10 de mayo de 2012

Santiago Gascón presenta "Una familia normal" en Vetusta: Quiero ir.

Mañana por la tarde, en el vetústico Paraninfo, presenta su último libro El Méntor (mi mentor literario) aka Santiago Gascón. La novela se titula "Una familia normal", desoyendo mis consejos: la frase de la tapa debería haber sido "Una familia disfunciormal". Deformación profesional dedicada el autor, que le da a eso de la pepsicología en sus horas diurnas de impostor. De noche, escribe.

 Queda como de comienzo de película, voz en off ("nada fue igual a partir del aquel verano"), pero es que a Santi y a moi nos unió, si no la literatura -tal vez esto sería pretencioso, en mi caso-, sí la escritura. Corría finales del SXX ("y yo estaba muy lejos de París") y un periódico que ya no existe organizó un concurso de relatos en el que ambos fuimos de alguna manera laureados. Tengo varias imágenes: en la primera estoy yo, en una de esas prácticas de la carrera en las que había que esperar a que pasara algo para "practicar", escribiendo a mano sobre falsilla en una mesa grande y una reproducción curtre de "Los fusilamientos del 3 de Mayo" delante. En otra está Santi en la sala del palacio donde nos entregaron el premio con un Jorgito de unos dos años entre las piernas y Ara, que justo esperaba a ñaki, todos sonriendo. Por el fondo estaba Labordeta, que había sido parte del jurado, y no recuerdo mucho más.

 Tampoco sé cómo Santi y yo seguimos en contacto a partir de aquello: sería por teléfono (fijo), en la prehistoria no había emails. A lo largo de los años, hemos leído todo lo que ha publicado antes que el editor, e incluso tenemos el honor de alguna dedicatoria. Le he metido en alguna emboscada (aquella famosa noche de autor en la casa rural de Navarra) y él me ha intentado meter a mí, pero hasta ahora mi juego de cintura ha sido más efectivo. Me ha presentado alguna de la flor y nata de la cultura vetústica y una noche anduvimos por todos los bares de la muy leal tras la estela de Javier Bardem, que nos dio esquinazo. Hemos tocado el cielo con su "legendaria paella" (en imagen), y nos hemos aliado siempre con los Monsters, para su desesperación. Su visita a Londinum fue casi tan legendaria como la paella, y de ella voy a incluir alguna foto, mucho mejores que las que he visto por ahí en los periódicos o blogs que hablan de su novela.

 Yo ya sé que "he venido aquí a hablar de su libro", y me está saliendo una exaltación de la amistad mezcla con baba de abuela de Mallén. Del libro hablaré otro día (cuando lo relea en la edición de Xordica, con tapa original del artista Jorgito, en lugar de en ese docu de word). Como el muy impresentable  no me lee (sin acritud), le tendré que mandar el enlace para que sepa que esto y lo otro esta aquí colgado.

Hay que leerlo, y para el divagante morboso añadir que en un capítulo aparecen tres personajes conocidos de este divlog: Londinium, el Peda y servidora. Estaría dolida porque el Peda sale más  y mucho más enrollado que nosotras dos, pero se lo perdono porque de mí dice que estoy buena y soy una mujer fácil. Ah, Santi: sabe latín.

"Una familia normal":  Hay que comprarlo, leerlo y, si estás en Vetusta, ir al Paraninfo a las 8 de la tarde mañana... lo que me gustaría estar allí.

 Santi, un abrazo, te queremos.




18 comentarios:

  1. Qué bonito, sobre todo la foto de la paella. Sí haremos otras...
    Si dices Vetusta, la gente va a pensar que lo presentamos en Oviedo y no, es en la inmoral Zaragozaaaaa.

    ResponderEliminar
  2. La foto de la paella es de chiringuito de playa de Levante...no te pega nada.

    Eres famosa...has salido en un libro...

    Enhorabuena al autor..a mi Vetusta me pilla mal hoy..lástima porque iría seguro.

    ResponderEliminar
  3. ¿Que estas buena y eres fácil?











    ¿a que esperabas que dijera algo?

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, hay una blogger que dice ser "La diva que divaga".
    Acudir a la SGAE o citaros con ella en un callejon oscuro y que parezca un accidente:
    http://www.ladyvaga.es/

    Y que desaparezca, como hiciste con Diva cuando te empezo a comer la fama...

