4 de febrero de 2015

"La teoría del todo", de Hawking (1): Cosmología

"The theory of everything", la peli de James Marsh es una adaptación al cine de una de las novelas de Jane Wilde Hawking, la ex-mujer del físico Stephen Hawkin, "Travelling to Infinity: My Life with Stephen" ("Viajando al infinito: mi vida con Stephen" ).


Ya han comparado a la película con la irlandesa "My left foot: the story of Christy Brown", de Jim Sheridan. Daniel-Day Lewis ganó su primer Oscar interpretando a este hombre de origen pobre que tenía parálisis cerebral y que solo podía controlar su pie izquierdo. Cuando empezó en Cambridge, Hawking ni era pobre ni se podía imaginar que la ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica, la enfermedad de las motoneuronas por la que la gente se ha estado echando cubos de hielos por la cabeza) le iba a azotar el resto de su vida

 No suelo -y hoy menos- contar la trama de la películas. Y digo "hoy menos" porque todo el mundo conoce a Hawking y se puede imaginar parte del contenido. Pero antes de meterme en harina, un par de pinceladas.  Hawking conoce a su novia, Jane, creyente y estudiante de letras en su misma prestigiosa universidad. Al poco tiempo -Hawking tiene 21 anios- llega el diagnóstico y la sentencia de muerte: tiene dos anios para vivir. Jane, pese a los avisos de los padres de Hawking, decide seguir adelante con la relación, y disfrutar lo máximo de esos dos anios. Esa pasión y valentía es uno de los motores del guión, pero no el único. 

Hay tres temas en la peli que han hecho que para mí sea mucho más que un "Estrenos TV" con estilo y con interpretaciones impresionantes (a veces dudaba de si es Eddie Redmay o el propio Hawking; Felicity Jones, que ya se quedó conmigo en "Like crazy"). Hablo de "Estrenos TV", esas lacrimógenas pelis de tardes de domingo de los 80, porque es fácil que estos temas acaben así, aunque tengamos ejemplos de grandes películas de hombres paralizados, con una interesantísima vida interior, como "La escafandra y la mariposa" (2007) de Julian Schnabel, o "Mar adentro" de Amenábar.  

Pero divago; los tres temas de los que voy a divagar son: 
1. Cosmología: Sal del armario, tienes Su Libro. Y no lo has terminado.
2. Ateísmo (o puede un astrofísico permitirse otra cosa?)
3. No man is an island. Ninguna pareja es una isla. 

1. Cosmología
Parece ser que Hawking quería que hubiera más ciencia en la película: está claro que, como tal vez uno de los mayores divulgadores de ciencia de la historia (quién no tiene "A brief history of time" en su librería?) seguro que quería que la peli fuera un motivo más para que el gran público se acercase a la ciencia. Hawking no quiso hablar de su enfermedad y no ha tomado la bandera de la discapacidad: a partir del diagnóstico se negó a hablar del tema, y de hecho le costó mucho asumir sillas de ruedas y ayuda. Pero de eso hablaremos en el punto 3. Antes de pasar al siguiente párrafo una nota sobre "Historia del tiempo: del Big Bang a los agujeros negros", que me compré en tapas duras-esto sí que es raro en mí, lo necesitaba!- nada más salir. Tenía yo 17 anios, hacía COU de ciencias, y la Física me parecía el Lobo Feroz (bueno, a todos los de mi clase, porque Mr. Minchot, el profe, era el susodicho lobo). Empecé el libro y no lo terminé (como todos vosotros, y lo sabéis). Por lo menos la peli me ha dado ganas de, cuando vuelva a Vetusta, rescatar el tocho de las estanterías e intentarlo de nuevo. Watch this space.

Pero divago, centrémonos. "La teoría del todo" (TOE), a la que alude el título, es un marco teórico bajo el cual un día se podría explicar todos los aspectos físicos del universo. Hasta ahora, hay dos teorías sobre las que descansa la física (y esto lo explica Jane a un invitado a su casa cenar con guisantes y patatas): la teoría de la relatividad de Einstein y la teoría cuántica de campos. La teoría de la relatividad sigue la ley de gravedad para entender el universo: son las patatas: planetas, estrellas, galaxias y demás. La teoría cuántica intenta entender el universo "a pequenia escala": partículas subatómicas, átomos, moléculas, etc. 

