2 de marzo de 2011

Viajando con baby: el primer año

Una de las consecuencias más temidas a la hora de tomar la decisión hijos era el "podremos volver a viajar o acabaremos en una autocaravana". Tómese la autocaravana como metafórico, porque en realidad, nuestra pesadilla más frecuente era pasar las vacaciones en aquel lugar, agujero decrépito mundial conocido como Vetustilla de la Torre.

En Vetustilla pasé parte de mis veranos, y hete aquí las consecuencias. Vetustilla es altamente nociva para la salud en general, la mental en particular. Vetustilla es el último lugar donde una madre con temor de Servicios Sociales llevaría a su vástago de vacaciones. La gente de "mi peña" va allí ahora con sus hijos, y yo empiezo a hiperventilar con la sola idea: maratones de juegos de cartas de sol a sol, camisetas de fiestas con complejo de inferioridad "soy de Vetustilla, qué pasa!", sesiones donde ser cuenta una y otra vez la misma anécdota de "cuando Fulanito se quedó atrapado en nosédonde con un pedo monumental", de hace la friolera de 20 años. NO.

El año que nació Mini fue uno de los más viajeros de mi vida. No dice mucho a mi favor en cuanto al carbon footprint, y tampoco en cuanto a grandes viajes transoceánicos, no engañarse. Pero el caso es que pasé mi baja maternal volando de Londinium a Vetusta muy frecuentemente, porque todos, icluído el padre, querían estar con la nena. Justo acababa de cumplir un mes cuando la peque voló por primera vez (ah! que tiempos, eso era un vuelo relajado!).

En Agosto, cuando tenía 3 meses, fuimos a Berlín, pero esto ya lo he contado aquí. Me tocó un viaje en un hotel de esos que no quieres salir del pispo, y allá que nos fuimos los tres. Fue de lo más fácil: recuerdo "al servicio" subiendo agua hirviendo para nosequé esterilización que se requería, que afortunadamente ya he olvidado. Fueron unos días geniales, bañándonos en la piscina y turnándonos para la sauna y demás mandangas. Incluso re-vimos algo de Berlín.

A finales de Septiembre, compramos unos vuelos de entrada a Mykonos, y salida dos semanas después desde Atenas. La única diferecia con nuestra manera de viejar anterior era el nivel de los hoteles. En Mykonos estuvimos en uno precioso donde las toiletries eran de Korres, las sábanas de hilo, la piscina vacía. De allí, cogimos el ferry y saltamos a Paros. Nuevo salto unos días despues a Santorini: uno de los sitios mágicos que voy atesorando para volver algún día. Mini iba en su carrito o colgada de nosotros sin ningún problema. Todo era muy fácil: tenía hambre, y yo le daba el pecho, donde fuera. Había que cambiar el pañal, pues si no había facilities encontrábamos una roca. Estuvimos en una playa volcánica totalmente roja a la que había llegar caminando: se llegó. Y de nuevo otro ferry para terminar en Naxos, donde estuvimos en una especie de apartamento básico pero con unas vistas impresionantes y un mar increíblemente transparente debajo del pequeño acantilado. El mar hacía allí una piscina natural, y nos turnamos para nadar. Las cenas eran fáciles: poníamos su carrito al lado de la mesa, y ella ya se habia dormido (de viaje solemos comer sólo snacks durante el día). Los griegos eran muy amables con nosotros, les gustan los niños, y tuvimos muchas de esas señoras de negro de la edad de nuestras abuelas diciéndole cosas. Recuerdo en un restaurante en Mykonos donde no se querían dormir, y una señora se dedicó a pasearla, señalando nuestra comida tipo "vosotros comed". Algo así como una madre española, intrusiva, tomándose la acción por su mano. Por fin tomamos el último ferry a El Pireo, el puerto de Atenas, donde pasamos unos días geniales, acrópolis incluída, con Mini en la mochila.

