30 de enero de 2015

"Middlesex" de Jeffrey Eugenides: Un divague enloquecido

Os cuento la gestación de este divague. El plan es escribir sobre "Middlesex" el libro de Eugenides, pero en realidad lo que quiero es escribir sobre Grecia. A ver, en realidad en realidad lo que quiero volver a Grecia, y como sucedáneo ver fotos de Grecia, colgar fotos de Grecia ... ese rollo. 

Hay varios tipos de divague de libro: Tipo 1. extracción de subrayados y temas, análisis, pretenciosa opinión. Tipo 2. aturdimiento, es el libro me deja tan KO por su inmensidad (e.g. "Bella del Senior"), que me siento pequenisima, como cuando estás frente a un paisaje fastuoso, ante la inmensidad del océano, y sabes que tu pobre cámara no va a poder hacer justicia a lo que tienes delante. Haces lo que puedes. Tipo 3. Y otras veces como ahora, que quiero divagar sobre el libro, pero que no estoy a lo que estoy, así q me sale esto:



Grecia es uno de mis países favoritos, solo he estado dos veces, dirá la gente, unos cinco semanas en total- pero el número de países que he repetido es muy limitado. De Grecia no me gusta demasiado la comida (otros que le dan a untar pita) y los griegos, porque son culturalmente similares a los espanioles. Never mind. Tengo amigos griegos, y he trabajado con bastantes: ya he explicado alguna vez que todos se creen que tienen altas habilidades académicas y me pregunto si les viene de verse con una túnica entre anfiteatros en la foto escolar. Su escritura es terriblemente pomposa, pleonásmica. Les cuesta llegar al punto, y a ratos exasperan.

Pero desde luego, no es de extraniar que fuera la tierra que eligieran los dioses para retozar y montarse la vida: el azul, el blanco, el verde, es todo más dramático que en cualquier otro sitio. El mar allí impresiona, tal vez es que me hayan vendido también a mí lo de la túnica, o que veo a Apolo a punto de tirarse a las aguas transparentes donde estoy a punto de saltar yo. Todas estas fotos son mías, y os aseguro que no han visto un filtro. Grecia es así.


"Middlesex" es la novela que ganó el Pulitzer hace unos anios, cuyo autor, Jeffrey Eugenides, es de origen griego. Nán, que me la recomendó, la defininió como un "8000 de la literatura" y para mí solo ha sido ocho mil por lo que me ha costado leerla: meses.

Es fácil ver mi pasión y disfrute de un libro repasando los subrayados y anotaciones. "Middlesex" los tiene, no lo negaré, pero ni de lejos los suficientes para un libro de 529 páginas (en inglés, en la traducción al castellano 673: no quiero imaginar el dolor de leerlo traducido). De repente, tiene "fulguraciones" formales interesantes, pero cuando llevo 100 páginas me replanteo qué hago aquí: formalmente no me retiene, así que mejor dejarlo. Pero el contenido, en un punto promete: es la historia de un hermafrodita. Habrá temas de fondo interesantes, pienso: biología y cultura, identidad sexual, inmigración, historia de los Estados Unidos desde la perspectiva de esta familia.

Porque "Middlesex" es una saga familiar. Eugenides, para explicarnos que Cal (la/el protagonista) ha nacido con los genitales externos de una ninia a la que nunca le vendrá la regla, pero le descenderán los testículos, o sea, para explicarnos el origen genético de la condición que sufre Cal, se remonta a sus abuelos, que emigran en un barco desde Anatolia al nuevo mundo, huyendo de la guerra. Más de la mitad del libro la pasa Eugenides hablando de los abuelos y los padres de Cal. Pero al libro no me lanzo, por lo menos yo, con la mentalidad de que voy a leer una saga familiar, de esas que te llevan de la mano de la historia de un país a través de sus miembros. Hace mucho tiempo que no leo a Isabel Allende, pero aún recuerdo la impresión que me causó de adolescente "La casa de los espíritus", un libro que parece de texto al presentarnos la historia de Chile a través de esas cuatro mujeres, todas ellas con nombres luminosos. En mi opinión, este libro va a hablar de las tensiones de una persona diferente, y mientras se espera esto, a ratos una se desespera.

Se aprende historia de Grecia, se familiariza una con las revueltas de Detroit, el movimiento hippy, pero... es suficiente? Cuando por fin aparece Cal es como si empieza otro libro, el que desde el principio querías leer. Y personalmente creo que ahí el estilo formalmente también mejora, y emocionalmente también empezamos a empatizar más con Cal que con cualquiera de sus antepasados.


***************

Aquí me he quedado. Vuelvo al libro y encuentro subrayados que querría copiar, pero me engancho en la búsqueda de fotos griegas para el divague. Me voy al verano de Creta, 2011, y veo lo pequenia que era Mini, y lo maravillosa que es esa isla. Me paseo por las fotos de las islas cícladas, 2008, y sigo colgada: Mini tenía 4 meses. Tengo hambre, como un yogur de coco y pinia. Vuelvo al ordenador. Me meto en The Guardian. Me meto en twitter. Sigo unos cuantos enlaces. Me río con uno que seguro maniana no me hará la mitad de gracia, pero estoy en plan juergas. Me entra la hora tonta. Este es un concepto que desarrollamos en el cole con una amiga: viene a ser similar a beberte una Coronita, pero más barato. Te quedas en una actitud en el que queda claro que nada de valor va a salir de tu teclado esta noche. Minimizo twiter y ... oh no, está el divague. No puedo dejarlo para maniana, porque es viernes, porque quiero leer, porque aquello que no puedes amar, pasa de puntillas, como decíamos el otro día. 

