12 de enero de 2015

Mr Turner: un cuadro y su leyenda

Estrenaron la peli de Mike Leigh sobre el pintor Joseph MW Turner, ("Mr Turner"), y por esas cosas que pasan, no encontré el día de verla, la quitaron, y ahora no está en toda la ciudad. Y esta es una peli que hay que ver en cine, no en el ordenador.

Hoy me he resarcido yendo a la exposición de sus "late works" a la Tate Britain. Como siempre, a codazos con el personal: por qué está todo siempre lleno en esta ciudad? Oh no, la cafetería de la Planta 5 de la librería más grande Europa (Waterstones Picadilly) estaba muy razonable: la recomiendo para los que os paséis por aquí. Además, tiene un toque desastrado como de los anios 50 y unos ascensores de madera a los que describen como "coches". Charming. 

Pero divago: este cuadro me ha gustado mucho, y por eso lo comparto: "Snow Storm - Steam-Boat off a Harbour’s Mouth". Cuenta la leyenda que Mr Turner se ató al mástil de un barco durante una tormenta en el mar-pero me temo que es apócrifa. 

No importa: acaso este cuadro necesita de leyenda?

 

44 comentarios:

  1. No la necesita. Basta con sus agitados trazos y las luces y ls sombras para imaginar la tormente.
    El día que Dr Sutilis et moi fuimos a ver la Tate y a Turner, no había un alma. El cielo se caía sobre Londinium y si Turner se ata a un mástil, lo mismo no sale vivo.

    ResponderEliminar
  2. Estimado blogger,

    Soy Natalia, Responsable de Comunicación de Paperblog. Tras haberlo descubierto, me pongo en contacto contigo para invitarte a conocer el proyecto Paperblog, http://es.paperblog.com, un nuevo servicio de periodismo ciudadano. Paperblog es una plataforma digital que, a modo de revista de blogs, da a conocer los mejores artículos de los blogs inscritos.

    Si el concepto te interesa sólo tienes que proponer tu blog para participar. Los artículos estarían acompañados de tu nombre/seudónimo y ficha de perfil, además de varios vínculos hacia el blog original, al principio y al final de cada uno. Los más interesantes podrán ser seleccionados por el equipo para aparecer en Portada y tú podrás ser seleccionado como Autor del día.

    Espero que te motive el proyecto que iniciamos con tanta ilusión en enero de 2010. Échale un ojo y no dudes en escribirme para conocer más detalles.

    Recibe un cordial y afectuoso saludo,
    Natalia

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué leo, qué bien! Dos de mis pasiones: el mar, la maaar (recítese con voz de Rafael Alberti) y la pintura.

    La anécdota (si estar cuatro horas atado al mástil de un barco durante una tempestad puede calificarse así) tiene padre y madre.

    De ello da constancia John Ruskin (que sería la madre de la anécdota). Ruskin, entre otras cosas, fue un esteta victoriano que defendía la belleza de la ruina (de él podría hablarnos largo y tendido C. S. dada su profesión; de él y de su antagónico: Viollet-le-Duc).

    Total, que va, se pone y dice Ruskin (*) que le contó el padre (padre de la anécdota y reverendo) W. Kingsley (del Sidney College de Cambridge) que cuando fue con su madre (la del Rev., no la de Ruskin ni Ruskin mismo como madre de la anécdota) a ver una exposición de Turner en 1848, a su madre, que de arte nada sabía, le impresionó esta magnífica pintura que hoy nos pone Di en nuestra casa de acogida: su blog. La madre, por lo visto, había vivido un trance igual en las costas holandesas durante la guerra y exclamó: iguá-iguá-iguá, Rev., hijo, ¡lo que yo te diga! ¡Coño, pos no que parece que la agüilla se saliera del cuadro! Y más cosas dijo la señora.

    Tiempo después Rev. se encontró con Turner y le contó como alabanza las palabras de su madre. Entonces fue cuando (según Rev.) Turner narró la anécdota que resumidamente transcribo:

    I wished to show what such a scene was like, I got the sailors to lash me to the mast to observe it, I was lashed for four hours, and I did not expect to escape, but I felt bound to record it if I did.

    [Con permiso de Di y NáN: Quería mostrar la escena tal como era. Conseguí que unos marineros me atasen al mástil para observarla y estuve atado, sin escapatoria, durante cuatro horas. Pero es que me sentía obligado a reflejarla, si acaso lo conseguí].

