, sudados y exhaustos, bajamos por el camino de las personas (no más cabras) y vamos a cenar a un restaurante medio escondido (Mini, musaka, ensalada griega y calamares). No tenemos dinero y no aceptan tarjetas, así que subo yo por unos atajos que voy descubriendo (uno al lado del cementerio) hasta el apartamento.



Y ya solo quedan rutinas del viajero: super a por yogur y a las 2300 a casa. Leer, té con blacava... dormir, tal vez soñar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.