9 de enero de 2012

Campodetenis El Egipcio: con regalitos a mí

Hace mucho tiempo (que me cuelguen si consigo localizar la entrada para enlazarla) divagamos sobre los regalos refrito. Dícese del presente que ya ves incluso empaquetado que no lo vas a usar y que, nanosegundo tras quitarle el lazo, decides regalar a un tercero. Esto parece enfadar a mucha gente (particularmente cuando uno de esos regalos que hiciste hace un par de anios vuelve a ti: please háganse un excel). En mi fanatismo anticonsumo, por el contrario, me parece una increíble idea y actitud. Ya vale de acumular objetos inútiles, contribuyendo a que el planeta pete y los ácaros devoren nuestra casa. Un regalo es un token, y una vez transmitido lo mucho que quieres a esa persona, prueba conseguida: puedes hacer lo que te dé la santa gana con mi jarrón (jo jo).

Luego hay otro tipo de regalos, aquellos que se hacen por otros motivos que el amor ciego. Son aquellos motivados por la gratitud, el compromiso, o para conseguir algo. No pecaré de ingenua, sé que todos los regalos son para conseguir algo: mantener, cimentar una relación, hacer que una persona sea feliz, llámalo hache. Su felicidad también te va a salpicar. Asumamos que no hay comportamiento desinteresado (ni en acciones puramente altruistas), aunque ese interés sea tan loable como no sentirte contribuyendo a una situación injusta, o acallar tu mala conciencia.

Pero divago, a lo que iba: tal vez algún divagante aún recuerda a Campodetenis, el egipcio al que superviso, de un divague anterior. Campodetenis es un auténtico encantador de serpientes, y como él mismo cuenta, con pretendido estupor "un flirt, mi mujer dice que soy un flirt!". El lo niega, y me asegura que todo esto es cultural, que así de hospitalarios son en Egipto (el babosismo es hospitalidad, que no se enteran), y que él no ve otra manera de relacionarse con el personal. Para poner un ejemplo, una tarde, no acordándome de un caso que habíamos hablado en supervisión, le digo "tengo varios como tú, no puedo tener todos en la cabeza", a lo que contesta: "but I thought I was your special one". Qué se hace en estos casos? Cambiar de tema. No porque yo no sepa las reglas del flirt, sino porque con un tipo con el que tienes una relación de poder, de entrada, no. Bueno, y con Campodetenis, en ningún caso.

Total que el otro día, antes de supervisión, ahí estoy repasando mentalmente mi lista de todas esas cosas que Campodetenis no hace porque está demasiado en los pasillos. Y parece que le va muy bien, porque quedamos pocas brujas con cuervo en el hombro ahí afuera. Las secretarias andan locas, y lo que más me preocupa es cuando él esté en mi posición y tenga a chicas que supervisar. Si no quiero entrar en su juego siendo la jefa, imaginen siendo la junior. Pero divago: estábamos conmigo afilando su "to do list", dispuesta a liársela parda si aparece con excusas para los informes a medias.

Knock-knock. Adelante. Avanti Campodetenis que... oh, porta una bolsaca. Mi mente no está ágil, se me ha olvidado tener en cuenta que Campodetenis ha estado en Cairo y antes de que me sitúe ya me está sacando un paquete envuelto en papel plateado y contándome que esto que me ha traído directo desde la fábrica de mármoles de su familia está destinado a agradecer mi apoyo y bla-dibla-di-bla. De repente me veo desde fuera quitando el papel, abriendo la caja, no tenías porqué, de verdad, pero cuánto pesa esto (intrusiones 15 kgs de la infame companía que me trae a la isla desde Vetusta), pero pero pero...

Oh-my-God. Abro la caja y lo que veo es indescriptible. Seis vasos, seis, de mármol. Si alguien no se los imagina, aquí abajo pongo una imagen, porque mil palabras no harían justicia a los seis vasacos. Oh-my-God, insisto. Me duelen los ojos, saca esto lejos de mí, pero me repongo y logro disimular con un "precioso, no tenías porqué", mientras mi mente sufre una lluvia de ideas sobre a quién le puedo enchufar el conjunto, eso sí, admitiendo que fue un regalo. Nunca podría colar que yo compré esto. Mi padre? (amante de Egipto y lo egipcio), pero los 230 kg que pesa me hace desistir de inmediato (y tal vez que aún queda un amago de buena hija en mi corazón agrietado). La siguiente víctima: la Charity Shop aquella en la que puedes dejar bolsas por la noche en la puerta y ellos nunca ven la cara del donante. Todo esto pasa delante mía en nanosegundos.

