14 de enero de 2011

Temas universales

Hace poco se habló de los temas universales en cualquier versión del arte, que hacen que ocurra en nosotros un proceso de identificación. Un personaje puede vivir en una situación ni remotamente similar a la nuestra, pero al final nos importa, logramos una empatía que hace que todo resuene como auténtico. Porque, al final, todos somos humanos (algunos mas que otros?).


Esto me pasó hace poco con la película “El discurso del rey” (Hooper, 2010). Sin ser sospechosa de monárquica, yo, quería que el rey triunfase! Ey, pero no se trataba de un mal clon mío, un replicante??? Cómo es posible que esto me estuviera pasando a mí?


Así fue. Pero es que la peli está tan bien contada y los actores hacen un trabajo tan excelente que acabas haciendo la lucha del rey tartamudo por lograr dirigirse a los británicos sin trastabilar tuya. La relación con su terapeuta es literalmente de película, y cuando, al final de la cinta lees sobre la evolución de esa amistad... tienes que tragar y parapadear fuerte para dismular que estás en uno de esos instantes tan extraños en los que crees en el género humano. La escena final, cuando el rey radia lo que te hace des-creer en el susodicho género humano (una declaración de guerra) con el terapeuta a su lado es tan intensa que Colin Firth pasa a ser tu hermano, tu padre, tu novio.

Paradójica y sorprendentemente, el otro día vi una peli que hacía tiempo llevaba buscando: "Buscando a Eric" de Ken Loach. Este director tiene el poder de llegarme siempre con lo que hace: desde "Tierra y libertad" hasta "Pan y rosas" pasando por "Ladybird Ladybird". Sin embargo, el otro día, el personaje principal y yo no logramos conectar. Tras haber abandonado a su mujer embarazada a los 20 años busca redención con razones bobas, y Eric Cantoná, figura carismástica a la que le perdono hasta haber jugado en el Man U, le hace de "Life coach". No hizo el click que debía conmigo, pero es que esto es tan personal...

Prefiero recordar a Cantoná en aquel anuncio en el que se subía el cuello de la camiseta y decía "Au Revoir" a los malos...



5 comentarios:

  1. He visto Buscando a Eric y no es de lo mejor de Ken Loach desde luego pero se deja ver.

    La otra no la he visto pero me han hablado muy bien.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Le tengo muchas ganas a esa peli.

    Además el otro estuve leyendo un poco sobre los Duques de Windsor, la abdicación, su cercanía a los nazis...

    ResponderEliminar
  3. Hola TORO y ANI, que cosy ha estado todo hoy por aquí... ni yo he podido meterme al divlog q he estado en un curso todo el día. YO fui a ver la peli del rey sin saber mucho la historia, el Peda me decía: "ese era el padre d ela reina de ahora y aquel el tío". NO sigo esto de las monarquías bien, justo me da para saber q el Borbón tiene 2 o 3 hijos...con los nietos ya me pierdo.

    Viva la República, tema universal?

    ResponderEliminar
  4. Pues tengo ganas de ver las dos. Ken Loach, hasta ahora, no me ha defraudado en ninguna...

    ResponderEliminar
  5. VIVE, la peli no es q esté mal... pero yo no vibré con el prota, por ponerlo de alguna manera.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.