    Pues bien, en mi calidad de viejo lobo de mar desautorizo por inverosímil la anécdota y desaconsejo por peligrosa la practica. ¿Atar (aún consentidamente) a un enfermo crónico de 64 años al palo y dejarlo expuesto durante cuatro horas a los rigores de tal tempestad? Atado de manos, ¿esbozó pues la pintura con los pies, con la boca, con la punta… de la nariz?

    Y una duda, o más bien queja: ¿Por qué se sigue considerando académicamente a Turner como romántico si el Impresionismo empieza y acaba con él? ¿Lo que vino después? En comparación, bah, secuelas.


    (*) The Works of John Ruskin. Library Edition: 39 Volumes, (1903-1912), edited by E.T Cook and A. Wedderburn. Vol. XIII: The Harbours of England II, Turner's works at the National Gallery.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta anécdota yo creo que la sacó de Ulises (Del verdadero, no de Leopold Bloom) y su aventura con las sirenas. Es una historia muy romántica: descubrir una visión inalcanzable del arte por el método de permanecer atado a un poste. ¿Qué más da que sea cierta o no? Lo que importa es que mole y que de bien con el cuadro (esto es más de Violet que de Ruskin. Yo siento una gran simpatía por los dos, aunque bendigo a Violet por su interés por arreglar las cosas, aunque luego lo dejara todo como un decorado de C. B. DeMille. Si de Ruskin hubiera dependido, las ruinas se hubieran quedado en eso, en ruinas, lo que no sería tan grave. Pero yo me hubiera quedado sin trabajo. ¡Y eso hubiera sido trágico!)
      Yo creo, Lux, que, aunque es cierto que en cuanto a la técnica pictórica el impresionismo empieza con Turner, lo cierto es que en cuanto a los temas es un romántico: no pinta a gente pija merendando, ni bailarinas, ni barquitos de recreo ni agüita domesticada en estanques. Pinta cosas heroicas: tempestades, naufragios incendios...hay una terribilitá en Turner que no encontramos en ningún impresionista. Uno de mis cuadros favoritos de él es "El último viaje del temerario".
      https://public.bn1304.livefilestore.com/y2pyh_bdNvDs9IPzJOIeJAxKOg5pmAiGzh_mO1o3ZVQOQKm0X8p47b8kWSksf3kZdys_442Y7HF1IC-x3LO9MZWI2eNjofQog9a7q6FBdzFSXg/El%20Temerario%20remolcado%20al%20dique%20seco-Turner.jpg?rdrts=95715127
      Es un cuadro maravilloso que está en la National Gallery. Me puse a llorar cuando ví aquel viejo barco de guerra, magnífico y dorado, siendo arrastrado hacia el desguace (representado como un ocaso rojo sangre) por un pequeño vapor negro que cubre los mástiles sin velas con humo negro. ¿¡Qué impresionista pintaría algo tan conmovedor y heroico? ¡Es un romántico!

      Eliminar
    2. CS el cuadro que mencionas es dramático. Y hermoso.
      Al hilo de impresionistas preimpresionistas, y de impresionistas por estilo y no por contenido (gracias Lux y CS por la discusión)...quién fue, Tintoretto?. Una vez me comentaron que un maestro barroco o renacentista había pintado hasta bien pasados los 70, y que como estaba muy corto de vista, desarrolló un estilo de trazo grueso y marcado que se adelantó al impresionismo. Lo que no recuerdo es quien era este maestro.

      Eliminar
    3. C. S., tienes toda la razón, has dado en la clave. Eso diferencia históricamente o en su literalidad, que no plásticamente, cierto Romanticismo de casi todo el Impresionismo. Tiendo, y cada vez más, a mirar más cómo están hechas las cosas y no tanto, o nada incluso, lo que cuentan. Conste que no reivindico esa forma de mirar a la que he llegado, pues es, en realidad, una limitación… Un momento, un momento, ¡¿qué hago yo disculpándome si aún tengo escapatoria?!

      A ver, C. S., te ofrezco un trato: Turner, ése impresionista romántico. ¿Hace?

      Eliminar
    4. Si me obligas a catalogarlo...posvale.Estas categorías me parecen adecuadas para separar los capítulos de los libros, pero en realidad...A Manet siempre lo ponen con los impresionistas y no se yo si acaba de ecajar del todo...

      Eliminar
    5. Ire, me falta capacidad para contestarte bien. Pero ya que hablamos de pintura, permíteme dar unas pinceladas.

      Tintoretto… pues sí, estoy de acuerdo.

