11 de octubre de 2011

Do y don´t

Este verano he tenido la suerte de darme un garbeo por los Estados Unidos y he aquí un resumen de las cosas que más me han gustado y las que menos. Seguro que me dejo alguna. No trato de hacer un análisis ni una crítica del sistema americano. Es sólo una lista de cosas que recuerdo echando la vista atrás.




Me gusta que:

  • Te ponen agua con hielo gratis en cualquier restaurante y en vasos de tamaño jumbo. Odio las copas pequeñas para beber agua.
  • Puedes girar a la derecha en un semáforo en rojo.
  • La gente hace los stops aún cuando no parezca necesario.
  • La regla de ceder el paso al primero que ha llegado en un cruce con stops, porque se cumple.
  • Las plazas de aparcamiento son muy grandes.
  • La organización de los sitios a los que hemos ido ha sido impecable.
  • Muchos de los postres y de la comida llevan canela. Me encanta la canela!
  • En las tiendas te tratan bien y no como a "otra pesada que me corta la conversación con mi churri". Por lo general en todos los sitios te saludan amablemente y te dicen cosas del tipo: que tenga usted buen día. Al final se agradece.
  • Las autopistas sean enormes y gratis.
  • Ves coches de diferentes marcas y modelos y por lo general grandes. Me gustan los coches grandes.
  • En algunos supermercados compras la comida y ellos te la cocinan por el mismo precio. Te la llevas a casa hecha. Los supermercados son un must see. En especial Whole Foods. En España estamos a años luz de tener algo así.
  • Casi todos los supermercados disponen fuera de mesas para poder comerlo que has comprado dentro. Es una muy buena opción para comer barato, bueno y sin dejar propina.
  • Hay muchos voluntarios trabajando en cosas que en España no ves. Muchos de ellos son jubilados y encuentran así una forma de ocupación. Todavía son útiles y eso me gusta.
  • Hay gente mayor desempeñando dignamente trabajos que aquí no querría nadie o no le dejarían desempeñar. Véase cajer@s de supermercados, reponedor@s, conductor@s de autobús....
  • Te dan a probar de todo antes de comprar y no te ponen mala cara.
  • No se fuma tan apenas. Fumar está mal visto.
  • Las universidades son un campo de oportunidades para poder hacer cosas. En mi época, en España, sólo te ponían trabas.


No me gusta que:

  • Las propinas sean casi obligatorias. Aunque yo ha habido un par de casos que no he dejado porque no se lo merecían y me he quedado tan ancha. La mayor parte de las veces no me ha dolido dejarlas.
  • El tráfico es infernal, sobre todo en horas punta y en ciudades grandes. Horroroso.
  • Hay un aroma común en muchos lugares de distinto uso. No lo sé identificar. Es una aroma que puedes captar lo mismo en Nueva York que en un pueblecito del Midwest. Debe ser una mezcla a fritanga con aceite raro y algún detergente. No me gusta nada que huela igual.
  • Te tomen el pelo con Los Angeles. Después de Greenland (Groenlandia) debe de ser la mejor campaña de marketing del mundo. Los Angeles en un "make believe". Seco, sin árboles y en general feo. Encima es muy caro. No me busquéis allí.
  • Muchas de las cosas que utilizan no son lo que parecen, no son reales. Es un poco como en Las Vegas: la madera no es madera, el hierro no lo es, el vidrio es plástico etc... Eso sí, te lo cobran como si lo fuera.
  • Hay que ir con excesivo cuidado en cosas que aquí nos resultan banales: aparcar, pasear un perro, o conducir un carrito de la compra pueden desembocar en una demanda por menos de nada. 
  • Hay pocas tiendas auténticas. Casi todo son cadenas de franquicias que dejan muy poco campo al desarrollo personal, además de que ofrecen todas lo mismo, de la misma manera.
  • Los alimentos de primera necesidad como la fruta o la verdura son muy caros y en cambio la comida rápida está al alcance de todos. No debería de ser así.
  • Se pueda hacer una barbacoa en un parque nacional. Cuando llegamos a uno de ellos estaba ardiendo.
  • En general el país es caro (a pesar del dólar). No me gusta que le pongan el adjetivo de "ventana alemana" o "vino italiano" o "paño de Sabadell" y por eso tengas que pagar el doble.  Aunque la verdad, creo que eso no me gusta porque los españoles no lo hemos sabido hacer nada bien en ese aspecto. Nos queda mucho que aprender.

15 comentarios:

  1. puff, vaya lista tan exhaustiva!

    A mí me gusta mucho la amabilidad de todo el mundo. bueno, o casi todo, siempre hay excepciones, pero la gente me parece muchísimo más amable que en España.

    Respecto a los supermercados, es cierto que son visita imprescindible para conocer EE.UU.

    La comida en general es bastante buena fuera del tópico de la hamburguesa.

    Lo de la propina nos choca, pero es su sueldo y tienen que ganárselo y en muchos casos lo hacen.

    Los Ángeles es un monstruo, pero hay sitios que están bien.

    ResponderEliminar
  2. Apuntado está todo por si algún dia cruzo el charco hacia el norte de América...;)
    Besis

    ResponderEliminar
  3. Nos queda mucho por aprender pero vivan las diferencias.
    Me gusta salir de España y respirar profundo porque parece que hasta el aire es distinto, para mi es sinónimo de libertad (es una tontería pero me da esa sensación).
    Y me gusta volver porque comprendo que como lo de aquí (con sus miserias) no hay nada.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Aquí tenemos Whole Foods, y la verdad es que it's veeeeery nice.

    Se te ha olvidado poner que está lleno de americanos...

    ResponderEliminar
  5. Niño te doy la razón en lo que dices. En cuanto a LA, es que te crean unas expectativas que no se corresponden para nada con la realidad según mi punto de vista. Make believe total!

    ResponderEliminar
  6. Jota. Cuando sale fuera lo ves todo con ojos de niño que descubre. Es tanta la estimulación que me encanta.
    Volver, tiene el sabor de lo conocido, de lo seguro. Yo casi siempre querría quedarme allí donde voy, auqneu fuera un tiempo....

    ResponderEliminar
  7. No,

    Vale la pena. Además ahora no es tan prohibitivo con el dolar a como está. Lo más caro el viaje, pero también se pueden encontrar buenos precios.

    ResponderEliminar
  8. Hola Diva...

    te escribo desde Boston, donde estoy de conferencia.. desde uno de esos bares, cafés, bibliotecas, librerías, salón de tu casa (acabo de hacer un post)...

    Mola tu post. Coincido en todo excepto en las propinas. Son su sueldo. Básicamente ganan eso. Y puedes no dejarla, pero es un acto que debe hacerse con responsabilidad. Si decides no pagar a alguien porque su trabajo no te ha satisfecho.. debes saber porqué... y si, yo también me he ido sin pagarlas.. porque el pavo era un cabrito y se lo merecía....

    ResponderEliminar
  9. Pep,

    qué casualidad!

    Por cierto, me ha gustado mucho la plantilla de tu blog...

    Feliz vuelta.

    ResponderEliminar
  10. JLRG,

    A mi también me gusta mucho. Y que me dices de los pajarillos eh?

    ResponderEliminar
  11. Se podrían comentar, pero escribí "toda la foto", siguiendo la costumbre tácita de ser escuetos con las fotos.

    ResponderEliminar
  12. Sólo he estad en los USA dos veces, pero no en la américa profunda, en esa en q las camareras te llaman "cielo" mientras te rellenan el cafe una y otra vez. Hace poco vi "The Straight Story" de David Lean, una road movie donde puedes ver un poc de eso. Tengo ganas de tener mucho tiempo, alquilar una moto y hacer el coast-to-coast con el Peda, ambos ocn pañuelos en al cabeza y chupas de cuero. No me gusta lo q cuentas (y otra gente cuenta) de LA. NO me gusta ir en coche a todos los sitios, como allí.

    ResponderEliminar
  13. ¿Os puedo seguir detrás con la fragoneta del avituallamiento? Yo en moto, va a ser que no...

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.