17 de diciembre de 2010

Los Santos Lugares

Hay un lugar en Vetusta de cuyo nombre y olor-que-todo-lo-impregna prefiero no acordarme en el que podré ser vista repetidas veces en las fechas entrañables que acechan. No siempre por propia voluntad, quede claro.

Para entender esta relación amor-odio hay que remontarse, como casi siempre, a épocas pretéritas y pluscuamperfectas. Corría la época de los Pedalistas sin-techo, cuando el Peda venía por Vetusta a pasar el día y vagábamos como almas en dicha por todos los antros de la ciudad, toda una jornada laboral de 12 horas, que terminaba cuando arrojaba a mi hombre a las fauces del Shangai, un tren de madrugada que recorría en canal la península, con lo mejor de cada casa en sus compartimentos. Esas jornadas de amor en vena en los cafés vetustianos (un té, un poleo-menta, otro té, una cocacola, un té, un kas-naranja) eran lo mejor para la oxitocina (hormona de l'amour!!!-acento soguillo), pero no para el estómago, que a la tercera infusión estabas ya hasta las narices sin saber qué pedir.

Un día -aciago- se me ocurrió la fatal idea de llevar a mi enamorado a comer un clásico de la gastronomía vetustiana estudiantil: El Bocata de Calamares Bravos. El Peda se mostró inicialmente un poco reticente: "un bocadillo de calamares? Qué raro" (así son los bárbaros del norte). Pero, en fin, todo es ponerse: una vez que probó el veneno, ay, quedó atrapado (algo así como por el aleteo de mis pestañas, pero aún más terrenal). El susodicho antro pasó a ser un lugar de culto, de peregrinación, de re-encuentro. Via crucis que seguimos, como almas pecadoras que somos, siempre que vamos a Vetusta.

Al principio estaba bien: vivía en negación sobre la peste a grasa que uno saca del lugar: los bocatas son un rito, el Peda es feliz en Vetusta, etc. Llegó un punto en que el Peda mostró su cara obsesiva (particuarmente atroz cuando el estómago está envuelto) y la peregrinación se me empezó a a antojar tipo cuesta arriba y descalza. Luego, algún amiguito cruel del Peda (no sé si recordarán al guapo que nos mandaba postales del Wojtyla) se cebó en envíar servilletas con su punto de salsa calamárica por correo tradicional (introdújose la peste en mi aséptica casa británica). La cosa se empezaba a ir de las manos.


Cuando pasábamos por Vetusta de vacaciones, pongamos la situación corte de pelo mientras el Peda "me esperaba leyendo el periódico en el café de enfrente". En el reencuentro, las di-pituitarias detectaban que ni periódico ni café de enfrente: el Peda había pisado lo que ya hacía tiempo se conoce en casa como "Los Santos Lugares". Para disimular, el Peda me intentaba distraer con hechos nimios como que el Antro es recomendado en la "Rough Guide" y no en la "Lonely Planet", gran garantía de la superioridad de la guía britanica sobre la yanki.

En estas Navidades que vienen, las personas normales soñamos con abrazar a la familia, con que vean a Mini después de tres meses, con reírnos con los amigos, con los mojitos, con ir al cine, con las acelgas, las borrajas, el ternasco y el cardo con bechamel. Tambien con el roscón de Reyes (LO AMO!) que en mi casa se empieza a comprar el 2 de Enero, por eso de que nos vamos antes.

El Peda, por el contrario, sueña con su visita a "Moneva 5" (antigua localización de tan perverso antro), donda ya deben estar preparando motores, llamando a la pesca mayor del Mesonychoteuthis Hamiltoni (calamar colosal, para el no-iniciado) y estirando de cuerdas a los gritos de ho-ho-ho. Cada vez falta menos para que los feligreses en la distancia más fieles de Los Santos Lugares se personen el mismo día de su aterrizaje en el centro del hedor de la reserva espiritual de occidente. Tic-toc.

21 comentarios:

  1. A esta hora en que agotadas mis vacaciones de verano, vuelvo a trabajar, prefiero no imaginarme según que olores. Recién despertado soy muy sensible al olor recordado de la grasa.

