21 de enero de 2012

"Un dios salvaje", una carnicería (Divagues encadenados*)

*Nota: De dónde viene lo de "divagues encadenados"?: En Navidades todo el mundo vio la última peli de Polanski, “Un dios salvaje” (“Carnage” en inglés, "Carnicería"-aún me gusta más este título), y nos dio para debates acalorados alrededor de mesas o trepados a barras de bares. Luego No ganó un concurso y eligió como premio que divagara sobre la peli. Ayer Txelos escribió sobre ella, así que de alguna manera fue como un “pasar el testigo”. Podría haber escrito esto en su blog, pero se lo debía a No. Así que ahí va. No hace falta leer el post de Txelos, titulado “Un dios salvaje: los Srs. Winslet y los Srs. Foster”, para seguir el mío, pero venga léanle, que es amigo. Para empezar calentando motores, para Txelos, los personajes intrínsecamente negativos de la historia son las mujeres, y los menos malos... ?adivina adivinanza?

**************************************************************************************

Para quien esté esperando ver aparecer las ovejas al final de la peli, por las intrusiones buñuelianas cada vez más incómodas a medida que avanza la trama, hay que comenzar contando la verdad: no hay rebaño. Al igual que en "El angel exterminador", tenemos cuatro personajes varados en una estancia que, por mucho que parece lo desean, no logran abandonar. Han acabado aquí para terminar de firmar una paz, que resulta ser una tregua, después de que el hijo de una de las parejas (la formada por Kate Winslet y Christopher Waltz) haya “desfigurado” con un palo al hijo del personaje de Jodie Foster y John C. Reilly. Ambas parejas, todo civilización, quedan para terminar de escribir un documento, en el que se resume que “son cosas de críos”.

Sin embargo, claramente las cosas no son así. El padre del agresor está interpretado por el enorme actor austriaco Christopher Waltz. Cómo olvidar su interpretación del nazi en “Inglorious basterds” de Tarantino, que le da precisamente el toque-tarantinesco a esa cinta. Es imposible verlo y no sonreír, si no directamente partirte de risa. Representa al abogado de élite, el alpha-male sin ninguna un ápice de sensibilidad, que está allí porque se lo ha mandado su mujer, pero que se encontraría mucho más a gusto, no sé, en la trimestral descongelación del frigorífico. Con su absoluta falta de empatía-tan necesaria en su trabajo-hace un comentario un tanto tocapelotas y ahí es cuando la madre de la víctima (Jodie Foster) salta. Y es que una cosa es que hayas aceptado que “son cosas de ninios”, y otra que encima el padre venga con insolencias.


Jodie Foster sigue siendo Clarice Starling. Siempre lo será para mí, uno de mis personajes cinematográficos favoritos, en una de mis pelis fetiche (The silence of the lambs, Jonathan Demme, 1991) . Y creo que lo sigue siendo en el imaginario colectivo. Starling es la hija del poli asesinado en acto de servicio que lucha por hacerse un hueco en un mundo reservado a los hombres (el FBI). Usando su inteligencia, su independencia, su valentía y su idealismo, acaba triunfando. Para cierto grupo de mujeres, imposible no identificarnos con Clarice. El personaje de la Foster no se aleja de la aprendiza del FBI en el idealismo, y además representa perfectamente al bo-bo (Bohemio burgués) tan de Manhattan que prefiere un arcón rústico con libros de arte encima que los sofás de cuero y la mesa acristalada (algo que veo más en el salón de Waltz & Co.), que lee compulsivamente, y que se interesa por los current affairs.

Su marido, el bonachón John C. Reilly, sigue en su papel: intrusiones del esposo de Julianne Moore en "The hours" (S Daldry, 2002), que prácticamente la lleva suicidarse de sopor suburbano, o el amable contrapunto del manojo de nervios Tilda Swinton en "We have to talk about Kevin" (Ramsay, 2011), recientemente divagada. Reilly es aquí el yang del trepa Waltz, es el buenazo que vive contento con lo que tiene, y que no aspira a más. En esta felicidad sedentaria, en esta falta de de ambición, se le queda corto a su mujer. Foster ha apostado por el tipo con el que es fácil vivir, pero al que tienes problema para presentar en tus cenas de trabajo. Y así entra lateralmente el debate de la eterna contraposición del "perdedor" con el que estás a gusto y el “triunfador” insoportable.


Porque Winslet, nuestra cuarta protagonista, está claro por quién ha optado: por el líder de la manada que prefiere sin dudarlo la pantalla de su blackberry a cualquiera de sus encantos. Pero aquí es donde de repente, me estanco en su descripción personal -que tan clara me ha salido con sus compañeros-: ha pasado un mes desde que vi la peli, y lo único que tengo es un vacío en cuanto a este personaje. Parece que el momento que más ha llegado al personal es el del vómito sobre la mesa, pero es que una es muy limpia, y a mí todo esto de la escatología, aunque muy metafórica, o con finalidades cómicas, no se suele hacer ninguna ilusión. Lo siento. Y para intentar ser justa, si hago el ejercicio de rewind en sus anteriores trabajos, no puedo dejar de verla ,o vestida de época, o en "Revolutionary Road". Me gustó su sentido del humor típicamente british al coger el Oscar. Y poco más.