      Grosso modo, diría que a partir de cierto Manierismo y hasta el final del Impresionismo, o con la llegada de las Vanguardias, la pintura tenía algo en común. Estoy seguro de que en este punto C. S. se está partiendo la caja y diciendo: sí, claro, desde Altamira con sus parietales bisontes a Borja con el Ecce Homo de Cecilia Giménez… ¡y de Algeciras a Estambul, y del magdaleniense a la magdalena de Proust, no te joe! Y razón, con la historia de la pintura en la mano, no le faltaría. ¡Pero es que esa historia nunca ha sido escrita por los pintores! Si nos olvidamos de épocas, países, temas y otras coincidencias (¿mucho olvidar?) la pintura se ve de otra forma, no digo que mejor; digo que si los pájaros supieran escribir yo preferiría aprender ornitología de ellos que de los ornitólogos. Con los pintores pasa lo mismo, o no saben escribir o lo hacen de pena. Aunque hay excepciones como David Hockney (El conocimiento secreto), del que hace tiempo hablamos en esta misma página. En fin, toda esta digresión es para intentar ocultar mi falta de sentido histórico.

      En cuanto al pintor renacentista o barroco con problemas de vista, ni idea. Sé que los sufrieron muchos otros: Degas, Mary Cassat, Monet, Pissarro, Hunt, Chardin… Del Greco también se decía antes lo mismo (me figuro que, de ser cierto, sufriría de lo opuesto que Botero o Rubens, juas). Tàpies, ya de mayor, también tuvo problemas de vista. Al respecto tiene gracia lo traidora que puede ser la Red como fuente de información. Hay una clínica oftalmológica argentina que en su blog to’ serio ha colgado lo que creían que era una rueda de prensa verdadera de Tàpies tras graduarse la vista. ¡Y se quedan tan panchos! Como todo lo hagan igual… Merece la pena leerlo (empieza lo bueno cuando dejan de hablar de Degas).

      Eliminar
    6. Pero volviendo al asunto principal, gráficamente podemos decir que antes se pintaba así para conseguir este resultado. Magistral, de lejos y aún más de cerca, sea Rembrandt pre-impresionista o los impresionistas post-rembrandtiatos.

      Ahora, en cambio, algunos “pintan” así.

      Aparte de que parezca que Sofía posa en un cuarto de baño forrado de gresite (en realidad es la huella de la cuadrícula que el muy neurótico trazó para trasladar la fotografía y que, ufano de lo que considera esmero, ha dejado a la vista –¡alguien debería decirle al pobre López de que ya que carece de habilidad para pintar alla prima se haga con un proyector o cañón de imágenes, que ahora ya los hay baratitos y muy buenos!-), obsérvese cómo resuelve (o mejor, no resuelve) la oreja a la izquierda, la deforme nariz, las cejas entre sí, el pelo que parece el resultado de sucesivos y sufridos recrecidos… Pero sobre todo la oreja, ¡la oreja! Por amor de dios… López, López, ¡¿Veinte años pa’ eso?!

      López NO pinta, López colorea con el sólo cuidado de no morderse la puntita de la lengua y demorarse hasta justificar los pastones.

      Éste es otro ejemplo del fatiga de Tomelloso (lástima que no encuentre en la Red una macrofotografía de este cuadrito).

      Sin jerarquía, inconsistente, un pastelón pseudointimista; da igual que represente un melocotón que una pared, la pincelada es la misma. A todas luces a esta pinturilla le sobra trabajo y le falta inteligencia. Es como un dibujo coloreado, ¡sin salirse!, al que luego le hubiese aplicado un filtro de Photoshop. Todo uniforme, todo igual.

      Eliminar
    7. Exacto, Manet, ejemplo perfecto. Impresionista pata-negra no es.

      Eliminar
    8. Ahora no me da tiempo a explicarme porque tengo que ir al Mercadona a comprar todo lo necesario para hacerme mi tarta de cumple. (Snoid está fiera de casa y creo que no le va a poder llegar para hacérmela ¡Sniffff!) Pero en lineas generales estoy de acuerdo con lux. Salvo en lo de haber cogido de ejemplo los dos cuadros más horrorosos de A. L. para ilustrar su teoría. ¡¿y si a Antonio le da por borrar lo que pinta (como a otros les da por borrar lo que escriben) y tú sólo nos has mostrado lo de "Este cuadro ha sido borrado por el autor?! ¡¿Eh?! ¡¿Qué me dices de eso?!