    Pero el olor a anécdotas y propia historia me encanta. Lo del tren de la madrugada, como un tren escoba que recoge a lo mejor de cada casa, me ha encantado.

    ResponderEliminar
  2. Bocata de calamares bravos... seguro que está buenísimo.

    Entre ese bocata y el cardo con bechamel no tengo ninguna duda.

    A ciegas apuesto por el bocata.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. mmmm... es que el Calamar Bravo es mucho calamar, yo entiendo al Peda y eso que soy de pollo sin bravo...
    Re-bienvenidos a vuestra (nuestra) tierra en estas "entrañables fechas que me llenan de orgullo y satisfacción"...

    Y sí, huele a fritanga desde el principio de la calle, pero es que están tan ricos esos bocatas...

    ResponderEliminar
  4. Me da la sensación de que un día entre en un calamar bravo de estos a tomarme unb café y no había cafetera... Puede ser? En la calle 5 de marzo. O si no era este era otro de mejillones... Dudo ahora.

    A mi el olor a fritanga no me mola nada. Así que yo cojo el bocata y me voy...

    ResponderEliminar
  5. No se si por leeros se produce una conexion mental. Resulta que ayer estaba yo con la nevera vacía, como el Tango (con lo bien que yo vivía, en casa de mi mamá¡¡), y estando de paseo con el cuadrúpedo, entré en un bar cercano a casa y claro, me pedí un bocata de calamares y una cañota bien tirada. Y mi manía es añadirle Tabasco a los bocatas de calamares. Oiga, mano de santo ... y a mi chucho le gustan ¡¡¡

    (Con la crisis esta que tanto persiste, y si teneis vehiculo de motor diesel, guardaros el aceite de fritanga que al tiempo va a ser oro líquido.)

    K, ... dile al Peda que te lleve a los bares Juantxo y Danena, C/ Embreltran- Parte vieja donostiarra. Uno al lado del otro.

    ResponderEliminar
  6. Si el aleteo de tus pestañas es la mitad de byeno que el bocata del Calamar Bravo, es para ponerte un piso.

    ResponderEliminar
  7. Jopete, Gonzalo, para decir eso se necesita una licenciatura en poemática del amor cortés y un Máster en equilibro en el andamio.

    ResponderEliminar
  8. Dios miooo!!!!! qué decir de este postt!!!! Lagrimas como mayonesa corren por mis mejillas mejilloneras.

    Es la ruta de lo más bigaslunero de mi pueblo. Cuanto de bueno hemos hecho si las provincias vascongadas desean venir a la tierra de infieles por degustar esta ruta (me imagino que algo más le darias al zagal Di)

    Me lanzo a una profusa exposición sobre la vetusta gastronomicamente más tétrica... (pero cojonuda!!!!! Visitante si no ves el pilar ya lo verás otro dia, pero sigue esta ruta)

    1-.El calamar bravo todo se ha dicho.

    2-.La mejillonera es el único lugar que tras hacerlo nuevo en una nueva ubicación está tan viejo como el original ¿Qué se pide en la mejillonera??? muy bien. También vale el bocadillo de calamares.

    3-.Nos adentraremos coso arriba a las tétricas calles de sanmiguel y nos meteremos en "el museo de la tortilla" (callejon del perro bocacalle de la cadena), unico bar en el que el camarero grita más que los clientes. Como su nombre indica ¿qué se pide? Muy bien. A mi me gusta la tortilla de sesos y la de oreja a mis compañeros de tropelía les gusta más la de picadillo. Todo vale. No es muy conocido que las anchoas de este sitio son espectaculares. Pidanse.

    4-.Luego caminando entre jais (pacificos y buena gente en su mayoria) nos iremos a la calle estudios. Dejaremos pasar casa terreros no porque no lo merezca (elcrujiente de jamon,queso y frambuesas es de llorar) sino porque estamos en la ruta del bar oloroso. Si vamos a setas a setas y si vamos a rolex a rolex. Y nos metereremos en un bar de la calle estudios con el imaginativo nombre de bar estudios. Si no sabes el número no importa porque el olor a quesos te conducirá a la misma puerta. A mi de este sitio me pone el lomo y la cecina pero sin duda la especialidad son los quesos.