Con las cartas de estos cuatro sobre la mesa, creo que no se trata de quién es más culpable, deleznable, impresentable. Creo que el quid de la cuestión es con qué pareja te irías a cenar con la tuya, quienes son, al final, mejor gente. Mis cartas boca arriba: yo me iría con Foster y Reilly.


En primer lugar, porque el gesto de intentar perdonar es uno que les honra: seríamos todos tan generosos? Tiene un hijo nuestro que recibir cirugía en la mandíbula porque otro crío se la rompe con un palo y, sonreímos y perdonamos? Y cuidado que no estoy hablando de poner una demanda, hablo de per-do-nar.


Segundo, el padre del agresor, Waltz, muy gracioso y todo eso, pero representa para mí lo peor de la sociedad: el tipo sin escrúpulos, con rasgos claramente sicopáticos, que probablemente su hijo ha heredado (ya hemos hablado en otro divagues de que esto tiene su componente genético y también de aprendizaje). La autora de la obra, además, lo hace trabajar en uno de los sectores donde más terribles parecen los malos: la industria farmaceútica. Los actos en los que la falta total de empatía son evidentes en cualquier corporación, se hacen particularmente dolorosos en estas, en las que se anima a ocultar los efectos secundarios de un fármaco para seguir ganando más. Para terminar de rizar el rizo, la madre del bonachón Reilly, llama varias veces y está tomando esa medicación precisamente, lo que crea situaciones cómicas y muestra a Waltz como el despojo moral que es (eso sí, nos reímos viéndolo, lo cual también me hace preguntarme las motivaciones de la autora quitando hierro en semejante personaje). Mientras tanto, Foster y bonachón tienen que seguir con la sonrisa, probablemente hipotetizando de dónde vienen las tendencias agresivas del hijo, y pensando cómo su madre puede, por lo que respecta a este señor, seguir envenenándose con la pastilla que contribuirá a engordar un poco más la cuenta de Waltz.

Tercero, los puntos de debilidad de la pareja Foster-Reilly (padres del niño víctima) me hacen personalmente aguas en el guión: el incidente del hámster (bonachón abandona el hámster de su hija en el parque) ... es verdaderamente tan dramático? (aunque a Winslet le parezca, en su mojigatería animal americana, lo peor.) Mis amigos dictaminaron que Foster era hipócrita porque imitaba a la pareja contraria en su manera cursi de llamarse entre ellos. Es eso hipocresía de la mala? No es una válvula menor de escape ante la presión de tener en tu salón, ya por demasiadas horas, a ese par de impresentables? Foster es atacada por su aparente incoherencia idealismo-vital e incomprensión-puntual. No es normal cuando aún los otros quieren tener la razón?


La vida es un teatro: a nadie le interesa lo que piensas. Solo queremos que nos molestes lo menos posible. Firmemos el papelito, no alimentemos la máquina de la compensación en la que se está convirtiendo la vida cotidiana en los USA, sonriamos, aunque no estemos felices de que hayan partido al boca a a nuestro hijo. Ahora, no vengas metiendo el dedo en la llaga, porque entonces... habrá carnicería.

28 comentarios:

  1. Me hubiera jugado mi patito goma y mi cd con los grandes exitos de los hombres G a que te pronunciabas a favor de Mrs Foster.

    ResponderEliminar
  2. ?Por qué? Anda, venga, cuéntame... pero hazlo bien, no con cuatro estereotipos q solo satisfarán a quien no sabe rascar la superficie.

    Yo, sin embargo, no hubiera imaginado q se te pudieran vender tan fácil esos dos, con los evidentes (y citados) trucos de guión.

    ResponderEliminar
  3. Partimos de que los cuatro de una u otra manera tienen su puntillo de odiosos.
    Winslet es una pava,con la que tienes que estar en contra por esa sumisión idiota al marido y su pijez blandita a favor del hamster. Igual tiene un mundo interior de la leche pero como digo en mi post debería vomitar su interior un poco más habitualmente.

    Con el Sr Winslet, tu tienes que estar en contra por definición, aunque quizá sea el más sincero: le toca los guebos estar allí,y lo dice, si hay que estar estoy pero que esta señora solidaria de folleto no me hable del deber ser ni me toque las narices. "demasiados debería"

    Al Sr Foster yo lo veo como la clase media americana de derechas, pero que por su matrimonio ha renunciado a ser un pandillero , a beber,a fumar y quizá a comprarse un rifle. A mi modo de ver en cierto modo envidia al Sr Winslet. Y también estoy seguro que en cuanto se tomaran dos cervezas se caerían bien y olvidarian el unico desencuentro que tienen que es el de su trabajo, los dos son la derecha americana uno conservadora el otro liberal.

    Mrs Foster es en lo peor del termino ua votante de Obama y ZP.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Toma premio!! Gracias Di ;)

    Y gracias por recordarme la pelicula "Malditos Bastardos" de Tarantino.... brutal. Comparto tu opinión en que Christopher Waltz es el pilar de esa peli (cómo disfruté en el cine) y el que le da más significado.

    Bueno bueno bueno...genial que haya dos post y dos maneras de abordar "Un Dios Salvaje".

