12 de diciembre de 2010

La boira

Ha llegado y parece que para quedarse. Es un auténtico fastidio y me toca sufrirla a diario. Hay años que no ha venido a vernos. Otros apenas se ha quedado dos o tres días. Pero este año ha hecho hoy su aparición sin avisar, amenazando con quedarse varias semanas, puede que incluso meses. Si no fuera tan pesada...

Cuando ella está, todo se torna más tenebroso, más tétrico y el ambiente se vuelve gélido. El frío deja de ser seco y se carga de una humedad que va calándote hasta los huesos. Las mañanas aparecen con una fina rosada cubriendo los campos creando así una bella estampa invernal. Las luces se difuminan e incluso desaparecen, al igual que los edificios, los árboles y todo lo que se halle a una distancia media. En la carretera es fácil desorientarse y por ello busco encontrar un coche guía que vaya abriendo camino y lo sigo. Ni demasiado cerca para poder reaccionar, ni demasiado lejos como para perderlo de vista y quedarme sola ante el peligro.

Ayer fue el pimer día de niebla.





Sé una ciutat, molt lluny d’aquí, dolça i secreta

on els anys d’alegria són breus com una nit;

on el sol és feliç, el vent és un poeta,

i la boira és fidel com el meu esperit.


Marius Torres

26 comentarios:

  1. He estado varias veces en Lérida con niebla, midiendo por la noche bajo cero y. sí, hace frío. Un frío que te sigue dentro, una vez que llegas a tu habitación del hotel, sigues teniendo frío.

    ResponderEliminar
  2. No me gusta la niebla.
    Y menos si es persistente.
    Días y días sin ver el sol ha de ser terrible.
    Tiene que afectar necesariamente al estado de ánimo.

    Aunque para asesinar reconozco que es muy recomendable.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. La nieba es fría y agradable. Los sonidos son como ecos. Cualquier cosa puede suceder.

    ResponderEliminar
  4. Segundo día de niebal por aquí. Al tercero ya estaremos saturados.
    Ayer pasé por un camino que recorro habitualmente y empezaba a anochecer. La niebla le daba un aspecto como para no querer quedarse solo en el camino...

    ResponderEliminar
  5. Diva, pero qué es ese lugar fantasmagórico? parece salido de "Bladerunner", o "The road" (libro q estoy terminando, glups) o el Apocaplipsis y sus trompetas.

    En plan pispez, hace unos años íbamos de Barna a Vetusta en Enero y, de repente, dejamos el sol y nos metimos en un puré espeso al llegar a LLeida, del que ya no salimos. Fue impactante. Mucha más boira en Vetusta q en Londinium, lo de aqui es un mito. Ya no hay smog, ya no hay destripadores, bah.

    ResponderEliminar
  6. A mi me encanta la niebla. En la Ciudad Imperial con su gran río se monta una niebla que incluso le da un aspecto evocador a mi polígono industrial.

    Di.." The road" es espectacular, lo vas leyendo y se te encoge el ánimo...pero ya hablaremos que luego edc me llama gafotas.

    ResponderEliminar
  7. ¡Que bonita vista de Lérida!
    a mí la boira me da miedo, no me gusta en la carretera ni en el monte, ni en la nieve pero en el campo cuando vas paseando me parece fabulosa..te envuelve y lo hace todo fantasmagórico y precioso, por si no lo has hecho hay un librito de Stephen King (cuando aún escribía el mismo por los 70) que se llama la Niebla y es terrorífico...la película era muy mala `, besitos

    ResponderEliminar
  8. Un bello artículo,
    y es cierto que la niebla
    aporta un ambiente
    bastante tétrico,
    propicio a las pelis de terror.

    ResponderEliminar
  9. MO, me quedan 40 páginas y estoy verdaderamente sobrecogida. La otra noche vimos "Children of Men" de Cuarón (q hacía tiempo intentaba ver y NAN inissitió) y hace unas semanas "Time of the wolf" de Haneke y estoy, por una parte, en mi mundo no-real (de cine y libros) en un mundo apocalíptico terrorífico y en mi mundo-real (prensa etc) viendo la q se cae encima y sientiendo entonces estas novelas como menos ciencia-ficción. Buf, ya lo divago algún día.

    No hagas caso a Txelos, él es el peor de tod@s con el gafotismo, pero proyecta.

    ResponderEliminar
  10. El apocalipsis esté muy bien, para acabar con él antes de que se produzca.

    ResponderEliminar
  11. este nán con minúsculas es el mismo que con mayúsculas o es un sobrino?

    ResponderEliminar
  12. Yo voto por un enfant terrible.

    O por la historia que no fue.

    ¿Un error de apreciación?

    ResponderEliminar
  13. Teresa, entiendo que la pispez es hablar de uno "pispo" (mismo). Ser un plasta...

    ResponderEliminar
  14. La niebla para conducir es un infierno de angustia.

    Para andar, y más en Lérida, donde viví más de treinta y tantos días seguidos de niebla espesa, es una gozada. Andar sin casi ser visto...

    Y, tampoco exageres, te coges el coche, te vas unos kilómetros hasta la Cerdera y allí, casi con toda seguridad, está el día radiante.

    ResponderEliminar
  15. Hablar de uno es aportar su experiencia al grupo. Ser un plasta es lo que hacen los plastas, hablen de sí mismos o de la física cuántica, señora Diva.

    Confundir las formas y formatos con los contenidos es como meterse el dedo en la nariz y luego señalar con él. ¡Hum, hum!

    ResponderEliminar
  16. En Valladolid, con el Pisuerga, hay también unas nieblas estupendas, pero en el camino Valladolid-Barna, Barna-Valladolid que hice taaaaaantas veces, Fraga no defraudaba nunca: puré de guisantes de Noviembre a Febrero. Dudo de que viva gente allí, yo no la vi nunca...

    ResponderEliminar
  17. Me acuerdo de Amarcord, donde un viejito se pierde muy cerca de su casa por la niebla. Me pareció de nuestro lugar simbólico en la realidad.

    Se sabe que hay verdad pero no se puede ver.

    ResponderEliminar
  18. A mi me encanta la niebla... me recuerda de donde vengo.. lo que dejé atrás..
    Me entra una sensación parecida a la morriña gallega.. y ayer en Vetusta todo estaba blanco y nada se veía..fue un día especial para mi.
    Una flaseada de recuerdos invadieron mis pensamientos, y recordé de pronto como después de 20 años viviendo en otra ciudad, lo que dejé.. sigue recordandome a mi también...

    ResponderEliminar
  19. Suso, en la Cerdera sí, pero sigues un poco más hasta Almacellas y ya no te la sacas de encima hasta Barbastro por lo menos....

    ResponderEliminar
  20. NáN,

    Cuando hago referencia a los que hablan de unos mismo, me refiero a los que SÓLO hablan de sí mismos...

    Son unos plastas.

    ResponderEliminar
  21. Amanita, Yo tengo amigos en Fraga sí que doy fe de que vive gente, Lo que no pillo es lo del puré, ¿será por la niebla?

    ResponderEliminar
  22. No,

    Lo peor es para conducir. Lo otro tiene un pase. Aunque las sensaciones que produce sean de soledad, miedo, frío... Por lo menos a mi.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.