    5-. Siguiente parada: Casa aparicio lo tenemos en el coso será el 140 más o menos. Es un dispensario de vino de antes de la guerra que se encuentra como antes de la guerra. Las anchoas son el atractivo pero recomendamos los berberechos. Vino de lo lugar para pasarlo.

    6-.Encaminamos nuestros pasos hacia la plaza del pilar por la calle mayor.¿Ya he dicho que no vamos a rolex? dejaremos pasar la hiedra (setas,chuletones y demás bueniiisimo) y dejaremos pasar el marpy (no confuncdir el marly que es el rey de la fritanga pero nos pilla lejos). Todos estos para cuando vayamos a rolex. Y nos metemos en el lince El unico bar que ha optimizado los recursos en limpieza hasta llegar a cero. Pedir los guardiaciviles (perdón peda) a mi picantes. Jamás me he comido uno sin mancharme.

    Ya solo nos queda acabar nuestros pasos en el plata (lo siento gonzalito a mi me guta, no pa tos los dias pero me guta)
    Y fin.

    ResponderEliminar
  9. ¿Todo eso hay que comérselo en la misma tarde-noche?

    Yo necesitaría una semana...

    ResponderEliminar
  10. Ahhhhhhhh!!!!!
    me he dejado el Bar gallo junto a la calle mayor . En ese bar pedimos el libro ed aclamaciones por unas madejas sesacionales!!! El camarero no sabia si darno las gracias o llamarnos gilipollas.

    Que no vuelvo a leerlo mas que cada vez se me ocurre otro sitio nuevo..

    ResponderEliminar
  11. MIS QUERID@S!!!!

    Ya hemos besado Tierra Calamárica, en las últimas tras 48 horas sin dormir ni vivir en mí (empacando y trabajos forzados et al), y justo me cuentan q hemos escapado de otra nevada de esas en Londinium por los pelos. Casualidades porque, sabiendo q no tendría acceso a pantalla había escrito este divague el finde, y el miércoles K y NAN ya hablabande los boctas de calamares. Por cierto, K, el Peda demuestra una vez más no ser donostiarra de pro pq afirma "el juantxo? ahí se comen bocatas de tortillaa". Aprendices.

    Sobre el olor a grasa, NAN, no hay como, en días de madrugón como el q me ocupa, ese olor a huevo frito con bacon... ajjj, o tras uan noche de juerga. Pero el olor del Calamar es otra cosa, no es grasa amable como la del huevo frito, es grasaza. Y DIVA, de jóvenes se comían en unas escaleras q había cerca del lugar, en un porche. JANDRIX, ahora en el nuevo local, huele menos...(dicen)

    TORO, no puedes ser catalán y preferir el calamar al cardo con bechamel!

    VIVEIRO, no notas ya una breve brisa en la ciudad? Plas plas, aleteos a estribor, aleteo a babor.

    Hugs!

    ResponderEliminar
  12. Yo ya estoy atacando el segundo roscón...

    ResponderEliminar
  13. ay,me siento como si no me hubiera pasado el día haciendo ricos a los putos accionistas (viejos que se van a las playas americanas a tomar Viagra y que las putones jóvenes los trabajen, como las japonsas niñas trabajaban a Sánchez Dragó) y hubiera llegado la Navidad. Pero la Navidad de verdad, cuando tenía yo (vamos a ver que cuente), 3 años y ocho meses y medio.

    Todo brilla.

    Te advierto, Di, que soy de vómito fácil, sobre todo por la mañana, y que a Luichico le gustaba venir a nuestro cuarto un sábado por la mañana y hablarme de bocadillos de panceta casi cruda y de cojoncillos de toro (esperar que pase el mal trago y sigo). Yo vomitaba (literalmente, iba a la baño y vomitaba) y a Luichico le vibraba la cresta naranja de la risa que le daba. Claro que cuando después le despertaba yo a las 6 de la mañana para que me asesorara sobre si Guy Debord no debería haber sido tan autoritario, o si sí, perdió la costumbre de tanta risa.

