27 de octubre de 2011

Haced conmigo lo que queráis

Suena el teléfono. Mentiría si onomatopeyizara en ring-ring. El sonido es "Fountain".
-Hello?-contesto.
-Hola, sis, soy yo...(sin rodeos). Oye, qué me tienes preparado como regalo?
-Regalo? Qué regalo?
-Te recuerdo que el 27 del corriente cumplo 31 palos, y espero TU regalo con ansiedad.
-Pero no será mejor un vivalainfanta*??? Si nunca te gusta nada de lo que elijo!!!!
-Cómo que...?
-Sí, (me envalentono, todo por no lanzarme a las calles este finde), no cambiaste lo de las navidades del año pasado? El vestido aquel negro tan chulo de... (esfuerzo neuronal para el que ya no estamos)... de... de...
-De G-Star Raw, sí, pero es que me quedaba mal, Di...

*************************************************************************************
(*) cómodo ingreso bancario.

Acaban de asisitir a una conversación ritual entre la cándida Di y su hermana Fashion, cuando se avecina esta época del año. Cumple y Navidades, una combinación letal para la pobre Di, ese ser entre esfinge y estatua de hielo ante los esfuerzos de cualquier director de marketing. Letal porque la Fashion quiere algo que ponerse. Y Di no cuenta con "El Mundo De La Moda" entre sus special interests. Y claro, esto puede terminar muy nocivamente con alguien que sabe que este año es lo más ir de rosa y naranja (no hay dolor), por ejemplo. Pero no siempre fue así, y es que Fashion tiene también, cómo no, un pasado oscuro. Y quien estuvo allí desde el principio, para reportarlo hoy? Moi.

Cuando digo desde el principio, quiero decir desde El Principio de los Tiempos: los 9 años de ventaja me otorgan una posición inmejorable. Porque de bebé y en sus primeros pasitos, no sé en qué estaban los de G-Star, pero puedo decir bien alto que no en la canastilla de mi hermana. Inspiren fuerte: había-y, a fe mía, hay-en Vetusta una tienda infame donde el ropaje de los querubines no ha cambiado en 40-quizás más- años. El establecimiento se llama "Ríos", y mi madre tuvo y debe tener acciones. De otra manera, no se explica la fijación por vestirnos con los nidos de abeja y los lacitos que campan a sus anchas en cualquiera de las sucursales del negocio. La Fashion, como todo hijo de vecino, llevaba esas lindezas, que ahora he de admitir luce mi propia hija (las acciones de mi madre han de subir, entiendan) y, oiga, lo que es esto del síndrome de Estocolmo, no están del todo mal. Pero divago. El caso es que el mundo imagine a mi querida hermana en su tierna infancia vestida como si fuera un repollo, pero-atención-, con el pelo corto a lo chico. La cuestión capilar responde a una leyenda urbana de La Yaya por la cual hay que mantenerlo así hasta por los menos los 4 años para luego desarrollar una melena pantoja. Ambas hermanas tenemos una melena sana, gracias Yaya, pero qué pena de fotos infantiles.

Pero el idilio Ríos duró poco. Resulta que la Fashion pronto descubrió que el estilo niña-del-resplandor no iba con ella. Se resistió cuanto pudo, y hubo dramones mexicanos, hasta que un día, en una conversación "entre hermanas", con unos 6 añitos, me admitió la verdad:

"Di, soy heavy".

Y es que la pobre sólo se sentiría en esa armonía con ella y el cosmos con unas malllas (ahora leggings, por qué murió la palabra malla?) negras y una camiseta de ACDC. Ya dicen que los padres se relajan al segundo hijo, porque el caso es que mi hermana llegó a tener unas mallas negras que sólo se las dejaban poner en Vetustilla los findes de invierno, que es equivalene a decir cuando no había nadie. La recuerdo escondiéndose detrás de otras niñas para que yo no me riera, pero la anécdota más entrañable de la época a ese respecto se titula "haced conmigo lo que queráis". Mis padres se la llevaron a una boda, y la compra del vestido (en Ríos, evidentemente) fue la última claudicación: tras una gran bronca esa alma heavytrona aceptó ser encerrada en un cuerpo de pija. Y así aparecen en la foto, que colgaría aquí si no estimase tanto mi vida.

