12 de julio de 2010

Encantada por las brujas-Parte I

Tengo una conocida cuya hija le dijo, al ponerle Blancanieves: "Me voy a jugar, cuando salga la bruja me llamas". Esto me recordó a mi cinta de "Cuentos populares" (hay trozos que aún podría recitar de memoria) en la que una bruja se reía con una carcajada terrorífica y La Yaya siempre decía "no escuches éste que luego sueñas". Tal vez por esto, las brujas siempre ejercieron una fascinación extraña sobre mí, una especie de encantamiento. Al fin y al cabo, eso es lo que hacen: (tratar de) encantar.

Cuando se rompió la cinta de tanto escucharla, a todo el mundo ya le gustaban las brujas: pasaron a ser un símbolo de mujeres independientes que no conformaban. Más preocupante, también empezó la apropiación de la bruja como símbolo de un submundo espiritual de tarots, curanderos, y otros timadores. Por entonces me leí el libro de Bettelheim "The uses of enchanment" (traducido al castellano como, ehem, "Psicoanálisis de los cuentos de hadas"), otro timo a lo académico del que ya hablé en este blog, necesitando varios divagues. En aquel punto me hice con la vieja peli de "La Bella Durmiente" de Disney que no había visto desde pequenia y re-descubrí a Maléfica, sin duda la mejor bruja de todas, sobre todo en contraste con la Durmiente, embrión de la "Stepford wife" perfecta, esperando a que la despierte un tipo de su letargo.

Muy tarde -ya vivía en la Pérfida Albión- leí por fín un libro del que había oído hablar mucho años antes, y que desencadenó mi interés por la antropología. Siempre me deja en medio shock cuando alguien habla del "libro que le cambió la vida": imagino un estado de iluminación, la mente abierta a nuevas Verdades, un nuevo mundo frente a los ojos. Pero si tuviera que elegir un ensayo que haya significado remotamente eso para mí, no dudaría en señalar "Vacas, cerdos, guerras y brujas. Los enigmas de la cultura" (Marvin Harris, Alianza Editorial). No es que Harris me hiciera ver un descubrimiento insólito, sino que me ayudó a "hacer clack", a ordenar lo que de alguna manera estaba amontonado y lleno de polvo en los trasteros de mi memoria. A cerrar el puzzle, para Harris lleno de piezas que tienen una lógica, que son explicables observando las culturas y la historia ("El que no recuerda su pasado está condenado a repetirlo" la famosa frase de Santayana). Harris sugiere que debemos desconfiar del que cataloga a otros de excesivamente racionales. A muchos les va muy bien si los demás sólo usan las pasiones, y lo utilizan en su beneficio. El "pan y circo" está más a la orden del día que nunca.

Pero divago. Porque de todos los temas de este libro apasionante, yo quería hoy hablar de las brujas, pues de alguna manera este ensayo cerró el círculo de mi encantamiento infantil por las malas de los cuentos, que tuvieron muchas razones de ser, según Harris, en la terrible Europa medieval. Hoy os voy a contar un cuento de hadasdebrujas.

Marco histórico
Alrededor de medio millón de personas fueron declaradas culpables de brujería y quemadas en Europa entre los siglos XV y XVII. La mayor parte de ellas acababan siendo juzgadas por la "confesión" de otra persona en la cámara de tortura. Si intentaban retractarse, se las torturaba de nuevo, así que la hoguera era una muerte idílica, sobre todo si por haber cooperado te ofrecían el lujazo de estrangularte antes. Algunas confesaban "espontáneamente" (sin tortura) cuando se les describía lo que les iban a hacer. A eso lo llamo yo poder de persuasión.

Particularidades europeas
Prácticamente todas las sociedades del mundo tienen algún concepto relacionado con la brujería, pero la particularidad europea era que se torturaba a las que se creían brujas para obtener confesiones sobre la identidad de nuevas brujas. La locura de las brujas en Europa, que empezó en 1480 (hay crónicas de épocas anteriores en las que se ve como nadie era ejecutado por haber sido "visto con el diablo") no tiene parangón en cuanto a ferocidad y duración en ninguna otra cultura.

Posición de la Iglesia
Antes de 1480, la Iglesia negaba la existencia de brujas voladoras y prohibía creerlo porque era "una ilusión provocada por el diablo." A partir de 1480, la Iglesia cambia su discurso y lo que prohíbe es NO CREER que las brujas vuelan en escobas, y el que diga que el viaje es solo una ilusión está asociado con el diablo. Para que luego digan que la Iglesia es inflexible: evoluciona con los tiempos.

En el SXIII la Iglesia ya admite que se torture a los miembros de organizaciones eclesiásticas ilícitas que nacían continuamente en Europa y que podían romper su monopolio sobre los diezmos.

Finalmente, para combatir a esos movimientos subversivos se crea la Inquisición, un poder paramilitar especial cuya tarea consiste en abolir la herejía. En el colmo de lo imaginable, la familia de los torturados tenían que pagar el salario de los verdugos, la leña donde serían quemados, el banquete de los jueces tras la quema y se autorizaba a confiscar todos los bienes de la bruja.

Pócimas, ungüentos y otros demonios
Las brujas europeas se asocian popularmente con el uso de ungüentos mágicos, con los que se untaban antes de volar. Se cree que el agente alucinógeno activo que usaban era la atropina, un alcaloide que se encuentra en plantas europeas como la mandrágora, el beleño y la belladona. La atropina se absorbe a través de la piel. Lo de la escoba, no es un mero símbolo fálico (sorry, Sigmund). Parece ser que aplicar atropina en las paredes vaginales debe ser altamente recomendable (atención, chicas), dando "la impresión de estar cabalgando sobre un corcel hacia, por ejemplo, el aquelarre".