    A lo que vamos (a setas, ¿no?). ECDC, me has dscubierto que la Pilarica bien vale un AVE o un tren rápido.

    Continúo en otro comentario, que en esta casa si te extiendes mucho te desaparece.

    Antes, condicionantes previos: mi madre puntuaba para la peor cocinera del mundo (por suerte, cocinaba pocas veces), así que la comida solo me atrae en casos especiales, como en tu recorrido; nací con intolerancia al queso (estómago japonés, que le lleman); a los 11 años tuve una hepatitis que dericó en una repugnancia a la grasa sólida; mi madreme dio tres consejos en la vida: uno de ellos, no comas pescado fuera de casa (y tal como lo haces tú, ni dentro, pensé yo).

    Vistas mis incompatibilidades, pasemos a Continuación.

    (continuará).

    ResponderEliminar
  14. Joder ECDC, vas a llenar garitos que no hacia falta airearlos...Mandalos a otra parte colega que con el exito de este blog me veo en la calle esperando en alguno de tus/mis imprescindibles.

    ResponderEliminar
  15. Por Dios hoy voy a salir a cenar pensando ¿y esa de las pestañas y palestino será Di?

    ResponderEliminar
  16. (continuación)

    1: todo no se ha dicho, falta que diga yo ¡de puta madre!

    2: no, no valen los calamares, en la mejillonera se toman mejillones, con cerveza, además. Y se alaba el buen gusto de los dueños, que han hecho lo mismo que Rockefeller cuando se llevaba para los Estados edificios medievales piedra a piedra.

    3: la tortilla, por lo mencionado de mis incompatibilidades, de patata y cebolla. O sea, Tortilla Española*. Al camareo le ofreceré mi oído izquierdo, que es el que me falla.

    4: mientras pasáis por el Estudios, vomito en cualquier cafetería, como un romano de los buenos.

    5: me reintegro al grupo, habiendo hecho sitio. Me gusta el ambiente y me gustan mucho los berberechos.

    6: no creas, la mayor parte de las optimizaciones empresariales equivalen a Cero. Pido guardiaciviles picantes y, si no me gustan, al menos prometo mancharme.

    Esto hay que hacerlo, ¿eh? ¿como era esa sigla tuya de los güebos?

    *Estuve casi un año que tomaba un sábado al mes el tren de las 7:40 destino Donosti. Llegaba con tiempo de ir a mi terapeuta de regresión (mi psiquiatra me había dicho que o hacía una terapia o dejaba de darme receta. Mi psiquiatra es majísimo y tiene la consulta en el Paseo de los Melancólicos: ¿a que mola?). El terapeuta estaba en ese hotel de la calle de al lado de la playa, que es altísimo y rompe tanto el skyline que si vas a Donosti te tienes que aljoar en él para no verlo.

    Me tumbaba en el diván y tó patrás en lo emocional, tó patrás. Hasta descubrir que mi papá y mi mamá no eran unos joputillas, tal como pensaba mi desvalido corazón. Después de dos horas de diván, de las que solo me parecía que hubieran pasado los 20 minutos en que conversaba con él (la hora cuarenta adicional es como si no hubiera pasado), volvía a la calle como en trance y me dirigía al casco viejo, a tomar pinchos y riojas. Luego, el Paseo nuevO por el mar hasta La Concha y a la estación, para volver a Madrid con la cabeza como un bombo.

    Pues bien, me hallaba un día en ese estado, en un bonito bar antiguo con sus ikurriñas y todo, y cuando el camarero, realmente amable, me preguntó que qué quería, respondí:

    Una copa de Mugra crianza y un pincho de Tortilla Española.

    ¿Habéis visto esas pelis del Oeste en las que el prota entra en un Saloon y pide una zarzaparrilla? Pues lo mismo. El silencio tenso se extendió hasta el peine de los vientos.

    ResponderEliminar
  17. Sábado matin, solecito en Vetusta, el Peda corriendo para exudar (espero) las toxinas tras haber ya presentado nuestros respetos anoche en los Santos Lugares (no oléis?) y "Balada Triste de Trompeta", la última de Alex de La Iglesia, ya vista. Buf, algún día la divago (o le dedico una semana de divagues, pq son tantos lso temas q toca...). De entrada decir q solo por los títulos de crédito merecería la pena ver la peli: son salvajes, devastadores (como la peli), son de lo mejor q he visto en créditos en mucho tiempo.