En Otoño llego Milán. El Peda tenía una reunión de trabajo y por una vez fuí una de esas esposas consorte que viajan con su marido. Milán fue la nieve, recuerdo pasear delante del Duomo blanco mientras el Peda estaba reunido, recuerdo la dificultad para encontrar un sitio donde dieran té (no me gusta el café, y en Italia vas apañado), recuerdo museos y gente muy fashion. Seguía amamantando a Mini en los cafés pero la cosa se complicó ligeramente, porque ya superados los 6 meses, comía sólidos y tuvimos que tirar de esos espantosos potitos que, si en UK había gran variedad, en Italia se reducía a prosciuto al pomodoro.



Ah, el primer anio, cuando aún no saben andar... la diversión está a punto de llegar.

17 comentarios:

  1. Nosotros desde que tenemos niños no hemos turisteado con ellos. Este año iremos a Berlín, pero solos.

    ResponderEliminar
  2. NINIO: Hasta el anio lo encontré fácil (es lo q trataba de transmitir en el divague). Pasadoe la nio, cuando corren por ahí... tienes q correr detrás (otro día cuento Croacia corriendo de norte a sur, el segundo día diciendo "dónde nos hemos metido"-luego el cogimos el truco)....

    La semana q viene nos vamos 10 días a Bélgica y me estoy preparando física (que no mentalmente) ;)

    muxus

    ResponderEliminar
  3. Sarna con gusto no pica, dice el refrán. Y si os gusta viajar (y no puedes negar que os gusta), que una niña no sea un impedimento solo demuestra que tenéis suficiente energía; porque el gasto de energía habitual con los niños, se magnifica.

    Bien por vosotros y vuestra salud y fuerza.

    ResponderEliminar
  4. Heroicidad o no, se puede hacer, y como hablabamos divagues anteriores..todo depende de lo que quieras en la vida y de tu manera de ser.
    Hay gente que por los hijos renuncia a muchas cosas, incluso renuncian renuncian y renuncian hasta que no se dan cuenta y han renunciado de si mismos, es decir, hasta un punto en el que la vida solo tiene sentido porque tienes un hijo y vives para el hijo; bajo mi punto de vista, por muy cansado que sea..uno no debe renunciar a lo que le hacia feliz antes si puede seguir haciendolo después, aunque sea adaptándolo.

    Besis

    ResponderEliminar
  5. Por cierto Di...gracias por poner esa foto de santorini..he viajado hoy un poquito gracias a ella y me he acordado de mi viaje a las Cícladas...(suspiro...). Que absoluta maravilla de lugar...

    Besis

    ResponderEliminar
  6. Cuando recuerdo algunos viajes en concreto -me refiero desplazaminetos de una ciudad a otra, por ej uno en bus de Zadar a Split en Croacia, 3 horitas- pienso: es una heroicidad. Lo mismo q cuanod pienso en 24 horas de bus sin niña. En UK la gente es más lanzada: pior ej una conocidaacaba de venir de 2 semanas en India, y el anio pasado estuvo en Tailandia (La ninia va a cumplir 4). A mi estos sitios me dan miedo por los bugs intestinales (q los cogemos hasta los adultos). Los ninios muy peques no se enteran, y los q se enteran, creo q no les gusta turistear. Por eso hemos elegido este destino: pq a MIni lo q le encanta es ir a los cafés a tomar "babychinos" y aquí podremos parar y tomar chocolates. Ya no soy de "tengo q verlo todo" cuanod viajo.. me gustan mas las calles, los cafés, y lso mercados q los museos generalmente.

    ResponderEliminar
  7. DE nada No, Santorini es increíble, auqnue creo q hay q ir en temporada baja.. no me imagino lo q debe ser en Agosto.

    Sobre los hijos, como he dihco antes, yo ahora me corto de ir a sitios "peligrosos", pero intento seguir viajando. Igual hay un día en el q ella dice (lo veo venir) q pasa, q se va con sus abuelos a Donosti o a Vetustilla.. Entonces haremos el Transiberiano y q ella practique su castellano... :) Tb he dicho otras veces q los hijos a veces son la excusa para no hacer algo q antes no te apasionaba, pero lo q te "da vida", eso lo sigues haciendo. Lo q pasa es q hay gente q ya no leía antes d elos hijos, o veía pelis, o lo q sea... y ahora puedes decir "es q no tengo timepo".