Al llegar a casa, el Peda no ayuda. Cuando ve la caja sobre la mesa suelta una carcajada a los gritos de: "Joder con la rifa de la guardería, se van superando!" (esa rifa es Lo Peor-lo segundo peor, ahora he visto los vasos- todo el mundo dona sus velas secas, y tú has de comprar boletos y llevártelas). Le digo, entre sollozos, que esto es el regalo de Campodetenis, lo cual le parece aún más hilarante.

Por fin tengo algo de tiempo para pensar, y aunque pueda sonar a que me quiero buscar una razón ética para desembarazarme de los vasos, lo cierto es que hay algo, aparte de su horripilancia, que me hace sentir mal. Campodetenis no ha traído figuritas de mármol al resto de miembros del equipo. Aparte de que tendría que fletar un vuelo solo para acarrerar tanto mármol, casualmente soy la única que va a ponerle "notas" al final de su anio con el equipo, la que le va a escribir la referencia. Soy la única que le persigue para que presente los informes, siempre tarde, y la única que se los manda revisar luego. En una palabra, el regalo puede ser muy agradecido, como me ha dicho, pero sinceramente, suena también bastante a corruptela. Si somos colegas no te vas a pasar conmigo, ese rollo.

Esto me traslada a esa nice península de la que vengo, donde los primos y los amigos pueblan las administraciones, y todo el mundo se conoce, y hoy por ti maniana por mi. Esta manera de operar es mucho más común en países mediterráneos que anglosajones, donde tal vez la familia sea menos importante, pero también hay menos injusticia (aunque la hay) y mayor movilidad.

Por fin decido consultarlo con mi jefa. Si me quedo con ellos, por lo menos quiero que se sepa (merezco un ascenso, no?). Mi jefa entiende, y sugiere que me quede con los vasos, por aquello de "devolverlos sería incómodo", sin que esto "afecte un ápice mi evaluación el sujeto". De hecho, me ha afectado en el hecho de que ahora, cuando le puntúo, me lo pienso mucho más, y para él esto son malas noticias. Mi jefa insiste que lo sabe todo de Campodetenis, pero es un chico tan simpático... sería desagradable dárselos de vuelta.

Claro, es que ella no los ha visto.





23 comentarios:

  1. Estoy impresionada con los vasos. Noqueada. KO. Inrecicables.
    Partida de bolos en el pasillo?
    Tiro al vaso?
    Echarlos al mar para que la fauna marina les encuentre utilidad? Un pulpito...
    O ir a un restaurante egipcio y, que horror, dejártelos.

    ResponderEliminar
  2. No puedo comentar. Los vasos son IMPRESIONANTES!!!!!!

    El post al que aludes se llama Reciclando.

    ResponderEliminar
  3. Cou me has ganado por un minuto....

    ResponderEliminar
  4. Me parecen preciosos como miniurnas cinerarias. Bien selladas, ¿eh?

    ResponderEliminar
  5. A este Campodetenis lo que le faltó fue usar su cabeza para pensar y ya que te llevó un regalo "sin compromiso" podría haber mirado qué tal iba España de mármol o que se lo comentara su familia...pero yo creo que habría acertado mucho más si de la fábrica de textiles de su familia te lleva unas sábanas de algodón egipcio, verdad que si?

    ResponderEliminar
  6. Haz bien a bestias y te pagarán a coces!!! desagradecida!!
    Encima que el egipcio quiere ganarse tus favores (espero que solo laborales) tu te chivas a la jefa.
    Que es una manera de decirle: mira que buena que soy que me regalan cosas, mira que buena que soy que te lo digo, mira que buena que soy que no va a influir en mi decisión evaluatoria...
    Estos capataces de hoy en dia son lo peor!!

    ecdlc

    ResponderEliminar
  7. Compra 6 mazos de madera y haz 6 morteros de marmol (para majar ajos o lo que sea)

    Como vaso, no lo veo, pero como mortero de marmol de Macael (Sinuel, en tu caso, jejeje) vas a quedar la mar de original.

    ResponderEliminar
  8. Dearest divaantes, veo que os han impresionado los vasos, y los distintos usos los veo muy apropiados, bolos (gracias CORA), urnas funerarias (oh dear NAN), arma suicida, mortero (que gran idea Anónimo, me da para 6 refritos!!!)...