      Eliminar
    9. Hala ya estamos comiendo pipas y haciendo corrillo.
      Cesita, eso, marcando límites, posvale, qué bien te ha quedado...el agente Lux no vuelve a ganar otro concurso.
      Lux, pues me ha encantado todo lo que has puesto. Y entiendo parte de lo que dices, te fijas en el cómo porque el cómo delata maestría, o conocimiento o experiencia.
      Es así. A mi me falta de todo eso, y cuando me puse a pintar mi paisaje interminable, porque no lo terminaba nunca, lo que tuve que aprender es que a la distancia del brazo extendido se ven manchas. Es muy jodido, o sea para mi que pinto sin copiar es que es difícil de la leche, las jodías manchas. Yo pintaba como buena niña que usa los colores y lo primero que conseguí fue un batido de chocolate y avellanas que me asustó a mi misma, ni montañas, ni acantilados ni ná de ná.
      O sea que los dibujos de colores son de distancia de brazo flexionado, los dibujos buenos a grafito a brazo extendido y los óleos, échate patrás morena. Joer lo que me costó entenderlo, que no aprenderlo, porque todavía lo hago mal.
      Sobre López, pues tú lo has dicho, photoshop puro. Y muy triste, porque el cuadro de la Sofi es una imágen con un filtro de esponja, y tal vez algúno más de pintar por debajo. Todos están en la selección de filtros artisticos del photoshop y del gimp. Y efectivamente, el mismo efecto le vale para el ojo que para el fondo. O sea, para que la Sofi le atraviese la cabeza con el cuadro a don López, estoy de acuerdo.

      Eliminar
  4. Es hermoso, transmite pasión y me he quedado preguntando por qué pintó el cielo tan azul celeste en ese día de tormenta. Recientemente tuvimos unos días de oleaje con cielo despejado. Bajo un sol pálido y un cielo claro, las olas de poniente cubrían la playa hasta el límite de las dunas. Y yo pasé montando a caballo muy cerca. (Ahora tengo que decir almorranas antes de que me lo digan a mi, de momento sin problemas, el caballo no tenía ningún signo de sufrir en silencio, todo bien).
    Turner es impresionante. En todas sus facetas, http://www.tate.org.uk/art/artworks/turner-erotic-figure-studies-d40020.

    ResponderEliminar
  5. Ese Ruskin, ¿es el que el personaje de la obra de Proust lleva como guía de arte doquiera que vaya y haya algo de arte?

    Oh Kalikatres Lúxico, mándame respuesta sin hacerlo en botella lanzada al mar. Vivo en zona seca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NáN, te responderé al estilo del gran Kalikatres:

      — Dime ¡Oh romántico ultimísimo Ruskin! ¿Por qué no me gustaría gran parte del arte que se hará en el futuro?

      — Porque, Proust, una obra de arte que encierra teorías es como un objeto sobre el que se ha dejado la etiqueta del precio.

      — Ruskin, ¡carota, que esa frase es mía!

      — ¡¿Proust, conmigo, precisamente conmigo te vas a poner quisquilloso por eso, so desagradecido?!

      Eliminar
  6. Es un ojo de huracán, la mirada a través de un catalejo, el desagüe por dónde gira el agua cada vez más deprisa, se tragará el mar y se acabará el mundo.

    Turner no se subió a ningún sitio... vio el fin del mundo en un remolino sin fin de olas y cielo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Torbellino...gracias Mo, me encanta la imágen que das...muy buena.

      Eliminar
  7. Me he pasado varias veces desde esta mañana para ver si le sacaba el punto a este cuadro pero no lo consigo. Si me lo enseñara en una sesión de loquero, le diría que me recuerda a un gran coñon, así con perdón. Sin embargo he visto algún cuadro de este autor, como El gran canal de Venecia, y me ha gustado mucho.

    Algunos ven más allá y otros vemos más acá. Con decir que Keira Knightley me parece una belleza inconmensurable ya lo he dicho todo, Bueno no, para gustos... eso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me parece que Keira es un bellezón, Jota. Y me chifla el cuadro de Turner. Es que visto en foto pierde una barbaridad: si lo vieras en directo seguro que te molaba más.

      Eliminar
    2. Jota, tú eres un provocador. La interpretación que haces de esta pintura no me la esperaba, francamente. Me dejas perplejo.