Así que ya está: este es mi divague de "Middlesex", un libro que, bueno, la prueba del algodón: lo he terminado (soy de las que deja los libros); una novela que, en fin, no releeré cuando me jubile. Un texto que, al cabo, no me ha dado ganas de volver a Grecia porques esas... ya las tenía.



43 comentarios:

  1. Aggg, me dejas amarilla de envidia con las fotos. Más tarde lo leeré a fondo, ahora sólo quiero dejar constancia de que agggg esas cosas por la mañana, aunque hoy es viernes. Bueno, ya te quiero más.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que hacer un post sobre Grecia esta semana sin mencionar "syriza" no deja de tener su mérito.

    ResponderEliminar
  3. Grecia es uno de esos sitios en los que el mundo da la vuelta. Ahora está girando, y lo vemos girar, tomamos nota, esto es hablar de syriza.
    Los ocho miles...el problema que le veo yo es que ver si merece la pena es muy personal.
    Middlesex, bueno, se veía venir, lo anuncia en el título. Yo conozco a un Cal, es uno. Pero conozco tb a una de sus hermanas, me dijo que de niña les impusieron la omertá, a todos ellos. mucha machacamente, no sólo para Cal, para ellas, que se preguntaban y no podían preguntar, también fue una tragedia griega.
    El color del cielo, eso es una maravilla.
    Los griegos, lo que dices de su autobombo, me molesta. no todos son así. Y las están pasando...syriza, otra vez.

    ResponderEliminar
  4. Por partes

    Lei Middlesex hace años. Recuerdo la historia vagamente pero como bien dices mejor cuando la historia se centra en el/la protagonista del que ni recordaba el nombre. A mi no me dejó ninguna huella especial. ¿8000? No sé. En ese rollo me gusta muchisimo más Las correcciones de Franzen.

    Sobre las fotos, la de los melones, naranjas y el melón abierto como una vagina ¿está elegida aposta?

    Qué sepas que eso que te pasó ayer por la noche se llama "brujulear" y "dispersarse" y mola mucho pero para escribir es desesperante. A mi me ha pasado hoy con el post de lecturas, 5 horas para escribirlo :)

    Ah y está muy bien que hablando de lo recargado que hablan los griegos utilices la palabra "pleonásmica" que no es nada nada nada pedante.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. La colección de ocho miles es y debe ser grande. Eso da mérito a los alpinistas que se proponen subirlos.

    Per hay ochomiles que necesitan cuerdas y material de escalada, y también otros que se leen de un tirón, absorben y dejan como poso algo muy nuevo.

    Lo que yo pensaba sobre el "genero" sale fortalecido y re-meditado después de conocer a Cal.

    ResponderEliminar
  6. Darlings,

    IRE por supuesto q todos los griegos no son iguales, entiendo q estés moelsta. Hablo de "estereotipos nacionales", q ya sabemos los peligros q tienen, pq vamos.. qué podríamos decir de los "espanioles"!?!! Aquí en UK creen q todas somos "mujeres almodóvar" , por ej... incluso yo, q soy una esfinge, soy descrita así alguna vez! :) AL BORDE DE UN ATAQUE DE NERVIOS! MOIIII??!!!

    Todo el mundo habla de Syriza esta semana.. incluso entre líneas. Otra cosa es q BASAJA lo sepa ver. Pues sí, estoy contenta con la victoria de ese IU (q no Podemos) griego , pq... no sé si alguien lo sospechaba, pero... soy votante de IU (ji) El domingo estuve en una quedada de griegos q estaban con la tele en griego a tope y el laptop en griegoa tope y todos ellos a tope mediterráneamente (genial). Todos apoyaban a Syriza... todos son académicos, con su túnica (auqnue los de esta fiesta no son a los q me refiero con lo de q tienen ínfulas... de esos he habaldo en posts hace mucho.... no sé si alguien se acuerda).

    Ah, sí, Moelefant se acordará por su disco duro personal (q raya lo patológico)... Mo, a que sí, a q te acuerdas de Campodetenis y el otro? :) Otra cosa, estamos q NáN se va del bolo llamando a este libro un 8000. Un 8000 es MOby-Dick, es Middlemarch, es Sobre Heroes y tumbas, no este libro. En mi opinión.

    Lo de brujulear es terrible.. twiter es lo q tiene... podría pasarme ahí el día entero, de un enlace a otro. Y , lo siento, pero PLEONASMO, es una palabra q reivindico y quiero q vuelva al lenguaje usual... me encanta. Venga no seáis inmaduras, q estáis todas pensando en rimas...

    muxus... fri I'm in love!!

    di

    ResponderEliminar
  7. NáN, nos hemos cruzado. Hay muchos 8000, vale.. y el q haya q llevar piolet y botas con crampones no es en absoluto un óbice. Es más "MIddlesex" no me ha costado por eso: se lee fácil, si quieres. NO es Infinite jest, q es arduo en algunos puntos de leer, pero q cuando te encuentras con perlas, buá! te reconcilias con el mundo y quieres salir a abrazar a la humanidad. No. Este libro se lee como una noveleta. Simplemente q no, q tiene altibajos y q no sabe que libro quiere ser :)

    Pero me gusta q estemos en desacuerdo.. o de lo contrario piensan q somos la misma persona...:)

    xx

    ResponderEliminar
  8. Me teneis que explicar ese concepto del 8000. ¿Mide la calidad? la dificultad de lectura? ¿El grado de fulguramiento? ¿Es el Quijote un 8000? ¿o más bien lo es la Crítica de la razón pura? ¿o Cien años de soledad? ¿Ulises o Finnegans wake? (Para mí éste último sería más bien como subir a la estratosfera atándote a un globo de feria, pero ya digo: estoy confusa. No acabo de entender lo del 8000)

    ResponderEliminar
  9. Ulises. Es decir la odisea.
    El constructo palabrerístico de un acomodado contemplativo irlandés no tiene interés salvo para quien se interesa en saber si es capaz de adentrarse en la maraña arbustiva de un constructo palabrerístico.
    Eso es lo que pienso yo.

