9 de mayo de 2011

45 horas en Madrid. Carnaza bloguera. Física y química.

"Andábamos sin buscarnos, sabiendo que andábamos para encontrarnos"

Julio Cortázar, Rayuela.

Me encanta Madrid. Bajar por la calle de Alcalá en un día soleado en sandalias, mientras todos los madrileños de todos los colores y confines del planeta van con botas, chaquetones, e incluso bufanda, me hace sentir Absolut Turist, que es lo que soy. "Te veo con confusión", me dijeron más tarde, cuando ya se había puesto el sol, y al principio perdí el "con" y me quedé con la "fusión" (¿vestimenta estilo fusión?), o tal vez efusión. Pero es que así me sentí esas horas demasiado breves en la Capital del Imperio, donde se nos trató TAN bien.


Tenemos un amigo colombiano, Bernardo, al que conocimos en medio de la nada boliviana, con el que viajamos un tiempo, y con el que seguimos comunicándonos vía email. Luego, fuimos buscándonos para encontrarnos en diversas latitudes: en Londinium, en Colombia, en Barcelona y ahora, en Madrid. No podíamos faltar a la cita para verle y, junto con otro par de amigos comunes, paseamos por el barrio de las letras, hablamos de libros, de "Incendies" (Denis Villeneuve, 2010) y tapeamos calamares (El Brillante, 2011). Estuvo rebién.

En Madrid también viven algunos de los personajes que pueblan el universo blogueriano. Con todos ellos, el proceso ha sido la imagen especular del de Bernardo, al que primero conocimos físicamente. Con los blogueros fue un rollo parcialmente cortazariano, porque andábamos sin buscarnos y la casualidad hizo que nos topáramos en algún punto de la web. Nos conocimos en la lejanía, no sabíamos cómo miraban, la cadencia de su voz o si habría aquello tan mágico que algunos llaman química, cosa que se sabe tan pronto enmedio de la pampa boliviana tras un encuentro físico. Y es que es evidente que puede haber química a través de la pantalla, "quien lo probó, lo sabe" que decía Lope.

Pero, ¿y la física? Que era el hueso de COU, iba pensando cuando me encaminaba a la cita. Pero ¿qué sería deseable decir, "eres justo como te imaginaba" o "no eres para nada como te imaginaba"? (esto último se lo dijo una antigua colega del Peda tras meses de emails y teléfono, y su jefa británica apuntilló: "Peda, tú siempre decepcionando" ;)). ¿Cómo lidiar con la situación de encontrarte con un extraño al que llevas leyendo un tiempo? Es raro.

A NáN ya lo conocía por foto, así que fue fácil. Nos esperaba en el Café Comercial y fue, ¡zas! comenzar a hablar, como si nada. Vestía de negro, como sabía, y hablaba pausado, como imaginaba. Llevaba una camiseta del estadio de Beijing, diseñada en una tiendita de Malasaña de la que es fan el mismo Jim Jarmusch, a la que nos llevó para hacernos un regalo. La que elegí es una referencia andante, un mensaje cifrado sólo para unos cuantos (En la imagen: NáN, cuando aún no vestía de negro, y Di, con el pelo corto, hace unos años en las calles de París).




Precisamente de las referencias habíamos divagado con la Fashion y el Joven Artista Local unas noches antes, ambos críticos de "esa gente que aspira a enseñar sus plumas de cultureta con referencias tipo el batería que tocó con Hendrix en aquel concierto hizo un cameo en la peli de culto de Fulanito, es en el fondo como el que enseña su Ferrari". Yo aún soy de las (¿ingenuas?) que creen que estas ocasiones (pavorrealinas) son las menos, y que la gente comparte referencias por el placer per se. Pero ese es otro divague. Así que, gracias NáN. Y también por "Tipos Infames" y por Luichico, "ese señor" que comparte nuestra pasión por "Tasio" (Montxo Armendáriz, 1984) y por cambiar el mundo.