    ResponderEliminar
  5. Santi, de qué vas? Todo el mundo, TO-DO sabe a orillas de qué río está Vetusta.

    Mo, a quién no le pega la paella? No habrás, en un momento de debilidad, supuesto q es MÍA??? (ay que emoción). Es otra de las skills de santitxu.

    Sí, Viveiro: es más esa frase la he puesto solo para verte por aquí..:) Oye, no sabía nada de esta divaquedivaga... tú crees que puede ser Diva q me engania? Me acabo de meter a hacer un barrido rápido (sin leer nada)y parece un blog temático... de madres (Mo, inspira a fondo).

    No va a ser Diva.

    Ale, Viveiro, haznos un titular y veremos si tenemos q decir a los muchachos q hagan un trabajito, de esos q parecen un accidente. Solo digo q esta en blogger más tarde q nosotras.

    mUXUS

    Di

    ResponderEliminar
  6. Hoy he tenido un día agri-agri. De camino a clase de italiano, de pronto he notado un dolorcillo en la parte posterior de la rodilla, cojeo y se me ha hinchado un poco el gemelo de la misma pierna en la que tuve la trombosis. ¿Un cruce de tendondes que no pasará de una cuantos “¡me cago en la leche puta”, o una retrombosis que me llevará a la fosa, provocando alguna que otra alegría en algunos? Crucemos los dedos y que el “malhablar” cunda.

    Así que, en mi estado de exaltación de mi peor carácter de la cáscara amarga (bien resumida por Molinos con el epíteto de “viejo cascarrabias”), vengo a criticar.

    Santi, mal amigo que no lees a la amiga: todos sabemos de qué Vetusta se trata (lo aprendimos mediante referencias cruzadas, del tipo “en el jurado estaba Labordeta). Nadie hasta ahora se ha atrevido a escribir la palabra oculta, como israelitas que saben bien quién es dios pero no pronuncian su nombre.

    Santi, por dios, detecto en la foto trozos de pollo. Vengo de una población mediterránea que hasta los años 60 guardamos fidelidad al concepto de que la paella de marisco es de marisco; la de pollo y magro de cerdo, de pollo y magro de cerdo; la de verduras, de verduras, etc.. En los años 60, cuando los madrileños empezaron a venir como hordas en el tren botijo, inventamos (solo para ellos) la paella mixta, que al tener de todo se vendía a mayor precio.

    Pero el hecho de ser vetustiano, y de que ya he descargado parte de mi bilis, me lleva a infravalorar tu error.

    Y desde luego, a tener unas ganas locas de leer tu libro.

    En cuanto a ese blog, Viveiró, que le den. No es nada personal contra ti. Son negocios (del espíritu).

    ResponderEliminar
  7. Lo que me podido reír al leer que Santiago da el nombre verdadero de Vetusta. Como cuando Aquel dijo en una noche de navidades aquello de "hermana" en vez de......

    Yo ya tengo el libro.
    Por cierto, Di, una mala noticia, hoy en Vetusta ha sido el último día de los Renoir, han cerrado!!

    A pasarlo bien.

    ResponderEliminar
  8. ¿Paella de chiringitooooo?????
    Amos. Pueden llamarme principiante de escritor, pero... en lugar de ir a la facultad en Valencia hice un máster en paella. Las he hecho en Canadá, con lo que hubiera, y hasta en México con frijoles. Lo mío es la paella de autor y, tal como están las cosas, igual me dedico a eso. ¿Pero de chiringuitoooo? Con mi caldo de rape y mi azafrán del Jiloca.

    ResponderEliminar
  9. Librería de refetencia ha recibido ya el encargo. Ahora, a esperar y a divagar... Besos

    ResponderEliminar
  10. No me he ido. No soy la llama que llama ni la diva que divaga. Estoy en un momento "capacico de las hostias" en el que tooooodo me pasa a mí.

    Me encantaría leer ese capítulo para ver si el tal Santi es sincero...

    Besos de viernes.

    ResponderEliminar
  11. ¡Maaaadre Míaaaa! El asunto pinta peor de lo que esperaba. ¿Caldo de rape en una paella mixta? Esto es grave: haces Paellas Posmodernas.

