1 de mayo de 2011

Cuando Mini cumplió un año...

Cuando Mini cumplió un año, escribí estos malos versos mal rimados para que se echaran unas risas los comensales en su fiesta de cumpleaños. Hoy cumples tres: Felicidades mi amor.


Hace exactamente un año
siendo el día del trabajo.
nació una princesita
en un país muy lejano.


Era noche de Walpurgis,
la última antes de Mayo
aquella en la que las brujas
vuelan en su escoba un rato.


Y érase aquí una brujita
a Walpurgis no invitada,
pero que a eso de las cinco,
empezó ya a dar patadas.


Cuando su padre llegó
y me encontró en la ventana,
escéptico se rió,
y añadió que “esto no es nada”.


Nos pusimos a cenar,
algo con mucho pimiento
a fe mía para un parto
esto no lo recomiendo.


Eran ya eso de las ocho
cuando esas contracciones
me hicieron, querida hermana
colgar sin contemplaciones.


De las matronas aquellas
seguimos las instrucciones
aitá contando segundos
y yo las respiraciones


A las doce de la noche
viene Ailsa la matrona
que enseguida dictamina
una vez que ella me explora:


“Llamemos a la ambulancia,
pues la niña ya está aquí.
Llevas ya ocho centímetros,
lo siguiente es parir!!”


Y cómo disfruta el padre
en el relámpago ambulancia
el Big Ben, el río Támesis...
hubiera seguido hasta Francia.


Al hospital de St. Thomas
llegamos en un momento,
os prometo que no veo
ni las casas del Parlamento.


Una vez en paritorio
miren, qué descubrimiento!
parece que tantos centímetros
eran al final un cuento.


Aquello de las contracciones
no duele ni un poquito
yo exigí la epidural
sólo por mi feminismo.


-“El señor anestesista
se encuentra en una emergencia".
-"Me esta diciendo, matrona,
Que esto es sólo una estridencia?”


Y a las tres de la mañana
le hubiera dado propina
al colega salvador
por la inyección de morfina


Las princesas primorosas
siempre se hacen de esperar.
Lo tuyo, querida Mini
fue para desesperar.


Por el este amanecía
y tu seguías durmiendo
Te pincharon varias veces
por si estuvieras sufriendo.


Por fin casi al mediodía
“A esta niña hay que sacar,
al padre dadle un pijama
que a quirófano ha de entrar”.


El pobre padre confuso
no sabe muy bien qué hacer
por encima de su ropa
la estéril se va a poner.


Y durante la cesárea
se porta y no se desmaya
y al final me trae la hija
envuelta en una toalla.


Qué preciosa, qué pestañas
está toda tan perfecta!
Llama a casa, di a todos
que por fin llegó la estrella.


Desde entonces, cariñito,
qué decirte, esto es un sueño.
No me canso de mirarte
siendo algo tan pequeño.


Eres graciosa, eres lista,
y hasta un poquito traviesa.
No cambies nunca brujita,
no cambies nunca princesa.


Tu madre, 1 de Mayo de 2009

10 comentarios:

  1. ¡¡Mini!!! ¡¡¡felicidades peduguilla guapetona!!
    Un besoooo muy grande ;)

    ResponderEliminar
  2. Felicidades a Mini. Señorita con suerte por los padres que le han tocado. Y por hacerse esperar, perezosa, en el Día del Trabajo.

    Besooos a los tres

    ResponderEliminar
  3. Di en versión tiernaaaaa, que chulo!!!

    Felicidades Mini!!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias de parte de Mini para tod@s¨: NO, ya sabes de primera mano lo de peduguilla, NAN, más por la parte d enos toca, ANI y AMANITA, os doy los abrazos in situ enseguidaaaaaaaaaaaaa!!!! y DIVA, traitor, tú te has descolgado...

    Os mando hugs exhaustos... es menos cansado trabajar!

    di

    ResponderEliminar
  5. ¡¡¡¡¡FELICIDADES DI!!!! Que cumplas muchos más y así de bien!! Disfruta mucho de tu día. Un besazo enorme ;)

    ResponderEliminar
  6. Qué bonito, cuando sea mayor le va a encantar tenerlo. Felicidades a los tres.

    ResponderEliminar
  7. Just another espai5 de mayo de 2011, 22:18

    Más zorionak tardíos!!

    Juan gelman rimaba también bellos diminutivos en algún librito.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.