      Aunque, ahora que lo dices, hombre… Si, como hago yo ahora, entornas asín los ojos, ladeas la cabeza y viniendo de leer las obras completas de Rosalía de Castro te plantas ante la pintura y vas y te pone y dices: […] cuando en ella gime el viento, /
      y del mar las tempestades, / y la bronca voz del trueno […], entonces sí. Fijo. Sí, sí.

      Fíjate, ¿será que la riqueza de la pintura de Turner es que a cada cual le revela lo que antes sólo entrevió?

      Pensémoslo.

      Por otra parte, no acabo de entender del todo la asociación de ideas entre el gran coñón y Keira Knightley, a no ser que sea por esto, claro.

      Y lo que dice C. S. es verdad. Disfrutar de un pintura a través de una fotografía es como si teniendo una gaseosa en la mano y una revista porno en la otra exclamásemos: ¡Esto es vida, champagne y mujeres!

      Eliminar
    3. C.S. me tranquiliza coincidir en lo de Keira, no suele gustar mucho.

      Y ya que estamos eternas felicidades y me muero por una tarta.

      Eliminar
    4. A ver Luxindex, la asociación entre el gran coñón y Keira es no compartir gustos. El cuadro me ha parecido leer os ha rechiflado a todos y yo no he conseguido sacarle el punto, al igual que tanta gente no le saca el punto a la chica delgada.

      ¿Provocador?, sólo cuando voy a las reuniones de alcohólicos anónimos para desinhibir un poco al personal.

      Eliminar
  8. Un momento, un momento…¿Qué leo? ¡¿Que hoy es tu cumple C.S.?! ¿Es eso verdad?

    ¡Fuera rollos de pintura, felicitemos a nuestra pinturera amiga, ole y ole!

    ¡Muchísimas felicidades, C. S., que la tarta te haya salido de rechupete y que os la comáis bien pero que bien felices!

    ResponderEliminar
  9. Darlings, disfrutando mucho de vuestra charla... de verdad, si no estuvierais en el blog habría q buscaros. Me ha encantado el cuadro q enlaza cesita, q creo q no estaba en la tate, claro q igual me lo podría haber saltado debido a las hordas y a la hija. La hija no quería ir inicialmente, pero luego se enganchó. H\bía un cuadro inacabado y se intrigó, "por qué está sin acabar? se murió?". YO no sabía la respuesta... pero entonces pasó a contarme la vida y milagros de Roald Dahl, al q está "estudiando en topic" q "se murió mientras escribía The MInpins". Tuve durante el resto de las exposción una disertación en Dahl, del q puedo hablar otro día.

    Ah, y una nota (tal vez controvertida? más, en Vetusta nos decían q fue FRanciso de Goya (el más grande) uno de los padres del impresionismo.

    muxus!


    di

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que Goya juega en otra liga, Di. Es el impresionismo, el expresionismo, el romanticismo, el surrealismo....Goya no es un simple pintor, es casi un dios...

      Eliminar
    2. Pues a mi quien me deja encogida y sin respiración es el Españoleto. Y Caravagio, el loco.
      Hoy sín que sín, japiberdi Cesuchi, con la pandi. Y el fiera.

      Eliminar
    3. Ah, Vermeer. No lo puedo olvidar. No te deja encogido, te mete en su mundo.
      Goya es, en muchos casos...intenso.
      Hablo simplemente sobre la impresión que me dejan, que tengo cuando veo sus cuadros.

      Eliminar
  10. CESITA< HAPPY BIRTHDAY TO YOUUUUUUUUUUUUUUU

    (Y me gusta lo de q Snoid esté fiera vs. fuera)

    ResponderEliminar
  11. Happy birthday dear Cesita, y que tengas un postcumple por todo lo alto, con Snoid cerca y fiera.
    Qué gracia lo del gran coñón, del Colorado.

    ResponderEliminar
  12. https://www.google.es/?gws_rd=ssl#q=zorionak+zuri, cesita.
    Un placer aprender de pintura con vosotros.

    ResponderEliminar
  13. ¡Gracias! Pero el cumple es mañana. Ayer era día de compra. Y hoy, de preparación de tarta. ¡Mañana es el día en que no doy palo al agua!

    ResponderEliminar
  14. ¿Cómor? C. S., ¿entonces tu cumple no fue ayer sino que lo será mañana?

    Bueno, un malentendido, no tiene importancia.

    (Amigos, acercaos, atended. Estoy seguro de que C. S. se está quitando días, pero si a ella le hace ilusión creo que no deberíamos ser nosotros quienes se lo reprochásemos. Tampoco vería bien intentar arrancarle la verdad al fiera. ¿Hacemos mutis pues?).

