26 de septiembre de 2011

"Late for the sky" (and who cares?)

Cuando la Fashion volvió de vacaciones me habló de un viaje en tren entre Mobassa y Nairobi que, sin esperarlo, fue uno de los mejores momentos del viaje, de esos en los que Itaca cobra vida propia. A veces, una espera que esa playa paradisíaca, o el Taj Majal de turno vayan a ser la cúspide del periplo pero al final, los recuerdos que te bombardean son otros, mucho más pequenios en apariencia pero para tí mágicos sin más explicación.

Estábamos en Rethimnon, de nuevo los tres solos: nuestros amigos griegos ya se habían ido. Encontré esta ciudad con mucho encanto, aunque la famosa sea Chania: con su puerto veneciano, fortaleza colgada en lo alto tirándose al mar y el centro lleno de antiguos palacios que hoy han sido reconvertidos a hotelitos. Nososotros nos quedamos en uno que tal vez no fue palacio, pero sí casa de techos altísimos, con un patio interior muy agradable donde nos sentábamos a desayunar y planear el día. Más alla del tercer piso se veía una escalera de caracol que subía a lo que supuse era una azotea.


Una noche, con Mini ya dormida y el Peda leyendo, la llamada de la escalera de caracol fue demasiada intensa (Freud tendría, como siempre, mucho que decir). Y es que una escalera de caracol es MUCHA escalera (como bien sabe La Bella Durmiente). Siguiendo al tío Oscar (Wilde), como la mejor manera de sobrellevar una tentación es sucumbir a ella, armada de mi colada del día comencé a trepar sin saber exactamente con lo que me encontraría.


Al llegar al final, mis sospechas se probaron ciertas: en la azotea había ropa tendida del hotel, pero además... qué vistas: toda Rethimno ahí abajo, con su bullicio como en sordina, sus luces, la fortaleza iluminada al fondo, las estrellas. Me quedé allí alucinada durante unos minutos. Las pocas azoteas donde aún se tiende la ropa a las que he tenido acceso siempre me han encantado (sábanas blancas al viento que huelen como las de mi madre), pero esta además ejerció sobre mí una especie de encantamiento.

A la noche siguiente, me lancé por la escalera hacia la azotea a tender de nuevo, pero esta vez preparada: llevaba mi cámara y mi ipod. Y allí me quedé un rato, disfrutando del momento, carpe diem, desea que el camino sea largo/que muchas sean las manianas de verano. Busqué una canción que ensalzara el marco, y la acabé encontrando en "Local Hero" de los Dire Straits: me recuerda la película y, aunque no se puede adivinar por su comienzo, es una de las más "uplifting" que conozco.

También, sintiéndome tan cerca del cielo, podría haber escuchando esta maravilla de Jackson Browne, "Late for the sky", que muchos recordarán por la banda sonora de "Taxi Driver". Que no te importe llegar tarde al cielo: sube por todas las escaleras y vive el camino.



How long have I been sleeping
How long have I been driftin alone through the night
How long have I been running for that morning flight
Through the whispered promises and the changing light
Of the bed where we both lie
Late for the sky

6 comentarios:

  1. Oh! Local Hero, es estupenda, también la peli.

    ResponderEliminar
  2. El Peda, lleva gorros de Hello Kitty?

    Diossssss!

    ResponderEliminar
  3. Hi guapas, ANI me cuentan los profundos analistas de las metáforas q esto de las azoteas/áticos/buhardillas les ha dado para libros y libros sobre "la loca encerrada en el ático de la casa victoriana". NO adelantaré de que novela gótica se trata por si alguien no s eha leído el libro. Si lo juntas con la escalera de caracol, te da para un relato bien chulo... y si eres evangelista sobre le tema, para novela, vaya.

    DIVA, dejémoslo en "ecléctico", su estilo.

    ResponderEliminar
  4. Una maravilla. Esta canción siempre me recordará una noche cerca del cielo aunque sin estrellas y Jackson Browne delante de nosotros con una interpretación de lo más intimista.

    Me encanta coincidir con alguien a millones de distancia y con según que canciones.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. A mi tambien JOTA, hace mucha ilusión coincidir en cosas q nos gustan mucho. La canción me parece increíble.. la descubrí tarde, pero no importa.

    muxu

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.