5 de enero de 2011

Hay que salir más

Ha sido todo un parto el prepararme para este viaje. Primero porque es un viaje de trabajo, segundo porque tengo que desempolvar mi oxidado inglés, tercero porque hace mucho que no viajaba y cuarto porque viajo sola. Para más inri la semana previa anduve con todos los virus anidados en mi cuerpo: que si anginas, otitis... Como consecuencia de lo anterior llevo como dos moscas posadas en mi labio superior. Sí, sí un par de herpes, así que estoy hecha un cromo. Para una vez que salgo...

Me he estresado demasiado. Ese ha sido el problema. Organizarlo todo (viaje, conexiones, presentaciones, documentación...) dejar todo organizado a Consuerte y Pollitos (Reyes Magos, ropas, cole...), Navidades, mi cumple, despedirme de todo como si no fuera a volver, tener miedo de que así sea, pensar como sería mi vida sin mi...

A lo mejor soy una exagerada, pero no puedo dejar de pensar lo que pienso.

La llegada a Barcelona ha sido lo más impresionante. Estoy acostumbrada a visitar la ciudad condal, pero no había visto la terminal T1, ¡¡qué pasada!!. Me he sentido Paco Martínez Soria.

Me contaron una vez que la abuela de un distinguido político vivía en una pueblo de la montaña. Una vez la llevaron de su pueblo a la capital de provincia. Unos 130 km. La señora que no había salido nunca de su redolada, no dejaba de exclamar:

- ¡Qué gran é lo mon! ¡Qué gran é lo mon! (que grande es el mundo).

Hoy me siento como esa abuela. Y es que hay que salir más.

7 comentarios:

  1. No estoy tan seguro, de que haya que salir más. Depende, vamos. A lo mejor sí, pero tampoco puede asegurarse. ¡Quién sabe ná!

    Claro que si es trabajo, pues oye. A dar la idea de que las españolas tienen moscas en el labio. ¡Hay que hacer patria y ofrecer elementos diferenciadores!

    Que te vaya todo bien.

    ResponderEliminar
  2. Es terrible pero la vida sin uno mismo me parece que seguiría igual.

    No hay derecho.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno lo de la abuela; a mí me pasó algo parecido la primera vez que cogí un avión. Jo, me acuerdo cuando me mandaban de viajes de trabajo a hoteles que en la vida me habría pagado yo, si hubiera sido al extranjero ya habría sido la leche.

    ResponderEliminar
  4. ¿Has probado a colgarte del labio una cinta adhesiva impregnada en miel? Acabas con las moscas fijo.

    ResponderEliminar
  5. Paco Martínez Soria era muy listo, se adpataba a todo y siempre salía airoso, o sea que ni tan mal.

    ResponderEliminar
  6. Diva desde Hollywood again!

    Querida, ayer estuve you por esos cielos de los dioses y no pude comentarte un par de cosas.

    Una es que no entiendo lo de los aeropuertos faraónicos q se han hehco en España (he ocntado la verguenza q pase con los ingleses al aterizar en la T4? Ahota dicen q la T5 de Heathrow es impactante-aún no he estado-pero cuando yo fuí aún no existía y lso ingleses alucinaban)

    Dos q un profe de latín d emi hermana spr decía "los mejores viajes los he hecho desde mi sofá, chata!"

    MUxus y vuelve (pronto)

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.