    En cuanto a los libros, lo he comprado en Tipos Infames poco antes de que cerraran al mediodía. He ido a un buen bar a tomar un vino, he empezado a leerlo y me he pedido unas tapas para seguir leyéndolo sin pérdida de tiempo, después me he castigado sin siesta porque el placer y el interés eran crecientes. Espero que el Félix y el Igor de los que hablas sean los que me imagino. A Di la he calado enseguida, aunque le has cambiado el nombre y la profesión.

    La dispersión que no acepto en una paella, me entusiasma en la escritura. Así que para mí hoy el Zaragoza ha vuelto a meter cuatro goles al Villareal. ¡y todavía quedan dos tercios del segundo tiempo!

    ResponderEliminar
  12. Hola panda, por fin vuelvo...

    Lo de la paella,a ver, es legendaria por algo, NáN y Mo sois unos finolis pero podéis seguir por la línea de "paella de autor", "posmoderna" pq me río. Yo recuerdo momentos de éxtasis tras el evento, y siento q El Méntor no se prodigue más y los excesos gastronómicos se limiten a la leche merengada del Levante.

    AQUEL, lo del Renoir es terrible, y es q al final lo de Vetusta es una self-fulfilling profecy: Vetusta va a ser más Vetusta q nunca. Y sí, lo de la "hermana" (el secreto mejor guardado) estuvo bien: cómo sois los legos en blogosfera etiquette.

    CARMEN, ya no sabía si se te había tragado el tornado.. bueno, me alegra mucho y además ya le he vendido dos libros a ese ingrato q no me lee... deberé pedirle comisión???

    DIVA, otra en el tornado de la vida... no, no es sincero, ya te he dicho q al Peda lo pone bien...:)

    Pero NAN!!! Qué alegría me das, definitivam saco si no una comisión, sí una paella del tema. Bueno, decir q el 26 firmaen el txiringito de xordica en la Kapi así q espero q estés allí para q te lo firme y fustigarle.

    Os mando muxus

    di

    ResponderEliminar
  13. Vamos a ver, ¿Zaragoza cae por dentro de la M-30? Porque si no, alegaré traumatismo psicológico posbélico.

    Me faltó comentar cómo es posible que entre las 14:45 y las 19 no haya terminado, o casi, el libro. Primero, tuve que irme a esa hora porque había prometido mi asistencia a un concierto de estilo ivánferreiroso.

    Segundo, Lakemés Opo Rta vuelve mañana a Madrid después de 16 días y se merece lo mejor de mí: tortilla de patatas con pimientos y salsa de tomate. Para que estén buenísimos, la salsa de tomate y los pimientos deben hacerse el día anterior.

    Así que pisquiatra, me meo encima.

    ResponderEliminar
  14. Ah, decías el 26!!! Tras arruinarme hasta las cachas como editor, nunca he sido capaz de volver a entrar en la Feria del Libro, donde tuve caseta 3 años. Lo mismo me da por ahí y le llevo un tupper con arroz socarrat.

    Pero no será fácil.

    ResponderEliminar
  15. Cágóntó, Santi, que esta mañana tomo el metro en Tribunal y debo cambiar en Gregorio Marañón para cambiar ahí e ir a Parque de las Avenidas, pero me pongo a leer tu libro y cuando me doy cuenta estoy en Nuevos Ministerios (una parada más allá), así que tengo que retroceder una estación y cambiar de dirección, unos 15 minutos perdidos, lo que no pasa nada porque el tiempo es una entelequia. Pero la humillación del error, ¿quién la paga, eh? Pues tú que, si llega el momento me tendrás que invitar a un Macallan 10 años con hielo (el de 12, no, que es una estafa cara y sabe a brandy rancio). Espero de tu bonhomía que sea así.

    ResponderEliminar
  16. NáN, yo no hago paellas mixtas, o son de coneho, o de carne, o de super marisco para la super diva. Sobre el tema de la paella tengo una tesis mixta con Bigas Luna... cree que es la esencia y el símbolo de las españas.
    Que te has pasao de nuevos ministerios???? Por algo será, habete fijao.

    ResponderEliminar
  17. ¿habéte fijáo, habéte fijáo?

    O sea, que de pagar el whisky por co-hecho impropio, nasti de plasti.

    Bueno, la foto era engañosa. Me alegro.

    ResponderEliminar
  18. Bueno bueno... no tengo tiempo de entrar en las paellas... solo q las quieor probar.. competieción paella evústica versus paella naniana... Los guiskazos no, cómo sois...

    di

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.