La razón por la que buscamos la TOE, es porque queremos entender el universo y sentir que no somos las víctimas de fuerzas oscuras y misteriosas ("la fuerza" de Star Wars es otra cosa). Encontrar un grupo de reglas que nos permita, por lo menos, predecir el futuro conociendo el estado del universo en un punto temporal. Una comprensión cualitativa de las leyes fue el objetivo de filósofos y científicos desde Aristóteles. Pero fue la Principia Mathematica de Newton en 1687, con la ley de gravitación universal, lo que hizo las leyes cuantitativas y precisas. Esto llevó a un determinismo científico (Laplace): si en un momento uno conocía la posición y velocidad de todas las partículas del universo, las leyes de la ciencia nos permitirían calcular sus posiciones y velocidades en cualquier otro momento, pasado o futuro. Pero al primcipio del Silo XX se acabó con el determinismo científico de la mano de Dirac, y nos presentó la Teoría Cuántica, por la cual un objeto no está determinado por velocidad y posición, sino por su onda. 

AL final Hawking concluye que ha cambiado de opinión con respecto a esta teoría:

"Some people will be very disappointed if there is not an ultimate theory that can be formulated as a finite number of principles. I used to belong to that camp, but I have changed my mind. I'm now glad that our search for understanding will never come to an end, and that we will always have the challenge of new discovery. Without it, we would stagnate. Godel’s theorem ensured there would always be a job for mathematicians. I think M theory will do the same for physicists. I'm sure Dirac would have approved".

Como buen científico, lo último probado es La Verdad del momento, que simplemente está esperando a ser desmontada por una nueva verdad, hasta que llegue otra. 

Todo esto me transporta a aquel divague del pentámetro yámbico desde el planetarium de LA y el fantástico documental "Particle fever", sobre los experimentos en el Hadron Collider de Ginebra en busca del bosson de Higgs. Estamos hablando con la TOE de nuevo sobre la dicotomía multiverso vs. supersimetria. O sea, podemos usar las reglas de nuestra física ahí afuera (supersimetría) , o es todo tan caótico e inestable que nunca podremos hacerlo y como consecuencia, no podremos entender el universo (Multiverso). El bossom de Higgs, con su peso, iba dar la respuesta, y al final se quedó a medias: ni prueba multiverse ni supersimetría. Supongo que un entendido se dará cuaenta que no entiendo ni papa del tema.

Como a Hawking, a mí también me hubiera gustado más Cosmología en la peli. Porque me gusta perderme mirando las estrellas, y me atrae de una manera extrania el vértigo que me da pensar en muchos de los temas que ha investigado Hawking: los agujeros negros, el principio del universo, los límites del mismo, el principio del tiempo... Todo esto está recogido en sus charlas, algunas de ellas colgadas en su web. 

Para otro día los puntos 2 y 3... 

6 comentarios:

  1. Yo también me compré el libro...tampoco lo acabé. Voy afilándome la uñas para cuando llegues al punto dos.

    ResponderEliminar
  2. «El Cosmos, fácil, lo que se dice fácil, no es; pero, vamos, que tampoco es pa’ tanto. Hay cosas que tienen más tela que cortar», declaró recientemente un desenfadado
    Stephen W. Hawking.

    Por otra parte, si Di y C. S. no pudieron con el librito de marras, yo ni lo intento.

    ResponderEliminar
  3. Hola Diva, y saludos. No sé si mi comentario está entre el 1 y el 2 de tus divagues ...pero recuerdo que cuando oí la primera disertación sobre el Big- Bang pregunté y pregunte me pregunto que... " Alguien tuvo que dar al botón del big para que se encendiera el bang".

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Es tranquilizador pensar que vamos descubriendo que hay leyes de “La Cosa” que funcionan, que nos permiten, por ejemplo, disparar un mortero que sigue una trayectoria elíptica por encima de un montículo y el proyectil cae en una trinchera al otro lado y espanzurra a los soldados que son nuestros enemigos (malos más que malos, que son; si no ¿cómo iban a ser nuestros enemigos, ya que está “demostrado” que nuestra Patria es buena y sus/nuestros ideales son los mejores?). Todo es pura matemática bastante básica aplicada a la Mecánica; Ciencia esta que ha avanzado bastante.

    ¿Escribí “tranquilizador”? Tachadlo inmediatamente y me lo cambiáis por “apasionante”. Y esto sí que parece una verdad absoluta: el deseo de conocer es una pasión compulsiva en casi todos, y llega al paroxismo si tienes un cerebro bien dotado que ha sido formado adecuadamente. Hay casos que no, claro: quizá sea injusto, pero me parece que en Belén Esteban ese deseo no existe. Y en nuestro caso de pobres mortales blogueros, hay que cambiar “paroxismo” por “un runrún que nos reconcome”.

