21 de marzo de 2010

Atroz

Tengo un compañero de trabajo de Nigeria. Tiene la cara atravesada por cicatrices que surcan sus mejillas como si se tratara de un niño disfrazado de gato. Son unas cicatrices profundas, terribles. También tiene una que le cruza por encima de la nariz.

Nunca me he atrevido a preguntarle, y cuando por fín lo he hecho, me ha dicho que sólo otra persona del equipo le había preguntado antes (los ingleses son muy respetuosos con el espacio personal de cada uno). Yo pensaba en sus posibles causas: un accidente se me hacía casi imposible, por su trazado casi "perfecto".

Hoy por fín me he lanzado, y la conversación ha discurrido por estos meandros:


-Ahhh, me alegro que me lo preguntes. Te lo puedo explicar... en Nigeria hay tribus, todas tienen distintas máscaras, y esto es la representacion de las máscaras.
-Ah, bien, ¿y cuándo decidiste hacerlo? (actitud interesada, curiosa, de estudiante de primero de antropología)
-No, lo decidió mi abuelo... mis padres no estaban muy seguros, pero en Africa los ancianos son muy respetados y se hace lo que dicen
-¿Y tus padres?
-Mi padre también lo tiene. Piensa que es un motivo de orgullo, quiere decir que perteneces a una tribu determinada y que eres valiente
-(¿Valiente? pero si son niños, si no tienen elección) Ah, sí... mmmm... me interesa mucho la antropología, hay una antropólogo, Marvin Harris que..
-No lo conozco. Esto es algo cultural.
-¿Y cómo se hace? (en esos momentos aún estoy claramente en negación, y sinceramente aún en alguna parte de mi mente los conceptos de asepsia y anestesia están como intocables)
-No sé, no sé, fue hace mucho tiempo... ¿Has estado alguna vez en Africa?
-Sólo en Marruecos y Egipto (su cambio de tema hace que el lóbulo cerebral que llevaba lo de la anestesia se tambalee) ...Una vez me invitaron a una boda en Nigeria y no fuí... ahora me da pena, porque debió ser impresionante...( pero qué chorradas dices, Di, claramente estás intentando salir de un atolladero)
-Sí, en Africa somos muy hospitalarios, te tratarían como a una de la realeza
-(sonrisa amable) Uf, no me gusta eso. Cuando estuve en India, como casi no había turistas en la zona , nos pedían hasta autógrafos ( la idea de hacer esas cicatrices a niños a sangre fría me persigue... y sigo con más anécdotas llena conversación).
-ha ha ha
-(ya me lanzo a la piscina) Sí, yo me negaba, les decía q "no era nadie importante". También nos robaban fotos... entendí lo horrible que tiene que ser ser famosuelo...
-Me alegro que me hayas preguntado. En este país hay mucha comprensión con estas cosas culturales, pero en Nigeria la gente te mira mal.
-¿Sí? (¿mínima luz de esperanza?)
-Ahora se piensa que es propio de gente sin cultura. Cuando me ven con las marcas ya hablando inglés, se extrañan...
-Entiendo...(suspiro de alivio-en el fondo no está tan extendido, pero intento disimular, el pobre tiene la cara de arriba abajo)
-Tienes que venir a Nigeria. Yo cuando llegué aquí me sentí decepcionado: todo es grande en Nigeria, como en Estados Unidos. En Londres, todo es pequeño. Los pisos, las oficinas, todo...
-Ah, sí, y los frigoríficos, como en América... (sale la Di sarcástica, afortunadamente sólo entre nosotras: a lo grande! me encantaría vivir en los USA donde tienen esos frigos masivos para meter toneladas de comida , aunque luego no tengan Seguridad Social, claro: big is better)
-Y en Africa, nunca esperes que si sales con un chico tú vayas a pagar las bebidas, es cuestión de honor que pague el chico.
-(sin entender mucho a que viene eso) ¿Pero te parece justo? ¿Aunque gane menos?
-Sí, tiene que ser así. No creemos en estas cosas que se hacen aquí...

Al llegar a casa googleo el tema, y me encuentro con detalles sórdidos (el proceso se llama "scarification") e imágenes. Las que más me han impresionado son las de un fotógrafo belga llamado Jean-Michel Clajot. Os las voy a ahorrar todas menos las que comienza este divague. Es de las pocas que no tiene sangre, pero su significado es devastador. El pie de un niño agarrado por un adulto en el que seguro confía, que le ha llevado, por razones que considerará muy elevadas, a que otro le corte la cara con el filo de lo que sea.
Todo esto me ha recordado a Moolaadé (2004), la peli del senegalés Ousmane Sembène sobre la ablación genital femenina, donde se cuenta la historia de una mujer que decide proteger a las niñas de la aldea en contra del resto que exigen la "purificación".
Cuánta sangre, cuánto horror... Siglo XXI.

