16 de septiembre de 2011

Masoquismo vacacional

Desde hace tiempo vengo observando que alguna gente hace en vacaciones cosas que no les interesan lo más mínimo. Lo que más alarma es que, en alguna ocasión, me veo desde fuera, como si fuera una actriz en un escenario, precisamente en ese papel: soy uno de ellos.

Por poner un ejemplo cercano, en estas pasadas vacaciones: visita a los restos arqueológicos de Knossos, ruinas de un palacio Minoico, un absoluto MUST cretense. En mi defensa culparé a un golpe de calor-eso del mediodía, con 245 grados a la sombra (las cigarras aullando enloquecidas)-, porque otra cosa no explica (por mucho que sea un must) que yo (mi último contacto con la arqueología en la infancia de la mano de Indiana Jones o Agatha Christie) acabara saltando entre esos pedruscos bajo el sol de rigor africano.

Luego están los museos. No se entiende la manía de la gente que con los museos (y en particular por sus tiendas). En algún lugar, creo que divagando del gran artista callejero Banksy, ya empecé a mostrar claros síntomas (o a pecar, a gusto del divagante) en esto de la crítica del así llamado "arte". Y de nuevo un mea culpa: pese a pasar demasiado tiempo en museos (vivo en Londinium, a veces llueve), cada vez me siento más alien en estos recintos. Y no sólo por reflexiones pretendidamente elevadas tipo "qué es arte y quién lo dictamina" (aún tengo flashbacks con alguna sala de la exposición de Miró hace un mes en la Tate Modern: el mal del famoso, el papanatismo más feroz, el emperador NO lleva ropa), as above, sino también temas más mundanos, por ejemplo, no me gusta estar de pie mucho rato, me cansa horrores. Me gusta andar, pero no este estar medio quieto, dos pasitos, etc de las galerías. Los temas que más me interesan, lo suelen hacer en horizontal. Y así, tirada en mi sofá, me pregunto porqué si hay un tema del que no te molestarías a estirar el brazo para leer sobre él en tu futón, digo porqué has de ir a un museo a verlo. Y es que esto es lo que pasa en el masoquismo vacacional: gente a los que las ánforas ni fú ni fá, acaban en un museo del barro. A esto sigue que mi museo/exposición ideal sería una de cine, o de fotografía, o una casa-museo de un escritor adorado (mi diagnóstico: fetichismo). Ah, o una de ballenas, claro.

Siguiendo con las ballenas, mi animal gracias a Melville, mi siguiente autoflagelación cretense ha sido visita al Acuario. Nadie me creerá si digo que fue por Mini (que pasados los tiburones dijo que a ver cuándo nos íbamos). Y mucho menos si digo que fue por, por fin, poder ir a una pescadería con conocimiento de causa (en serio, no sé qué careto tienen la mitad de los peces. Antes de que se echen las manos a la cabeza, cuando vivía en Vetusta evidentemente no hacía la compra, para eso vivía en hotel. La confusión aumentó cuando conocí al Peda y sus padres decían cosas como "changurro". Al llegar al UK llegó el problema aniadido de traducir los pescados que ya no conocía en la península: mackerel-caballa, ¿qué narices será eso?) En fin, que me gusta hacer snorkeling (bucear con tubo, estas vacaciones he visto bastantes peces, un par incluso tirando a azules...), pero de ahí a tragarme todo un acuario con los peces en 9 idiomas (no incluído el castellano) va un trecho.

Pero pero pero, la actividad vacacional masoquista sobre la que quería de verdad escribir, la que me deja clavada en el suelo, lívida de perplejidad es la lectura. Mucha gente a la que no le gusta leer, lee en vacaciones (no me incluyo, tristemente, que ser viajera progresiva con niña y leer es más complicado). Los he visto: tirados en las tumbonas en la playa, al borde de la piscina. Y si sé que no les gusta no es porque lea mentes, sino por lo que leen: libros para gente que odia leer, que abominan de la literatura. Libros escritos por mercenarios con el único objetivo de su deglución bulímica, sin que dejen huella. He hecho mi pequeña pesquisa con las tapas y contratapas (estoy en desacuerdo con el dicho inglés de "no se puede juzgar a un libro por su tapa"... vaya que si se puede), y es verdaderamente espeluznante. Ellos están totalmente concentrados en lo que parecen tramas de espionaje, algún marciano. Ellas, sistemáticamente leen títulos tipo "He is the one for you", el fondo rosa, un dibujo de un par de zapatos de tacón. Libros "para evadirse". Jolín, estás de vacaciones: ¿de qué? Es casi mejor quedarse en bloguera impublicable que haber escrito aquello.

El masoquismo vacacional es un síndrome cuya prevalencia está al alza. Creo que incluso hay gente que viaja, a la que no le gusta viajar.

9 comentarios:

  1. Sobre el changurro del arte, leer con urgencia el último de Michel Houellebecq.

    Cosas que yo hago y tú no haces:

    *visitar museos de pintura o fotografía. Solo veo 10 o 12 obras, durante mucho tiempo, y al salir me ayudan a ver el mundo.