    Por lo que sé no tienen una forma estandarizada de definir los ocho miles, Cesita.

    Y ahora lo mío. Que no me molesta que se diga que los griegos endiosados de si mismos son insoportables. Lo que me molesta es la arrogancia y prepotencia de este tipo de griegos. Es lo malo de escribir conforme piensas, como hice con el comentario antereior, que puede quedar un poco, o incluso un todo, impreciso :_D.

    ResponderEliminar
  10. Uno breve de ermegencia, q me voy: un 8000 (concepto naniano, igual q "fulguraciones") es un imprescindible, un clásico, un monstruo de la literatura universal. El Quijote, el Ulises (el de Joyce, sí!) (Finneganns no lo he leído), Cien anios de soledad. Evidentemdente, el debate está servido.... :) Pq tb hay libros q piensas "esto debe ser bueno, pero yo no disfruto" (a mi me pasa con Borges).

    IRE, todos los endiosados son insoportables... pero ya hemos hablado alguna vez de cómo tu idioma influya en al manera q piensas (un tema del q no se nada, pero q me fascina, yq uerría leer/saber rmás). Como he leído algo a lso griegos, a veces me deja perpleja ese estilo desaforado... bueno, no tengo tiempo ahora de desarrollar... pero luego os cuenot la entrevista de uno de syriza en la BBC4 el otro día, dodne la entrrevistadora era TAN british, y él TAN griego.. fue gracioso.

    musxs!!

    di

    ResponderEliminar
  11. ¡Manifiéstate NáN! ¡Aunque sea como ensayo para mañana! (¿8000 vale sólo para novela o entran también cosas de ciencias o filosofía? Porque de ser así hay que añadir la dificultad a la imprecindibilidad que dice Di)

    ResponderEliminar
  12. Eso, eso. Conjuro de rana, si no sale hoy, saldrá mañana.
    Cesita, el concepto ochomil lleva implícito el asunto de la dificultad. Si no, sería cumbre, sin más.
    Me atrae el melón vaginal de Molinos, creo q es un cantaloup, pero no estoy segura. Pero el único fruto del amor es la papaya, ya sabeis...
    Di, porfi, sí, pon el link de la entrevista!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto es un comentario gafapastoso total: de la foto de las sandías (fruta favorita de Di con la que tiene a bien obsequiarnos cuando somos buenos) me llamó la atención el letrero que pone "ACROTERIOI", acróteras. Porque nosotros llamamos acróteras a esas estatuas como gárgolas que ellos (los griegos) ponían en las esquinas de los frontones de sus templos. ¿Qué clase de evolución idiomática ha hecho que eso ahora signifique "puesto de melones"?

      Eliminar
    2. Si es que te quiero!. Ni la más remota idea. Pero a lo mejor aparecen por aquí los genios de la lámpara y nos iluminan.
      Lux, manifiéstate. Ya sabemos que estás componiendo ripios a toda máquina, pero manifiéstate, quillo. (Es que a Nán ya lo habíamos llamado).
      Pero más en mi línea está interesarme por Cal, y por qué esta historia, y la del chico que yo he contado, no ha llamado tanto la atención.
      Porque es tal cual, la historia de Cal es un síndrome que es exactamente el que sufre el hermano de una antigua amiga mía. Y es tal cual, la hermana fue educada para callarse y un día reventó, porque no podía aguantarse más las preguntas. La violencia con la que se reprimió la curiosidad de la hermana de Cal, no es más que un reflejo del miedo al juicio de una sociedad que impone que esto sea tabú. Y cuando digo esto no me refiero a una transexualidad, muy bien patente y visibilizada por el activismo de muchos colectivos. Me refiero a problemas congñenitos de nacimiento. tenemos un tabú enorme con esto.

      Eliminar

  13. (1)

    Ustedes me perdonen ( y me “pendoneen” incluso, si tienen la ocasión), pero ya escribí que estoy en unos momentos de agobio en mis tareas y no puedo pasar por aquí a ver lo que hay y, menos todavía a “enzarzarme” o explicarme o malmeter o entender o aprender, que son las 5 actividades por las que entro repetidamente en este blog casi de todos: disfrutar. Hago clic para abrirlo y algo me dice en mi interior: “¡A gosarla!”.

    Sí, lo de los ocho miles de la literatura probablemente se le ocurrió a otro, pero lo hice mío hasta el punto de olvidar a quién se lo robé. Y tiene su definición, que representa algo parecido a ese término dedicado al alpinismo.

    Considero que hay ocho miles al 100%, y otros por aproximación.

    Al 100% lo son aquellos libros en los que el Autor ha dado un viraje de mil pares en la forma de contar una historia (y, por supuesto, ha tenido éxito en vida o después de morir, porque si no ese libro sería un “raro”), y con ese cambio del Punto de Vista nos permite llegar a conocer historias que sin esa aportación quedarían sin contar. Y por encima de todo, esa “técnica” es robada por otros para poder contar esas partes del ser humano que, sin ella (la técnica o el punto de vista), no se podrían contar.

    Sumémosle a esto el hecho de que, ya que como lectores estamos acostumbrados a una forma de contar (reconocemos los códigos de las narraciones que nos gustan), esos ocho miles al 100% suponen una dificultad extrema incluso para quienes, habiendo leído a los críticos y sabios de confianza que los ensalzan y dan algunas pistas, entran por primera vez en ellos.

    Es algo diferente de un “clásico”, aunque este puede ser un ocho mil del disfrute: los griegos, y todos los que hemos venido detrás, hemos disfrutado con facilidad de la Ilíada y la Odisea (creo o supongo).

    Pongo como ejemplo el Ulysses de Joyce, porque además de los juegos literarios que ocultan “bromas” sobre otros modos de escribir, y usa una estructura fantástica para contar su historia, es el primer libro de una larga cadena que pertenece a la Historia de la Literatura: nadie, hasta entonces, había hecho eso tan difícil que es contar la inanidad del pensamiento de un ser humano: ese pensamiento que tenemos todos (y cabe suponer que tenían los que vivieron antes de la publicación del libro), esa manera de ir saltando nuestro pensamiento del “qué a gustito voy con este chaquetón bajo el frío, joder qué piernas tan apetitosas tiene esa tía, ¿era hoy el último día de pagar el IBI sin recargo?

    Y no solo contarlo (con esa estructura tan férrea de esas 18 horas de un día: el 16 de junio de 1904). El único “apoyo que teníamos los lectores es que aparece como personaje secundario Stephan Dedalus, al que conocíamos de una obra anterior.

    Después, el Ocho Mil se cimenta en la Historia de la Literatura con las Obras Grandes que han escrito otros usando aunque sea parcialmente esa técnica.

    La enorme ventaja de Joyce es que eso lo hizo solamente con un libro, pues los anteriores eran de estructura y narración clásica de la novela de los últimos siglos, que podíamos disfrutar todos. Y el siguiente... Grrrr, se pasó tanto de frenada que solo un eudito que dedique al Finnegans 20 años de estudio podrá entender cada línea.

    ResponderEliminar
  14. Y (2)

    Hay quienes son un 8.000 no por un libro, sino por el total o una parte de su obra, como Faulkner (quien por cierto procuró ocultar, y se ha tardado mucho en descubrir que mentía, que se leyó fascinado el Ulysses antes de iniciar su obra.

    Sin Joyce y Faulkner, conjuntamente, por ejemplo no existiría “Cien años de soledad”, ni la obra de Gabo, ni la de ese que fue genial al principio y acabó convirtiéndose en un muermo literario desde más o menos la quinta novela (Vargas Llosa, y esto es una opinión mía).

    Los Casi Ocho Miles lo son, en general por una obra completa, por autores que nos han dado muchísimo sin forzar la técnica, y si tienen un libro-ejemplo de ocho mil es “por lo que cuentan”, no por “cómo lo cuentan”: estoy pensando en Flaubert y “Madame Bovary”, donde consigue que entendamos (y se entendiera ya entonces) las razones por las que una mujer que busca el amor fuera del matrimonio.

    Pues bien, le recomendé a Di este libro como un ocho mil por cómo rompe ese tabú brutalísimo que es la androginia (tu comentario, Ire, me llegó profundamente: es la prueba de lo necesario que es que un buen autor ponga el dedo en la llaga). El libro está contado “De una manera casi clásica”, título del libro de relatos de Brodkey (abro publicidad: Harold Brodkey es un monstruo del que me he leído todo todo todo, y lo repito tres veces porque tres veces me he leído toda su obra).

    Además, confieso que aún considerándolo un casi 8.000, a Di se lo dije así como 8.000-Trampa, porque quería que conociera ese análisis del personaje Cal, que sin duda pasará a la Historia de la Literatura, y quise presionarla con esa denominación.

    Por otra parte, esa escritura a la manera casi clásica facilita tanto la lectura del libro (siempre que se haga de un tirón y no como Di, que lo hizo a tirones y por eso se desesperó hasta que la “heroína” (me refiero a la droga) pasó de las venas a todas las células de su cuerpo... sigo desde el “por otra parte”: esa facilidad hizo que personas de las que no me fío un pelo (literariamente) hubieran leído esta novela de Eugenides con tanto entusiasmo que me hicieron pensar “menudo bodrio debe de ser”.

    Y esto es casi todo, amiguitos.

    Podéis darme la vara con muchas de las cosas que he escrito en este Comment, pero si os las vais solucionando entre vosotros, mucho mejor, porque el monstruo de las Tareas Pendientes ya me está royendo los tobillos y no voy a ganar para cremas cutáneas protectoras.

    ResponderEliminar
  15. Y (3), por causa de un olvido.

    ¿Es necesario leerse los ocho miles?

    PARA NADA

    A no ser que seas uno de esos seres despreciable, entre los que me cuento, que todos los días dedica un momento de debilidad a llorar por todos los "libros importantísimos" que no se habrá leído el día (o la noche) en que se muera.

