5 de julio de 2018

Hoy cumple 70 años la Segurida Social británica (NHS)

El 5 de Julio de 1948, Aneurin Bevan, el ministro de Sanidad de la época, lanzó el National Health Service (NHS), la Seguridad Social de esta isla, en el Park Hospital de Manchester, hoy el Trattford General Hospital. El Primer Ministro era Clement Attlee, del Partido Laborista. Ha sido el mejor "invento" que ha dado este país-y hablamos de los que inventaron la máquina de vapor. 

La primera persona tratada por el NHS fue una ninia de 13 anios llamada Sylvia Beckingham. Me encanta la foto: es tan inglesa. Bevan, la enfermera y... la del centro es una monja? O la "sister"? (sister es un grado alto de enfermera, van con uniforme distintivo y quién sabe si en 1948 iban con toca). Sylvia fue luego maestra y una gran activista del NHS toda su vida ("y una socialista acérrima", dicen). Su hijo y nieto fueron (son) médicos.



Cuando veo las cosas que se han logrado en el NHS, a mí, sentimental de estas cosas, se me pone la carne de gallina: en 1953 Watson y Crick y la hélice del ADN! (claro que aquí no la olvidaremos a ella,  Ros Franklin).  Vacunaciones generales, transplantes. Louise Brown, la primera ninia concebida in vitro que nació en 1978... y tantas vidas anónimas mejoradas. 

Cuando el NHS cumplió 50 anios, acabábamos de llegar a este país y el Peda, mientras aprendía inglés (él dirá que sigue en ello) trabajaba en el NHS de asistente de enfermero, con gran éxito de crítica y público entre personal y pacientes. Aún recuerda cómo fueron a la catedral de Lincoln a una misa (!) con un grupo de pacientes a celebrar la efeméride.

Cuando el NHS cumplió 60 anios ya estábamos en Londinium, y yo, que aún no tenía blog, escribí algo breve en una publicación de por aquí. Hacía referencia a un libro monísimo de correspondencia entre un empleado de librería y una clienta americana titulado "84 Charing Cross Road" que todo el mundo debería leer. En un punto, el librero se disculpa por su retraso ya que su mujer ha sido ingresada, pero "gracias a nuestro NHS no nos ha costado ni un penique".

"I must apologize for having taken so long to answer your last letter but we have had a rather hectic time. Nora has been in hospital for the past several months and I have had my hands full at home. She is almost fully recovered and will be coming home in a week or so. It has been a trying time for us but thanks to our NHS it hasn’t cost us a penny!!".

El otro día escuchaba en la radio a un hombre que comentaba precisamente que sus amigos norteamericanos, al enterarse de que su mujer se había roto la cadera y estaba recuperándose de la operación, tras confirmar que estaba bien, su siguiente comentario era: "Madre mía, cuánto os habrá costado".


Este blog tiene una etiqueta (di-stintivo) llamada "sanidad pública", con ello os podéis hacer a la idea de mi pasión por una sanidad gratuíta en el momento en el que se necesita (esta última parte es importante, porque no es gratuita y punto. Cuesta muchísimo dinero, y somos todos responsables de usarla bien, tanto los pacientes como los profesionales).  Aquí os he contado cuando me he manifestado por ella, de las luchas de los residentes por un contrato digno, sobre la comercialización de la medicina, no pasaréis los que lo intentáis, ha de ser solo pública, sobre la necesidad de una medicina basada en la evidencia, sobre la verdad de las infames farmaceúticas, y al, final, lo más importante, sobre la relación entre enfermedad y pobreza y desigualdad,  que son, al final, los principales agentes de mortalidad.

Cualquiera diría que, como Sylvia, soy una "socialista* acérrima"! :)

Felicidades NHS: orgullosa de haber sido una pequenia parte de tu historia. 

(*) socialista usada en su sentido amplio: como uno de las ideologías que nacieron tras la Revolución Industrial (socialista vs. capitalista)

5 comentarios:

  1. Vivimos tiempos convulsos en los que algunas cuestiones se ponen en duda con argumentos peregrinos como la competitividad o la austeridad. Que me explique alguien cómo de competitivos y austeros son los centros privatizados a medias, cuántos bolsillos se han llenado por el camino de la austeridad para luego dar el jarabe con cuentagotas.
    Y cuando estos argumentos afectan a cuestiones en las que nos va la vida como la sanidad hay que sacar los cuchillos del cajón y prepararse para lo peor. Porque el capitalismo tiene en la sanidad casi su último campo de batalla, ganados ya todos los demás (el ministro nuevo de la cosa educativa ya habla de la excelencia y tal y tal siempre asociada lo privado, claro).
    Así que va a tocar pelear y mucho por mantener un sistema que como bien dices Di no es gratuito, sino pagado a escote por todos nosotros con los impuestos que pagamos, si no alegremente, si justamente y con mucha responsabilidad. Además, creo que un sistema sanitario “gratuito” está tan ligado a una sociedad igualitaria y con las mismas oportunidades que no debemos bajar la guardia.
    Motivos poco alegres me han llevado últimamente a una clínica privada en Barcelona para una segunda opinión médica. La clínica se vende como pionera en un tipo de intervención quirúrgica que por lo demás se hace en lo público con una técnica exitosa, pero de recuperación mucho más lenta. Pido información y me dicen que sí, que la cosa es como se cuenta en la prensa y su web pero que para una información más precisa es necesario ir a la clínica. Voy y media hora más tarde y con 175 euros menos salgo de la consulta sabiendo que la información publicada Y NO DESMENTIDA es un fake (literal), se hace solo en casos concretos y ni siquiera por la clínica sino por un médico que les alquila las instalaciones y bla, bla, bla. Con cara de gilipollas vuelvo a mi casita, asumiendo que la sanidad pública que pago mes a mes no me engaña con historias que al final no son más que humo. Al menos me dieron factura.