    Desde ahora digo que si tuviera que cenar con alguna de estas dos parejas elegiría, a poder ser, cenar con los cuatro (cualquiera se pierde un show como éste); pero si tuviera que ser con una sería con los Foster.
    El tema Blackberry sonando cada 5 minutos y él (Waltz) hablando sin apartarse demasiado y sin tener ni la más mínima educación por evitar que las demás personas presentes tengan que escucharlas todas, podría conmigo. Seguramente me gustaría la franqueza de Waltz, pero estariamos discutiendo eternamente...por su falta de principios y escrúpulos.
    Su mujer me dejaría cenar tranquilamente, seguro... al menos no es una pava maleducada.
    La cena con los Foster sería más llevadera seguro, en cualquier caso, siempre se le puede echar en la bebida a jodie un tranquilizante o pedir una botella de whisky ;). Probablemente yo hablaría más (esencial vino o cerveza en la cena) y de más cosas; siempre que no jodieran la velada discutiendo entre ellos aprovechando la situación para echarse cosas en cara.

    Es cierto que a la Winslet se le dota de los cuatro de un perfil menos definido. Apenas se habla de su trabajo, solo lo que ella menciona y ahi se termina el tema; intenta todo el rato llegar a una solución en todo este asunto que agrade a todos (especialmente a Jodie) y no termina de cerrarlo nunca. Es la más paciente, pero la única que vomita (como dice Txelos, debería vomitar más...).

    Yo si creo que en el momento que los Winslet están en el baño y los Foster estan limpiando sus libros exclusivos de arte, imposibles de volver a conseguir, se quitan la careta.
    Vale, se burlan de los Winslet; el señor winslet les pilla y ellos en un nanosegundo vuelven a ponerse la careta, y para salir del paso se justifican explicando que ellos tambien se pusieron en la luna de miel un mote "absurdo" (con dos huevos). Por otro lado, la señora winslet vomita...y Jodie no se preocupa por ella en ningún momento, tan solo en sus libros vomitados... y en conseguir el secador que está justo en el baño donde se encuentra la pareja winslet intentando limpiar sus resquicios del glorioso momento inoportuno del vómito (pero a Jodie el problema en Darfur le interesa mucho...y la convivencia apacible en su comunidad tambien, hay que tener principios y valores).

    Tema hamster, me parece de lo más estúpido, es un ratón...no es para tanto.
    Era la mascota de la niña, vale... pues se le dice que ha muerto y que se le ha enterrado en el parque y ya está, e incluso se puede hacer el paripé (con un bulto falso) y enterrarlo de verdad.
    Yo no veo al señor Foster culpable de deshacerse del ratón, sino de hacerlo de tal manera que a su hija le pueda afectar y que a él está claro que se la suda; directamente ni se percata de esa posibilidad, ni de como puede verlo su hija que tanto quería a su ratón.
    La winslet lo aprovecha como baza para demostrar que ellos, los foster, tambien tienen fallos que pueden afectar a la educación y sensibilidad de sus hijos.

    Se me irán ocurriendo más cosas....
    Besis!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias Txelos, por intentar explicar algo con razones, en lugar de personalizar como habías hecho. Estarás en que esto es un blog, no un email.. se supone q lee más gente, les tienes q argumentar cómo has llegado a X, desde Y, y diciendo "sabía q ibas a pensar Z", primero cierras las conversación, y segundo extingues el debate. Si todos sabemos lo q piensan todos, pues para qué siquiera escribir.

    Aquí por lo menos dices porqué la Winslet te parece "una pava"... en tu blog no me queda claro. En tu punto 5 creo q confundes a una con otra. Aqui hablas de "sumisión" y "pijez blandita (por lo del hamster". Ya q te parece tan insoportable, podrías ahondar más. Yo sobre este personaje no puedo, pq como dije, es q no me acuerdo.

    Para tí lo malo de ambos hombres, pobrecitos, es producto de sus mujeres: es la Winslet la q hace discutir a uno, y el otro no es pandillero por la Foster-castradora. Mmmm interesante.

    Te parece encomiable la sinceridad de Waltz (Sr Winslet) y entras al juego de la dramaturga (Reza) de reír y quitarle el hierro a su cabronez vital. Como digo, me da igual q sea sincero en mi salón: me la suda lo q piensa, lo q quiero es q no interfiera. Claro q no le importa decir la verdad: no le importa seguir matando gente ocn su farmaceútica. Tras las risas, se da cuenta la gente de la clase de tipo del q hablamos? Ahora, eso sí, como hace gracia, vamos a tomarnos unas birras y dejems q las malas sean ellas...

    Reilly (Mr Foster) me cae bien, es un tío afable, igual un poco tirando a bienqueda, pero majete, cool, relajado. No se dónde le has visto el derechismo, eso me lo perdí.