    Un verdadero 8.000 de las formas lo hemos leído todos en libros de otros, en la forma de hacer anuncios publicitarios, en películas buenas y películas horribles: todos sabemos ya, pero nadie lo decía o tenía conciencia de ello antes de 1922, fecha de su publicación.

    Tendemos a ocultar ese discurso interior constante y pútrido. Pero ahora, gracias a Joyce, esa pretensión ya no cuela a no ser que seamos demasiado cínicos o estemos excesivamente encantados de habernos conocido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aclarado. Entonces Cervantes sí, Petrarca sí, Dante sí, Montaigne sí, (¿Poe? primeros relatos de terror, primeras historias de dedetectives...) Joyce sí, Valle-Inclán sí,... Gabo no. (¿Lo podemos dejar en siete mil y pico? ¡Porfa! Cien años es mi novela favorita en el mundo después de el Quijote)
      Lo siento si tienes que dejar abandonadas tus inaplazables tareas, pero...¡Tienes que contarnos cómo ha ido lo de hoy!

      Eliminar
  16. ¿Cómo que Gabo no? Que hubiera leído hasta sangrar a Faulkner no quita que él inventara algo nuevo: el realismo mágico. Par mí está entre las mejores novelas de la historia.

    De lo de hoy, solo te diré una cosa. Antes de empezar la mani, ya estaba cerca del sitio donde iban a hablar, porque quería oírles. Ha sido la primera vez en mi vida en la que en un mitin, en un par de ocasiones, se han puesto los ojillos acuosos por la emoción. Hablaban MI lenguaje, pensaban MIS ideas, se desenvolvían en MIS emociones. Para lo bueno y para lo malo.

    Tuve la sensación de haber estado en un día histórico en un lugar que ha sido histórico en la historia de nuestro país. Y me he vuelto a casa con cierta tristeza, porque algo así solo se puede combatir, y lo van a hacer, con las técnicas de los Servicios Secretos más inmundas (que conocemos) y con ingentes cantidades de dinero a los medios. No me quiero poner la venda antes de la herida, pero son un Monstruo y todos (Todos) van a tener como prioridad batirlos. Solo con fío en el ala más crítica y más joven de IU.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me figuraba que estabas ahí. Un beso.

      Eliminar
  17. Con respecto a esto último, te acabo de enviar por correo (no sabría ponerla aquí) una imagen con una colección de tuiters que lamentan que nadie haya puesto una bomba en Sol esta mañana. Ese es el sentimiento de odio brutal que provocan

    ResponderEliminar
  18. (1) Hola panda y el daguerrotipo (ya manifiesto) de NáN,

    A ver, por partes, chicas.. aquí está el enlace a la entrevista de Yanis Varoufakis, uno de los top de Syriza, q va a ir a finanzas..en el punto 3:45 le dice a la entrevistadora "no, no, no, no... listen". Luego hay un momento en el q se va por las ramas antes de contestar a algo sobre qué les diría a los represenatntes europeos y acaba con algo así como "les pondría alrederdor de una mesa, les miraría a los ojos y les diría..." Bla bla .. y el bouzouki de fondo...

    http://www.bbc.co.uk/programmes/p02hp632

    Igual a vosotros no os choca, pero a mí, como emigrante, me suena tan mediterráneo.. y me pregunto cómo nos verán... tal vez esos "talantes" los den algunos como excentricidades típicas de otras zonas menos evolucinadas; otros las abrazarán como otra manera menos reprimida emocionalmente de ver el mundo (recordad aquellos mapas de europa q colgué hace timepo de las dos europas:una era emocionalm y la otra sexualmente reprimida).

    CESI me ha encantado lo de las Acroesas... yo no paso más q de las Kariátides, y no se si por fashion, q me lo machacó? El caso es q recuerdo verlas en grecia, en el parthenon, por ej. Y súí, todos los q citas deben ser 8000, aunque yo no los haya leído.. el Quijote sí, eh? :)

    IRE, has leído el libro? No me queda claro. Pq leer más sobre el "tema" de Cal era lo q yo quería sobre todo, igual por eso la saga se me hizo pesada. De todas maneras, he de admitir q esa parte es la q más me gustó del libro y q creo q el autor logra explicar bien el sufrimiento, la perplejidad y lo q cuesta "encontrarse" en circunstancia como esta. NOta spoiler (no leer hasta le siguiente párrafo quien lo quiera leer): Cal acaba siendo abusado, pq al fianl, es un ser tremendamente vulnerable, precisam por lo q dices del desconoccimiento, del miedo q conlleva, del tabú. Así q huye de sus padres y claro, que te puede pasar en esa circunstancia "on the road"? Yo confío q se vaya avanzando, y el tabú q había antes con la homosexualidad, q se está superando en muchos sitios, ocurra lo mismo con la presentación de Cal.

    (sigo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dice NáN que no hace falta, pero si no has leído a Valle-Inclán me das una envidia enorme. ¡Cómo me gustaría ser virgen de las comedias bárbaras o de luces de bohemia para poder leerlas ahora por primera vez! ¡vas a disfrutar...tantísimo!

      Eliminar
    2. Gracias por el enlace, Di.
      Como esto es un galimatías de comentarios, más abajo he respondido que no he leído el libro, sino que de niña tuve una gran amiga que es hermana de un Cal de verdad.

      Eliminar
    3. https://www.youtube.com/watch?v=BiIO4YciewU
      Creo que es esta, es que el enlace que has puesto no carga la interview.
      Este tipo es interesante. Ya vi lo que pasó ayer con el alemán y lo encontré tan gracioso...De momento estoy viendo qué está pasando, no voy a opinar mucho, esta es una partida de ajedrez muy desigual y no sé si este jugador astuto va a saber manejar bien las pocas fichas que tiene.
      Consideración estética que no tiene nada que ver. Me gustan mucho este tipo de ojos, los que tiene Yanis. Rasgados y alargados, con la esclerótica (lo blanco) bien a la vista.
      La gente suele preferir los ojos por el color, y lo que yo busco en un ojo es la forma. Normalmente los ojos claros son redondos, y mucho menos expresivos. Los ojos de este tío son muy, muy expresivos, me gustan. Él no me resulta atractivo, pero sus ojos sí.

      Eliminar
  19. (2)
    NáN, cómo agradecemos q te manifiestes.. ya sabemos q estás ocupado. Buenas noticias de la concentración! Envíado especial del divlog... Y mucha ilu q abras esto y sea para pasarlo bien :) A lío: como la definición de 8000 es más o menos tuya, bien, pero para mí eran simplemten los Grandes Libros, no necesariamente los q han cambiado la perspectiva del momento (podemos llaamr a los 8000 "Picasso"? asi por resumir). Lo q dices de Joyce (aunque él no fue el primero q usó la corriente de conciencia) lo puedo ilustrar con lo siguiente: yo leí a Cortázar antes q a Joyce. Bueno, había leído "El retrato del artista adolescente" en 2BUP para impresionar a un chico q hacía Primero de Filosofía y letras con el q medio salía... o por lo menos siguiendo su consejo. Luego, cuando leí a Cortázar me pareció Dios y todo eso. Y más tarde, cuando leí el Ulyses, ya viviendo en el UK dije, "ah... pero si este ya lo había hecho antes q Julio", y recuerdo la impresión tan fuerte q me dio de modernidad. Un libro de 1922.

    En todo caso, me gusta tu definicón de 8000.. claro q yo no tengo la formación para saber qué libros son esos. Tu clasificación de "Middlesex" como un "8000 del contenido"...(aún así niego la mayor, si la forma no es 8 mil, no hay conteido q la salve) bueno, no sé si alguien había novelado esto, tal vez eran todo solo historias clínicas. Como he dicho a Ire, es cierto q el libro al final te hace ser un poco Cal, y llega más... pero no ha sido para mí "The bell jar", donde ves de primera mano la depresión clínica, o el racismo de "Pasaje a la india" o el hastío d ela mujer casada de clase bien "Mrs Dalloway". A estos 3 los consideraría 8 miles, incluso si no han cambiado la literatura. (Eres malo, mencionas Bovary, q no sé si sabes q es un libro q no me gusta nada...:))

    muxus y literatura!

    di

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. antes de irme a dormir paso por aquí y solo quiero decir una cosas (que había pensado pero no quise incluir por no marear la perdiz y porque en Arte voy muy flojito:

      Picasso y Braque son, juntitos, los Primeros escaladores que llegaron a la cima del Cubismo (que no acaba, sino que empieza, con ellos). Ocho miles absolutos, gusten o no gusten.

      (He vuelto a la característica principal del 8.000: revolución en lo formal que permite una visión nueva de lo humano). O sea, un 8.000 A+

      Eliminar
    2. "IRE, has leído el libro? No me queda claro. Pq leer más sobre el "tema" de Cal era lo q yo quería sobre todo, igual por eso la saga se me hizo pesada. "

      Yo no he leído el libro, ni falta que me hace.
      Yo conozco a un Cal en persona. Tan en persona que es el hermano de mi mejor amiga de la infancia. Y puedo contar unas cuantas cosas, como lo que pasaba esa familia cuando Cal cumplió los doce años y le crecieron las tetas, y tenían que hacer un corrillo entre sus hermanas para que Cal pudiera bañarse, el pobre, en el mar.
      Y muchas más cosas.
      Yo conocí a su hermana menor cuando teníamos ocho años. Era calladita, pero con los años fue a más. Un día, con catorce años las dos, la chica reventó. Y reventó quiere decir que empezó a contarme y no paró. Me contó como le abofeteó con rabia su madre, porque en una bronca con Cal, que el pobre con lo suyo se había vuelto bastante tirano, se le ocurrió llamarle desgraciado. Desgraciado. Y a su madre se le cortocircuitó algo por dentro y la abofeteó.
      Y muchas cosas más. Encajar muchas piezas fue muy difícil para esta chica, no sólo sufrió Cal. Sufrió toda la familia.

      Eliminar
    3. Poniendo las cosas en una perspectiva más abierta, e impersonal. Este tipo de sucesos, malformaciones de nacimiento en nuestra cultura, signos de divinidad quizás en otras, estas cosas pasan. En un pequeño porcentaje, pero ocurren.
      A diferencia de otras muchas malformaciones, o signos de divinidad en ciertas culturas indias, esto se sigue callando, ahora como hace treinta años. Y francamente, no veo colectivo que quiera hacerlos visibles, ni siquiera los volcados en temas de identidad de género, que en mi opinión están demasiado centrados en la homosexualidad masculina y la transexualidad de masculino a femenino, y para de contar. Esto lo digo con mucha pena.
      Como ha dicho Nán, nuestra sociedad ejerce un brutal tabú contra este tipo de casos. Y resulta que hay personas que lo padecen en sus cuerpos y familias que luchan para entender esto o padecen este tabú como pueden.
      Puede parecer pedante lo de recalcar lo de que estas cosas se ven como signos de divinidad en algunas culturas. Pero lo hago para subrayar que la forma de entender estos casos está muy influída por la cultura donde ocurren.

