29 de julio de 2018

Morideros varios en Alónissos (Sp16)

29.07.18 (Domingo) 


Salida de casa










La mitad norte de Alonissos no está habitada, pero al final figura el cabo Gerakas donde Vassili ya nos había dicho que no merecía la pena ir. Igualmente, subimos y el camino es chulo, con sus cabras y todo, pero Gerakas en un "sad affair". Una playa minki, en la que encima hay tumbonas (vacías, obviamente) y una camioneta-bar que es la expresión plástica más clara del concepto "moridero". Nos damos una vuelta por la playa, el muelle, dicenq ue había un "centro de investigación" (allá arriba se ve como un viejo polvorín deshabitado), y ponemos los pies en polvorosa. 


Moridero por antonomasia


Volvemos al sur, de playas. Hoy toca Kokinokastro, baño y lectura un buen rato. A la salida nos encontramos con una niña que lleva una versión no descolorida de "La Ramona". Veis? Dice Mini que nunca ha comprado que ese naranja fuera aceptable. 







Siguiente playa es a Milia, donde hay una terraza muy chula y primero nos tomamos un fredo y milkshake y estamos una hora leyendo. La playa es de arena, está llena, no cubre mucho, hay una mujer leyendo un libro encima de una ramona (color amarillo, sin pepitas) que va y viene. Nos metemos a las 7 y esta tranquilísimo y caliente. Al salir, odiamos la arena. 


En Votsi compramos leche y agua, y nos aventuramos a la costa oeaste de la isla, a Tsoukalia, a intentar ver atardecer. Sitio minky también, con molino abandonado, aunque el entorno natural tiene potencial pero está muy descuidado. El Peda y yo bajamos a las piedras (Mini se queda en el coche) a leer mientras esperamos a que se ponga el sol, pero hay nubes en el horizonte y no se va a poder ver. En cuanto desaparece el sol detrás de las nubes nos vamos a casa. 


Por el camino cantamos Such a perfect day de Lou Reed, intentando obliterar en la memoria todo lo minki del día de hoy. Cenamos en casa una mezcla extraña de lo que queda:  ensalada, spaghetti y beans on toast...



No hay comentarios: