28 de diciembre de 2010

A esas horas




Me he despertado a las 4 de la mañana. No ayuda nada el catarro que tengo. Me lloran los ojos y me pica la garganta a pesar del hunidificador. Si embargo el motivo yo creo que es otro. No hago más que procrastinar y postponer lo que tengo que hacer. Siempre tengo una excusa. Interrupe mi concentración un estornudo y hago una pausa para mandarme dos ilvicos a ver si mejoro. Junto a los ilvicos me agencio un faringesic y pongo la tele. Ojalá pueda coger el hilo de algo y dejarme llevar y volver a soñar. No puedo estar hecha polvo mañana, tengo muchas cosas que hacer. En la tele lo de siempre a estas horas: telediario, concursos saca perras, adivinos cutres y un campeonato de gimnasia. Tras intentar en vano sintonizar el DVD con la televisión, me decanto por la gimnasia, gracias a lo que descubro que la favorita es Aliya Mustafina, rusa, un hacha la tía. Las chinas tampoco se quedan atrás y las americanas van flojas, han tenido errores. Pobres niñas, qué presión con sólo 15 ó 16 añitos... Mis hijos duermen ajenos a todo, tranquilos, respiran pausadamente. Están reponiendo pilas para mañana, se me ocurre despertarlos para estar en igualdad de oportunidades. Me contengo. No lo hago. Intento de nuevo poner en marcha el DVD y llego a la conclusión de que me hago vieja y se me empiezan a resistir toda esa serie de aparatos nuevos que los carga el diablo. Tras un nuevo fracaso, sigo pues con la gimnasia y el picor en la nariz. La comentarista es más bien sosa, no aporta nada de emoción a la competición. Consuerte ronca en su linea. Me tengo que ir de su lado para no despertar mis instintos más bajos y asesinarlo tapándole la nariz o matándolo a codazos. Me espera una larga noche. Mi mesilla parece un botiquín. He perdido el mando entre las sábanas. Me pica la nariz. Otro estornudo. Se me pone la piel de galina. Me duele el cuello y trato de colocar bien las almohadas mientras escribo.

Me espera una larga noche. Vaya inocentada.


20 comentarios:

  1. Inhalador. Coger libro peñazo, meterse en la cama, encender lamparita y leerlo.

    Si hago otras cosas me desvelo.

    Qué lástima ponerte enferma en vacaciones!

    ResponderEliminar
  2. Ánimo, a mi me viene muy bien el frenadol, aunque sabe fatal y para los mocos rinoebastel, mano de santo.

    ResponderEliminar
  3. Por si te sirve, yo acostumbro a meterme en la cama con un futimén de mantas y un ponche que no se lo salta ni Humphrey Bogart.Cierro todo, ni una luz, no dejo que nadie entre en la habitación. Me hago el muerto. Y a sudar a sudar a sudar...pase lo que pase, aunque esté desvelado, sigo haciéndome el muerto...y despierto al día empapado y feliz.

    Es cuestión de mucha paciencia.

    A mi me funciona.

    ResponderEliminar
  4. A John Wayne le clavaban una flecha y él mismo la rompía en dos, tomaba agua de fuego y un amigo se la sacaba de un tirón, rasgando la carne. ¿No es esto peor que una gripe?

    No.

    Porque no es lo mismo un sufrimiento intenso con cara de héroe que ser reducido a los más ignominioso del estado humano.
    La única ventaja es que pasa sin dejar tremendas cicatrices.

    Como cada uno aporta el Consejo de la Abuela, aquí va mi brutalidad.

    1. Cójanse dos bastoncitos de esos con algodón en la punta (y mucho clínex).

    2. Humedézcase uno por un extremo en agua caliente del grifo.

    3. Se empieza a limpiar una fosa nasal con el bastoncito húmedo. Produce cosquillas poco soportables y una tosecilla de fondo que va traspasando mocos bronquiales hacia la nariz. Se producen estornudos potentes y lagrimeos del ojo de ese lado. Seguimos. Hay que llegar con el bastoncillo (con mucho cuidado) hasta que se tiene cogido de la otra punta y está TODO enterrado en la nariz, limpiando hasta la parte superior de ese seno nasal. Los estornudos son de órdago (hay que extraer el bastoncillo antes de cada estornudo). Nos sonamos ese lado de la nariz y salen mocos hasta de la punta de los dedos de los pies.