      Durante todos los años que esta chica y yo fuimos tan íntimas, (las amistades ya sabeis que van evolucionando con los años, y esta chica ya no vive en España), me sentí en la obligación de callar yo también lo que había sabido a través de ella, así que participé de la omertá de esta familia, y comprendo sus motivos. Pero por lo poco que participé de esta omertá, que me hizo ver lo opresiva que era, llegué a sentir mucha compasión por mi amiga, mucho más atenazada por sus circunstancias, verdaderamente asfixiantes, no me sale otra palabra.

      Eliminar
  20. Di, ¡qué azules! No me extraña que la bandera griega lleve ese color.

    ResponderEliminar
  21. (Dedicado a Demis Roussos y al triki-triki que tantos buenos ratos nos hizo, y quizás hace, pasar; gran canción, digo).

    ¿Os he contado alguna vez que conozco mejor nuestro mundo desde el agua que desde tierra firme?

    Nostalgia…

    ¡Qué tiempos aquellos navegando en mi velero llamado Libertad! Si cierro los ojos (aparte de ver menos que un carajo vendao), recuerdo como si fuera ayer que entonces en el cielo descubrí gavio-o-tas y pinté estelas en el mar. Pero, descubrí más cosas, muchas más.

    Por ejemplo, C. S., en mis travesías por los mares Egeo, Mediterráneo, Jónico y sus alrededores comprobé en las cartas de navegación que a Artemisio, Malea, Casandrea, Palene, Sunión, Ténaro y Río les anteponían siempre, con o sin mayúsculas, la palabra: Ακρωτήριον, ἀκρωτήριον o AKPΩTHPIOY (como leemos en la furgoneta con sandías, melones y ajos (?) de la foto que hizo Di).

    ¿AKPΩTHPIOY…?

    A bordo del Libertad, aquella palabra me desvelo, ¡tantas veces!, cuando, arriadas ancla y velas y sabedor que nadie me observaba, me semidesnudaba, me llevaba el dedo gordo a la boca y me recostaba en la popa… Entonces, el sobrecogedor firmamento del Peloponeso pasaba a ser mi sola compañía hasta la llegada del aterciopelado amanecer (bueno, si exceptuamos a la rubia aquella de curvas inolvidables y nombre, como todo lo griego, impronunciable).

    ¿AKPΩTHPIOY…? Pero un buen día (llevaba yo puesto una camisa, un pantalón vaquero –Alton ®, Ire– y una canción), caí en la cuenta.

    Ακρωτήριον tenía que ser cabo («Punta de tierra que penetra en el mar»); de ahí lo de Artemisio, Malea, Casandrea, Palene, Sunión, Ténaro y Río… Y de ahí también que con esa acepción la hubiesen empleado Escílax de Carianda, o Heródoto u Homero en la Odisea de Ulises (un 8 000 sin duda, NáN): Cabo.

    Pos bien, con la autoridad que me confiere lo vivido, afirmo que Ακρωτήριον es, sin duda, esto.

    De la misma forma, afirmo que AKPΩTHPIOY significando acrótera vino después, por extensión, por ser aquello que sobre los frontones penetran, con el adorno que sea, en el cielo perfeccionando lo perfecto; digamos que el cabo penetra en el azul del mar como la acrótera lo hace en el azul del cielo.

    Es decir, que el tío de la furgoneta de caja abierta, de reparto o pick-up, ofreciendo su género no sería sino una versión de nuestras casas regionales que de forma simpática están presentes en nuestra querida España y que acercan, dando a conocer sus productos y cocina, unos rincones de nuestra patria a otros. Lo mismo hacía el tío de los melones, llevar el género de un sitio a otro, pero allí, en Grecia.

    ¿Moraleja?

    Soy de la opinión que esta vida es de los valientes que van, se duermen, y en sus sueños dibujan gavio-o-tas y regresan y una voz, unos ojos azules como el mar, van, se ponen y dicen: ¿Ónde vas, Cleofás?

    Nostalgia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Así que cabos! Sigo muy bien sin entender porqué llaman cabos a las sandías...

      Eliminar
    2. C. S., te agradezco la pregunta. Pues bien, sí… Esto… Bueno… O sea…No lo sé, no lo sé. No sé por qué se empeñan los gringos (que diría Corominas) en llamar cabos a las sandías.

      A no ser que…

      …A no ser que no es que llamen cabos a las sandías sino que al igual que hay bares que se llaman “El asturiano” o “El capricho extremeño” pero están en Madrid, o “La flor del Toranzo” (de un montañés) pero están en Sevilla, el que vendía las sandías procediese de la población griega de Cabo (Ακρωτήριον) y lo llevara a gala rotulado en su furgoneta y quién sabe en cuántos sitios más.

      Lo que me intriga es que (según se comprueba en la foto satélite -Latitud: 36° 21' 30" N; Longitud: 25° 23' 45" E-) Cabo no tiene, geográficamente hablando, nada de cabo.

      Al fin… y al cabo, todo un misterio, ya digo.

      Eliminar
  22. Pero... ¡si hemos estado intercambiando comentarios con el mismísimo Popeye el Marino!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Popeye el Marino! NáN, viendo tu avatar, te agradezco doblemente el cumplido, ¡compañero!