    No entiendo tu saña con la Foster. Bueno, a ver, la puedo entender desde que conozco tu disgusto por los "progres". Tienes q entender q hay gente q cree en la redistribución de la riqueza, y aún así pueden tener libros de arte de 100 dólares sobre su mesa, ir de vacaciones y no vestir de lila. Ya somos mayorcitos y las opciones políticas de la peña no deberían pasar por la superficie como en BUP. Foster comete el gran pecado de tener una conciencia social, y a la vez estar jodida interiormente porque un mocoso (claram malcriado por estos dos, q vienen a refrotar su mala educación a su propia casa, porque modales no tieenn niguno) le ha agredido a su hijo. Dónde ponemos el límite de "son cosas de críos" para dejar q a alguien le duela de verdad, para compadecernos, entender su cabreo? Penetración anal con intimidación? Como sabrás, esto existe en ninios de 11 anios. Igual me estoy perdiendo la razón de tu odio, pero si es nuevamente "a la caza gratuíta del progre", no lo entiendo.

    muxus!

    di

    ResponderEliminar
  6. Gracias N, nos hemso cruzado! A varias delas cosas q dices las he contestado en el anterior subdivague.

    Sobre el vómito (argh, no puedo con esto) y la preocupación de Foster, a mí personalmente me parece una muestra más de la falta de modales de la pareja Winslet. Incluso si no puedes ocntener el vómito, giras las cabeza a un lateral, joer, y no en la mesa. Para mi es un punto de estirar el guión hasta limites increíbles.

    Me parece la reacción d elso Foster tirando a civilizada...cuando se van reniegan entre ellos (q van a hacer, con la q ha caído, echar cohetes?), pero intentan mantener las formas cuando llegan los otros.

    Creo q las formas es uno de los grandes temas aquí. Yo, como llevo en UK tropecientos anios, todo este rollo de "la sinceridad por delante" en gente q me importa un comino y temas menores, lo pongo en cuarentena.Me da igual lo q piensen, solo quiero q no me vomiten sobre mi libro fetiche, q todos lo tenemos. Boundaries.

    Mux

    di

    ResponderEliminar
  7. En la pareja Foster veo un contrapunto entre ellos importante:

    Ella que se preocupa por el mundo, a la hora de la verdad queda de manifiesto que no es capaz de ayudar a una persona que se encuentra mal y que no ha podido reprimir el vómito. Enseguida va a buscar una coca-cola (por cierto... ella despotrica de su marido porque no estaban puestas en la nevera) en cuanto la winslet dice que cree que va a vomitar.
    No estoy de acuerdo con eso de que podría haber vomitado en otra dirección....bajo mi experiencia vomitina, cuando viene viene... pero si es verdad que si se encontraba mal podría haber pedido una bolsa o haber ido al baño si tanto pensaba que se avecinaba el momento.
    La cuestión es que vomita y a la Foster a partir de ese momento se la suda como se encuentra la otra.
    Ella misma se da cuenta y luego se disculpa porque cree que no la ha atendido como debería y que solo se ha preocupado de sus libros. Esas formas a mi.... no me valen, o me valen...pero ya ha quedado todo claro.
    No la considero consecuente con sus ideas y sus compromisos humanitarios, ni siquiera con ella misma.... si tan frustrada está y asi lo siente por culpa de estar casada con su marido conformista... ¿porqué no se plantea otro tipo de vida? ella ahi sigue... leyendo y escribiendo, nada más.

    Por otro lado el señor Foster, al que se le tacha de inhumano al principio por el tema hamster y luego por su mujer, que lo acusa constantemente de poco comprometido con todo; cuando la señora Winslet coge la blackberry de su marido y la tira al jarrón con agua, es el primero que reacciona para sacarla, coger el secador, desmontarla y secarla para que luego pueda funcionar. No es su blackberry y además ya ha discutido con el señor winslet antes por sus respectivos trabajos.

    Que cabrón este Polansky...jaajaja

    ResponderEliminar
  8. me voy a echar a llorar habia escrito un post larguisimo y ha volado al cielo de las genialidades perdidas!!!!
    snifff

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Me van saliendo más cosas.... ;)

    El tema de que los Foster son "más buenos" porque su primera intención ante el conflicto que ha habido entre sus hijos es el de perdonar sin meternos en temas legales.... voy a ponerle en cuarentena...

    Vale, la intención es buena...pero un perdón es un perdón si es sin condiciones; si realmente perdonas de corazón, perdonas.

    Cuando los Winslet llegan a casa de los Foster, éstos estan escribiendo una carta "pipa de la paz" en la que tachan al agresor de su hijo, delante de sus padres, como un delicuente armado. Luego Jodie exige constantemente a los Winslet que el hijo de estos debe pedir perdón al suyo (a lo que accede de inmediato la Winslet) y que debe recibir un castigo o reprimenda (metiendose en la manera de educar de los Winslet...este punto a Waltz no le gusta un pelo).
    Vale... os perdonamos pero vuestro hijo es un mal bicho que ha agredido a nuestro hijo destrozándole la cara, que quede claro. ¿Los otros tienen que tragar eso porque es una "pipa de la paz"?

    ¿Se sabe quien incitó a quien? SI, SE SABE porque en las imagenes de la agresión se nos muestra, al principio de la pelicula; el lider de la pandilla (aparece un grupo de chavales que se acercan a uno que está solo y uno de los de la pandilla lo zarandea y lo tira al suelo) es EL HIJO DE LOS FOSTER, al que luego, el chaval que se ha visto tirado en el suelo y humillado, coge un palo se acerca a la pandilla y le pega un palazo (Tachannnnn eso parece que se nos olvida a todo el mundo...).
    Los Foster no hablan de este tema, su hijo es al que le han saltado dos dientes, eso lo justifica todo; los winslet tampoco se lo plantean porque vienen a pedir disculpas... esta claro que su hijo ha cogido un palo.