Sin embargo, lo que la Inquisición buscaba era conseguir nombres de gente vistas en aquellos inexistentes aquelarres, no de gente que poseyera ungüentos. Probablemente los que usaban ungüentos no fueron identificados, y la mayor gente quemada nunca había "viajado" con los ungüentos. Si se me permite el juego de palabras, pringaban los que no se habían pringado.

Así que los ungüentos y la tortura pueden explicar parte del misterio de las brujas, pero desde luego no aclara porqué tuvieron que morir 500.000 personas por crímenes cometidos en los sueños de un tercero. Cómo resolver este enigma?

... Continuará...

18 comentarios:

  1. Ahhhhhh! Maléfica...mmm...
    Vacas, guerras, etc me lo recomendó una profe de la facultad. Es impresionante, te abre la mente.

    ResponderEliminar
  2. Oh..Marvin Harris..que recuerdos de la carrera.

    Di, yo es que oigo hablar de brujas e inmediatamente me acuerdo de esto y empiezo a descojonarme.

    Las brujas molan..

    ResponderEliminar
  3. seguimientooooooooooooooooooooooooooooooooooo

    ResponderEliminar
  4. ¿Dónde dices que se puede comprar la atropina esa?
    Me la ha encargado una amiga y tal.

    ResponderEliminar
  5. Repetiremos el divague, que parece que no sale.

    Decía, Di, que eres una aguafiestas, que ahora lo que toca es el Ejpaña Ejpaña Ejpaña, y no esos rollos que te traes y que no hay quien se trague.

    Dicho lo cual, creo que a Piqué le va a tocar pasar por la hoguera, por aquello de no conformar...

    ResponderEliminar
  6. Entre moros,judios, moriscos y cristianos más o menos viejos se fueron cebando las ollas de la inquisición, y cuando estos últimos escasearon la tomaron con las brujas, que por cierto las habría viejas y jovenes.

    Pero a fín de cuentas no funcionaba el tema por miedo a lo que la brujería podria significar, sinó en base a las mismas denuncias por las cuales se juzgaban a los grupos etnicos anteriores, por la simple envidia o por el simple hecho de ser dununciador y no caer en el saco del denunciado.

    Y estas artimañas se siguiron empleando en el siglo XX, sin hogueras pero con carceles, presidios, paredones, camaras de gas, genocidios varios y simulacros de juicios "populares".

    Por cierto, ese típico-tópico de que la inquisicion fué mas española que otra cosa, nanay de la china. Pierre de Lancre, inquisidor frances, hizo una serie de "reajustes" civiles entre la población del suroeste frances y no por miedo a la brujería, sinó por miedo a revueltas sociales entre población y nobleza en ese territorio y la realidad de un incipiente protestantismo en los pirineos vascos.

    Y en Holanda e Inglaterra "3/4 of the same"

    K, ... volando voy, volando vengo.

    ResponderEliminar
  7. Viveiró & Mo, tenéis del tirón cinco estrellas plateadas en mi star chart por haber leído a Marvin. Al llegar a 10 se canjearán, aún no sé por qué. Pensad q los demás están todos en 0. Los MOnthy spr la pera, graches...

    ResponderEliminar
  8. Diva, dile a tu amiga q le pregunte al Basaja... ya sabes "frutos del bosque"

    ResponderEliminar
  9. K, volando vienes, pero me vas a desvelar el final del cuento!!! No has visto q era "parte 1"?

    Otro q ha leído a Marvin, otras 5 estrellas del ala...

    ResponderEliminar
  10. Lo siento, es algo innato, que me suele ocurrir muchas veces, un blog, un post, un hilo, opino, escribo y casi la jodo.

    Será que en el fondo soy medio brujo???? Se sospecha que en mi familia, o en el tronco original de ella, había una bruja que juzgaron en los actos inquisitoriales de Logroño.

    Voy a pintarle una machas blancas a mi Golden, y me voy a cambiar de nick ...

    K, ... "Cruello de Ville".

    ResponderEliminar
  11. Oh, vaya, cero estrellas. Güe, güe, güe, güeeeeee

    Yo soy más de Úrsula. Me encantan sus contoneos al cantar 'Poor unfortunate souls...'

    Interesante asunto el de las brujas. Espero ansiosa la segunda parte.

    ResponderEliminar
  12. Anni a mi también me flipa Ursula...como se mueve..a mi me recuerda a Artha Franklin...

    ResponderEliminar
  13. A mi esa Ursula siempre me ha recordado a Cuqui Fierro

    ResponderEliminar
  14. Diva, tía, estaba yo tan contenta con el símil de Aretha y vas y me lo fastidias Cuqui Fierro, por Diosss.

    Últimamente compro mucho el hola (más de lo que debería y mucho más de lo que le gustaría a ND) y esa señora ya no sale nada, que lo sepas.

    ResponderEliminar
  15. Chicas, he tenido q guglear a Ursula (cómo se nota q Mini sólo tiene 2 anios), no me acordaba de quien era. La verdad es que es genial... cuando dice "patheticcccc". La risa final es tb muy buena, habra q hacer una competición de risas de mala...

    Cuqui no se quien es y rehúso a guglearla. Cuando emigre de la penínusla los famosuelos eran la Obregon y la Preysler. Ahora es improsibble estar al día con tanta gente.

    ResponderEliminar
  16. No es que sea muy famosa la tal Cuqui, es que es igual a Ursula. La verdad no sé ni por qué es famosa..

    ResponderEliminar
  17. Juer Di, pues si que llevas tiempo fuera de la peninsula ...

    K, ... y te suena la Belen Esteban?

    ResponderEliminar
  18. Yo me quedé en el Padre Apeles...

    Lo añoro de verdad.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.