      Eliminar
  23. Aunque no sea el caso de hermafroditismo de Cal, me ha llamado la atención el caso del transexual Diego Neria, nacido en Plasencia (Cáceres), que hoy han contado en la Cadena Ser.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero no es el mismo caso.
      A ver, en asuntos de transexualidad hay un activismo de los implicados, y en cierta medida de su familas, que hace que se conozca, y que los que lo pasan tengan una cierta red de apoyo aunque sea en internet.
      Pero en intersexualidad, lo que hay es silencio y ocultación. Es asfixiante. Y pienso que una forma de ayudar a estos Cals y a sus familias (me parece muy importante recalcar que a sus familias también), es hablar, preguntar, intentar comprenderlos.

      Eliminar
    2. Si quereis entender algo más sobre esto:
      - http://www.elmundo.es/elmundosalud/2012/10/25/noticias/1351184448.html
      - http://www.abc.es/sociedad/20141020/abci-intersexualidad-cuerpos-enganan-201410170853.html
      Algunas cosas que nunca os habeis planteado y por las que pasan estas personas.
      El caso que yo conozco, al que he llamado Cal de la vida real y que hoy en día es adulto y casado, era un niño que nació con ciertas condiciones propias del sexo femenino que no sé explicar.
      El caso es que Cal tuvo que soportar las siguientes cosas:
      - Que le saliera pecho al llegar la adolescencia. Pero que tuviera que retrasar la operacion por más de un año. Disimulando el pecho con ropa de chico. Disimulando en la playa para poderse bañar.
      - Nunca mear en presencia de los demás.
      - En deporte, ir cambiado de clase e inventar una enfermedad para no cambiarse después delante de los demás.
      - Evitar todo tipo de contacto cercano con los amigotes para que no le palaparan las tetas.

      Insisto, esto no es transexualidad. Es una experiencia vital muy dolorosa y diferente. A la que nos deberíamos acercar con un poco más de sensibilidad, para que estos Cales, y sus familias, por fin, dejen de sentir la opresión que sienten.

      Eliminar
  24. Interesantísimo y explicativo el artículo de El Mundo (aunque largo, por lo que tendré que leerlo con más atención) y muy atractivo el de ABC, al circunscribirse a una experiencia.

    De pequeño, conocí un caso, que se vivía casi en el ocultamiento: el pobre chico casi no salía de casa. Siempre pensé que era algo rarísimo, y la novela de Eugenides representó para mí conocer una parte de la esfera humana que parecía no existir. Además, la novela está tan bien escrita y va siendo tan absorbente que cualquiera que se rija por lo de "nada de lo humano me es ajeno" debería leerla.

    Pero mira por dónde, tu has tenido una experiencia de primera mano, una amiga que luego fue hombre (y no por tansexualidad, sino por intersexualidad; no por sentimientos de género, sino por exigencias cromosómicas), y has dado una vida nueva a este debate.

    Gracias a la novela, a lo que se ha ido diciendo aquí y a la aportación de esos enlaces a los dos artículos, hoy tengo un conocimiento mejor y más profundo de algo tan humano.

    ResponderEliminar
  25. Cosas de las casualidades, el programa Conexión samantha va a hablar de intersexualidad, según la periodista, el armario que falta por abrir:
    - http://cultura.elpais.com/cultura/2015/01/28/television/1422474031_505616.html
    “Encontramos a tres personas que estuvieron dispuestas a contarnos su historia. Fue muy difícil porque al principio ni siquiera nos dejaban hablar por teléfono con ellos. Íbamos a ir a un congreso en el que los pacientes se reúnen con especialistas y nos pidieron que no fuéramos porque les parecía que la gente se iba a asustar”, añade. (Lo he sacado de el enlace).
    Samantha se conmovió al ver trauma que soporta esta gente, y su familia siempre insistiré en sus familias).
    Y yo que me estoy haciendo pesada a ojos de mucha gente no quiero dejar de repetir, que los acojamos, que hablemos de ellos, que hablemos con ellos, que hagamos que puedan salir a la calle, y cambiarse en el vestidor del gimnasio y mear sin esconderse tanto. Que puedan abrazar a sus amigos, que no se amarguen, que encuentren alguien que les diga que tienen valor, y sus familas también.
    Que la opresión que ejerce nuestra sociedad sobre ellos es brutal, que no seamos cómplices por nuestros propios miedos, que asumamos que la vida es muy compleja y ellos forman parte de la complejidad de la vida.

    Si tú conociste ese caso, pobre chico de verdad, lo entiendes. Imaginate que hubieras sido su hermano...
    Y el chico que conocí, siempre lo conocí como chico, no lo tengo claro pero creo que descubrieron el asunto cuando era un bebé. O sea, creyeron que era niña, le bautizaron como niña, le pusieron sus aretes, y a los meses tuvieron que cambiar el nombre y cambiar todo lo que tenían asumido sobre él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ire, aunque no he conocido ningún caso de cerca, me pregunto contigo: Por ser como son, ¡¿qué daño hacen...?! En cambio, ¡cuánto daño les hacen y les hace no poder decir como son!

      ¿Hay que rogar, y lograr, permiso social para nacer como cada cual nace? Tremendo. Tremendo e incomprensible.

      Eliminar
  26. Me uno al coro de agradecimientos por la información, q a mí tb me ha hecho aprendrr y con el (de nuevo)"vive y deja vivir", q ya tocamos hace tiempo en relación con quien no "conforma".

    muxus!

    di

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.