    4. Hágase lo mismo con la otra fosa nasal.

    Es muy bestia (los yoguis de India lo hacen metiendo un pañito limpio y sacándolo por la boca; este método no me atrevería a hacerlo).

    Queda una nariz TOTALMENTE despejada para un buen rato. Si se ha sido previsor y se tiene en ese momento una manzanilla con limón calentita pero lista para beber, se puede conseguir un tiempo de dormición suficiente.

    ResponderEliminar
  5. Lo que no debes hacer bajo ningún concepto es alternar el baño turco con duchas de agua helada para eliminar la congestión nasal.

    Doy fe de que mi maravillosa idea no tuvo el final previsto sino todo lo contrario.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Dios, NáN, eso que dices roza la trepanación ¿no?

    Pobrecita Diva. Cuídate.

    ResponderEliminar
  7. Primero animo y fuerzas.De leer esta entrada ya me empiezo a sentir mal.Hipocondria salvaje.

    1-.Metodo ND yo estoy enganchado al frenadol, lo que no estaría mal para el resfriado, pero si me duele el dedo gordo del pie también me lo tomo. Vaya, que estoy enganchado. Y a mi no me sabe malo.
    2-.El metodo de suso también lo utilizo, doble sesión de manta,paracetamol e ibuprofeno a la vez y a sudar y sudar.
    3-.El metodo NaN de desatascamiento de fosas nasales tiene otras modalidades: el hacerse una trencita con los pelos interiores y dar un tirón seco arrancandolos, genera una necesidad imperiosa de estornudar. Si la primera opción no da resultado esta la light consistente en arrancarse con una pincita lo pelos exteriores de la punta de la nariz y ya la tercera es taparse sendas fosas nasales con los pulgares levemente al tiempo que respirando hacia fuera se genera una leve vibración el resultado también es inmediato (esta última es la que mi mujer llama "estar conectando con los maricanos".

    ResponderEliminar
  8. Yo recurro a la química para destapar fosas nasales. Hay un desatascador universal que se llama respibien. Como te pases usándolo te queda la nariz dolorida todo el día. Eso sí, es mano de santo.

    Ahora lo que tengo tapado es el oído. Parezco el capacico de las hostias...

    ResponderEliminar
  9. a mi lo de sudar no me ha ido nunca. Eso es más de cuando se tiene fiebre. Soy bastante afebril. Gracias de todos modos.

    ResponderEliminar
  10. Cour,

    No estoy de vacaciones. Ojalá...

    ResponderEliminar
  11. NáN,

    No me seduce el método. Parece eficaz no obstante.

    ResponderEliminar
  12. Txelo´s,

    Yo también soy hipocondríaca. Un poco, creo.

    ResponderEliminar
  13. Con decirte Diva que, al principio, venían corriendo Chicuelo y su mamá y se sentaban en una silla, en el cuarto de baño, para disfrutar del espectáculo, jalear y echarse unas risas, te estoy diciendo lo "espectacular" que es.

    ResponderEliminar
  14. Estar malo de noche no tiene otra solución que aguantarse. Además durante el día estarás mejor, pero las noches hay que pasarlas.

    ResponderEliminar
  15. Pero Divita mía!!! (verte malita saca mi lado mummy). Llego tarde al debate para constatar q lo de algunos divagantes es de preocupar (ya lo sabíamos, por eso), pero la buena noticia es q precisamente tenía un borrador al respecto (tanta marca "frenadol, respirabien y aspirina de tommy hilfiger") q lo voy a terminar y lo cuelgo mañana. NO a las marcas, SÏ a los genéricos!

    muxus y felinefrina

    di

    ResponderEliminar
  16. ¿Tienes tele en la habitación?

    ResponderEliminar
  17. Sí Basaja sí, tengo tele y también aradio y amoto... Soy un partidazo...

    ResponderEliminar
  18. ¿Y pones la tele y trasteas con el DVD y el ordenador en la habitación? ¿Y Consuerte no se despierta? ¿Dormís como los ricos en habitaciones separadas?

    ResponderEliminar
  19. Consuerte tiene la GRAN suerte de que es capaz de dormir como la gallinas, o sea de pié. Le da igual que haya truenos, bombas o lo que sea. No se despierta.

    Si alguna vez ronca mucho y no puedo dormir, me voy al la suite, es decir, al salón, al sofá... mientras le deseo toda serie de males....

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.