La siguiente fase en esto de la expresión corporal de mi sister vino con Primero de BUP. Allí llegó el grunge. El estilo consistía en llevar un número casi ilimitado de camisetas, unas encima de otras, la superior siempre de manga corta. Esta idea, tropecientos años después, aún ha sido considerada por el Pedalista al que cacé el otro día con una camiseta vieja reivindicativa (seguro que de una lucha obsoleta) por encima de una de algodón mucho más decente. Creo que en esta etapa bupera la Fashion se agenció una melena de esas más cortas por detrás y más larga en mandíbulas. Cuando crecía un poco, yo a estos cuatro pelos los llamaba "las coletinas". La Fashion siempre ha sido mucho más lanzada que yo en aspectos estéticos, como se puede inferir.

Tal vez sería hacia el final de Bachillerato cuando comenzó el declive: "Parachute". Esto era (y es) una tienda donde vendían ropa juvenil a precios nada juveniles. La Fashion comenzó a hablar en marcas italianas e inglesas, que eran greek to me. Aunque admitámoslo, para mí todo esto era un regalo del cielo: podía abrir el armario y encontrarme con ropa sin haber pasado por el desgradable trámite de ir a comprarla (odio odio odio a peter pan, y el shopping). Elementos estrella de la época fueron algunos super-tops y, por supuesto, una especie de cazadora de ante con flecos por abajo (anécdota "te comía hasta los flecos" descata por su crudeza), que yo me reciclaba y a triunfar al Casco.

Desde que vivo en el UK, ya no puedo abrir ese armario-sueño de toda mujer. Sin embargo, como es buena, cuando hace limpieza, lo que iría para una tienda de charity va para mí. Soy su beggar. Luego en el trabajo, los ingleses, ajenos a todo, elogian mi glamour y no me queda otra que admitir:

"Es de la tienda de segunda mano de mi hermana".Felicidades Sorella. He captado que Miss Sixty ya no. De Chanel, este año, no bajo.

Y para que veas cómo estoy que lo tiro, otra cosa: si este divague tuviera banda sonora, tendría que ser esta... Mil muxus guapetona.


12 comentarios:

  1. Muy pijín Ríos. Es un must see de Zaragoza. Cuando tenía la edad de llevarlos yo no podía con esos vestidos... (Me gustaba más ser George de los 5) Son como de niños que posan en el "Hola".

    Recuerdo que fui a ver los trajes de novia que tenían y jamás he visto tanto merengue y tanta nata juntos.

    Felicidades Fashion!

    ResponderEliminar
  2. ohh...Di..molihermana es igual..una cumbre del glamour, el estilismo y el saber estar. Nada que ver conmigo, obviamente y yo también heredo su ropa...mmm..bueno..solo las partes de abajo..

    Felicidades Fashion...

    y por último...¿ FOUNTAIN de sonido de teléfono???? ¿ FOUNTAIN??? en serio?????? dime que no huele a incienso en tu casa.....

    ResponderEliminar
  3. DIVA, con lo guapa que hubieras estado con un vestido de novia de Ríos... si hasta la novia de Induráin se vino a Vestuta ex-profeso... Algún día especialmente masoca divago sobre las bodas.

    MO, New Age, YO??? MIra q te castigo a releerte los divagues de Marvin Harris otra vez eh?

