1 de marzo de 2012

Idiot inside

Son apenas las 11 de la mañana y ya me han puesto en mi sitio un par de veces. Me equivocado dos veces de tal manera que me avergüenzo. Podría justificarme, pero no.                                                    

Lo peor no es cometer un error, sino tratar de justificarlo en vez de aprovecharlo como aviso providencial de nuestra ligereza o ignorancia*.

El primer error ha sido con mi hijo esta mañana. Él tenía razón y no le he creído. Hubiera jurado que estaba siendo perezoso. No era así. Le he pedido perdón. Angelito. Cuánto se aprende con los hijos...

El segundo con un comercial al que había prejuzgado. Sigo pensando que no es buen comercial. Es curioso porque es de los que vende por aburrimiento y sin embargo después tiene detalles. Me pone muy nerviosa porque no escucha cuando hablas y no para de repetir lo mismo. El otro día fui dura con él por teléfono y quizá no se lo merecía. Acabo de hablar con él, cara a cara y me he sentido fatal. A veces en los negocios es fácil olvidarse que todo el mundo tiene su corazoncito.

Así que hoy quietica Diva...


*Ramón y Cajal

8 comentarios:

  1. Bueno, un día malo lo tiene cualquiera. Yo creo que lo más importante es darte cuenta y pedir perdón, como has hecho.

    ResponderEliminar
  2. Sólo reconocer que te has equivocado, te ensalza... ¿Sólo te has equivocado dos veces hoy? Vas genial entonces!!!

    ResponderEliminar
  3. Como soy un vago, prefiero contar mis aciertos.

    ResponderEliminar
  4. Niño,

    el resto del día gracias a Dios a ido a mejor...

    Besote!

    ResponderEliminar
  5. Mara...


    Me he equivocado más veces hoy. Seguro! Pero dos me han dolido de verdad.

    Gracias y bienvenida a DD!

    ResponderEliminar
  6. NáN,

    No me creo que seas vago pero me ha gustado tu comentario.

    ResponderEliminar
  7. Yo estoy tan agotada que ya voy avisando al personal del estado gaseoso de mis neuronas y de que no me lo tengan mucho en cuenta. Eso o andar echando broncas y pidiendo perdón las 24 horas del día. Como dirían mis sabios hijos, fatal de los fatales.

    ResponderEliminar
  8. Hola Carmen,

    Por lo menos van sobre aviso. Es una buena táctica. Me la apunto!

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.