6 de septiembre de 2011

Ya queda menos

Ha sido un verano memorable, ellos no lo saben, pero lo ha sido. Los pollitos no han hecho ni el huevo en todo el periodo estival, pero nada de nada, sólo jugar, deporte y viajar (que es en definitiva lo que les toca). Yo en mis veranos tampoco cogía un libro la verdad. Recuerdo comprar algún cuaderno Santillana que se quedaba intacto salvo las dos primeras hojas, las de la ilusión. Entonces no nos ponían deberes de verano. Este años sí que tenían, pero no los hemos hecho. ¿Habremos arruinado sus carreras? ¿Ya no podrán ir a Harvard o a Yale? Yo creo que no, que les hemos dado otra serie de cosas, vivencias, que habrán amueblado sus cabecitas de otra forma. Han aprendido que trabajar duro durante el año tiene su recompensa y eso también es importante.

Ya no queda nada para el retorno. En Cataluña comienzan el próximo lunes y aunque todavía no sé cómo nos las compondremos para hacer todo lo que hay que hacer por la mañana a tiempo, luego milagrosamente nos adaptamos, como cada septiembre. La verdad es que tengo ganas de que vuelvan a su rutina. 


17 comentarios:

  1. ¿De pequeña no tenías deberes en verano? ¡¡¡Lo sabía, las monjas de mi colegio eran una panda de sádicas!!! Un Vacaciones Santillada y un par de cuadernillos Rubio el año que había suerte :(.

    ResponderEliminar
  2. Yo era muy buena estudiante.... quelosepassss.

    Algo nos debían de poner, pero no lo hacía, o por lo menos no lo recuerdo...

    ResponderEliminar
  3. A mí tampoco me ponían. Existían pero mi madre ni los compraba...

    Este año, lamentablemente, me he pasado el verano persiguiendo a mi segundo para suplir la ineficacia de su maestra. El primero y la tercera se han entregado voluntariamente (unos benditos) para hacer compañía al hermano.

    ResponderEliminar
  4. Volver al colegio te llena de ilusión en cuanto ves todas las cosas nuevas que tendrás, las zapatillas de deportes, el uniforme, los cuadernos, lapices multiples, mochila, lonchera, papeles y más papeles, libros y más libros, tajador de colorcitos, borradores con olores ricos, uff! de sólo pensarlo me canso y eso de ponerle nombre a cada cosita (para los niños pequeños) bordar el nombre del pequeño en el gorro y en la servilleta y en la lonchera y en... A ellos les encanta ver como se van acumulando las novedades y el vinifan y las etiquetas pero a mi me deja agotada y en quiebra, ja. Lo bueno es que por acá faltan 6 meses para ese dolor.

    ResponderEliminar
  5. Dra. mi colegio también era de monjas pero no me ponían deberes :), sólo los que suspendían tenían que hacer los libros esos de Vacaciones Santillana, pero como soy una envidiosilla un año quise hacerlos yo también; me duraron como a Diva, los primeros días de la ilusión y luego... a jugar!

    ResponderEliminar
  6. yo tambiennnn era buen estudiante y aun así me ponían el lilbrito de santillana y lo que es peor la Consuelo con el latigo detrás.

    ResponderEliminar
  7. Aquí ya han empezado las clases...ahora que has vuelto...¿podias mirar lo de la página que infecta vuestro blog?.

    ResponderEliminar
  8. Carmen, yo he estado todo el año tras pollito y sus deberes y creo que ambos nos merecíamos un descanso, del que también se ha beneficiado su hermana.

    ResponderEliminar
  9. Patito,

    Hay cosas que dices que no sé lo que son, seguramente porque aquí les llamamos diferente: la lonchera quizás sea la fiambrera para llevar la comida, pero lo del vinifan, me deja desconcertada.

    En cuanto a lo de marcar las cosas, yo encargo unas tiras en una mercería que llevan estampado el nombre del pollito y que sólo se planchan para sujetarlas a la ropa.

    ResponderEliminar
  10. Miss Hurry,

    Bienvenida a DD!!

    Yo creo que cuando yo iba como a 4º de EGB o a 5º es cuando comenzó todo el tema ese de los cuadernillos, hasta entonces no los conocía, y aún así no eran nada populares. Ganaban los Rubio por goleada.

    ResponderEliminar
  11. Txelo´s,

    Gracias a la Consuelo eres un hombre de provecho.... Que habría sido de tí!!!

    ResponderEliminar
  12. Gonzalo,

    A mi no me sale nada con lo de la página que comentas. ¿le sale a alguien más? No tengo ni idea delo que hablas.

    ResponderEliminar
  13. Sí, sobre todo al entrar en comentarios, salta una página que promete un CI de genio y varias cosas más. Y que es reticente a ser cerrada, encima, la muy...

    ResponderEliminar
  14. Hola Carmen,

    Soy Diva, de anónima. He cambiado algo pero no sé si dará resultado. Ami no me aparece nada de lo que decís. Me podrías confirmar si todavía salen esos pop ups?

    Gracias

    ResponderEliminar
  15. Pues si Diva sigue saliendo...antes por lo menos salia una tipa que le pasabas el movil por encima al tiempo que salia en paños menores...peor esto de la inteligencia es un rollete.

    ResponderEliminar
  16. El verano era maravilloso si lo pasabas por ahí, todo el día con los amigotes en tierras de aventura. Pero el uno de septiembre volvíamos a la ciudad y estaba deseando ir al colegio para dejar de ver a mi familia todo el santo día.

    ResponderEliminar
  17. a mi me ponian uno o dos cuadernillos rubio. recuerdo que siempre lo hacia a finales de agosto, con mi pade enfadado, diciendo ¿es que no has echo nada en el verano?. quiza por eso tengo buenos recuerdos del verano.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.