    SINUBE, bienve al divlog! Me dio una charla de 10 minutos sobre los distintos mármoles de la zona, y parece q espania es líder en mármoles beige. Que haya podido retener esta informacion dice mucho d emí, pq estaba en shock con los innombrables entre las manos mientras él explicaba.

    TXELOS, en qué mundo vives (ah, es verdad, Vetusta) y qué poco me quieres. A mí brown-nosed no me lo llamas en la calle!

    muxus

    di

    ResponderEliminar
  9. A riesgo de aniquilamiento masivo......tengo que decir algo....
    Di, no me disgustan...
    Cuando me los describiste me imaginé algo mucho peor y más feo...pero al ver las fotos, mi cabeza en un nanosegundo ha dicho...."joer...no están tan mal...¿lo digo o no lo digo?".

    Pero tambien aviso...."soy una persona normal" si entendemos por normal lo contrario a Campodetenis.

    Por cierto Di, estoy absolutamente de acuerdo contigo en eso de que los regalos se pueden regalar. Yo creo que todo el mundo debería re-regalar aquello que no le gusta. De hecho, yo cuando regalo algo, lo primero que suelo decir (incluso antes de regalarlo) es "sino te gusta, que rule, que no se quede sin usar o en un cajón; seguro que hay a otra persona que le gusta o que lo necesita". Dejémonos de chorradas y de...ayyy es que es un regalo ¿cómo lo voy a dar? Pues sencillo: ¿lo quieres? pues toma.
    A mi, al menos, no me ofende en absoluto.

    Bueno...pensando en el hecho, más que en el objeto...hay que decir que menudo mérito tuvo campodetenis trayéndolos desde Egipto (que huevazos..) ¿qué le traería a su mujer o novia? (qué curiosidad...).
    Qué no influya en ti...yo como empleada de mierdecilla que he sido toda la vida, cuando los pacientes de la clínica me llenaban de flores, bombones y regalos (y no...a un oregonés...da igual que le digas que NO cien veces, no lo entienden), yo les trataba siempre igual (de bien ;).
    Pero entiendo que siendo que le tienes que evaluar (y eso es distinto) pueda surgir cierto conflicto personal...mi consejo (no es sabio pero es mio) es que no rebles ni un milímetro = su mérito profesional debe corresponder a su eficacia y a su propio trabajo, asi el mundo va hacia adelante, no dando vueltas.

    Lado positivo de los vasos...durante todo el año el agua que te bebas en ellos la encontrarás fria (si eres capaz de levantarlos con la mano, claro) y bueno... ¿ninguno más? = si, son poco prácticos...es que joder..lo piensas y...¿quien bebe en mármol?.

    Un besis!!

    ResponderEliminar
  10. Por cierto...una reflexión....
    ¿No es un poco "raro" que un empleado le haga regalos a alguien que le supervisa?
    Ufff...yo desconfiaría mucho de él o al menos entraría a sumar puntos para una posible ojeriza... y no me parece nada acertado por su parte.

    ResponderEliminar
  11. No he podido leerte pero la visión de los vasos ESTUPEFACTA "m'hadejao". OMG.

    Dignos candidatos a regalo de "enanito cabrón" (versión perversa del "amigo invisible") o de bingo casero... también parecen fáciles de romper; dáselos a Mini para que haga construcciones...

    ResponderEliminar
  12. Jajajaja, asi que en shock y todavía con la facultad de oir y retener información. Me figuro que a los mármoles españoles (de Macael seguramente) que se refería él son aquellos que ponen todos los hoteles de lujo del mundo. Yo sí que me quedé sorprendida un día que vi a Arguiñano con un mortero de mármol que poco más y le servía de sombrero, me parece que más grande no los fabrican... ahí te dejo un link para que le eches un ojo
    http://morterosdemarmol.com/index2.html
    como contrarregalo y en caso de necesidad estaría bien ya que se le nota interés en el tema al muchacho.
    Y ya paro que me enrollo como las persianas. Ah y llevo visitando vuestra casa ya un tiempo asi que gracias a vosotras por entretenerme.