    Yo este punto lo tuve presente desde el minuto uno, pero luego compruebo que muchos espectadores no han caido en ese pequeño gran detalle, como si se hubieran olvidado de las imagenes del principio de la peli, las que originan el resto.
    Polansky pretende (a mi modo de ver) centrar la atención en la naturaleza deprimente de los padres que en realidad no ven más allá de lo que les interesa.
    ¿Será capaz el espectador de darse cuenta de que realmente esa paz, ese perdón, no esta cuestionado?

    A punto esta la cosa de deshilvanarse cuando hablan en la puerta (en su segunda vez de intentar marcharse los winslet) de la visita al odontólogo, pero no se habla más allá; o cuando los padres al principio hablan de que ellos (ambos) eran líderes de sus pandillas en el colegio y lo que tuvieron que hacer para serlo.
    No les interesa a ninguno de los dos (Foster: mi hijo es el pandillero realmente pero como es el agredido no lo saco; Winslet: mi hijo cogio un palo y le dió porque quería entrar en su pandilla y ser un pandillero, posiblemente).

    A los Foster tambien les interesa el perdón que poner sobre la mesa.

    Besisisisisisiis

    ResponderEliminar
  11. Vi la obra de teatro hace ya tiempo, pero aún no he visto la peli.

    Al principio te parece razonable que se junten los padres un poco a ver qué ha pasado con los niños, sobre todo porque no es que le haya dado un pellizco, es que le ha zurrado con un palo.

    No sé en la película, pero en la obra al final acabas teniéndole manía a los cuatro, seguramente porque si optas por ir más allá de la obra y pensar un poco te das cuenta de que, en general, somos unos jueces estupendos de nosotros mismos y de los nuestros. Y eso no es algo precisamente agradable.

    Entre todos me habéis dado ganas de ver una peli que tenía completamente descartada.

    ResponderEliminar
  12. Estoy intentando hacer memoria sobre el momento tirar al suelo y no lo escaneo, igual no llega a tirarlo al suelo; pero lo que sucede en las imagenes del principio es lo que he escrito en el comentario anterior.
    Del mismo modo, si uno se queda al final de la peli mientras salen los créditos, vuelven a salir unas imágenes en el mismo parque donde se ve como el hijo de los foster se acerca con su pandilla al hijo de los winslet que aparece de nuevo solo, y se ve como se arreglan y éste último se va con la pandilla del primero.

    Por eso decia en el blog del Chico de la Consuelo que resulta irónico como los crios se arreglan igual de rápido que se desarreglan, y sin embargo los padres se desarreglan igual de rápido que intentan arreglarlo.
    Peleas de crios (sobretodo la de los mayores), que no solucionan nada.

    Un besi

    ResponderEliminar
  13. No he visto la peli.... Me la apunto.

    ResponderEliminar
  14. Hola, por fin de vuelta por aquí. Como ya he dado mi opinión sobre el tema, solo un par de apostillas, q si no me repito: NO, no recuerdo la peli tan bien como tú, cuentas detalles q se me escapan (vi mucho cine de vez en Navidades, tal vez sea eso), pero q tampoco me parece tan importantes, q si la señora foster da cocacola de buen gusto, q si el niño ha sido provocado… Lo que he querido decir con este divague es q difiero con respecto a toda la gente con la q la he comentado en que TODOS SON IGUALMENTE ODIOSOS. Evidentemente, la grandeza de la peli es q todos los personajes tienen una gama infinita de grises, menudo rollo si fueran dos blancos y dos negros. No estoy diciendo eso… digo q, con todas sus pegas, me iría antes a tomar algo con los Foster, y que el abogado, con toda su vis cómica, es un hijoputa. Y q no lo puedo comparar con la Sra Foster que, oh qué mala, no ofrece su perdón de 100% corazón. Es distinto. Prefiero un mundo con más Fosters y menos Waltzs. Pero es mi opinión. Alguien tenía q decir q ese señor es “muy sincero y muy gracioso” pero un cabrón, aparte de terriblmente annoying con tu blackberry.

    BICHEJO-espero q te guste. La peli ocurre en tiempo real, así q si se hace corta, hay q pensar q es el tiempo q esa gente pasa en el salón. Para mi el guión tiene zonas mejorables-viniendo del teatro, eso es un poco decepcionante. Creo q todos, en una situación extrema, podemos llegar a ser odiosos. Pero algunos más odiosos que otros… :)

    Besos

    di

    ResponderEliminar
  15. Me parece que los cuatro son unos impresentables. Temo que le pasa a la mayoría de la población en los países del primer mundo (en los otros mundos, con encontrar comida y agua ya tienen bastante tarea).

    Así que voy a tomar una vía paralela (FEVE, por más señas).

    Últimamente (y no es casual, pero eso es otro tema), se da un ataque generalizado contra el "buenismo". Los pobres derechistas que pusieron esto en marcha, se olvidaron que vivimos en un mundo yinyangeante: casi un código binario.

    Por tanto, si existe el "buenismo", también existe el "malismo", que podríamos definir como que, con independencia de la situación personal, lo practican quienes están a favor de las causas de los malos.

    Txelo's, ¿me haces el puñetero favor de permitirme no escribir el largo listado de las causas de los "malos"? Sabía que lo harías, gracias.

    Estoy en contra de los "buenismos" porque, siendo de "los míos", con su buena voluntad impiden soluciones más radicales y reales (además de resultar, por lo general, un verdadero coñazo y carecer de la necesaria alegría de la vida; según mi experiencia personal). Hay mucho gilipollas entre los "buenistas"; tanta como maldad e hijoputez entre los "malistas": con la diferencia de que estos, con la "nueva economía", han asesinado ya a más millones de personas que Hitler y Stalin juntos.

    Si terminas tu perorata hablando de votar a Obama y Zapatero en el peor de los sentidos, me das pie para decir que se puede votar al PP en el peor de los sentidos,
    siendo auténticos hijos de puta.

    Y no quieres darme pie a eso, porque conocerás a muchos votantes del PP que son buenas personas. ¿Verdad? Pues en ese caso, los mensajes que recibes de ciertos medios es mejor que los dejes para comentarlos con los taxistas y los amigotes de los bares.

    Encárgate tú de parar a los hijos de puta entre tus "malistas", que ya me encargo yo de dar estopa a los "buenistas" entre los míos.

    Hay cosas que es mejor lavarlas dentro de la familia.

    Bueno, el trenet ha llegado a los Cerros de Úbeda: me tengo que apear.

    ResponderEliminar
  16. ¡Qué rabia!, Di, que nos hemos cruzado para decir lo mismo. Bueno, lo dije solo en el primer párrafo, antes de tomar el tren de vía estrecha a Úbeda.

    Eso me obliga a explicarme un poco mejor.

    Resulta que un par de meses antes había leído la llamada "novela alemana" de Patricio Pron, titulada "El principio de la primavera". Da un repaso a toda la filosofía alemana cercana al nazismo, con filósofos reales, pero el filósofo-personaje es inventado; un tal Huellbaq (o algo así).

    En un momento de la novela en el que el argentino que ha ido a Alemania para hablar con él consigue mantener una breve conversación, Huellbaq (o algo así) le enseña el Seminario de Filosofía donde vegeta a ratos y le dice: "Este edificio deberían vaciarlo y reconvertirlo en algo verdaderamente útil para la Humanidad; por ejemplo, una prisión".

    Pues bien, al salir de ver la peli, en la que en 4 personajes está perfectamente representada la ignominia personal de cada uno de ellos, para que cada espectador se identifique en su propia ignominia con el personaje más cercano (¡o bien haga algo, coño, para salir personalmente de este infiernos fangoso!), le dije a La Mi Lola, conocida últimamente como Ardilla, porque es incapaz de no desarrollar una actividad febril: "Creo que sería bueno multiplicar por 50 las prisiones, para que nos encierren a todos los que debemos ser encerrados".

    ¡Ah! Vayan echando un vistazo a los libros de Patricio será el Vargas Llosa de dentro de 20 años.

    ResponderEliminar
  17. Es verdad Di, aqui poco se ha hablado de lo cabronazo que es el señor Winslet y tengo que decir que por mucho sentido del humor que tenga eso no tapa lo miserable que es.
    Solo un merluzo sería capaz de sentir cierta afiliación con un ser como este, solo porque le ha hecho reir.
    Es un cabrón sin escrupulos....y por intentar sacar algo tildado.... es capaz de ponerse al teléfono para hablar con la madre del señor foster y decirle que no tome el medicamento que él con su empresa farmaceútica va a lanzar aún sabiendo que es nocivo.
    Cuelga y se queda tan ancho, con un par. Le importan un pimiento las personas, yo diria que incluso tambien su propia familia.

    Otro apunte de la señora Winslet aparte del escándalo visual que supone que vomite delante de todos, es la frase que le suelta a la Jodie cuando ambas ya están borrachas y enfrentadas y aquello solo queda que llegue a las manos...: "Pues me alegra que mi hijo le pegara una paliza al vuestro y me paso vuestros derechos humanos por el culo" algo así dice después de que Jodie gritando encolerizada le dice que el agresor y el agredido no son iguales (aqui recuerdo las imagenes iniciales...again...ayyy fostis..).
    Un cero pelotero para la señora Winslet tambien.

    Txelos tu planeamiento no me gusta, sorry. No se que narices tiene que ver aqui la politica (no se habla de ello en toda la pelicula) y no me parece apropiado pensar a quienes seguramente votan los protagonistas...por dios..(¡¡salvaje!!).
    Eso muestra muchos prejuicios, al igual que una frase que he leido por arriba que no se quien la ha dicho que seguro que el hijo de los winslet es un malcriado.
    No lo sabemos, no sabemos sus hábitos diarios ni como los educan, solo como reaccionan los padres ante un hecho. Tampoco conocemos a los crios y no podemos tener prejuicios hacia ellos solo por como vemos que son los padres.
    Seguramente nos llevaríamos una sorpresa...o no, pero no podemos dar por hecho nada.

    Txelos eres un "pesado" con el tema "progre" (insinuas que la foster encaja en ese perfil), que por cierto...ya de paso digo que creo que es un término arcaico y desfasado que tiene poco sentido a día de hoy, y que no me gusta porque se suele utilizar por parte de unos en plan despectivo hacia otros (por eso yo jamás lo empleo).
    No me gusta nada etiquetar a la gente, conlleva casi siempre errores...

    Besis

    ResponderEliminar
  18. Un ejemplo de buenismo que comparto:

    http://youtu.be/Tm88QAI8I5A

    Donnez moi une suite au Ritz, je n'en veux pas !

    Des bijoux de chez CHANEL, je n'en veux pas !
    Donnez moi une limousine, j'en ferais quoi ? papalapapapala
    Offrez moi du personnel, j'en ferais quoi ?
    Un manoir a Neufchatel, ce n'est pas pour moi.
    Offrez moi la Tour Eiffel, j'en ferais quoi ? papalapapapala

    Refrain:
    Je Veux d'l'amour, d'la joie, de la bonne humeur, ce n'est pas votre argent qui f'ra mon bonheur, moi j'veux crever la main sur le coeur papalapapapala allons ensemble, découvrir ma liberté, oubliez donc tous vos clichés, bienvenue dans ma réalité.

    J'en ai marre de vos bonnes manières, c'est trop pour moi !
    Moi je mange avec les mains et j'suis comme ça !
    J'parle fort et je suis franche, excusez moi !
    Finie l'hypocrisie moi j'me casse de là !
    J'en ai marre des langues de bois !
    Regardez moi, toute manière j'vous en veux pas et j'suis comme çaaaaaaa (j'suis comme çaaa) papalapapapala

    Refain x3:
    Je Veux d'l'amour, d'la joie, de la bonne humeur, ce n'est pas votre argent qui f'ra mon bonheur, moi j'veux crever la main sur le coeur papalapapapala Allons ensemble découvrir ma liberté, oubliez donc tous vos clichés, bienvenue dans ma réalité !

    ResponderEliminar
  19. Corrijo: No me gusta nada ENCASILLAR a la gente, puede conllevar errores de juicio..

    ResponderEliminar
  20. Es que no hay más remedio que jugársela, NO. La vida pasa veloz y tienes que tomar decisiones casi al azahar (sic).

    Si esperas a tener todos los datos, la senilidad o el alzeimer ya te están afectando cuando vayas a tomar decisiones.

    Sales por la noche y alguien te saca una jeringuilla con sangre: en un microsegundo debes juzgar si te quedas en calzoncillos o acabas invitando a copas de brandy al atracador (como hice yo), y como única preocupación tienes que no te llore y moquee en el hombro. Si me hubiera equivocado, no estaría escribiendo esto. Evidentemente, corrí el riesgo. Juzgando vertiginosamente.

    Dinero que llevaba: 5.000 pelas.

    Coste del brandy: 300 pelas (más 1.000 pelas que le regalé). Salí ganando.

    ResponderEliminar
  21. Evidentemente Nán, pero es que yo no hablo de tomar decisiones (juicios) que afectan a uno mismo..., hablo de prejuzgar a otras personas....

    Besi

    ResponderEliminar
  22. no son personas, No: son personajes de una obra de ficción... aunque los riesgos se corren igual porque lo que decimos de ellos nos representan a nosotros.

    ResponderEliminar
  23. Estamos entonces de acuerdo Nán ;)

    Son personajes, no personas, pero los prejuicios pueden manifestarse hablando de multitud de temas: ficticios, reales, simulados y en multitud de actitudes, nuestras o de otros.

    Por cierto, creo que es algo de lo que cuesta desprendese y que es dificil saber mantener a raya (me incluyo la primera).
    Creo que es un tema importante de la pelicula (los prejuicios)....se ven bien reflejados los de una pareja con los de la otra.

    Besis

    ResponderEliminar
  24. Ya he dicho en el blog de Txelos que yo ví la versión teatral, catalana, también con unos soberbios actores. Por cierto, No tiene razón, ninguno de los dos críos es la víctima, los dos se curraron.

    Yo no iría a cenar, en principio con ninguna de las dos parejas, pero también es verdad que son estereotipos.

    Tampoco creo que sea una obra sobre el "buenismo", más bien creo que es una obra sobre la diferencia en lo que queremos ser socialmente y lo que realmente somos, y lo difícil que es enfrentarse al espejo. Y, en este sentido, no creo que trate especialmente bien al abogado farmacéutico (si, era abogado...), más bien creo que se ríe de él, de su orden de prioridades....

    ResponderEliminar
  25. Traaaaanquis…q el comentario hacia la cotitular del blog no era nada personal, con lo que yo la “aprecio” (jejeje), solo un guiño, es que si no, se me adormece en la burguesía correcta insular y me aburro.
    En cualquier caso como se ve, no iba muy desencaminado y ha defendido vehementemente a la Sra Foster.