8 comentarios:

  1. Me gustó la entrada.

    Tuve un amiguete nigeriano en mis años de Barcelona y contaba cosas muy parecidas que ponían los pelos de punta, incluso los de los brazos.
    Por ejemplo,tenía una formación más o menos europea, su padre era embajador, pero una mezcla curiosa de animismo/católico que dejaba estupefacta a la gente. Estaba lleno de creencias medio de brujerá, medio suspersticiosa, que creía a pie juntillas.
    ¡Magustao la entrada!

    ResponderEliminar
  2. Hola Di,

    La verdad es que aquí en España se ve gente también con ese tipo de cicatrices en la cara tan exactas y supones que como tú, bien aclaras pertenecen a algún rito de iniciación o de pertenencia a una tribu o similar. Donde yo vivo hay sobre todo gente de Mali, y allí no debe de ser tan frecuente.

    ¿Si hubiera asepsia y anestesia sería menos horroroso o lo que lo hace horroroso es el hecho de que lo hagan cuando los niños son pequeños y no puedan decicir?
    Hablo sólo en el caso de la escarificación, en el caso de la mutilación no hay lugar a debate...

    Por cierto, el que pregunta sabe lo suyo y lo de los demás.

    ResponderEliminar
  3. Sólo de tiene que pensar que en China a las niñas de cinco a siete años con la aquiescencia de las madres se les rompían los pies, lo que les causaba dolores toda su vida, infecciones e imposibilidad de andar.

    Si no lo hubiera visto nunca me hubiera creído el poder del consenso en el indivíduo.

    O los corsés que hacían que los órganos internos se desplazaran... (soy inocente, no estoy embarazada)

    O la delgadez de hoy en día (soy joven!)

    Siempre la mujer. Una entrada de Suso antigua me hizo ver que la mujer representa la naturaleza en la psique humana. Es una metáfora de la naturaleza. Su ropa cambia con la estación, con la hora del día...
    El daño que se hace a las adolescentes que no sólo tienen que ser, sino que tienen que parecer es tremendo porque las debilita. Si no hay más mujeres en puestos importantes no es porque tengan hijos, o porque hay mucho machismo (que lo hay) es porque cuando crecían en vez de preocuparse por ser, en la sociedad está dado por hecho que deben parecer y ser. Y en esa dicotomía uno pierde fuerzas.
    Mi feminismo es un NO a la moda. Con el dinero que mueve y con lo gusto que las mujeres entran en la trampa comprenderéis que soy una idealista! ;-)

    ResponderEliminar
  4. Gracias Suso. Mi compañero pasó muy de puntillas por el tema, por una lado parecía que pensaba q era una salvajada (tiene un niño de 5 años q no ha pasado por el filo), pero por otra lo medio justificaba con lo de "es cultural". Yo no justifico, por ej, los toros aquí, por mucho q sea una actividad muy relacionada con las españas.

    Gracias de nuevo,

    di

    ResponderEliminar
  5. Diva, me acabas de dar la idea (como tantas veces) para otro divague: ¿aceptaría la escarificación en una reluciente clínica privada de L.A.?

    Watch this space!

    ResponderEliminar
  6. Dear Corageous,

    No sabes cómo me alegra ver que hay más feministas militantes ahí fuera. Mujeres que se atreven a llamarse así, pese a la mala prensa durante años. Como Hipatia, eres una de las nuestras (patético esto de la autopromoción, pero por si acaso aún no nos leías cuando esta entrada, aquí te va el enlace: http://divagandodivagando.blogspot.com/2010/01/hypatia-una-de-las-nuestras.html).

    Como le he dicho a Diva, empiezo a cocer un divague que se puede titular algo así como "Atroz: versión civilizado occidente".

    Besos

    Di

    ResponderEliminar
  7. No viene mucho al caso con el tema propuesto, pero engancha con lo comentado por Corageous sobre "siempre la mujer". Hay una película india titulada "Water" que es un retrato "cultural" de la consideración de las mujeres viudas en la India.

    Ningún precepto religioso lo dice, pero culturalmente se las considera "semi muertas". Así que en el momento que enviudan las mandan a una "ciudad" donde sólo hay viudas y no pueden hacer nada.

    Y lo de enviudar y ser considerada semi-muerta, da igual que sea con 7 que con 77 años. Porque ya sabéis que culturalmente en la India se puede casar a un tío de 50 años con una niña de 7.

    Totalmente recomendable.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Lili, "Water" también me encantó. Como dices, es espeluznante lo q les pasa a esas niñas en India, como si casarse a esa edad no fuera suficiente tragedia. Forma parte de una trilogía de la misma directora (con "Fire" y "Earth")

    Salud

    di

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.