Por la noche, la cena con tres de las autoras de otros tantos blogs seguía planteando los terrores arriba planteados: ¿fluiría la cosa o sería un pantano cenagoso? En un punto de la noche, una de ellas preguntó cómo la había imaginado. Yo ya sé cómo todas me soñaban, así que más que nada para animar la cosa con un poco de disonancia me dejé el palestino y los pins reivindicativos en casa. No me había planteado cómo imaginas a la gente que has leído hasta entonces, pero el otro día llegué a la conclusión de que el pelo es un dato fundamental. Al llegar al bar yo buscaba un flequillo, porque esto es lo único que sabía de Annie: y sí, lleva flequillo y le queda muy bien, y debajo tiene unos ojos expresivos, simpáticos. Y buscaba un look venusino, pelo rubio con ojazos azules de Amanita: y es así, el pelo corto, como ya nos había dicho. Y el descoloque era con Molinos, pues no le ponía coleta o pelo suelto, pero al verla, supe que era ella: basta con ver una foto que colgó de cuando era peque y es exactamente igual: cara traviesa y ojos vivarachos.

Hablamos sin parar, y era como entradas de blog. Algunas referencias ya las teníamos, porque ya sabíamos que el Ingeniero cuida gamusinos, confirmamos que Amanita va armada, y que Anniehall cualquier día se lanza al negocio de las pipas de girasol. El Pedalista fue vilipendiado como merece por no leernos ("chusma") y NáN preparaba su plan de ataque en una esquina, mientras decía que él nunca pone cara a los que lee. ¡Pero se quedaron tantas cosas en el tintero! como chequear mis progresos con el eyeliner con Amanita, quedarme con la receta del tiramisú de Annie, o hablar de hombres, de mujer a mujer, con Molinos.

Y es que al día siguiente algunas trabajaban. Es lo que tiene: pobres. Entonces NáN nos secuestró en un taxi de vuelta a Malasaña para el ritual de la mezcalería. Para todo mal, mezcal, y para todo bien, pues también. Les dió igual que yo explicara que lo mío era el tequila, que había hecho un reflejo pauloviano con el mezcal tras mi dolor de muela, que sin gusano, nada. El rito, los tres juntos, ¡¡¡buá!!! y luego fuí la única que necesitó gajos de naranja (¡en vena!), en los que el camarero había tenido a bien espolvorear chile (¡rebuáa!).

"La Manuela", un café con encanto donde se gestó una parte de la movida NáNiana desde hace 25 años, nos recogió para unos mojitos. El contenido de esa conversación comienza a estar un poco nebuloso. Espero que para ellos también.¿ Ocurrió que al meternos en el taxi NáN dijo algo así como os quiero y nos vemos mañana?

Qué noche más estupenda: física, química y combinatoria. Porque andábamos-sin-buscarnos, y sin-saber-que andábamos-para-encontrarnos.

13 comentarios:

  1. No se desmerece uno por reconocer que 45 horas no da para más que para Absolute Tourist. Como no es posible que 5 millones de madrileños seamos absolutamente tontos (a veces creo que sí, pero no en este caso), debe ocurrir algo: Madrid es una ciudad climáticamente traidora en las estaciones de cambio.

    El sábado mezcalamos en serio con la poeta Aroa y su chico, y el librero Javier y su chica. Estuvimos aprox. una hora, y llegamos con las chupas, chaquetas y todo eso en el brazo. A la salida, chupa puesta con la cremallera subida hasta arriba y el cuello bien levantado. (Cierto que no somos chicarrones del norte).

    Bernardo se quedó como mi personaje enigma y apetecible. En ese paseo que nos estirábamos y nos contraíamos como un pelotón ciclista, no me tocó hablar con él; pero lo que le oí, estaba cargado de intención y de humor; y en un español depurado y, como decía tu amiga, ultrabarroco. Otra vez será.

    Lo cierto es que fue un conocimiento tan natural, tan esperado y deseado, que en dos minutos hablábamos como de toda la vida y antes de que pasaran 10 minutos te estaba abroncando (sin decoro por mi parte) por el hecho de que te preocuparan ciertas cosas. Tal como si fuera tu hermano mayor. Así que es cierto que dije esa frase y que era cierta. No siquiera con respecto a El Peda, que no tiene blog, tenía dudas previas (habíamos cruzado algunos mails pequeñitos).

    Ha sido todo TAN estupendo. Y es que antes o después, hay que dar la cara: vivir sin riesgo a que te la rompan no es vida.

    Hugs enormes en los que cabéis vosotros dos, más los de la cena más los del paseo por el Barrio de las Letras (que sepan los madrileños que Lavapiés ni lo olimos).

    ResponderEliminar
  2. A ver por partes...como dice NáN...fue todo TAnnnnn estupendo..y tann divertido..que fue una lástima que me tuviera que ir y no pudiera acompañaros a tomar tequilas..pero soplan malos tiempos en los libros de colores.

