25 de julio de 2016

Itaka me regaló un hermoso viaje

Sigo sin abrir el ordenador y escribo esta nota desde el teléfono. En la terraza del estudio que hemos alquilado en Assos,  en la costa oeste de Kefalonia.
Desde lefkadas han pasado muchas cosas y una isla: Itaka. Un griego nos dijo que no merecía mucho la pena. "Pero hemos de ir, por lo mítico,  y por Kavafis", protesté. Y él lo aceptó,  pero me pareció leer entre líneas que "pobre la encontraríamos". Tal vez soy yo, y las cosas que me gustan, pero a mí me maravilló. Y mientras la.dejaba atrás en el ferry que cruza a kefalonia en apenas 15 minutos, pensaba, "volveré".
Esta foto,  para mí hasta ahora la favorita del viaje, está hecha sin planear en una puesta de sol de una playa en la isla de Ulises.
"Que numerosas sean las maňana de verano..."

13 comentarios:

  1. En la isla de Ulises hay playas con enormes olas.
    Son azules y se muestran altivas y acompasadas con un viento eterno.
    La misma brisa mueve los cabellos rubios de una chica frente a un mar eterno.
    Y la ola rompe la línea del horizonte, haciendo montaña.
    Muy cerca de la orilla.

    ResponderEliminar
  2. Si son nubes o son olas, pasa a ser un detalle insignificante.
    Porque en verdad os digo que son montañas azules.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que a Cesus le hubiera importado que la soportaran tres colosos semidesnudos...

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  4. Estoy en la Biblioteca Nacional instalando un salvaescaleras para que los minusváludos accedak a la planta noble donde se ubican los incunables.
    Aprovechando la hora del bocadillo (también llamada la hora atea, pues aquí en domingo no hay ni Dios), me salto el control de acceso con la tarjeta de albañil y accedo a una sala repletita de libros antiguos.
    Provisto de mis guantes de loneta azul marino, ataco el estante de la A y busco Atlántida.
    Tras un breve receso en el que pierdo el norte con AFRODITA, ATENEA y ATAPUERCA, descubro un libro escrito en latín vulgar sobre ATLANTIDA, del cual no entiendo nada porque solo leo en latín culto, pero transcribo dada su posible importancia.
    " Atlántida is a biutifol driam In de divagantus iconográficus et inexploratum designim dei.
    L huomime busca y rebusca wuit anelum desesperatum il colore azule dei paradise perdito per sempre.
    In aeternum anheliti, In vera eternitá sinceriti a la tua ánima ".
    Dada la importancia del texto, Os lo transcribo tal y como lo encontré, para vuestro gozo e interpretación íntima y personal.
    Me voy a fijar el tramo tercero del salvaescaleras, que me pilla el toro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  5. Darlings!!! Cómo me Han gustado estas anotaciones, ruegos y preguntas.

    En primer lugar pq la idea de driver de la ola gigante (venida a montaña azul) no la habia visto yo y me encanta Como posibilidad q camvia por completo el motif y el movimiento de la foto.

    Dos, pq cesi pregunta Si es la verdasera itaka y yo digo... SI!!!!

    Y tres, pq ambas hiatorias de mañikusvascos, atlantidas e inveatugaciones Klein en bibliotecas dominicales son a la vez inspiracionles y... Tan verdad!

    Ah, y no olvidar el chiste...

    Hugs

    Di

    ResponderEliminar
  6. No encuentro al tal Driverius en mi "Diccionario de cuentistas, mentirosos, liantes y malandrines".
    Debe ser un pseudónimo que esconde alguna mente retorcida.
    Habrá que tomar precauciones al respecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Luxindex, nombre propio perteneciente a la segunda declinación (luxendex, luxendi ), y a la tercera generación de sevillanos reincidentes por antoniomasia (es decir, que no adoptaron el nombre de Antonio, porque estaba en demasía ).
      Creemos que pertenece al mundo de la abogacía o de la distribución de cerveza. Algunos autores opinan que a ambas.
      Páter familiae con hija que juega al ajedrez que te pasas (para su orgullo y vergüenza a la par).
      Sus interesantes comentarios son leídos con avidez por los campeones mundiales de velocidad con el ratón.
      El resto de los mortales solemos llegar solo al clásico, este comentario ha sido eliminado por el autor.
      De natural imaginativo, es mejor tenerlo como amigo que como amiga.
      Despacha habitualmente en un bareto sevillano que por motivos de seguridad no menciono.

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.