20 de enero de 2015

Tu recuerdo basta para iluminar

Qué más da

Qué más da el sol que se pone o el sol que se levanta,
La luna que nace o la luna que muere.

Mucho tiempo, toda mi vida, esperé verte surgir entre las nieblas monótonas,
Luz inextinguible, prodigio rubio como la llama;
Ahora que te he visto sufro, porque igual que aquellos
No has sido para mí menos brillante,
Menos efímero o menos inaccesible que el sol y la luna alternados.

Más yo sé lo que digo si a ellos te comparo,
Porque aún siendo brillante, efímero, inaccesible,
Tu recuerdo, como el de ambos astros,
Basta para iluminar, tú ausente, toda esta niebla que me envuelve.

Luis Cernuda
(La Realidad y el Deseo) 

12 comentarios:

  1. Precioso el poema... y precioso como homenaje a quien, supongo, se lo has dedicado .

    "Mucho tiempo, toda mi vida, esperé verte surgir entre las nieblas monótonas...

    ResponderEliminar
  2. He estado aquí y te he leído.

    Un beso gordo.

    ResponderEliminar
  3. :).
    Whatever. Hay sentimientos, no palabras si no hay espacio compartido, entre nosotras, hoy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ire, qué ha sido de tu avatar?

      Eliminar
    2. Y además, cuando escribo el comentario se borra...:). Decía que nunca entro con la cuenta personal cuando tengo alguna del trabajo abierta. Pero sigo azul.

      Eliminar
  4. Tienes la suerte de tener recuerdos que iluminan las nieblas que envuelven. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Qué envidia da alguien que escribe así, y qué envidia da, también, alguien capaz de sentir así.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La maravilla de Cernuda que hoy nos traes, Di, hace cierto otro poema del mismo autor.

      A un poeta futuro
      (De Como quien espera el alba -1947-)

      «Cuando en días venideros […]
      lleve el destino
      tu mano hacia el volumen donde yazcan
      olvidados mis versos, y lo abras,
      yo se que sentirás mi voz llegarte,
      no de la letra vieja, mas del fondo
      vivo en tu entraña, […]
      y entonces en ti mismo mis sueños y deseos
      tendrán razón al fin, y habré vivido».

      Eliminar
  8. Uno de tus borrados, Lux, tenía un link a una recensión de la obra de Cernuda que me dejó flipado anoche... por la web de donde procedía.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.