27 de enero de 2011

El arte de la compraventa II: Los contactos

Nos quedamos en que Diva, a pesar de su escaso know-how iba capeando lo que se le ponía por delante. Muchas veces sin diferenciar, pero capeando.

Terminamos haciendo hincapié en la utilidad de los contactos. Algunos lectores confundían contactos con enchufes. Pero no va por ahí la cosa. Diva habla de contactos refiriéndose a aquellas personas que le aportan algo de luz en su labor de Diva-quera que tan acertadamente apuntaba mi encontrado NáN.  

Pues bien, la Diva-quera posee también algún contacto que le ha sido de gran utilidad:

Broker - Mi broker es de un pueblo remoto de la montaña. De la vieja escuela. Siempre, me compra terneros "buenismos", majos y baratos. Me dice que no son "jesuitas" es decir, flacos y que ya veré como me van a ir bien. Le tengo cariño por la amistad que tenía con mi padre, pero cada vez que le compro me mete en un lío de facturas, de nombres o de cantidades. Hasta la fecha su suministro me ha dado más pena que gloria.

Consultor - También me recuerda a mi padre Se parece a él en la forma de ser, en los gestos, en las palabras. Le pago en almuerzos. Pocos, la verdad. Por eso no le puedo exigir mucho. El mismo me dice que para lo que le pago aún hace demasiado. Me fío de él. Yo creo que me tiene mucho cariño, pero no es capaz de demostrarlo. Va de duro.

Tito - Es un self made man. Es listo, sabe mucho y es asalariado mío. Aunque a veces no está claro quien trabaja para quien. Lo que sí está claro es quien lleva el mando: ÉL. Se quiere jubilar, pero como ha votado a ZP no puede hacerlo hasta los 67. Enriquece el vocabulario de mis pollitos pues sabe jurar en todos los idiomas y a mis pollitos les encanta oírlo.

Grandes Corporaciones - Ganaderos que a mi lado son como el Banco Santander al lado de la Caja Rural. Tienen miles de cabezas de ganado y me van chivateando cosas. Mis problemas le parecen nada porque ellos los han tenido mil veces y saben como solucionarlos. Lo que daría yo por saber lo que saben ellos. Les enviaré mi CV para ver si me cogen en prácticas este verano.

Competencia - La competencia vive en casa. Son mis vecinos. Grandes amigos de Tito y de entrada buena gente. Conocen las entrañas de mi granja mejor que yo. Mejor llevarse bien con ellos. En alguna ocasión me han ayudado mucho. 

Organismos oficiales - Con la Iglesia hemos topado. Cuerpo de funcionarios, veterinarios. Conozco a gente que le han amagado la existencia. Hay algún ganadero que los esperaba en su granja con escopeta. Por lo general se han portado bien conmigo y si he tenido un problema han intentado ayudarme. eso sí, hay uqe ser sincero e ir siempre de cara

Conductores - Los chóferes de los camiones. Estos son los que tienen toda la información. Sabe lo que hace cada uno, lo que ocurre aquí, allá, a quién compra fulanito, a quién vende el otro... Es un recurso que tengo poco explotado y al que le tengo que dedicar más tiempo

Llega el momento real, la TRANSACCIÓN. No todos intervienen en ella pero el papel de los actores principales no tiene precio.

14 comentarios:

  1. Ya te escribí en una ocasión, Diva, que en política tú y yo no íbamos juntos ni a comprar tabaco. Como pienso dejar de fumar muy en breve, pues eso no es problema.

    De vacas, solo sé que me gusta mantener conversaciones con ellas cuando estoy en la montaña. ¡Cómo miran de sabias, las tías! También sé que no puedes comer un solomillo que esté bueno si no te lo tomas en un restaurante como mínimo tipo medio. Se ve que las carnicerías tienen trastiendas, como las librerías de la época de Franco, en las que te vendían los mejores libros en un cuartito detrás de la cortina (imagino que rellenarían el formulario correspondiente diciendo quién compra qué). En esas trastiendas, los restaurantes compran la carne buena.