    Yo con Fashion me intercambio (esto es, me mango) principalmente las partes de arriba pq soy más alta (raro, las peques suelen ser más altas, la alimentacion de la posguerra y esas cosas). No hablaré/flagelaré de la injusticia divina con la dotación torácica hermanil pq, MO, en esto creo q estamos inversas.. :)

    Muxus de... jueves!!!!

    di

    ResponderEliminar
  4. Me acabo de acordar de los vestidos de nido de abeja llenos de lazos de mi infancia. Yo tuve la... ¿suerte? de que una tía de mi madre era costurera. Y bastante repollo, todo hay que decirlo. Y en mi familia lo del pelo corto en los bebés también ha sido tradición.

    ResponderEliminar
  5. Auguri a la sorella, por serla tuya.

    Dicho esto, siendo tu benefactora y tú la receptora de los demodés, pedirte que le compres ropa es un rasgo un poco hijoputesco,¿no?

    Otrosí, la vida hay que vivirla con riesgo, solo así merece la pena: ¡PON LA FOTO!

    En cuanto a mí, en aquellos tiempos todo era "heredado" y, como mis hermanos tenían 14 y 15 años más que yo, la chaqueta de ir al colegio empezaba arrastrando las mangas por el suelo (después de haberlas recortado). Luego estaba la historia de cuando se había gastado la tela y el sastre "le daba la vuelta". Era fácilmente perceptible porque el bolsillo superior izquierdo "reaparecía" milagrosamente en el lado derecho.

    Así que poca "fashionabilidad" puedo recordar. Solo recuerdo dos historias, que quedarán de puta madre delante de un mezcal.

    Repito: felicidades hermanona.

    ResponderEliminar
  6. Di,

    La novia de Induráin estudiaba en Pamplona y yo tuve la posibilidad de conocerla.

    Poco a poco te vamos redescubriendo....

    ResponderEliminar
  7. Hola hola,

    DRA ANChOVIE, también con pelo corto! Yo alucino, hoy en día, época de princesas en lugar de superheroínas, lo del pelo corto sería al vade retro.

    NO, hombre NAN, a ver... tu conoces las licencias de esto de la escritura... las personas a veces se tornan personajes, q no dejan de ser una caricatura. La Sorella, q fue enfant terrible, no lo es tanto, ni exige regalos... estas conversacione son con un fondo de humor (aunque no hay nada más serio q el ídem).

    DIVA, ves? Ya mostraste una negatividad al no querer conocerla, te podría haber pasado sus patrones, esas cosas.

    "Viva La Infanta" es cosa de tu colega el Peda. Como es él quien hace lso ingresos, y como con el ingreso puedes poner algo (lo normal sería felicidades, a la atencion de, concepto aspersores, no sé, esas cosas) pues él comenzó poniendo "Viva La Infanta" (no hay duda de cual), y asi se ha quedado. Hacer un "vivalainfanta" es hacer una transferencia. Como ya le conoces, pues hace poco hizo una transfe a una amiga q vivio aqui y le devolvían un dinero de la TV licence y puso lo mismo... señoooor.

    Os muxeo

    di

    ResponderEliminar
  8. Parachute, en mi city había tres tiendas de Parachute, y supongo que seguirán. Lo peor que podía hacer mi madre era ponerme un vestido ¡cómo los odiaba!, y si encima nos compraba a mi hermana y a mí el mismo vestido, cuando se me quedaba pequeño el mío empezaba a servirme el de mi hermana, vamos, para que veais que ser la pequeña tiene sus inconvenientes.
    Felicidades para tu sister

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Ke no me defiendas a tu hermana pequeña, que es ya una mujer!!

    ResponderEliminar
  10. Peque, serás de León? Me suena q "Parachute" tenían tiendan en 2 ó 3 ciudades así vetústicas... :) Lo d eheredar debe se rlo peor.. bueno, ya ves que yo ahora heredo en la otra dirección... :) debe existir la justicia poética.

    NáN :):) jo jo jo, q razón tienes.. me ha salido no ya La Hermana sino La Prima de Zumosol. Que difícil despelarnos algunos roles :)

    Di, La Hermanísima

    ResponderEliminar
  11. Te hablo de la cuna del castellano, eso dicen. Entre mis ilustres vecinos, Delibes.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.