    ResponderEliminar
  2. De lo poco que queda ya de decencia y humanidad. Y eso mientras el cuerpo les aguante a los que trabajan allí. Mi vecina, enfermera de oncología, llora porque le toca hacer noches sola con 24 pacientes muy, muy malitos. No hay dinero para contratar más personal, dicen. Convocan plazas de oposición y las anulan después del segundo ejercicio, con las tarifas ya pagadas y la gente aprobada. El mal trato que está recibiendo esta gente es inaudito. Y luego se hartan de anunciar por la tele unos servicios privados con habitaciones como de hotel de 5 estrellas y enfermeras rubias que parece que acaban de llegar de vacaciones. (Mentira: la precariedad laboral de la privada es ya para que no te sorprenda encontrarte al personal gritando por los pasillos: "¡Me llamo Kunta!¡Kunta Kinte!")
    Y lo peor es que la gente se lo cree y no hace nada por apoyar la sanidad pública. En fin: todo muy triste y, si Dios no lo remedia, muy trágico.

    ResponderEliminar
  3. Desconizco la britanica. Tengo seguro privado pq mi pais no tiene culpa ni debe pagar mi hipocondria.
    Y soy un admirador de la sanidad publica española. A mis hijos les pasa algo a las 8.00 y a las 9.00 ya estoy trabajando y ellos mirados.
    Precisamente por esto, apoyo cualquier medida de control, fiscalizacion y seguimiento del gasto estricto en la sanidad publica. Para que mis hijos sigan disfrutando de lo mismo q disfruto yo.
    Estas opiniones son efectos secundarios de mi cena trimestral de hace unos dias con mi equipo medico habitual, todos ellos medicos de la publica eticamente impecables y criticos con los desmanes q se estan produciendo en sus ambitos laborales.
    Muuuuuuuaks on the beach.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Morning babies

    Mucha ilu que comentéis en un divague como este. MARISA, lo q cuentas de la clínica privada de Barcelona es lo típico q mucha gente ya sabemos, pero q en situaciones de enfermedad, estás tan desesperada q quiere agotar hasta la última posibilidad... se aprovechan de esto. Es asqueroso. No paro de tener broncas con los q gestionan lo mío y no entienden q no se puede coger atajos cuando hablamos de salud... y me dicen: "mira el modelo de esta clínica privada, mira cómo lo hacen". Y yo digo: es q por eso no estoy en esa clínica privada, ganando mucho más, payaso, estoy aqui pq creo en esto, no como tú. Así q tú vete a la privada.

    CESI, lo de tu vecina debe ser atroz... además en oncología. Esa gente merece monumentos, yo no se lo q tiene q ser trabajar ahi, pq lo q me ha salpicado de ese mundo me ha dejado tan hecha polvo, q me he llevado las historias a casa y eso es algo q no se puede hacer, o te destroza. Dale ánimos, pero eso ha de cambiar. Y pobres pacientes también... recuerdo estar en una planta como paciente con poco perosnal hace anios... teníamos un timbre para llamar y yo pensaba.. dios mío, si me arresto (parada cardiaca) aqui me muero, pq les costaba 20 minutos venir...el pánico a la noche era bestial, cuando se iba mi familia (aqui no les dejan estar). En Espania, usan a la familia como asistentes de enfermeria... así se sostiene el sistema. Caos.

    TXELOS, recuerdo q spr has dicho eso.. q tienes privada para tus hipocondrias, pero si hayq operar a tu hijo de algo serio, la pública. Y totalmente q hay q monitorizar y "pedir cuentas" a la púlica, bloqueando todas las terapias no basadas en la evidencia, pro ejemplo.. de eso podria escribir un libro. Ya en la playa??? Que suerte.... a mí me queda UNA SEMANAAAAAAAA... estoy ya insalivando con los libros q em voy a llevar...

    Semana caos antes de vacaciones... espero poder pasarme por aquí y si no... retrasnsmitiendo con los centauros en breve!

    love

    di

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que los divagantes continúen divagando.