    ResponderEliminar
  13. NO, será q soy aun más enfática en la vida real q escirbiendo, por eso los imaginabas peor... :):):) Sobre la ingratitud y regalar a quien te supervisa, para mí lo q me preocupa de este chico es q me trajera regalo SOLO A MI y no al resto. Si por ej trae algo típico de comida de su país y lo compartimos entre todos, pues ya está. La primavera pasada, durante la primavera árabe de la q ciertam no participó (los mármoles no deben inspirar a la queja) se casó y no solo me invitó a mí (q soy su jefa directa, no fuí) sino a todos los jefazos de las altas cumbres. Pero a ningún "soldado raso" del equipo. Con esto doy una idea de su modus operandi, y tal vez yo exagere. A mi no me hace sentir cómoda, y evidentem si en algo va a influir en mi evaluación va a ser hacia abajo. Llevo demasiados anios en este país como para dar palmaditas a este tipo de actitudes, país donde hay protocolos y formas de reportar claram si te han dado un regalo en esos términos.

    CARMEN, no había oído lo del "enanito cabrón" (eres un verdadero pozo de sabiduría patria para mí), pero suena muy apropiado, sea lo q sea.

    SINUBE, no sabes cómo nos alegra a las dos q comentes... No sé si le pasara a DIVA, pero yo cuando publico tiendo a pensar q solo nos lee quien comenta, igual si supiera q me esta leyendo más gente I WOULD FREAK OUT, q decíamos el otro día...:) Gracias por abrirme el mundo de los morteros mármoles (madre mía qué web, tiene potencial.. ahora solo veo un modelo)... cress q me querrían comprar los míos? Directos de Cairo!

    muxus

    di

    ResponderEliminar
  14. Di, ¿solo te regaló a ti? ¿te invitó a su boda solo a ti y a los altos mandos? ¡¡que pelota de mierda!!
    Normal que te haga sentir incómoda.

    ¿Este tipo llevará arnés de escalada por si acaso?

    Con esta gente...sin piedad.

    ResponderEliminar
  15. Yo los guardaría y los iría rompiendo a medida que Campodetenis me fuera cargando. Día que te da el día, vaso a tomar viento...y risa maléfica.

    ResponderEliminar
  16. Supongo que has descartado utilizarlos para llenarlos de natillas y darselas a probar a vecinas y cercanos (unos se romperian, otros no regresarian).

    La opción bolos es mi preferida aunque yo creo que si los pasas a Almodóvar le resuelves un plano de su próxima peli

    Pd - yo también pensé en lo funerario

    ResponderEliminar
  17. Dáselos a Mini y dile que vienen de Libia, no tienen más vida. Seguro!!

    ResponderEliminar
  18. Di....no tendrías que haber dicho que habias puesto la imagen al final del Post...he pasado de leerlo y me he ido directamente al final para verlos!!!!

    MADRE MÍA!!! Se puede tener tan mal gusto?? Quizás lo que busque es que lo puntues mal, que lo despidan y con lo que saque por el despido improcedente volver al negocio familiar...no se me ocurre otra cosa!!!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Regálaselos a No, que parece que le han gustado. O mejor, regálale uno a cada miembro de tu equipo

    ResponderEliminar
  20. Vagante....con los kilos permitidos de ryanair no se juega... ;)

    ResponderEliminar
  21. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  22. rimicia: ya los he colocado.. iba a hacer un divague corto sobre el tema pero ahora me duermo...

    Lo de ALmodóvar me gusta PETER, desde luego harían su papel sobre la tele con flor de plástico y mantelito de ganchillo. Pedrooo Pedrooo!!! Dame una oportunidad! O a mis vasos!!!

    Desde luego YOSOYAQUEL, Mini usa este tipo de ornamentos como metáfora política de ssu países de origen... No serás el presi d ela asociación de damnificados?

    VALLE, si ahora sufres de stress postraumáticxo no me culpes a mi, pq ya ves q yo lo imtente inctroducir despacio con todas las prevenciones. El hermano gemelo de Campodetenis (llamémosle Pablo Mármol) es el q está ahora dirigiendo el cotarro mármol. Pero yo creo q el negosi da para los dos, visto q los vasos se los quitaran d elas manos...

    VAGANTE, cuánto tiempo! Es q NO tiene algo en común con la persona a la q se los coloco, q opinó que son "LO MAS"... las dos son del 80... y hasta aqui puedo leer...

    muxus y gracias de nuevo por vuestros carinios horrorizados

    di

    ResponderEliminar
  23. Yo creo, que si esos vasos son baratos, el egipcio ha ganado el souvenir contest que inicié en su día y que se ha quedado en el olvido bloguero.

    Quiero saber el uso que les das...

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.