    Lo que me saca de mis casillas de la Sra Foster es esa manía de hacer de la anécdota categoría y de lo incidental excusa para adoctrinar. El que no dice compañeros y compañeras es un machista, el que se emborracha un viernes es un alcoholico o el que lleva un jersey de Lacoste un explotador de la infancia en Burkina Fasso. Vale.

    Lakoff, lectura de cabecera de nuestro eximio expresidente, escribió un libro interesantísimo (que me costó dios y ayuda conseguir) titulado “no pienses en un elefante”. Este hombre acusaba con razón a la derecha americana de los Bush (llamenle republicanos que queda más políticamente correcto y menos molesto;) a que se ganó a las masas con una tramposa estrategia lingüistica genial.

    Más o menos la cosa consiste en poner una premisa inicial “los americanos buenos defienden su patria ” con la que todos debieran estar de acuerdo luego marcar su postulado político “debemos atacar a nuestro enemigo Irak” y luego una frase en apariencia neutra pero que deja a los opositores fuera del sistema “quien no ataca a nuestros enemigos no defiende su patria”.

    Venga vamos por otro ejemplo: Un juez democrata debe atacar a los franquistas. Nuestro juez ha abierto una causa contra los franquistas, quien ataque a ese juez no es demócrata.

    El Sr Winslet es el diablo cojuelo, correcto, pero eso no implica que todo lo que diga el Sr Winslet sea deplorable… Los niños que no son sancionados duramente derivan en maltratadores, el niño winslet no es sancionado como se merece, por lo que los winslet están a favor del maltrato infantil.

    Me está encantando este papel de adalid de la derecha bloguera que asumo en divilandia, quien me ha visto y quien me ve bernabé.

    Señor NaN el buenismo trincón es a su izquierda como el conservadurismo catolicón al liberalismo.

    NoE busco y busco donde he dicho lo de progre y no lo encuentro (aunque la verdad lo pienso).

    El Sr Foster es un americano medio (no necesariamente mediocre) que no está de acuerdo con el Sr Winslet y su hijoputez liberal pero tampoco con su mujer empeñada en adoctrinarnos con sus principios y su deber ser basado en sus verdades irrevatiblas e indiscutibles so pena de llamarnos fascistas explotadores y apologetas de la violencia.
    Es cierto que igual no esta bien empleado el termino derecha, más bien tradicional: los niños defienden a tortas sus cosas como hemos hecho toda la vida, verdad mama?

    ResponderEliminar
  26. Txelos, yo no he dicho que tu hayas dicho la palabra "progre" solo que eres un poco plastis de nastis con el tema jajajajjaa.
    Mi opinión sobre el uso del concepto lo he dicho sin más, porque me apetecía.

    Un besote ;)

    ResponderEliminar
  27. Espero, Txelo's, que ante la derecha neoliberal que ha promovido el crecimiento-recalentamiento, seguido de la crisis, y el centro derecha que "apunta modos" y luego se acojona y torea como el adversario, haya otras posibilidades: gobiernos creado fuera de los que se reparten el pastel, para que piensen en el 99% de la población.

    Hoy hay un artículo muy interesante sobre Davos en El País. Sorprendentemente, el señor Soros se lamenta de que la economía se haya globalizado y la regulación no (¿Qué fue de Baby Jane y qué fue de la refundación del capitalismo de Sarkozy?): ¿acaso la Central Capitalista no ha hecho todos los esfuerzos posibles por promover la desregulación, o es que ahora los mirlos no nacen de un huevo sino que aparecen en una estantería de un supermercado?. Otra persona dice: "el primer lustro de la recesión se ha caracterizado por el silencio de las víctimas".

    Despertaremos al tigre (para nuestro mal), ya que no ha sido posible cambiar las cosas pacíficamente.

    En cuanto a ti y a mí, auguro una controversia larga, dura, casi sangrienta, barriobajera, inútil y muy divertida para ambos (algo bueno tenía que tener, “qué le vamoh a hazé”, los que se aburran que no nos lean).

    ResponderEliminar
  28. Ya estoy.

    No me da tiempo a leer los comentarios y seguro que habéis dicho cosas interesantes.

    A mi Waltz es el que mejor me cae. Sencillamente no quiere estar alli, le parece todo una patochada y se le nota. Es maleducado y pasa del tema "conciliador"..no intenta pasar por lo que no es. Los otros 3 si.

    Kate es una pava pavísima...ha conseguido arrastrar a su marido a esa reunión absurda donde ella misma no sabe muy bien que hace.

    Inciso..es espectacular como Polanski consigue que te pases toda la película incómodo, físicamente incómodo. No se quitan los abrigos, se sientan en el borde de los sofás, comen sin ganas...la incomodidad es manifiesta porque la situación es absurda.- fin del inciso.

    Jodie es la típica madre que se comporta como hay que comportarse, se comporta según el código de lo correcto...y no como te pide el cuerpo. Si a tu hijo le arrean un palazo en el parque, lo suyo es que te cabrees, y luego le preguntes a tu hijo que cojones ha pasado..nadie convoca a los padres en la casa...pero ella quiere ser "correcta" y monta ese show en el que involucra al buenazo del marido que parece un elefante en una cacharreria.

    Yo me quedo con Waltz que es el más auténtico dentro de lo hijo de puta que es.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.