    TXELOS, no sabes lo agradecidos q estamos por tu tour gastronónimo. Pasa de VIVEIRO y sigue dándons recomendaciones pq algunos de los lugares, como turistas, no los concoemos. El de las setas y tal sí, pero el de los sesos, las madejas y demás vísceras... no lo manejo (aparten de mí este cáliz, sesos!!!! quién sigue comiendo sesos?)

    NAN, aún me estoy riendo con lo d etu madre y la cocina, y "no comas pescado fuera de casa (ni dentro si cocinas tú"... pensaba q Mini cuando sea mayor dirá esto mismo (pero tú sigues quereiendo a tu mummy no?). Por supuesto q la Vetustika merece una misa, ya decía un tío cura misionero en el Brasil del Peda q "en Zaragoza están las chicas más guapas de España". Es así. Pero lo de su analista donostiarra es para dedicarle un blog enterito: increíble. No quiero saber por cuánto te salió la terapia (está demostrado q, cuanto más, más efectiva, y encima si sumas los trenes y las vistas al mar, es q así cualquiera!). Un psiquiatra de pro te habría recetado escribir un blog. Y hacer ejercicio suave. Y hacer más d elo q te gusta (escribir). Y tomar el tren con Mia Lola apra ver el mar. Y seguir con las pastillas.

    TERESA, a mí me gusta este rollo experiemntal (o las tapas) pq te ponen poco de muchas cosas... me agobian los platos llenos de ocmida enormes tipo americano.

    PETER: dónde tienes ya roscón de Reyes? Que si hay q coger un AVE, como NAN, se coge...

    Me lanzo a las calles!!!

    hugs

    ResponderEliminar
  18. Joder, Di, mira que puedes llegar a ser repelente: "son de lo mejor q he visto en créditos en mucho tiempo"

    ResponderEliminar
  19. Te advierto, Jefe Basa, que he estado a punto de defender a Di, diciendo, no, es una errata, quiso escribir "cerditos". Pero me ha faltado ánimo para una defensa tan torticera y débil. Es que Di es tan... tan... ¡tan inglesa!

    Y tú, Di, no te preocupes, que Mini te amará, y lo hará por ti misma, no por tus canelones soberbios y la ensalada de pollo inimaginable.

    No te pasará como a esos millonarios entrados en años que siempre sufren la duda existencial de si la joven tetonuda con la que se han casado los ama por su aspecto de rata sarnosa y su corazón depravado o por sus 500.000.000 dólares. Ah, no, perdón, eso fue hace 5 días. Después de haber jugado a Deuda Soberana, a día de hoy tienen 508.437.000 dólares.

    ResponderEliminar
  20. Jaja, Nán ... y menos mal que no pediste un par de "guardiaciviles"???

    K, ... que clase de pintxo es ese?

    ResponderEliminar
  21. Jo jo, Basaja, venga no te enfades, me refiero desde los créditos "David del gnomo", los últimos q visteis en el bosque... esos sí q eran buenos!! NAN, yacepto q le hagas la pelota a tu jefe, y sí, ya era "inglesa" antes de emigrar, me decían, claro q allí soy la espanis... qué tribulaciones las de los q no pertenecemos más q al viento y a las olas (fanfarria.... estoy de risa fácil, es q ya hemos comido con sidra...pero el roscón!?)

    Por cierto TXELOS, dice mi hertmana recién llegada d ela kapi, "oye, qué bueno aquel q entró ayer ene l blog a hacer un tour gastronómico", así q igual viveiro tiene razón y estás desvlando el secreto mejor guardado. Pero no te cortes y si eso, al email, ya se lo reenviaré a NaN y a K, q le veo ansioso por lo de los guardiles, o hago un diavgue en toda regla (quién habló de censura?)

    Paseo matutino y me doy cuenta de q Londinium una birria en comparación con lo q me daría para divagar esta ciudad.

    max muxus

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.