    Segundo, yo no dije " te veo con confusión"..te dije.."es una época de confusionismo estilístico"..el miércoles sandalias y el sábado en Madrid había que ir vestido de neopreno. Te acepto sandalias porque tienes ya interiorizado el gen guiri cuando llegas a Madrid y ves el sol..Sol=calor=fuera calcetines...jajajaja.

    Lo dicho, fue un placer y ya me dirás donde alquilan esos maromos de compañía tan estupendos.

    Besos a los dos.

    ResponderEliminar
  3. Invidia desde Milano, ciudad gris donde las haya y sin ningun encanto!!!! Habra proxima? Me apunto!!!!

    ResponderEliminar
  4. Aj NAN, cómo me gusta tu frase de "hay que dar la cara: vivir sin riesgo a que te la rompan no es vida". Yo creo q darla menos y menos es lo q nos hace viejo. Déjame usarla en el futuro, con cita claro ;)

    Gracias MO por la aclaración.. date cuenta q venía d eunos días d etanto abuso por parte d efamiliares por lo de las sandalias q... no es paranoia cuando de verdad te persiguen! Lo otro se encuentran buenas ofertas en maromosdeocasión.com. Esta vez no tuve suerte, pero han habido otros q bueno, para una ocasión y estando de ocasión...

    DIVAAAAA!!! pero quién te cree?? Not me! Traitor, esquirola! Y a mí Milán me gustó, será pq estaba nevada... No te remito a la web de MO, pq allí son todos d ocasión (pesaos' son los italianos!)

    ResponderEliminar
  5. Ah el centralismo. Que primero quedas con los blogueros de la capital antes de conocer a los de la pobre vetusta injustamente olvidada.
    "Pero entre los muertos siempre habrá un lengua viva para decir que Vetusta no se rinde"
    Toma ya, sabía que algún día podría soltarlo...

    ResponderEliminar
  6. Ja ja ja qué mono Viveiró... ale, no me tires de la lengua, pregúntale a tu amiguito. NHuboG.

    Y te recuerdo q voy por allá de vez en cuando... la amenaza sigue ahí.

    ResponderEliminar
  7. Es magnífico, eso de atesorar una frase, esperando los años necesarios para soltarla a conevenentia.

    ResponderEliminar
  8. Basaja Usted y yo tenemos que hacer una kedada alternatiba...salvo que nos ilegalicen y nos tenga que venir a salvar el tribunal constitucional como a otros.

    el zagal de la konsuelo.

    Ps-. Sr NaN Vd. apuntese también
    Ps-. Sra Di quien ha dicho que no la tengo ya localizada y no quedo para no romper la ilusión del anonimato.

    ResponderEliminar
  9. En lo de la frase me refería a la de Viveiró. Una frase así, no vale para cualquier circunstancia, tiene que darse un conjunto necesario de circunstancias dramáticas, injustas históricamente...

    La frase mía, Di, no es necesario citar al autor: son esas frase que salen del pueblo y al pueblo pertenecen

    Y me apunto, me apunto. ¡Que no tengo ganas yo ni nada de ver El Pilar! Y tomar calamares Bravo. Lo único es que pase un tiempito para que pueda viajar.

    ResponderEliminar
  10. Gonzalo..no te hagas el guay. Confiesa que me enviaste de globo sonda para ver si esta gente eran de fiar..lo que no sabías es que soy de natural traicionero y me pasé al enemigo....

    ResponderEliminar
  11. Ajáaa, al final toda maldad se sabe.

    ResponderEliminar
  12. Txelos, eso de q me tienes localizada es un bluff (órdago). Vaya, para días te metías aquí si supieras la verdad.

    Lo chulo es q no somos de fiar.

    ResponderEliminar
  13. !!!Me moria de ganas de leer tus entradas Di!!!

    (Tendría que haber ido a la cena vetustense del último día, pero los nervios pre-momento uaaaaaaa vacacional no me dejaban concentrarme en otra cosa)

    Vaya...y ¿cómo me imaginarán a mi? Sólo saben que tengo el pelo para atarlo en una coleta...

    Que envidia me dais toooosss
    ¡¡ eso, eso, la próxima en Vetusta!!!

    Besis a todos, que hace días que no entraba y estoy cariñosona (imaginaos que os doy un abracito ;)

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.