8 de marzo de 2010

Sobresaturada

Según la wikipedia "Una Solución Sobresaturada corresponde a aquella que contiene disuelto una cantidad de gramos de soluto mayor a la que corresponde para una solución saturada. La solución saturada es aquella en la cual sólo se distingue una fase y no sobra cantidad sólida de soluto. Las soluciones sobresaturadas son inestables, ya que basta sólo con agregar una pequeña cantidad de soluto o la agitación de la solución para provocar la preparación del exceso de soluto. El líquido circundante que queda después de esta separación corresponde a una solución saturada"

Siguiendo la definición anterior, yo antes era la solución (la líquida me refiero). No lo sabía pero lo era. Tenía trabajo, pocas preocupaciones, pocas responsabilidades, pareja pendiente de mi, podía viajar sin importarme el destino etc...

Sin embargo de un tiempo a esta parte, la vida se me ha complicado o me la he complicado yo. Digamos que el soluto es lo que ha aumentado y poco a poco me lo he ido di-luyendo, di-solviendo o mejor di-solventando: trabajo, más trabajo, polluelos, mis labores, las suyas, las nuestras, mis preocupaciones, las suyas, las nuestras, deberes etc... Poco a poco he pasado de solución a di-solución concentrada y después cuando el soluto ha llegado hasta un punto en el que ya no puedo absorber más, me he dado cuenta que estaba saturada. Ahí todavía existía el necesario equilibrio.

Sin embargo, yo, que me creo superwoman, he hecho de tripas corazón y he cambiado de actitud como una solución cambia de temperatura y así he podido admitir algo más de soluto, hasta que me doy cuenta de que estoy sobresaturada. ¿Cómo lo sé? Muy fácil, me he vuelto inestable, me precipito. Cualquier cosa me hace saltar, llorar, gritar o procrastinar. ¿Qué me perturba? Puede ser una pregunta de mi polluela cuando escribo el post, o que mi madre vaya el médico, o que alguien no me llame, o que por enésima vez mi pollito escribe "guebos" tal cual, con un par de ídems, o porque Consuerte no encuentra la mantequilla en la nevera aunque la tenga delante, o quizá porque me acuerdo de mis seres queridos que están lejos o de los que simplemente no están, o porque tengo que tomar decisiones sin controlar para nada la situación, los factores... En fin, que todavía tengo a los solutos en fila esperando para disolverse en mí y yo, la agitada di-solución estoy hasta el infinito y más allá. Llegado a este momento y como no puedo asimilar más solutos, se van precipitando al fondo, los voy acumulando en forma de cristales que se me clavan en el momento menos esperado, recordándome que están ahí.

Tengo que encontrar un modo de relajarme. Visto que estamos a marzo y mi propósito de enmierda como siempre, no ha funcionado, tengo que encontrar la vía de escape, porque si no todo lo que encontrarán de mí será un poco de líquido circundante...


¡¡¡¡Feliz día a todas las Di-soluciones sobresaturadas!!!!

9 comentarios:

  1. Good morning Diva:
    Te entiendo, comparto tu opinión, y ... me di-luyo!! (lo malo es que no lo consigo)
    No sé quién tuvo la gran idea de meternos en la cabeza que somos "super" y que podemos con todo. "Ya sabes: los adelantos de la vida moderna, la pasta lo puede todo, nuestros padres lo hacían sin los medios de ahora,..." ¡Y una mierda!
    Nos han engañado.
    Pero una cosa sí es verdad, ahora contamos con blogs (como el de las Di-vas) que nos hacen podernos desahogar tranquilamente con gente a la que ni conocemos ni conoceremos.
    Animo Diva, no podemos con todo, y NO tenemos que morir en el intento.
    Bye
    PD: ¿quién se cree eso de "nena tu vales mucho"?

    ResponderEliminar
  2. Querida OH,

    Efectivamente, no hay que dar la vida por la vida.

    Lo de conocernos o no, chi lo sa? Tal vez sí, tal vez no.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Diva, a mi de este discurso "nos han vendido una moto y a todo no se llega" lo q no me gusta es q para algunos lo q se deriva es "no trabajes fuera de casa, es q a todo no se llega". Creo q en este momento las mujeres tenemos delante de nosotras precisamente ese reto, como las de principios de siglo tuvieron el ganar el derecho al voto, o las de los 70 la independencia económica. Cómo lucharlo es lo que hemos de desentrañar entre todas (y todos).

    La solución (di-solución!) no pasa por quedarse en casa (de sobra documentado lo que pasaba a las mujeres que dependían del salario de su marido), mucho menos mujeres con alta formación (tu salud mental horneando tartas es inversamente proporcional a lo que le das a la materia gris). Somos nosotras las que hemos de tirar de ese carro y seguir trabajando ahí fuera. Si todas nos quedásemos en casa, apartadas de la vida publica por la familia, entonces que legislen ellos, q hagan la ciencia ellos, y la política, y el periodismo, mirándose a sus ombligos, como siempre. Pero luego no nos quejemos de q no se piensa en nosotras.

    Muy grosso modo yo creo que la lucha en estos momentos esta en el tema cuidado de los niños (guarderías en los centros de trabajo), flexibilidad PARA AMBOS (q no sea solo la mujer la que se coge jornada reducida), etc etc. Lo que tenga cada una en su casa es un tema privado que se ha de solventar de tu a tu para lograr parejas totalmente igualitarias (yo ya conozco muchas que si lo son)

    ¡Muchas felicidades a todas, mujeres trabajadoras!

    Di

    ResponderEliminar
  4. Hola Di,

    No he pretendido que de mi discurso se dedujera que la mujer si no llega lo que debe hacer es quedarse en casa. Todo lo contrario.

    Lo que hay que hacer es DELEGAR y yo ha cosas que todavía no he aprendido a hacerlo o me da miedo o pereza o quémeséyo...

    Feliz Dí-a!!

    ResponderEliminar
  5. Diva, lo se perfectamente, por eso decia q "algunos dicen" etc etc. Pero ya sabes como somos las militantes: cualquier ocasion es buena para lanzar nuestra arenga! :)

    Me encanta lo de feliz DI-A!!!

    Di

    ResponderEliminar
  6. Ah, ¿cuántos años llevo yo diciendo que el feminismo había llegado demasiado lejos?

    ¿No queríais igualdad? Pues tomad igualdad. Que os pensabais que lo de los tíos era coser y cantar (sobre todo coser, mucho coser) y ahora os dais cuenta de que para estar ocho o diez horas en el trabajo cambiando papeles de sitio y luego llegar a casa y recoger la mesa de la cena no es tan fácil, que hay que valer, joder, que eso o se lleva en los genes por generaciones o no hay manera,...

    ¡Viva Olimpia de Gouges!

    ResponderEliminar
  7. Has dado en el clavo Basaja con lo de recoger la mesa. Eso es precisamente lo que sólo saben hacer algunos...

    ¡¡Pues que viva!!

    ResponderEliminar
  8. Basaja, yo q siempre te tuve por anglofilo y ahora me sorprendes con Olympe de Gouges! Pero que ilustrados estamos en el bosque... aupa las ninfas de los arroyos!

    ResponderEliminar
  9. Pues aquí, preparando el camino para las Polluelas, Minis y Princesas que vivirán el mañana... A ellas no pienso afiliarlas a mi Asociación de Damnificadas por los Cuentos de Hadas y las Pelis con Final Feliz. Amén

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.