    *ir cada varios años a una playa con tumbonas, leer toda la mañana, comer y beber en abundancia en el chiringuito que está a 50 metros de las tumbonas; regresar y coger un libro (griego, mira tú por dónde) y leerlo paseando con el agua por los tobillos, paseando.

    Claro que mi Mini ya no requiere mi atención.

    Los libros de los que hablas no los leo: no puedo hacer una crítica sensata.

    ResponderEliminar
  2. jajajjjajajaja me ha gustado mucho tu entrada Di!!

    Bueno, tengo que decir, que a mi si me gusta todo lo que has dicho...pero tambien te he de decir, que no lo hago solo en vacaciones, pero entiendo que la gente lo haga cuando puede, si tiene especial interés por el arte. Ir por ir es tonteria Di (espérales en un bar si no te entusiasma ;)
    Me gustan los museos, puedo tirarme horas y disfrutar lo mismo la primera que la última...y tambien me gustan mucho los acuarios, me relajan un montón ;)
    Confieso que yo hasta que no fui a San Sebastian no sabia lo que era el changurro. Ignorancia supina.
    No se porque...me estoy imaginando a Mini de morros jejeje.

    Yo tambien me fijo en las portadas de los libros de la gente que lee en piscinas y playa ;) Se hacen descubrimientos inóspitos.
    La pregunta es obligada....cuéntame sobre lo que viste en Knossos!!

    Besi

    ResponderEliminar
  3. Hola NAN, estas cosas yo tb las hago (algunas persiguiendo a ninia). Hace timepo q no voy a museo para verlo TODO. A veces he ido al Reina Sofía solo para ver el Guernica, por ej. O la última vez q fui al Prado solo para ver Las Meninas y los Goyas. Pero el tema era el ir a actividades culturales q a uno no le interesan solo pq está de vacaciones. Claro q igual mejor eso q nada, igual algo queda. Pero lo de KNOSSOS (Y aqui enlazo con NO) me parecio un rollo: todos esos turistas con pulsera all-inclusive por ese secarral...no sé, yo me pongo existencial y me pregunto: "que hago aquí?" Y NO, tendrás q ir a Knossos y verlo desde tu perspectiva profesional. A mí, como lay person, pues sales con la sensacion de "tickado!", no sé si la conoces. Y sinceramente y a mi edad, cada vez voy a intentar tene r los menos tickados posibles en mi vida. Paso. En Egipto el Peda y yo dijimos q pasábamos de madrugar para ir a ABu Simbel (4 tios enormes sentados, santiguense lo q quieran). Como era viaje familiar, mis padres se pusieron serios q cómo no íbamos, q mire usted.. total q acaabmos yendo. Para qué? Desde luego no hay CASI NADA q merezca la pena levantarse a las 3 am. Para mí. O sea, q no spr te puedes quedar "en el bar", pero cuando puedes.... MIrad, esto es muy ilustrativo: cuando éramos jóvenes e indocumentados empezábamos a leer la guía por museos, y lugares q había q visitar... ahor alo hacemos por la seccion "Eating and drinking". Y no veas que bien.

    besitos

    ResponderEliminar
  4. jajajjaa Di, la verdad es que vuestro criterio (el actual) también me gusta mucho, "Eating and drinking", porque realmente...uno disfruta mucho tambien.
    Lo de clicado...me suena...de alguna que otra playa jajajaja ;)

    Y para serte sincera del todo...yo tampoco madrugaría ni magrudo a las 3 am (por ejemplo) para ver NADA!!! eso es un castigo, no unas vacaciones. Como dice Hermes..he estado x años sin verlo y no me he muerto...puedo estar otros x igual de bien ;).

    Las vacaciones son para disfrutar, cada uno sabe con que disfruta; a explotarlo y listo!!

    Después de haber estado con vosotros de vacaciones una vez, me iria a cualquier sitio con vuestra compañia. Disfruté de lo lindo ;) si señor.

    Besisisisiisisis

    ResponderEliminar
  5. noté una ligera crítica incendiaria contra los museos en general.

    So zorry si me equivoqué. El caso es que deberían ir sitios a los que acudieran los interesados. Fue una Gran Idea Pública. Pero es innecesario darles rentabilidad (económica o política).

    Museo de nudos marineros. Perfecto. De Puta Madre. Lo que que quiero de decir es "que vaya su puta madre" (y todos los que han subido en burro hasta allí; no me preguntes por qué ese museo está encima de un monte).

    Claro, que cuando se tiene un Mini, delos acuarios, zoos, zoochicos, circos... no hay quién te libre.

    ResponderEliminar
  6. Gracias NO y NAN... no sé, a ver, todo esto iba en el fondo de conia, en plan opinionated, en un tono de "indignación" no real. Es sólo un tono. Quiero decir q a mí me parece bien q cada uno haga lo q quiera (inc. leer malos libros)-y si no me lo pareciera al mundo se la debería sudar :) Lo q pienso de los museos ya lo dije en Banksy.

    ResponderEliminar
  7. Di, asi lo había entendido...¿?
    Besis

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.