18 de julio de 2010

Y no hago más ná

Esta canción la oí por primera vez en un lugar que desde entonces llamamos el templo del colesterol. Un restaurante clandestino que sólo conocemos los que hemos tenido la suerte de visitar. Es un restaurante sin cartel y por supuesto sin carta. Pasa totalmente desapercibido y tiene un enclave que sería la delicia de cualquier inversor. Una vez dentro no puedes elegir nada. Te sirven de comer y punto, lo que hay, lo que tienen. Jamás, jamás he oído de alguien que se quedara con hambre y todo, todo es casero, hasta los geniales buñuelos de manzana. Eso sí, hay que reservar. En él coincidimos una vez un grupo muy variado y atípico. Lo pasamos genial.

Recuerdo a un ex tuno tocando la guitarra acompañado por un guarda forestal que le hacía los coros y tocaba las cucharas mientras cantaban esta genial canción.






Yo me levanto por la mañana, me doy un baño y me perfumo, me como un buen desayuno y no hago más na', más na'. Después yo leo la prensa, yo leo hasta las esquelas, o me pongo a ver novelas y no hago más na', más na'. A la hora de las doce yo me como un buen almuerzo de arroz con habichuelas y carne guisada, y no hago más na'. Después me voy a la banca a dormir una siestita; y a veces duermo dos horas y a veces más, y no hago más na'. Y me levanto como a las tres, y me tomo un buen café, me fumo un cigarillito con mi guitarra y me pongo a cantar. A la la, a la la, a la la lara la lara Y a la hora de la comida me prepara mi mujer un bifstec con papas fritas con ensalada y mil cosas más. Me lo mango y no hago más na'. Luego me voy al balcón, cual si fuera un gran señor, a mecerme en el sillón, Con mi mujer a platicar. A larara la la. ¡Ay!, cuando se me pega el sueño enseguidita me voy a acostar, y duermo hasta por la mañana y no hago más na', más na'. (Qué bueno es vivir así, comiendo y sin trabajar) ¡Oigan!, yo nunca he doblado el lomo y no pierdan su tiempo, no voy a cambiar. ¡Qué va! (Qué bueno es vivir así, comiendo y sin trabajar) Señores, si yo estoy declarado en huelga, ¡sí!, ¡mi mujer que me mantenga! ¿Oíste? (Qué bueno es vivir así, comiendo y sin trabajar) Qué bueno, qué bueno, qué bueno, qué bueno es vivir la vida, ¡comiendo, durmiendo y no haciendo na'! Oiga compay, ¿usted sabe lo que es estar en un sillón mece que te mece? Esperando que lleguen los cupones del Seguro Social... ¡Así cualquiera! (Qué bueno es vivir así, comiendo y sin trabajar) Recibiendo la pensión por loco, de loco yo no tengo na', ¡listo que soy! (Qué bueno es vivir así, comiendo y sin trabajar) Qué bueno... Traen un plato de mondongo, arroz, habichuela y carne guisá, para empezar. (Qué bueno es vivir así, comiendo y sin trabajar) ¿Quién trabajará? ¿Quién, yo? Búscate a otro, yo ya hice lo que iba a hacer.

4 comentarios:

  1. Pues no hagamos más ná...

    Que es un gusto vivir asín... Eso me dicen...

    ResponderEliminar
  2. Supongo que habla de las aspiraciones que tiene...
    un poco aburrido, no?
    Pero es un sueño tener todo cubierto!

    ResponderEliminar
  3. Cuando Diva reciba...

    ... q nos lleve a esos restaurantes, y a esas fiestukis mexicanas.

    Podía poner cualquier cosa, con la excusa de lo de "cuando diva reciba" (me gusta)... por ahora diva "esta despachando y no recibe". Snif.

    ResponderEliminar
  4. Hola, hola, no es que no reciba, es que estoy en pleno pasotismo veraniego...

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.