    ResponderEliminar
  8. Nosotros viajamos mucho con laz princezaz pero por España. En principio viajar fuera con M. acarrea mil problemas de infraestructura alimentaria, hay que llevar su comida, que te la dejen pasar..etc, etc. pero por España en coche..por todos lados, desde Gibraltar a Pirineos.

    ResponderEliminar
  9. MO-no me extrania con lo d elas comidas. Además, la preocupación de q si se filtra algo q no puede comer y entra en choque... a ver que hospitales hay en la zona. Nosotros por eso fuimos a Cádiz cuando estaba embarazada. Unos primos del Peda se pusieron enfermos en Turkía (intestinal), pero tanto (todos lo hemos pasado en segun q sitios, pero lo sobrellevas con las sales) q tuvieron q ser ingresados los dos... buf, no quiero pensar en esto con Mini. Tenía mucha sganas de volver a Marruecos (y mas tras las conversaciones con NAN sobre Bowles la semana pasada) pero con MIni todavía me da miedo. El combiando belga no suena tan emocionante, pero ya os contare si es "doable". veces he pensado en hacer una "Rough Guide de viajar con ninios"...

    ResponderEliminar
  10. Di..lo peor es que depende dónde viajas sería complicadísimo encontrar algo que darle de comer. Tenemos pendiente viajar a Madrás en la India porque mi cuñado es de alli..y aunque nos han invitado mil veces..solo pensar en explicar allí la comida..empiezo a hiperventilar.

    Bélgica no suena emocionante..pero bueno..hay que aprovechar a viajar por europa.

    ResponderEliminar
  11. Como tenemos muuucha suerte, por ahora seguimos viajando pero sin niños. Aunque me empieza a picar el gusanillo de alguna vez ir con. Tal vez a Bélgica también Di, ya nos contarás. Aunque ahí tenemos algo de ayuda también.

    ResponderEliminar
  12. Ah se me olvidaba, quiero ir a Santoriniiiiii

    ResponderEliminar
  13. Madrás... buf, no se si has estado en la India pero definitivamente yo lo retrasaría. Es una viaje duro de los piii, igual menos pq tenéis familia, pero viajar d eun punto a otro no nos resultó fácil. Eso sí, a la vuelta te alegras mucho de haberlo hecho, y qué fotos. pero es duro (algún dia lo cuento).

    Estoy con esa misma mentalidad q describes: alguna vez habrá q hacer Europa, pues aprovechemos estos años. Hace timepo q queremos hacer Islandia, pero teníamos q coger vacaciones antes del 1 de abril (anio fiscal aquí) y en Marzo... como q no. Lo mismo con krakovia y Varsovia. Así q a ver q tal aquí, y ademas tenemos Eurostar es muy fácil de llegar para nosotros (principal razón).

    ANI,Santorini puedes hacer con los ninios sin problema, creo. A mi me parece un lugar de los mejores q he estado. Bélgica ya os lo divagaré: el plan es hacer Brujas, Gant y Bruselas e ir a Holanda a ver a unos amigos. Todo en tren. El Peda esta emocionado con las 800 cervezas y yo con el chocolate (mini con las chips, lo estoy viendo)... asi q a una mala, veremos la vida pasar (como dicen las guías de viajes) desde los cafés y bares.. q por cierto si hay wireless podré divagar en timepo real.

    ResponderEliminar
  14. Te da tiempo. Los trenes por ahí van fenomenal y está todo cerca.

    En Gante hay un erudito... si os lo encontráis dadle recuerdos nuestros.

    El chocolate belga mmmmhhhhh y los speculatios... y la cerveza...

    ResponderEliminar
  15. Mo, en lo de la india estoy con Di. Mujer igual tu cuñado te lo preparaba bien...pero es una locura.

    Con mis dos peques el viaje a la playa ya es una odisea...aun recuerdo el viaje con los dos hassta sevilla,

    Me parece una ingratitud meterte con la vida en los pueblos...Mu mal!!!

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.