    Pero sí sé, amigo pintor interpuesto, de conductores. Ese amigo tiene casa en Madrid y casita y estudio en un pueblito a 60 kilómetros. Usa un conductor de furgoneta, especializado en pintores, de toda la vida. ¿Que tiene una expo en Milán? Se va en la furgoneta, con los cuadros detrás. Cuando de verdad quiere saber lo que están haciendo los "otros", simula un viaje con dos cuadros de Madrid al pueblo o viceversa, come con el conductor y en los postres con alcohol se entera de dónde ha expuesto cada uno, qué cuadros ha vendido y a quién se los ha tenido que llevar. ¡Toda la información del mercado!

    ResponderEliminar
  2. Mi querido NáN,

    Vaya por delante que lo de "encontrado" lo escribí antes de nuestro último encuentro de ayer, sino habría puesto "desabrido".

    ResponderEliminar
  3. Moli,

    Si quieres unas para cuando subas a la montaña te las presto o te digo dónde obtenerlas.

    ResponderEliminar
  4. A mí me gustan las botas, diré. Totalmente de Diva-quera.

    ResponderEliminar
  5. De Di-vaquera nada, eas botas son totalmente de Di-lly Parton verdad Consu's?

    ResponderEliminar
  6. NáN, yo no sólo iría a por tabaco, yo iría a comer y a cualquier sitio ;-) con cualquier persona que no viva de la política, Si come de eso, no! ya no me creo nada. Qué hacen sino vivir del esfuerzo de los demás! Ellos a mandar sobre lo ajeno, pero no son señores, son servidores, que impostura! Inocente.

    Estoy traumatizada con esas botas... Díme que no son tuyas! Dolly Parton y sus botas camperas y el pañuelo palestino y opium y perlitas y postestructuralismo noooooo!!!!!!!!! Socorro!!!!

    ResponderEliminar
  7. Joder!! Que no se apunte nadie más a comer que el Carballeira pica un montón....

    Courageous no des ideas...aunque a escote no hay nada caro...

    ResponderEliminar
  8. Pues a mi las botas me parecen la vuelta de la tuerca: de tan pasadas llegan a ser cool. Di q sí, Diva, con un par.Ahora, lo q más me gusta es el arcón.

    Y que no se crea nadie lo de cenar con Diva. La llevo persiguiendo desde 2004, con el bonus del Peda, y nada. A otro perro con ese hueso.

    ResponderEliminar
  9. Madre de Dios, que recuerdos de i primera época laboral. he llegado a almorzar cinco veces en un día, a levantarme a las 5 y acostarme a las 2 del día siguiente, a hacerme 800Km en un día sin salir de la provincia...Porque estuve unos meses aprendiendo con un tratante de ganado. Vacuno concretamente. Cerré tratos de 3 millones de pesetas comiendo migas, vendi pintos como blondas y pardas como charoleses, comprabamos en la granja y ibamos vendiendo en el camión mientras ibamos a la granja.
    La mejor escuela para casi todo...

    ResponderEliminar
  10. Pues muy bien, Courageous. Tú misma, pero, como me interpelas, ¿qué es, exctamente lo que me estás diciendo? ¿Que tú tienes libertad para elegir, pero yo no? ¿Que te desagrada cómo elijo a mis compañeros?

    ¿No te parece un poco fuerte? ¿un poco... no sé?

    ResponderEliminar
  11. Era una invitación para comer!

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. Jo, courageous, pues qué rara invitación. Pero esta mañana vi el icono y lo entendí. Anoche pensé que no habías entendido el "vacile" que nos traíamos Diva y yo (Diva estuvo realmente graciosa muchas veces).

    En fin, que aceptado con gusto en nombre de Diva.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.