    ResponderEliminar
  15. C.S FELIZ CUMPLEAÑOS!!! Espero que hayas tenido, que estés teniendo un día genial. Soy muy fan de los cumpleaños. Un beso y pásalo muy bien y que te mimen.

    Un voto por Vermeer.

    Y por Rothko que también tiene que ver con Turner.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Molinos, tenemos un problema: el Rothko más interesante está en Houston.

      Como el ser espiritual que soy, uno de mis viajes o ilusiones pendientes es ir allí, a la Rothko Chapel. Ver un Rothko en un museo no está mal (al fin y al cabo ¿no son los museos las nuevas catedrales?), pero nada que ver, me figuro yo, con la experiencia mística que debe, de seguro, extasiarte nada más cruzar el umbral de la Rothko Chapel.

      No obstante, por poner un pero, para mi gusto creo que deberían haber cuidado más el acabado interior de la cubierta ochavada. Imagínate que estás allí y, en el culmen del adentramiento espiritual, alzas la vista para recibir la beatitud… ¿qué verías? Efectivamente, con la asesina luz rasante todo el techo es un puto gotelé o una torta Inés Rosales, que lo mismo da.

      Tampoco veo acertado el pavimento. La discontinuidad de las piezas cerámicas (gres) le resta espiritualidad al ámbito. Eso, así, no anonada nada de nada. Tanta junta distrae, tanta infinitud de rayitas chafa la infinitud a secas. Por eso, yo hubiera puesto un revestimiento continuo más tipo asín.

      Bueno, los bancos setentones tampoco me parecen bien. Son demasiado temporales: mal; es como si hubiesen puesto un monaguillo limosnero en la entrada: mal.

      Por último, es una pena que en la foto no se vean los rothkos. Supongo que estarán restaurándolos, de ahí que mientras hayan puesto esos biombos sombríos e igualicos que forran las paredes.

      Pero, vamos, que el resto me parece estupendo y merece la pena de ir. Por ejemplo, los dos (poufes, pufes… ¡pufs!) pufs dejaos caé en plan superdivertido me parecen un logro que deja en mantillas a la Capilla de Saint-Michel d’Aiguilhe.

      (Molinos, Rothko me gusta poco. Pero lo importante es que te cuides -sobre todo la otitis- ¿No deberían recetarte ya antibióticos? Mira que son duros los médicos últimamente con eso; antes, en cambio, casi los tenían en la salita de espera como ahora los caramelitos).

      Eliminar
    2. ¿Cómo que no te gusta Rothko? Eso es que no lo has mirado bien. Hay que pararse enfrente, mirarlos fijamente hasta que lo colores te invaden.

      ¿Cómo sabes que tengo otitis?

      Me han recetado antibióticos para el oído y ahí voy con las gotas pero me he quedado sorda de un oído....un asco absoluto.

      Eliminar
    3. Mujer, lo de la otitis estaba cantado, no hay que ser oto-rothko-laringólogo.

      No obstante, ¿nunca de he hablado de mis superpoderes, de mi cuarto sentido?

      Eliminar
  16. qué chulo lo del piano, imaginad que se hace con un cuadro...yo que sé, los borrachos de Velazquez, que me encanta. Alla Goya, alla turner, alla López, alla Bansky...
    Rothko no lo conozco, ahora me voy a verlo :).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ire, no entiendo bien si te refieres a que en Los borrachos apareciesen retratados esos pintores o a que esos pintores hubiesen hecho su versión de Los borrachos. Pero tu comentario me recuerda a un curioso experimento que realizó el artista conceptual Sol LeWitt.

      Él iba, se ponía y pintaba un cuadro. A continuación lo describía por escrito pormenorizadamente y enviaba el texto a un colega (no recuerdo su nombre) que siguiendo al pie de la letra el escrito, como si fueran las instrucciones, intentaba reproducir la pintura.

      Y luego, cuando ya tenían unas pocas de esas pinturas… ¡pos hacían una exposición conjunta!

      «Y no te veas lo bien que nos lo pasemos», solía declarar Sol LeWitt; «Y las risas, las risas que nos echemos» apostillaba el otro.

      Eliminar
  17. ¡Muchísimas gracias, chicos! ¡Voy a llorar de la emoción! A mí tambiém me encantan los cumples, Mo. Lux, ¡Una de las mejores felicitaciones de cumpleaños que he recibido en mi vida!

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.