    Tengo la impresión (yo diría que “poética”) de que últimamente la Ciencia ha avanzado bastante, como si desde Newton hubiera un antes y un después, y que está cogiendo carrerilla. Así que esa frase de Hawking que has puesto me llena de gozo: saber que la búsqueda de la Verdad es inagotable te da esa sensación de haber sido invitado a una fiesta en la que hay “de todo y hasta que el cuerpo aguante”.

    Me ha gustado mucho ese link a tu divague sobre Karl Popper. La intuición me ha hecho usarlo, a pesar de que Odio los Hiperenlaces, y leerlo me ha hecho hipersalivar.

    Odio los hiperenlaces desde la época en la que usaba mucho la Encyclopedia Britannica. Quería usar tres minutos en asegurarme de un concepto o un nombre, pero tres horas después, siguiendo el “Vid. XXX”, seguía sentado en el suelo rodeado de 14 tomos abiertos. Esto es para censurarte, una vez más, esa costumbre que tienes de “como de esto ya hablé, si queréis saber lo que pienso os vais a verlo ahí, donde por supuesto encontraréis otros hiperenlaces a divagues míos y dedicaréis el resto de vuestra vida a andar de aquí para allá, de un divague a otro, leyéndome a MÍ”.

    En resumen: este es un divague de los que me hacen salivar y alegrarme de pertenecer a esta civilización y esta parte de la Historia (desde el lado en el que estoy).

    A Tomae, cariñosamente, le recuerdo que el “Alguien tuvo que crear Algo” es una frase tan indemostrada como “Algo tuvo que crear a Alguien” o, mejor todavía, “Algo ha creado Algo” (es una pena que Groucho Marx o los Monty Python no le dedicaran más tiempo a estas frases). Me cuesta muchísimo imaginar que, antes de la existencia del Universo, existiera ya un Alguien, pensamiento puro porque no existía otra cosa, tan no existía una cosa que ni siquiera se podía decir “Estaba Alguien flotando en la Nada”, por ni siquiera la Nada existía (solo Alguien) y se dijera “voy a crear la Cosa”. La historia de la filosofía, con sus triquiñuelas, como la Causa Eficiente, para explicar que ese Alguien fue pre-existente, da para unas risas y poco más. (Hoy en día, claro, porque en otros tiempos daba para que te quemaran en la hoguera los legítimos herederos de ese Alguien... claro que me estoy metiendo en Religión, que es un asunto socialmente explicable que nada tiene que ver con Dios como Ser Pre-Existente. La religión es más un asunto de “o eres del Betis o no eres del Betis”).

    Por supuesto, no me compré ni he leído el libro. Por supuesto, me emocioné con el documental “Particle fever”. Por supuesto, he estado demasiado cercano al ELA, sé que son 4 años y no me puedo creer que lo de este científico sea ELA, en lugar de una variante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nán, de todas formas, sean los Montys o los Hawkings , me sorprenderían si no especularan sobre ello. Y sí, a mi también me cuesta imaginar, de hecho la misma definición de Dios (y si me permites su Trinidad) no cabe en mi cabeza, que por cierto, sospecho que es muy inferior a la de Hawking.

      Un Saludo.

      Eliminar
  5. Hola divagantes, unas ideas:

    1-Si CESUCHI tampoco pudo con el libro, dejo ya mi empresa de intentar releerlo.

    2. Yo creo q LUX crea él mismo estos montajes. Es imposible q haya uno allá afuera, para cada ocasión.

    3. TOMAE! NO soy Diva, soy Di! Diva era la amable q daba la bienvenida a los nuevos divagantes como tú... yo soy la arisca, pero ahora tb tengo q hacer de diva.. así que WELECOME!

    4. NáN< me río contigo. MIra, a propósito de los links y el "léeme toda y luego hablamos" tengo una anécdota con el Peda (mi compa de piso, tomae)... estábamos discutiendo con las espadas en algo sobre feminismo y en el momento más enfadado, cuando había demostrado su pésimo nivel(q me lea, porfa ...LOL:) le digo: "has leído a Betty friedan? NO Has leído a la Woolf? NO Has leío a De Beauvoir? NO... vete, léélas y luego vuelves si quieres seguir esta conversación". Me hace reír esta anécdota... a menudo me la recuerda... pero él tb admitió inventarse datos de los Altos Hornos de BIlbao una vez en una conversación cuando nos conocimos :)

    Ah, y claro q la ELA serán variantes... todo serán variantes. El cerebro es otro universo, del q conocemos muy poco....

    muxus!

    di

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.